no somos nostálgicos, más que nada porque no hay nostalgias como las de antes
Header

Caída y auge de Reginald Perrin, la serie donde salía la tienda de objetos inútiles

noviembre 8th, 2013 | Escrito por Yo fui a EGB en TV EGB

¿Os acordáis de aquella serie en que una persona estaba tan harta de su vida gris que finge su propia muerte? Esa persona trataba de buscar una nueva identidad casándose con su anterior mujer, haciéndose pasar por otro, para acabar siendo el mismo y abrir una tienda llamada Basura donde se vendían cosas inútiles, que curiosamente tiene mucho éxito. ¿Os acordáis? El sujeto en cuestión se llamaba Reginald Perrin y la serie Caída y auge de Reginald Perrin. Típica serie de esas inglesas de humor que tanto proliferaron en los 80.

La serie empezaba con una escena acelerada de un hombre en una playa que, después de quitarse la ropa se adentraba en el mar, desapareciendo entre las olas. Aparecían, los créditos y empezaba el capítulo. A pesar de lo grave de la propuesta (fingiendo un suicidio) la serie era cómica, y mucho, y es que la versión televisiva de las novelas de David Nobbs se convirtió en un hito humorístico de la tele a principios de los 80.

La serie, aunque cómica, guardaba un as en la manga, agrio y es que estaba basada en las novelas de un gran escritor inglés, David Nobbs, que se había encargado de impregnarle a la historia suficiente amargura para que no se convirtiera en el Henry Wilt de Tom Sharpe. La primera novela, Caída y auge de Reginald Perrin, contaba la dramática existencia de un personaje gris, amargado trabajador de una empresa de postres.

Esa primera novela, escrita en 1975, tuvo tanto éxito que propició una secuela llamada El regreso de Reginald Perrin, aún más absurda y surrealista y que provocó los momentos más delirantes de la serie (y que más se recuerdan), ya que es ahí donde nuestro antihéroe se propone abrir una tienda (con la idea de no engañar al comprador) llamada Basura, donde solo se venden cosas inútiles (un aro cuadrado, los cuadros más feos, las bebidas repulsivas de su cuñado…).

La serie fue breve pero muy exitosa a finales de los 70 y principios de los 80, en parte por el guión y por el buen hacer de su protagonista, el gran Leonard Rossiter, actor de teatro y cine, que supo darle al personaje una personalidad propia. ¿Quién no recuerda aquella tienda absurda que acaba convirtiéndose en el mayor de los éxitos?

La serie supo narrar la tragedia personal de Reginald Perrin debajo de tanta carcajada, y es que los guiones sabían sacar la mejor de las sonrisas mezclándolas con la reflexión. Una serie de novelas (4 hasta la fecha) con una serie de apenas tres temporadas, que se quedaron guardadas en la memoria de los que vivimos aquellos años 80 con una televisión de dos canales. Y tú… ¿Qué recuerdas de la serie?

También puedes ver:

Chocky, aquella serie de la pirámide de cristal
La tía de Frankenstein, la serie que conocimos en La linterna mágica
Dentro del laberinto, aquella serie que pretendía enloquecer a los niños
Anillos de oro, aquella serie que tocaba temas espinosos
Los jóvenes, aquella serie de humor salvaje
Un hombre en casa, la serie donde vimos por primera vez a los Roper
20 series de televisión que has tenido que ver, parte 1
20 series de televisión que has tenido que ver, parte 2
10 series nacionales que has tenido que ver


Please follow and like us:

Puedes seguir cualquier respuesta de esta entrada a través de las RSS 2.0 Puedes dejar una respuesta, o trackback.

29 Respuestas

  • snorre dice:

    Me acuerdo de la serie oero a grandes rasgos, de la tienda Basura, de la escena metiéndose en el mar y de que era muy muy curiosa y divertida.

  • ANM dice:

    El final de la serie era sublime: el quería huir un poco de la popularidad, pero su tienda «Basura» fue un éxito, hasta mostraron como se convertía en una gran cadena… al final decide hacer como al principio, fingir su propia muerte, pero esta vez con su esposa… pero… ay, no se si contar el final…

  • Karlsterio Kovas dice:

    Reginald era un aburrido oficinista, con una vida aburrida, con unos compañeros aburridos (tenía 2 compañeros pelotas que siempre decían «Perfecto» y «Espléndido» todo el rato, a tono, como si fuera una canción), y con un jefe repelente y estúpido. Aburrido de toda su vida, decide simular su muerte (simula que se ahoga en el mar) y reinicia una nueva vida.

    Para vivir empieza con una pequeña tienda a la que llama «Trash» («Basura») donde vende cosas absurdas: aparte de lo dicho en el artículo también podíamos encontrar balones de fútbol cuadrados o saleros sin agujeros. La tienda, que empieza como un cuchitril, comienza tener beneficios, y poco a poco se va convirtiendo en una tienda más grande, unos pequeños almacenes, un gran supermercado, y al final termina siendo una multnacional en el que se abren sucursales por todo el mundo. En el proceso, la empresa termina por absorver la antigua empresa donde trabajaba, y donde el repelente de su jefe y sus antiguos compañeros se convierten en sus subordinados. Entonces se empieza a cansar de su vida de rico, vuelve a aburrirse con su trabajo, y como dicen más arriba, vuelve a simular su muerte acabando allí la serie.

    Es una serie con el típico humor británico, que emitían (creo que los jueves) por la noche. Si éramos muy pequeños seguramente no la veríamos por el horario que la emitían. Por desgracia, en español no la han reeditado en DVD.

  • Anónimo dice:

    Muy buena :-)

  • Nieves dice:

    La verdad es que no me suena de nada…

  • PELICANO dice:

    No me suena nada, pero tiene una pinta muy buena. He visto en youtube unos 10 mtos y me ha sorprendido bastante, buen humor británico y realidad absurda… gran mezcla.

  • anik dice:

    He visto el trocito que habéis puesto. Qué bueno!!!

  • Chus dice:

    Aún recuerdo los dados redondos…

  • Fer. dice:

    Gran serie, yo vivía en el campo y teníamos cerdos y nos hacía especial gracia la frase aquella del jefe de reginald: «Mis cerdos son muy limpios y huelen bien».
    Otra gran serie que pusieron por aquella época era Las desventuras del Bravo soldado Sveichl ( o algo así), imprescindibles las dos.

  • CHORLITO dice:

    La recuerdo tovadavía. ¡¡¡ SERIE DE CULTO !!!

  • Pingback: Recordando la serie donde salía la tienda de objetos inútiles

  • Pillau dice:

    Su nombre completo era Reginald Iolanthe Perrin y la empresa para la que trabajaba era Sunshine Desserts.
    la tienda que montó se llamaba Grot. Y su secretaria, con la que tuvo un affair, era Joan. Su jefe era CJ.

    ¿Os acordais de sus 2 comapañeros en la empresa, que uno siempre decía «Great» y el otro «Super»‘?

  • anónimo dice:

    postres sunshine, lo recuerdo, que jefe deprimente

  • Mikel dice:

    Yo recuerdo el hipopótamo…

  • Ángel Luis dice:

    Magnífica serie, no recuerdo las fechas exactas pero si la hacían en horario nocturno y yo la veía, tenía que tener por lo menos 14 años y nací en el 68. Si que esta editada en DVD, de hecho yo la tengo. Tres disco, tres temporadas, 630 minutos de humor made in BBC. Irrepetible y surrealista.

  • Siiiiiiiiiiiiiiiiii, llevaba años intentando recordar el nombre y nunca lo consegui!!!! Graciaaaaaaaaaaaaaaaaas

  • Gorka dice:

    ¡Brindemos todos con vino de ortigas del cuñao! Mi amigo Natxo A.K.A. «la enciclopedia de la tele» se acordaba del título y todo, yo sólo del vino de ortigas.

  • Nacho dice:

    Me encantó lo de, al enseñar su salero sin agujeros «algún día la gente dirá al decirles qcómo eran los saleros antes: «¡Menuda estupidez, la sal se caería por los agujeros!»»

  • SALINO dice:

    Yo me acuerdo de los aros cuadrados (que ya habeis comentado), del diccionario ingles-ingles, de los ceniceros sin fondo.

  • Luis dice:

    Brutal!! Una de mis series favoritas de la época!! Cuando saca la rueda cuadrada para vender en la tienda fue mítico. Muy grande!!

  • eate31 dice:

    lo que mas recuerdo, es cuando va por el campo después de fingir su suicidio y para escoger su nombre nuevo, decide ponerse el nombre de lo primero que vea, y lo que ve es una caca de vaca. Por cierto me la he comprado en el fnac;-)

  • Juan Antonio dice:

    Muy bueno articulo, como todos los de esta pagina y tambiem los comentarios, solo añadir que temporadas fueron 4, aunque la cuarta se la tenian que haber ahorrado, 12 años despues de que Leonard Rossiter muriese, se emite una temporada que reune a todos y se pueden ver de mas mayores y las gracias las hace C.I, el yerno y hasta el cuñado. la pena que no creo que la diesen en espanol, pero quiera quitarse el hipo puede verla en youtube the legacy of reginald perrin. Si Alguien la en español o subtitulada que lo diga.
    Yo me la compre la serie en dvd, y ahora tengo 2 libros y espero que en septiembre Impedimenta termninara con el tercer libro.

  • Nacho Pardo dice:

    Claro que me acuerdo de ella. Es una con las que más me he reído, junto con Las Chicas de Oro, de las series de los años 80. Y si está editada en DVD, me la voy comprando pero ya.

  • lula dice:

    CJ:»No estaría donde estoy…..»,la frase mítica de la serie,así como su sillón de jefazo que cuando se sentaba pedorreaba…..nadie se acuerda?

  • Daviz dice:

    Cada vez que voy al Tiger, Casa, Ikea o similar y veo algunos objetos… me acuerdo de esta serie

    Por cierto, las aventuras del Soldado Sveik, otra serie buenísima….. ¿por que no echan estas series, al igual que pelis, por ejemplo, en Paramount?

  • Jose dice:

    Gracias.

    Llevaba tiempo tratando de encontrar el nombre de esta serie que me maravilló



Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

no

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies