no somos nostálgicos, más que nada porque no hay nostalgias como las de antes
Header

Sin Dalsy ni Apiretal… ¿Qué artículos no podían faltar en un botiquín de los 80?

Febrero 18th, 2015 | Escrito por Yo fui a EGB en Costumbres EGB

mercromina2

Si tienes niños pequeños ya te habrás dado cuenta que hoy en día parece que todo se cura a base de Dalsy y Apiretal y no puedes separarte de ellos ni un momento, pero en nuestra infancia no existía ninguno de estos dos medicamentos, entonces ¿qué nos daban?

Hoy hemos revisado un botiquín de los años ochenta y hemos recopilado todos esos medicamentos y artículos que no podían faltar en ninguno de ellos. Verás como te suenan todos.

Mercromina

Mercromina

Nos pasamos la infancia con las rodillas y los codos rojos ya que no había herida que no fuera embadurnada con mercromina mientras nosotros preguntábamos: “¿Escuece?“. Imposible olvidar aquel tapón de goteo blandito con el que tanto nos gustaba jugar.

Supositorios

supositorios

Absolutamente para todo, no había ni una sola vez que fueras al médico y aquel señor de la bata blanca no te recetara supositorios. O eso o inyecciones, lo cual era aún peor. De lo que se han librado los niños de hoy en día.

Aspirina infantil

aspirina-infantil

Era nuestro equivalente al Dalsy y la Apiretal pero el problema es que estaban buenísimas y a nosotros nos parecían casi caramelos. ¿Quién no ha fingido alguna vez encontrarse mal para que le dieran una aspirina infantil?

Polvos talco

talco-ausonia

Aquel bote de polvos de talco Ausonia formaba parte de la decoración de todos nuestros baños en los años 80 y es que los polvos de talco se utilizaban para todo. Desde aquel momento en que dejaron de recomendarlos para el culito del bebé pasaron a quedarse arrinconados y, aunque siguen ahí, hoy en día apenas se utilizan.

azol

Ya solo por lo pequeñito que era el bote de polvos Azol nos quedaba claro que estos polvos eran mucho más sofisticados y su uso requería que la rozadura se hubiera convertido ya en herida.

Talquistina

Si pasaste la varicela de pequeño habrás oído mil veces aquello de que eres afortunado porque de mayor es mucho peor, pero tú solo recuerdas tres cosas: aquel picor infernal, el bote de Talquistina todo el día en la mano para intentar aliviarlo y esa marca que te ha quedado para toda la vida por rascarte demasiado.

Lacteol

Lacteol

Algo así como el Almax, estas pastillas harinosas que venían en estos tubitos con su corcho se tomaban para las malas digestiones o dolores de tripa. Yo sigo convencido de que en aquellos años nos encantaba que nos dieran pastillas y después de estar acostumbrados a todos aquellos jarabes asquerosos esto nos parecía una golosina.

Optalidón

Optalidon

Sin duda el medicamento estrella entre muchas de nuestras madres fue aquellas pastillas milagrosas llamadas Optadilón. Años después fue retirado del mercado al descubrirse que contenía un barbitúrico y entonces entendimos por qué estaban tan enganchadas a aquella pastillita rosa.

Saldeva

Saldeva

Las había normales y forte, dependiendo del dolor de tu menstruación, pero en aquellos años estaba muy claro, que te ha bajado la regla y tienes dolores… pues tómate una Saldeva. ¿A que tú también las llevabas siempre en el bolso?

Parches Sor Virginia

Parche-Sor-Virginia

Aunque pueda parecer un artículo de coña los Parches Sor Virginia existen y hubo un tiempo en el que fueron muy populares para calmar todo tipo de dolor. Como pone en su envase “Indicadísimo para el tratamiento de resfriados, tos, dolores de pecho, etc…“. Todo un milagro.

Okal

okal

Los abuelos no querían saber nada de otras pastillas que no fueran Okal por lo que si te ponías malo en su casa automáticamente meterían mano a aquella lata de metal azul. “¿Qué tal? Muy bien con Okal”.

Reflex

Reflex

No había dolor muscular, torcedura, tortícolis o mala postura que no se solucionara con el spray Reflex. Era como el aceite 3 en 1 de nuestros músculos y no faltaba en ningún botiquín. Hoy en día sigue existiendo, pero ¿a que ya no lo utilizas tanto?

Katovit

katovit

Si había un medicamento que arrasaba en las farmacias en época de exámenes ese era el Katovit, un complejo vitamínico que incluía un componente anfitamínico y con el que se rumoreaba que podías estudiar lo que quisieras sin problema y el sobresaliente estaba garantizado. Casi que era más sano hacer chuletas.

Vicks VapoRub

Vicks-Vaporub

Y despedimos este repaso al botiquín de los años 80 con aquella pequeña lata de Vicks VapoRub (todos decíamos “vaporús”) que no podía faltar en ninguna mesilla de noche en aquella época. Unas friegas por el pecho y el niño ya puede respirar y pasar una noche tranquila, o no tanta, hace unos años se descubrió que no está recomendado para niños menores de tres años.

¿Qué otros artículos recuerdas del botiquín de aquellos años?

También puedes ver:
Nos vamos a una farmacia de aquella época: medicamentos EGB
Doce cosas que todos hacíamos de pequeños y que ahora estarían mal vistas o prohibidas
Diez cosas que veíamos como normales y que hoy no serían ‘políticamente correctas’
A mí también me operaron de anginas en los 80
El Practicante: el caramelo del terror
Qué fue de… la mercromina
Las colonias que nos echábamos en los 70 y 80 ¿A qué olías en EGB?


Please follow and like us:
Facebook
INSTAGRAM
Google+
http://yofuiaegb.com/sin-dalsy-ni-apiretal-que-articulos-no-podian-faltar-en-un-botiquin-de-los-80/
YOUTUBE
YOUTUBE

Puedes seguir cualquier respuesta de esta entrada a través de las RSS 2.0 Puedes dejar una respuesta, o trackback.

72 Respuestas



Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

no

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies