no somos nostálgicos, más que nada porque no hay nostalgias como las de antes
Header

Los tópicos de las vacaciones de verano en tiempos de EGB (en la playa)

junio 26th, 2013 | Escrito por Yo fui a EGB en Costumbres EGB

Ya hemos hablado de los tópicos de las vacaciones de verano en el pueblo y ahora vamos a la costa, a las playas a ver que se cuece por allí (aparte de las personas, claro), y es que otra de las opciones veraniegas era ir a un piso cerca de la playa a coger color, bañarse y tomar algo en un chiringuito. Así que vamos a preparar las chanclas, las toallas y demás cachivaches y vamos a tomar un poco el Sol.

A pesar de estar más cerca que el pueblo habéis tardado más porque la carretera estaba llena de coches que van a la misma playa.

Te han obligado a embadurnarte de cremas desde casa y estás de morros y pringoso en el coche.

Escucháis tres veces seguidas la cassette de chistes de Arévalo hasta que se dan cuenta y la cambian por una de jotas.

Te has empeñado en llevar tu mismo el cubo y el rastrillo en la mano en lugar de meterlo en el maletero y te acaba molestando (tiene algo de arena de la última vez)

Tu ropa de diario es como en el pueblo; camiseta, bañador y cangrejeras, a lo que se añade un ridículo gorrito de tela de alguna marca.

Cuando llegáis a la casa hay un extraño olor entre cerrado y sal.

Hay cierta ansiedad por bajar rápido a la playa para coger un buen sitio (entre unas dunas, donde no haya viento)

Te encuentras con los vecinos y con su hijo, con el que todos se empeñan en que juegues, aunque no te cae muy bien.

Te gusta estar en la playa haciendo pozos, castillos o, si eres un poco más mayor, bañándote, pero el aguante de los mayoreses exagerado y ya estás deseando, con algún año más, ir a la sala de los recreativos.

Toda la playa huele a Nivea.

Pasa un avión y tira balones, paracaidistas y otros juguetes de promoción y corres a cogerlos.

Miras disimuladamente a una chica que no tiene la parte de arriba del bikini dos toallas más allá.

Vas con un familiar a la parte de arena mojada a jugar a palas. Te enfadas si pierdes.

Vas con los mayores a un chiringuito. Mientras ellos se piden una cerveza tú pides un helado.

Con el hijo de los vecinos miras de dónde es cada coche que está aparcado frente a la playa, mirando la matrícula, y te pides el que más te gusta.

Vas a inflar el balón de playa pero tiene el pitorro lleno de arena.

Dices a tus padres que quieres que te entierren y empiezas a cavar.

Se empeñan en que te eches más crema, pero el bote está lleno de arena, y con las manos pringosas acabas tú también lleno de arena.

Hay una fuentecilla para lavarse los pies, pero está dentro de la playa y al salir vuelves a mancharte de arena.

Miras a los vigilantes de la playa sentados en esas sillas tan altas y te dan envidia.

Antes de ir a casa vais a un bar para el vermouth. Tu te tomas un mosto y una bolsa de patatas fritas.

Después de comer los mayores se quedan dormidos viendo algún deporte por la tele y te ves obligado a echarte la siesta, y lo detestas porque no te duermes ni a la de tres. Pero hay que hacer tiempo (2 horas) para que te haga la digestión y volver al agua

Te das cuenta de que te has quemado en el cuello y los pies, donde no te habías dado crema.

Por la noche veis una gala por televisión de una ciudad, presentado por misses y actores. Después darán una de Jaimito y te mandarán a la cama.

Al día siguiente vais a comer a un restaurante una paella, pero no hay sitio.

Te van a comprar una camiseta y un bañador y te encaprichas del bañador más chillón, como si estuvieses en Hawaii.

Te encuentras en la playa con un compañero de clase y juegas con él.

Hacéis alguna excursión a algún pueblito cerca, y veis coches por todos lados.

Se acaban las vacaciones y vuelta al atasco en la carretera. Llegaréis a casa justo para dormir, Y mañana hay que madrugar…

También puedes ver:

Los tópicos de las vacaciones de verano en tiempos de EGB (en el pueblo)
¿Quieres salir conmigo?
¿Recuerdas a tu mejor amigo/a de EGB?
Navidades en el pueblo


Please follow and like us:
Facebook
INSTAGRAM
Google+
http://yofuiaegb.com/los-topicos-de-las-vacaciones-de-verano-en-tiempos-de-egb-en-la-playa/
YOUTUBE
YOUTUBE

Puedes seguir cualquier respuesta de esta entrada a través de las RSS 2.0 Puedes dejar una respuesta, o trackback.

57 Respuestas

  • Sofia dice:

    Va de arena la cosa…

    *Después de un día de playa y ya en el coche de vuelta a casa, inevitablemente encontrarás siempre arena en el tímpano de la orejilla

    *Traerse siempre a casa el ” pegote” de arena en el forro del bañador. Clásico del verano.

    * El picorcillo que da en el cuello el roce de la arena

    * En la playa, los bocadillos siempre son de chorizo y un poco de arena.

    * ¿Quién no ha sacudido la toalla y el viento te ha hecho comerte toda la arena?

  • Estrella dice:

    Yo añadiría algo a lo de la siesta…
    Mientras los mayores dormían un par de horitas, a los niños que no dormíamos siesta nos obligaban a hacer varias páginas de los libros de “vacaciones Santillana”.
    Grrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr……

  • yerma dice:

    yo vivo muy cerca del mar y cuando no me iba a pasar el verano con mi madrina ,pues organizaban comidas en la playa, ahi to el dia , en un lugar privilegiado formentor, entre las curvas que hay apra llegar la calor y las ganas de nadar , se me hacia u nudo el estomago ,nos poniamos en un pinar y alli comian las hormigas, cuando ibamos a por la tortilla de patatas no quedaban nada , ejje, pero era muy divertido y enrañable en fin eran otros tiempos ahora formentor ya no es lo que era……

  • Javi el rubio dice:

    Qué poco apetecible, visto así… ;P

  • Pelícano dice:

    Llegabas a la playa casi a la hora de comer, te dejaban darte un baño rápido… comes y después tocaba 2 horas para hacer la digestión… ufffffffff.

    Seguro que ahora os ponen unas canciones de Manolo Escobar y os transportan al pasado playero como si de una máquina del tiempo se tratara.

    Por último, las comidas o las cenas en la playa (o en el monte) siempre eran de tortilla de patatas y filetes empanados.

  • Eduardo dice:

    nunca conseguí que me compraran los libros de vacaciones Santillana…y eso que los pedí y los pedí………..

    una duda. ¿por qué está escrito casi todo desde el punto de vista de un niño y no de una niña? un poco sexista, no?

  • isabel dice:

    yo es que como vivo al lado del mar, pues lo del atasco y el apartamento que huele a cerrado me lo saltaba je je

  • Ricardo dice:

    Muchas gracias por estos fantásticos hilos. Sé que queda lejos todo esto en el tiempo pero si cierro los ojos e imagino el olor a Nivea y sal, el sabor de las paellas de chiringuito y de los helados, el tacto del agua salada en la piel o de la arena húmeda de la playa, el sonido de las olas…. entonces resulta que he realizado un viaje en el tiempo a mi niñez. Entonces yo también tenía que imaginarme todo eso.

    ¿Pera cuando un post sobre las vacaciones de los que ni teníamos pueblo ni podíamos permitirnos unas vacaciones en la playa?

  • Luis dice:

    Yo, como soy de costa, en mis vacaciones nos ibamos al interior, al pueblo. La playa la teniamos mas que vista y pisada todo el año, especialmente en los meses de calor. Y que dure !!!

  • Mamen dice:

    Yo, tenía casa en la playa. Durante el invierno íbamos allí a pasar los fines de semana a limpiar la casa y a disfrutar. La mayoría de cosas que nombráis, a mi no me han pasado. Loque sí recuerdo bien, era cuando hacíamos las maletas y nos metíamos en el coche de mi padre, un Seat 124, 7 personas. Sin aire acondicionado Eso si que era viajar!

  • marta dice:

    Yo iba a un apartamento a la playa pero mis padres en el coche no ponían a Arévalo, ellos eran mas de Violeta Parra, Victor Jara, Olga Manzano, Atahualpa Yupanqui, Lluis Llach, Nacha Guevara, los Rolling Stones… A veces hubiera matado por que pusieran una de Arévalo porque me sabía de carrerilla el “quítame el aire pero, no me quites tu risa porque me moririiiiiiiiia” el “gracias a la vida que me ha dado taaaaanto” y etc…

    El viaje en coche, bastante corto, traía alguna que otra riña porque mis hermanos y yo éramos pelín plastas y aprovechábamos el viajito para tocarnos las narices mutuamente y tocársela a nuestros padres con lo cual al principio todo muy bien, cantando “un elefante se balanceaba” y otros gri-jits cocheros pero enseguida se torcía la cosa y al final alguno “cobraba” y no solía ser yo, que para eso soy la única niña.

    En mi caso, ese mes era el paraíso, me reencontraba con un montón de gente de toda España y Europa a los que luego prometía escribir durante todo el año y de los que, en realidad, no volvía a saber nada hasta once meses después. En la despedida todos llorábamos y nos dábamos las direcciones pero creo que lo hacíamos un poco por rutina, porque todos sabíamos que no íbamos a escribirnos. Yo en ocasiones escribí cartas pero luego lo de comprar el sello e ir al buzón se me antojaba toda una odisea y terminaba por no echarlas.

    Como cada veraneo es un mundo y donde yo estaba no había (literalmente) nada más que playa, un paraíso para los mayores pero un poco rollo para los niños, nos íbamos a la estación de cercanías de RENFE (que estaba en la gran puñeta) y poníamos pesetas en la vía para que el tren las dejara planas. Todo esto a las cuatro de la tarde mientras los padres dormían siesta, con un sol de justicia (sur de España) y teniendo que subir una cuesta infernal pero oye, que nos parecía a nosotros aquello la gran diversión.

  • marta dice:

    Ah, otro clásico playero. Los niños preguntándote que por qué no te bañabas y tu allí con el bikini y el short diciendo que estabas resfriada, jajajajaja ¡¡¡Pardillos!!!

  • Diego dice:

    – Hacer con tu herman@ una barca de arena para intentar frenar la subida de la marea. Siempre perdías aunque poníamos todo el empeño
    – Que tu madre te fuera a lavar al agua cuando ya estás muerto de frío, te pone un bañador seco, te peina, te sienta a la mesa y a comer al calorcito. Qué hambre da el agua
    – No sabes de donde saca tu madre toda la comida en una sola bolsa, con toda la cubertería necesaria, platos, servilletas, parece la cocina de casa. Además sillas de sobra y mesa que llevan generaciones en la familia y aún aguantan. Tortilla de patatas (sabe mejor que recién hecha en casa), carne empanada, mejillones en escabeche y bonito con tomate/mayonesa. Simple pero sabe que flipas.
    – Buscar la arena algo húmeda porque la seca quema un huevo en los pies
    – Al marcharse, siempre falta una pala que está enterrada en algún lugar alrededor de las toallas…

  • Anónimo dice:

    Me he dado cuenta que tanto en el de ayer como en este falta el tópico de los tópicos por excelencia:

    ¿CUÁNDO LLEGAMOS?

    Y ya puestos, os propongo un tema que algunos añoramos. Es el desplazamiento a vacaciones en transporte colectivo (autobuses, trenes…)

  • PHR dice:

    y falta lo de la digestión que cuándo te podias bañar ya te tenias que volver…

  • NWOBHM dice:

    Yo lo que más recuerdo eran los interminables viajes en coche por carreteras nacionales a la playa. Yo vivía en el centro peninsular así que eran como 7 horas mínimo a la playa hacia cualquier parte. Con el coche cargado hasta las trancas, sin aire acondicionado, las ventanillas bajadas a tope.

    Mis abuelos eran de un pueblo de Asturias y subir el puerto de Pajares en un 600 en pleno julio era una experiencia que me río del Calleja y demás aventureros.

    ¿Cuando llegamos?
    ¿Falta mucho?

    Eso llevando 20Km.

  • eva dice:

    Yo me acuerdo que tenia 12 anyos mas o menos y antes de salir a la playa le pregunte a mi madre si me podia afeitar las piernas (por primera vez) y me dijo, no te lo aconsejo pero tu misma, y llegar a la playa meterme en el agua y salir disparada del escozor, leccion aprendida para toda la vida.

  • macarrasquilla dice:

    No puedo opinar de estos tópicos. No tuve la oportunidad de ir de vacaciones con mi familia. Y mira que me hubiera gustado. Mi padre trabajaba prácticamente todo el año: hasta el sábado al mediodía con la empresa, y los sábados por la tarde y domingos por la mañana por su cuenta haciendo chapucillas (solo descansaba los domingos por la tarde). Si se quería pedir vacaciones podía hacerlo, pero no cobraba esos días y el jefe se mosqueaba (mi padre era maestro albañil y si se iba de vacaciones ¿qué hacía el jefe con el peón o peones que había puesto con mi padre?).
    La primera vez que fui de vacaciones fue no hace mucho (2005), con mi actual mujer. Desde entonces se ve que era algo que tenía retenido en mi interior porque todos los años hacíamos un par de escapadas: unas vacaciones largas y luego varias escapadas para conocer España. Cuando nació nuestro hijo quise que no le pasara lo mismo que a mí y nos fuimos de vacaciones un año a Asturias y otro a Lanzarote, pero la cosa ha durado poco. De momento estoy en el paro y ya el año pasado no fuimos a ningún sitio y este año ídem.

  • marvin dice:

    Je je. Me ha encantado la foto de la playa de Poniente, con el Peñón al fondo, qué recuerdos…. ¿aportación propia? ¿veraneasteis allí?

  • Catalina dice:

    Si vives en la costa Cantábrica llueve a menudo, y la playa no la ves mucho, eso sí cuando hace dos días bueno las madres preparan la ensaladilla rusa, los filetes empanados y la tortilla de patata para madrugar e ir a la playa…ese es el plan, la verdad cuando amanezca lloviendo a mares diran a modo de consuelo, por lo menos hoy no cocino.

  • Peterpan dice:

    Os habéis olvidado del ALQUITRÁN que había a veces en la playa, que te manchaba el bañador o los pies y luego iba tu madre con aguarrás a quitártelo como podía…que recuerdos….

  • Cide Hamete dice:

    Me ha encantado ver la segunda foto.

    Es la tristemente desaparecida playa de Santa Bárbara en mi querido y maltratado pueblo de La Línea de la Concepción, con la puta colonia inglesa al fondo.

    Esa playa era maravillosa, casi 5 kms en suave curva desde el Hotel Principe Alfonso hasta el Campo Neutral (zona militar) al llegar a la frontera.

    Por desgracia, con la apertura de la Verja, algún lumbrera decidió hacer una avenida de cuatro carriles para que todos los turistas pudieran ir a gastarse su dinero en el extranjero y a los linenses nos quitaron esa maravillosa playa urbana.

    Afortunadamente aún nos queda la playa de Levante que, cuando no hay viento de idem, es enorme.

    Saludos de un expatriado en la caló de Sevilla

  • peralta dice:

    Nadie habla de los viajes de fin de curso pido un foro de este tema ya porfa!!

  • Miceres dice:

    La foto de la playa con Gibraltar al fondo, me ha impactado directamente al corazon y a la memoria, yo me crie en esa bendita tierra en Campamento y Puente Mayorga, muccho antes de la refineria, a los 12 años trasladaron a mi padre al interior, a mas de 500 km. Pero ya que soy jubilada siempre que puedo me doy una vuelta por alli, con mi amiga de la infancia Maria Carmen Chaparro la mejor persona y amiga que nadie pueda tener. besos
    benditos recuerdos.

  • Bea dice:

    lo mejor eran las tardes de verano(en la ciudad para los que no teniamos pueblo!) viendo a las 3 de la tarde “el coche fantastico” mientras las madres fregaban los platos antes de irnos a la piscina(con el bocadillo todo calentorro, el agua idem y las gominolas del kiosko)
    pero que felices eramos asi!!!

  • Ana72 dice:

    El olor a aftersun al caer la tarde.

    Los paseos por el paseo marítimo obligatorios , aunque tu no quieres ir.

    Las camisetas con flecos estilo pocahontas.

    Las carteritas bandoleras para guardar tus 100 pts que no te gastas porque las tiendas de chuches en esa época son básicamente los chiringuitos playeros.

  • Pingback: Quién nos ha visto y quién nos ve: el veraneo - Yo fui a EGB

  • Pingback: Doce cosas que no faltaban en ninguna playa y que difícilmente vas a encontrar hoy - Yo fui a EGB

  • Nimrodel83 dice:

    Yo vivo a escasos 45 minutos de la costa y recuerdo que en aquellos años con las carreteras que había echábamos más del doble en llegar! Ir a la playa suponía preparar un montón de cosas, madrugar y tardar un montón en llegar…que aventura!! Parecía que íbamos super lejos!!! Me encantaba, era mágico!!! Y cuando íbamos varios niños en el coche y ya estábamos llegando y veíamos el mar…todos a gritar..¡¡ya se ve la playaa ya se ve la playaa!! jajajaja que tiempos.. Gracias por trasladarnos a esa época, pedazo de blog!!!

  • susana dice:

    Te ponían el último bañador seco para volver a casa. Volvías a la orilla para limpiar el cubo y te acababas calando entera. Azote en el culo (mojado y con arena) a quitarse el bañador y sin ropa interior a vestirse encima para volver a casa.

  • Mariel dice:

    Yo vivía y vivo en una ciudad con mar. En el mes de junio se cambiaba el parque por la playa, sin coches, ni atascos, ni nada de nada. Mochila y andando para la playa. Y a partir de mediados de julio, al pueblo, al interior, lejos de la humedad de la costa.

  • Ana dice:

    Bueno, quiero hacer hincapié en que esos tópicos realmente son un poco más dirigidos a las playas del Mediterráneo, yo soy madrileña-gallega y prácticamente con casi ninguno identifico mi niñez en las playas gallegas, por no decir ninguno.

  • luis dice:

    ni me gustaba la playa, ni el verano ni el calor de niño, ni me gusta ahora. Siempre me ha gustado más la montaña, los riachuelos y a ser posible en otoño-invierno. Una playa abarrotada, a 40º, con una peste a bronceador que tira para atrás, y 8 mil personas haciendo ruido a tu alrededor, es lo más alejado de “relax y vacaciones” que yo entiendo. Todavía amaneciendo o al anochecer sin gente se puede disfrutar algo. Pero bueno sobre gustos…..

  • Ay!!! toda aquella parafernalia del camping junto al mar… qué recuerdos… si hasta me vienen los olores y todo!

  • Maria dice:

    “antes de volver a casa sentarte en el coche con la puerta abierta y quitarte la arena de los pies con una botella llena de agua del mar”

    “hacer churros de barro en la orilla, o presas, donde con suerte se colaba algún pez o alga “

  • Anónimo dice:

    …y cuant@s no se enamoraron por primera vez en unas de esas vacaciones?, y después a la hora de volver nos quedábamos tan tristes y desconsolad@s pensando que para volver a verl@ tenia que pasar un eterno e interminable año… :)

  • Anónimo dice:

    ..con lo rápido que pasan ahora los años ….. jajajaj

  • Silvia dice:

    pues yo soy chica y no me parece nada machista la forma en la que está escrito , está muy bien!!!! mogollón de cosas que se exponen también las hacíamos las chicas!

  • yo dice:

    pues en el norte no eramos tan de “jotas” ni sevillanas,, ni flamenco, en el coche igual habia un casette de Julio Iglesias, o Perales o alguno de esos, en Asturias la playa siempre esta “cerca”, el menu basico era pollo al horno y ensaladilla rusa, empanadillas y una tortilla con chorizo, una botella de cocacola, y bocatas de salchichon para la merienda, como siempre habia algun “prao” cerca comiamos sin arena, no faltaba el “madrilenho dominguero qeu metia el cohce hasta la playa (siempre habia algun camino en las playas que no estan en ciudad) y luego no lo podia sacar… tambien staba la prima de algun vecino que venia de vacaiones de Madrishz un par de semanas y te quedabas tonto pensando en ella, luego preguntabas el domingo disimuladamente que a que playa irian ellos, por que esa era otra, la calle estaba llena de 127s simcas, talbots, 134s en preparativo de viaje a la playa los domingos a las 9 y media… eran otros tiempo si.. pero qeu tiempos..jo..

  • chanquete desde el cielo dice:

    La primera foto ¿qué playa es? ¿puede ser Laredo?

  • Jose dice:

    Cuando uno crece, se da cuenta de que eso más que unas vacaciones, eran una prolongación del sufrimiento diario (y encima, voluntario) xD

    La verdad es que no entiendo por qué la gente en verano es tan borrega y va todo el mundo a los mismos sitios. ¿Disfrutan de las aglomeraciones o qué?

  • Exterium dice:

    Hay costa fuera del mediterraneo.

  • pea dice:

    Santiguarse antes de emprender el viaje…. Promocion en la playa para adivinar si lo q probabas era pepsi o coca-cola…. Dibujar cuadros con pinturas de colores sobre una lamina que giraba… Comprar sobres sorpresa…. Ayyyyy q tiempos.

  • Rsfael dice:

    Vamos en el seat 850 de mis padres camino de la playa jugando con tus hermanos a las marcas de coches que se cruzan en sentido contrario, elegimos una cada uno y el que cuente más se su marca gana.

  • José luis dice:

    Ese viaje de vuelta a las 2 de la tarde en el seat 850 blanco, con las ventanillas bajadas a tope, los asientos ardiendo y volviendo junto con los primos de la playa de San Juan.



Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

no

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies