no somos nostálgicos, más que nada porque no hay nostalgias como las de antes
Header

La escena es reconocible: casa del pueblo, en verano, los mayores echan la siesta y nos dicen que no molestemos, que nos vayamos de casa. El calor es insoportable. Llevamos dos días con la misma ropa, restos de polvo, barro y algo de sangre de alguna herida leve (típico arañazo al subir a algún árbol a coger almendrucos). Un zumbido silencioso invade el pueblo que parece en siesta. Las tiendas están cerradas, solo un par de chicos, los de Damián, juegan en la higuera. Pero nosotros ya sabemos que hacer hasta que abra David su tienda de chucherías: Vamos al río a coger moras. (más…)

Please follow and like us:
no

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies