no somos nostálgicos, más que nada porque no hay nostalgias como las de antes
Header

13 supersticiones para un martes y 13

noviembre 13th, 2012 | Escrito por Yo fui a EGB en Costumbres EGB | Rankings EGB

Martes y 13 ni te cases ni te embarques

Por supuesto que no íbamos a dejar escapar un día como hoy sin meter una foto de los famosos humoristas Martes y 13 en alguno de nuestros posts y aquí los tenéis en la primera película que protagonizaron en 1982, cuando todavía eran un trío.

Y lo hacemos para repasar todas aquellas supersticiones, creencias populares de cosas que dan buena o mala suerte dependiendo de como (y sobre todo de quien) lo mire. Afortunadamente parece que cada día damos menos importancia a estas cosas, pero ¿a que tu madre se las creía todas?

Pestaña

Si se te ha caído una pestaña piensa un deseo. Colócala en el dorso de tu mano derecha y chocándola contra la otra mano, ambas cerradas, intenta que la pestaña pase a la mano izquierda. ¿Lo has conseguido? Deseo cumplido. ¿A que lo has hecho alguna vez?

Gato negro

Siempre me he preguntado que harán los amos de un gato negro cuando éste se les cruza una y otra vez. ¿Todos los días mala suerte? Ana, la de Enrique, no era supersticiosa y quería un gato negro, pero le dieron un gato blanco y no veas que rebote se pilló.

Pisa mierda

pisamierda

Dicen que pisar mierda da buena suerte, aunque me temo que no es más que un consuelo ante la cara de gilipollas que se te queda cuando compruebas qué es esa cosa tan blanda sobre la que has apoyado el pie. En los 80 se puso muy de moda este tipo de calzado que todos conocíamos como pisa mierdas. ¿También daban suerte?

Pata de conejo

para conejo

Se decía que llevar una pata de conejo daba buena suerte y a la gente no se le ocurrió otra cosa que llevarla de llavero o colgada del espejo interior del coche en una de las modas más macabras y horteras que he conocido en toda mi vida. Dime que tú no la has llevado, por favor.

Chinitos de la suerte

Chinitos de la suerte

Bastante más inofensivos fueron los chinitos de la suerte y aquí si que absolutamente nadie se libró de llevarlos. Cada color era un tipo de fortuna: en el amor, en la salud, con el dinero… y ante la duda lo mejor era llevarte todos puestos. He llegado a ver una montaña de chinitos de la suerte con patas. ¿Eras tú?

Horóscopo

Claro que el horóscopo sigue existiendo y existirá toda la vida, pero, sinceramente, ¿cuanto hace que no lo lees? Antes era algo obligatorio, muchas madres se compraban la Pronto solo para leer su horóscopo y el de todos los que la rodeaban y Aerolíneas Federales también lo consultaban a diario: aries, virgo, libra, capricornio, géminis, acuario, piscis, escorpión.

Pan boca abajo

pan boca abajo

Si había algo que no soportaban mis padres en la mesa era que pusiera la barra de pan boca abajo (he de reconocer que lo hacía adrede). Aquello les ponía enfermos y no os imagináis la cantidad de broncas que me gané. Vaya, se ha vuelto a girar la barra, que mala suerte.

Toca madera

Infalibre, ante cualquier maldición o augurio de mala suerte tocabas madera y todo solucionado. Ya nos lo decían Panzer una y otra vez: toca madera, toca madera…. venga, va, ¿cuántas veces has tocado?

Una mesa para 13

mesa 13

Será casualidad o lo que quieras, pero mi madre siempre ha dicho que no se sentaba a comer en una mesa que hubiera 13 personas porque uno moría. Una vez la obligamos y al poco tiempo mi tío falleció. Os aseguro que desde entonces cada vez que somos 13 no faltan voluntarios para comer de pies.

San Pancracio al perejil

San pancracio perejil

Mucho antes de que llegara Arguiñano ya había quien le atacaba fuerte al perejil y no como ingrediente secreto para sus platos sino para su San Pancracio. Dicen que el santo te lo tienen que regalar, tu solo te preocupas de ponerle una ramita de perejil y… ¡suerte!

Pasar décimo de lotería por la chepa

Bastante tenían los cheposos para que encima tuvieran que aguantar la gracia de que la gente les quisiera pasar un décimo de lotería por la chepa. Yo una vez lo conseguí con una señora que pasaba por la calle, la lotería no me tocó pero me pilló y a punto estuvo de darme un tortazo. Creo que con un calva también vale y es algo que todos tenemos más a mano, ¿de ahí el famoso anuncio?

El Pie Izquierdo

Mi pie Izquierdo

¿Recuerdas con que pie te has levantado hoy? Yo reconozco que el día que tengo algo muy importante que hacer procuro asegurarme de no apoyar primero el pie izquierdo. De lo que seguro que te acuerdas es de lo que lloramos en 1989 con Daniel Day-Lewis en la peli ‘Mi pie izquierdo’, una gran olvidada.

Ni te cases ni te embarques

Y por último, supongo que a estas horas ya no, pero por si tenías intención Los Sencillos y yo te recordamos que hoy no te cases ni te embarques, cualquiera de las dos cosas mejor lo dejas para mañana.

También puedes ver:
10 grandes leyendas urbanas de los 80


Please follow and like us:

Puedes seguir cualquier respuesta de esta entrada a través de las RSS 2.0 Puedes dejar una respuesta, o trackback.

41 Respuestas

  • Rafel de Lluny dice:

    Mis chinitos en mi reloj CASIO f-14. Impagable.

  • samarkanda dice:

    Pues yo no soporto ver la barra de pan al revés, será de haberlo oído tantas veces, si veo un andamio, intento no pasar por debajo y he de decir, que un martes y trece cojí un avión, era mi viaje de novios y no se podía otro día, así que no me quedó otra.

  • Rymamen dice:

    ¡ YO tambien tenia un chinito en el reloj!!, Creo que he hecho de todo ,
    Y que conste que no soy superticiosa
    ,Y no se porque lo hacia y hago, sera por costumbre pero el que me da mas coraje es lo de pisar la caca, y cuando me pasa he ido a comprar un cupon ,,,¡NUNCA ME HA TOCADO NADA!!!!,,
    En fin creo que da mas mala surte que buena, porque pisas mierda y encima pierdo el dinero del cupon…

  • Alberto dice:

    Se os olvida lo de derramar la sal, romper el espejo y pasar por debajo de una escalera….aunque estas tres supersticiones realmente en su tiempo tenían su parte de lógica… ahora abunda la sal, los espejos son cotidianos y puedes pasar por debajo de una escalera pues casi seguro no te caerá ninguna herramienta en la cabeza, pues por lo normal no hay gente trabajando…la mayoría está en el PARO……SLDSS

    • Nyx dice:

      Mi abuela cogía un rebote tremendo cada vez que a alguien se le caía sal: decía que cuando nos muriésemos, tendriamos que recoger toda la sal que habíamos tirado en vida con las pestañas. Yo pensaba en los que trabajaban en salinas y me partía de risa.

  • El Notas enmascarado dice:

    De pequeño me dieron el toque por cruzar las piernas y los brazos dentro de una iglesia.
    Siempre me he preguntado por qué semejante memez,
    nunca más he vuelto a entrar en una iglesia.

  • cristina dice:

    he pasado la pestaña de una mano a otra miles de veces tantas como pedir un deseo cada vez q nos salia un palo en las pipas si lo rompias y era blanco se cumplia.Chinitos creo q los tenia todos y no nunca tuve una pata de conejo

  • Patricia dice:

    No abrir un paraguas bajo techo.
    Lo del poner el pan al revés, es verdad, tantas veces nos lo han repetido que yo ahora tampoco lo puedo soportar jajaja

  • bb dice:

    Yo también lleva chinitos de la suerte en el reloj. Y el del amor me funcionó…

  • david dice:

    mi mujer,a dia de hoy,todavia me pega la bronca si pongo el pan boca abajo,y eso que es mas joven que yo!

  • Marta Vila dice:

    Yo tengo una gatita negra y es la mar de cariñosa. Se me cruza como 1000 veces cada día y nunca me ha pasado nada, jejejej!!! Que haría yo sin mi bola de pelo!!! Ains!

  • El Notas enmascarado dice:

    Tirar de el huesecillo del pollo a l’Ast ,ese con dos extremos del que se tira y el que se lleva el tallo tiene suerte.

  • veronica dice:

    Todavia conservo un chinito de la suerte, pero esta tan descolorido q no se si era del amor o del dinero, etc. Lo tengo guardado como un tesoro!!

  • Ana dice:

    recuerdo q tambien traia suerte pasar un decimo de lotería o un cupon por la barriga de una embarazada

  • PHR dice:

    si lo piensas que absurdas son..pero lo del pan boca abajo..mi madre siempre decía que traia mala suerte y nosotras todos los días se lo poniamos al reves..lo de casarse en martes..yo me case un martes..sin comentarios….los chinitos de la suerte..yo creo que los teníamos de todos los colores..y el gato negro..pobres gatos negros..pisar la mierda no daba suerte..traia desgracias que olor que asco no se iba de los zapatos aunque te limpiaras la suela con lejia y lo peor lo de la pata de conejo, que repelus daba tocarla..y lo de levantarse con el pie izquierdo odio esa frase tan repetida por mi madre..

  • miguel dice:

    Mi madre decía que si se ponía el pan boca abajo la virgen lloraba (soy ateo pero sienpre pensaba que si la virgen existira bastante poco le iba a importar lo que hiciéramos con el pan en mi casa y mucho menos le causaría tal trauma)

  • Rocío P. dice:

    Podría escribir todo un libro de los repertorios de mi madre, o de recopilaciones de mis amigas…
    Ni se te ocurra limpiar la mesa con papel (osea, que no puedes aprovechar las servilletas, para eso usa solo la bayeta), la de broncas que me gané y aún me sigo ganando cuando voy de visita a casa de mis padres. No me pases en mano la sal, y mucho menos la derrames… tampoco el aceite porque da mal fario. Dar una patada a una lata; pasar por debajo de una escalera; mover una silla, hamaca o butaca sin que haya nadie sentado en ella… que se te cruce un gato negro, pedir un deseo en voz alta, romper un espejo, poner el pan al revés, etc…
    Y buena suerte o anti-malos augurios: tocar madera, pisar sin querer un excremento, quemar romero, tirar una peseta por encima del hombro derecho (si previamente te la encontrabas claro, de lo contrario era tirar el dinero), echar una moneda a una fuente pidiendo un deseo, pedir deseos a una «estrella fugaz», pedir deseos al soplar la vela de una tarta de cumpleaños (eso sí que lo sigue haciendo todo el mundo), etc…

  • Marieta dice:

    Como modista que era, mi yaya era de las de no dejar nunca las tijeras abiertas (eso se me ha quedado y lo llevo a rajatabla), no podía ver unas abiertas ni por casualidad, yo tampoco. Lo del pan no lo había oído nunca, pero tampoco recuerdo haberlo hecho ya que me da mucha rabia ver el pan boca arriba.

  • Canada dice:

    El pan bocabajo era porque ofendias a dios, mi abuela le da un beso si eso sucede.Chinitos tenia mil, y menos la del gato, he heredado cantidad de ellas.La sal por encima del hombro si se cae, las oraciones para encontrar cosas. En fin…mientras no hagas daño cada uno con sus cosas.

    • Anónimo dice:

      ahiii si yo lo veia que le daban un beso al pan si se caia al suelo o algo asi porq es el cuerpo de cristo mare meua y tambien es mala suerte poner los pares de zapatos juntos pero al reves,o sea tienen q estar bien puestos

    • Mila dice:

      Supongo que ofendías a Dios porque antes los panes redondos llevaban una cruz (para que creciera la levadura) y eso era el símbolo cristiano. Pero las barras… nunca lo oí.

  • tataguay dice:

    aysss el pan boca abajo me ha recordado a mi querida yaya que en gloria esté (yo no soy muy católica pero ella sí lo era), decía que era porque el pan representaba a Dios (o el cuerpo de Cristo o algo así..) y por eso no se podía poner boca abajo y además no podía faltar nunca en la mesa (aunque nadie lo comiera)… yaya te sigo echando mucho de menos!!
    Chinitos? sí tuve alguno que otro, pero pata de conejo?? , que grima, estoy de acuerdo con vosotros. Conocía gente que la llevaba y además verdaderas, porque no sé vosotros pero en mi tierra era muy habitual comprar los conejos vivos para la gran comida familiar así que… uy que pena también (vaya «macabradas» había también en nuestra época no?)
    Bueno bueno y muchas otras como dicen por ahí, las tijeras abiertas, que siempre he pensado que más que por superstición se hacía por precaución, que no? pensarlo, claro que da mala suerte porque te puedes cortar, igual que lo de no pasar por debajo de una escalera, te arriesgas a que te caiga algo, mejor no pasar… en fin, y muchas otras…
    Bueno, paro que me enrollo un montonazo…

  • may dice:

    a mi me hacia gracia eso de no abrir los paraguas en casa, pero luego todos los abriamos en la bañera para q escurrieran el agua…
    Creo q son chorradas pero si tenias mal dia, pues ya esta, mala suerte y a recordar q has hecho mal para intentar corregirlo…
    y si alguien tiene un gato negro, un perro con diarrea y obras en casa un dia de lluvia?? jajaja!!!
    Los chinitos de la suerte los tuve y los tengo guardados, y tambien las pisamierdas, pero ambos por moda. Lo q odiaba era esa costumbre del q te pisaba los zapatos cuando estrenabas… mis pisamierdas eran beige y solo estuvieron limpias el dia q las compré… Q recuerdos!

  • Ana dice:

    Uy… pues yo lo del pan es la primera vez que lo leo… En mi casa lo que no se podía hacer es tirarlo (ni un trocito), y si no quedaba otra o si se caía al suelo, un beso y ‘hechizo’ roto ;)
    He tenido adorables gatos y gatas, negr@s y callejer@s, y creo que nunca me ha ido mejor. Lo único que había que procurar es que no te tirasen cuando más que cruzarse… se te restregaban por delante, o no pisarlos… (más que nada, para no hacerles daño). Cuando las gatas tenían crías, había lista de espera para quedarse con los negritos… :)
    Chinitos he tenido y tengo. Hace unas semanas, al ir a comprar el periódico, compré un ‘sobre sorpresa’ con tres, así que los siguen fabricando. Regalé dos y el tercero lo junté con uno antiguo…, y en el bolso creo que siguen…
    Durante años puse cuidado para levantarme con el pie derecho. Creo que sigo haciéndolo por puro instinto-costumbre…
    Los paraguas abiertos bajo techo me dan grima. Cierro las tijeras abiertas (pero también enderezo cuadros o froto huellas de los azulejos…es manía, no superstición. Lo de las tijeras, digo).
    Me encanta el amarillo: mi dormitorio está decorado con detalles de este color, por ejemplo… pero JAMÁS se me verá vestida de ese color. Ni complementos, ni ropa interior… Una excepción: un camisón de seda entre amarillo y rosa… que tampoco me pongo ya…
    Procuro evitar las escaleras (para pasar bajo ellas) pero también los andamios: es un tema de seguridad. Claro que viviendo en Madrid, que está lleno de obras… Detalle curioso: siempre que se baja o se sube una escalera de un edificio… se está pasando bajo otra…
    Me he pasado casi todo el invierno con unas zapatillas como las de la foto… y hasta este año no he sabido que se las llamó ‘pisamierdas’. Tengo dos pares y, ya digo: comodísimas!!!!
    Nací en martes… y mis hermanos, y mi madre… ¿El trece? Pues una docena y un huevo más. De hecho, si tengo que contar grandes cantidades de algo cuento por docenas…apartando la unidad ’13’…
    Procuro no romper espejos… también por seguridad. Y si se rompe uno… rodear con sal gorda los trozos, dejarlos una noche y barrer-tirar la sal por el desagüe. Y los trozos… pues tener cuidado para no cortarse con ellos.
    Si se derrrama sal, unos granitos por encima del hombro izquierdo.
    Y… si, lo reconozco: toco madera!!!! (o me toco la cabeza si no hay madera cerca. Que para eso está llenita de serrín…)

    :)

  • arantza dice:

    Mi madre no dejaba poner zapatos sobre la mesa,ni cuando venias con unos nuevos en su caja y en una bolsa………..yo tampoco dejo hacerlo ahora.Lo del pan,tambien estaba prohibido(y yo sigo).Yo tuve y aun conservo los chinitos de la suerte y cuando estuve embarazada,en el 92,los chupetes de colorines.No soy supersticiosa…da mala suerte,jajajjaja.Saludos a todos!!!

  • Nyx dice:

    ¿Y los juegos que hacíamos las chicas con las medallitas y los colgantes que llevábamos? Primero se hacía descender la cadena tres veces sobre la mano derecha de la interesada, luego se alzaba; si se movía de forma pendular, era un chico y si describía círculos, chica (tuvo que ser Freud el que dictó las reglas, jejejejeje). Como dato curioso, una amiga me contó que le hicieron el juego a una pareja amigos de sus padres y a cada uno les salió cosas diferentes: a uno dos hijos y al otro (no recuerdo si era el hombre o la mujer), dos hijos y una hija. Se lo tomaron a broma, pero tiempo después se separaron teniendo dos hijos y uno de los miembros tuvo una hija con su nueva pareja.

    Otro jueguecito de chicas (al parecer, mucho más interesadas en conocer el futuro sentimental que los chicos, :D), consistía en pellizcarse los dedos y después buscar en el que más había dolido la inicial de tu futura la pareja. Yo me preguntaba si las rusas veían letras en cirílico en sus dedos y las árabes, en caracteres de su escritura.

  • Ari dice:

    También está eso de atarle los huevos al diablo (hacer un nudo a un pañuelo) hasta encontrar algún objeto que has perdido: San Cucufato, San Cucufato…

  • Abyla dice:

    Lo de trece en la mesa no lo sabía, pero me lo apunto por si me vuelvo a hablar algún día con mi suegra, a ver si casca ya de una vez la muy p….

  • Anónimo dice:

    Y lo vais a repetir trece veces…

  • Traveling Pics dice:

    Tenglo una abuela re loca que se cree todo lo que se habla, acá algunas de sus superticiones, que nos jodieron la vida muchos años:
    – Tener figurillas de leones y tortugas es de mala suerte, porque son lentos y ociosos (curioso, par alos chinos las tortugas simbolizan longevidad)
    – Una figurilla de un burro es bueno tener porque atrae trabajo (curro)
    – Barrerle los pies de una persona hará su vida infeliz
    – quien se siente en una de las esquinas de la mesa no se casará
    – si alguien roba algo de una casa (como un adornito) se está llevando sus suerte (ya quisiera yo que se robaran todos los adornos inútiles de mi casa, limpiarlos es una tortura)

    Mi abuela es de Casma, Ancash, al centro-norte del Perú. Cuando le pregunté a viejecillos de Lima, me dijeron que desconocían estas supersticiones.

    Acá hay otra superstición, mucho más macabra que la del conejo, y está bien difundida entre la gente de Los Andes:
    – Es bueno poseer el cráneo de alguien fallecido (así como lo oyen). Si le rezas y lo tratas bien, su alma cuidará tu casa.
    Os presento a Panchito: http://www.flickr.com/photos/yelinna/369331818/in/set-72157594466103476
    :D

  • Jajaja , Ahí estamos . Toca Madera !!

  • Anónimo dice:

    A mi, en casa, me decían que si le barrías a alguien los pies no se casaba y colocar una escoba al revés detrás de una puerta hacía que las visitas se fueran antes, cosa que nunca funcionaba cuando venía mi abuela paterna(d.e.p.).

  • Manuel D. dice:

    ¿Y nadie se acuerda de los mini chupetes de colores que creo vinieron después de los chinitos de la suerte?

  • Quenthel Baenre dice:

    A mí los chinitos de la suerte mas bien me daban mala suerte.
    A mi madre tampoco le gusta que el pan esté boca abajo, y si sobra pan al día siguiente antes de tirarlo le hace una cruz con las manos y le da un beso jaja.

  • Pingback: La verdadera historia del Teletrébol de Tele 5 - Yo fui a EGB



Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

no

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies