Cómo llegar a ser el amo de los autos de choque

Auto de choque

Reconócelo, lo único que te interesaba, a principios de los ochenta, de toda la feria era esa atracción que siempre estaba al fondo, la más grande y oscura de todas: los autos de choque, tu hábitat. ¿Un territorio sin ley? No exactamente. Aunque no estaban escritas en ninguna parte todos conocíamos perfectamente las reglas básicas para convertirte en el amo de la pista (de choque) y claro, había que cumplirlas si no querías parecer un pringaó.

-Olvídate de pasar por taquilla entre viaje y viaje. Llena bien tus bolsillos el primer día con fichas suficientes para toda la feria, como si le hubieras hecho el puente a tu coche y ya te perteneciera solo a ti.

La espera es fundamental. Apoyado en esas barandillas es el momento de fichar qué y cómo se mueve por la pista. Puedes seguir la canción dando palmas, pero sin pasarte, eso no es un tablao flamenco, por mucho que el suelo de chapa metálica incite al taconeo.

-Ya te has hecho con el mejor coche y no lo vas a soltar. Siéntate de un salto, juega con esa ficha redonda de plástico entre tus dedos mientras enciendes un cigarro. Sí, claro que se podía fumar ¿y dónde no? El siguiente cigarro lo colocarás estratégicamente detrás de una oreja.

-Olvídate de llevar acompañante, queda fatal, y además no podrías llevar ese brazo extendido a lo largo del asiento y es fundamental.

autos de choque

-Primera vuelta marcando el territorio. Gira el volante y da alguna vuelta sobre ti mismo hasta que el alambre del techo saque chispas. Muy importante no chocarte ni una sola vez, dominio absoluto, que todos noten que ha llegado el rey.

-Llega el momento de atacar, sabes que ella te está esperando. Nada de choques frontales (demasiado agresivos) ni por detrás (no te vería), solo pequeños toques laterales en los que puedas poner en práctica esa cara de duro que llevas tanto tiempo ensayando frente al espejo.

-Dos, tres toques y sal de ahí, no insistas. Vete al otro extremo de la pista, espera a que todos los moscones la rodeen y entonces regresa con la suficiente potencia como para despacharles a golpes y que se les quiten las ganas de volver a molestar.

-Ahora sí, suelta tu mejor sonrisa y será correspondida, no falla.

Coches de choque

-Calcula el tiempo que falta. Cuando los coches se detengan tienes que quedarte frente al de ella, separados por unos pocos centímetros.

-Salta y mete una de tus fichas en su ranura.

¿Alguna vez os funcionó? A mí, sinceramente, no y todavía no entiendo cuál de los pasos hice mal.

También puedes ver:
Cómo eran las atracciones de feria que más nos gustaban en los 80
Diez razones por las que amo locamenti a Las Grecas


Share this post

Comentarios (32)

  • Rastafumi Reply

    Ufuu soy el puto Fernando alonso del los coches de choque madre mía ajjajaja

    15 septiembre, 2012 at 18:58
  • JONATAN Reply 15 septiembre, 2012 at 19:16
  • diego Reply

    en mi pueblo lo tipico que haciamos era ir marcha tras , haber quien era el mas chulo !!!

    valla recuerdos !!!

    buen post y blog ;)

    15 septiembre, 2012 at 20:48
  • Rafel de Lluny Reply

    Eran demasiados caros. Un par de viajes, a pillarse algo para jalar y a charlar con los colegas,hahaha.

    15 septiembre, 2012 at 23:19
  • Marcos Reply

    Se os ha olvidado citar la mítica frase de: ” sube que te llevo” antes de escuchar el característico tiru riru riru!!!!!

    15 septiembre, 2012 at 23:41
  • david Reply

    es que lo clavas, yo recuerdo mis primeros tonteos con chicas en las barras aquellas esperando coger coche y con musica a tope de perales, ja ja ja, benditos 80, que inocencia, y despues al laberinto a intentar meterlas mano, ja ja

    16 septiembre, 2012 at 14:11
    • Veronica Reply

      Hola buenas tarde alguien me podría decir que costo tiene para realizar un asiento de auto chocador en cuero?

      15 julio, 2020 at 20:00
  • santy Reply

    Yo se de uno que siguio los pasos que comentas y cuando llego al ultimo paso , salto ,metio la ficha en su ranura y …….. lo demas no hace falta mencionarlo ¿no? jejejejejejejeje

    16 septiembre, 2012 at 15:59
    • Rafel de Lluny Reply

      ¿Fue bueno o malo?

      16 septiembre, 2012 at 16:51
  • cris Reply

    por favor, habla de musica, que recuerdos, desde lo mas heavy, cutre, pobre y marchoso hasta los pecos que me hacian temblar las piernas y morrearme con el primero que me miraba, el primer cigarro con capitan trueno y la primera lagrima con triana,,, por favor,,, hablemos de musica yaaaaa

    25 septiembre, 2012 at 23:34
  • Eva Reply

    Soy una cobarde, de pequeña me monté con mi tía y del viaje que nos metieron por detrás casi me dejo los dientes. Les cogí miedo, y encima parecía que solo se montaban los más brutos y los macarras,naaada.
    Ahora les dejo conducir a mis chicos y en el parque de atracciones. Pero sigo considerándolo un deporte de riesgo.

    5 noviembre, 2012 at 02:12
  • Vuelven Los Calis 20 años después (más chutes no) - Yo fui a EGB Reply

    […] himno de la marginalidad de los barrios del extrarradio, la delincuencia, la droga y, como no, de los autos de choque: […]

    21 mayo, 2013 at 14:44
  • Cómo eran las atracciones de feria que más nos gustaban en los 80 - Yo fui a EGB Reply

    […] Laferiasite.com También puedes ver: Cómo llegar a ser el amo de los autos de choque Doce cosas que no faltaban en ninguna playa y que difícilmente vas a encontrar hoy Diez prendas y […]

    19 julio, 2013 at 15:36
  • Tenjou Reply

    Se te ha olvidado que si chocabas de frente saltaban las fichas de la ranura, te podías echar la tarde entera de gorra si tenías la suficiente habilidad para cogerlas al vuelo.

    19 julio, 2013 at 19:21
  • francis Reply

    en mi pueblo solemos para el coche contra el boldillo y suvimos a las chicas , y nos ponemos un poco mas levantados de lo normal , suele funcionar . Lo mejor de todo es cuando estas apollado en una varandilla y ves que una chica te mira , y la invitas a subir en el coche , jajaja , que recuerdos !!

    19 septiembre, 2013 at 15:52
    • Anónimo Reply

      Tú fuiste a E.G.B pero no aprobaste. Demasiadas horas en la feria.

      29 septiembre, 2013 at 21:06
  • Petronilo Reply

    Siempre había un coche que corría más que los otros, y era cotizadísimo. O se paraba muy cerca para pillarlo (cuando al que lo llevaba se le acababan las fichas) , o te lo arrebataban rapidísimo jajajajajaja

    28 septiembre, 2013 at 22:53
    • Fer. Reply

      Sí, y el genuino crack de los coches de choque sabía cual eran los tres más rápidos. Y también podía ir el 60 % del tiempo marcha atrás y sin chocarse con nadie a la vez que ponía cara de “yo jamás quise un triciclo, tube coche de choque”.

      29 septiembre, 2013 at 21:33
  • Petronilo Reply

    Qué me decís del feriante que iba pasando de coche en coche en marcha, siempre agarrado al palo vertical (el de las chispas)? Juajajajjaa

    28 septiembre, 2013 at 22:57
  • Petronilo Reply

    Magnífica la descripción de arriba del todo, clavao. Una de las razones para ir solo era para que el coche corriese más. Los más malotes amos de la pista se levantaban del asiento para luego impulsar el coche y chocar con una fuerza que a veces te dejaban fuera de juego con el coche subido al bordillo… para solucionarlo venía el feriante que iba de coche en coche a volver a poner el coche en la pista. Media ficha al carajo y ridículo total delante de todos y lo peor… delante de la chica que te gustaba juaaaajajajaja

    28 septiembre, 2013 at 23:02
  • mari Reply

    Yo un día monté en uno y me quedé parada en mitad de la pista. No entendía qué pasaba y hasta me dieron un golpe por detrás y me quedé un poco inconsciente y todo. Luego lo descubrí: había olvidado pisar un pedal que hacia de acelerador. Yo creo que tardé en sacar el carnet por aquel trauma

    29 septiembre, 2013 at 16:07
  • Carolina Reply

    Los feriantes de los coches de choque¿’ Pues todos tios macarrillas que marcaban paquetón con los vaqueros pitillo; y que se comían a todas las niñas que les daba la gana…A mi me gustaban mucho pero nunca traspasé el límite , siempre fuí muy cortada y la verdad no tuve propuestas en firme. Solo una vez que uno me dijo si quería la pava de su peta de maría y yo por hacerme la “guay” le dije que sí . Me lo fumé y me pillé un globo que no veas. Por supuesto me marché sola con un pedo del 15….Me quedé con las ganas de tocarles o rozarme con su paquetón

    29 septiembre, 2013 at 16:17
  • lol Reply

    Verguenza ajena de articulo

    29 septiembre, 2013 at 16:27
  • Esteban Reply

    Lagrimones como puños con la descripción. Pero debo decir que este verano me subí con mi hija y puedo dar fe de que los más duros de la feria se siguen reuniendo en lo autos de choque. No sé si será por las chispas del techo o por las canciones de Camela, lo más probable es que sean ambas cosas.

    29 septiembre, 2013 at 17:09
  • Tino Reply

    Aquí en Jaén sólo te encontrabas con lo “mejorcito” de cada familia en las vallas.

    29 septiembre, 2013 at 20:52
  • asspain Reply

    Falta el tipico gitano que iba chocando a todo el mundo y al que nadie tenia huevos a chocarle, y si alguien le chocaba, se levantaba del coche y te cagabas encima

    29 septiembre, 2013 at 22:07
  • Marc Reply

    Yo tenía una técnica infalible: Aprendí a conducir el auto de choque hacia atrás. Nadie se atrevía a chocar conmigo y siempre había alguna que, preocupada, seguía mi estela. ¿Qué más se podía pedir? Era el rey de la pista (todos me consideraban loco) y siempre acababa alguna siguiéndome.

    29 septiembre, 2013 at 22:25
  • Ruben Reply

    Olvidáis lo más importante: Saberse de memoria todas las canciones de Camela…

    29 septiembre, 2013 at 23:47
  • Perigordini Reply

    En Canarias se llaman ” cochitos locos” y no autos de choque.Aquí también se reunían los más macarras de las fiestas.Me ha hecho mucha gracia el comentario del feriante que saltaba de coche en coche para mover al que se había quedado parado en mitad de la pista.

    16 enero, 2014 at 18:07
  • Edu Ap Reply

    Yo soy unn chico de 15 años y un dia en la feria de mi pueblo con unos amigos descubri que si pillabas carrerilla marcha a tras y llegas al final de la pista y pegas un volantazo el cohce da una vuelta y media y quedas como el mejor de la pista.. Saludos :)

    22 enero, 2014 at 22:04
  • Alex Reply

    Una vez montando con mi abuelo nos chocamos de frente y me di contra el volante y emprecé a sangrar por la nariz como un gorrino. Me bajé en marcha yo creo que medio groggy del golpe todavía.
    Como mi abuelo era la leche y no quería que cogiera miedo ese mismo día pero por la tarde cogió un bono de seis viajes y me obligó a montar otra vez, eso si, apoyando bien los pies esta vez para no salir disparado.

    3 agosto, 2017 at 08:26
  • Wedge Reply

    Anda que no me tragué veces el Let’s dance de Bowie y la de el pistolero de pistones, en los autos choque del pueblo, en Badajoz, recuerdo que iba todas las noches yo solo con 4 chicas, me acuerdo que me las presentaron diciéndome que eran mis primas (en realidad ninguna tenia ningún parentesco conmigo, aunque eso me lo dijo mi hermano después para asegurarme de que tenía vía libre) siempre íbamos en los autos choque en pareja, bueno ellas en 2 coches y yo solo, alguna vez conseguía que subiese conmigo la que me molaba, después de mucho suplicarle, era muy cortada, lo más que hice fue ir solos durante algunos ratos de esas noches, pero siempre volvía con las otras 3, y al final pasaron los días y nada(porque demonios no lo intente con alguna de las otras, supongo que entonces eres tan pardillo que ni te das cuenta, en los años siguientes nos seguimos viendo, pero ya sabéis como eran las cosas en los pueblos, te pasas 2 o 3 años sin ir, y cuando vuelves ya están casi casadas, ja, ja, ja, el caso es que cuando estuve allí otra vez volvió a estar conmigo(ojo no pasó nada, ya tenía novio) y volvimos a los autos choque, aún sin tener nada y muchos años después ,la sigo considerando como mi primer amor, eso se lo debo admitir la feria, y sobre todo a los autos de choque, un saludo.

    6 noviembre, 2017 at 19:14

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies