Los regalos chasco de la Comunión en la EGB

Regalo-comunion-1Ayer hacíamos un ranking de los regalos más deseados de la Primera Comunión pero tenemos que reconocer que no por deseados eran los más frecuentes. A lo sumo te caía uno o dos de los gordos, el resto de invitados aparecía con un regalo que: bueno, no estaba mal, pero por supuesto que no era lo mismo.

Vamos a repasar ahora todos aquellos regalos chasco de la Comunión y aquí estoy convencido de que todos los tuvimos, muchos de ellos incluso repetidos. El problema en la mayoría de los casos era ¿y ahora qué hacemos con esto?

La muñeca de Comunión

nancy-comunion-80

Sí, claro que todas las niñas querían su muñeca de Comunión pero sobre todo la Nancy. Muchas de vosotras os llevasteis un chasco al ver que vuestra muñeca era una total desconocida, eso sí, al menos no le faltaba su medalla al cuello y esa vela en la mano que se encendía. Después descubrías que tu madre no te dejaba jugar con aquella muñeca y que tampoco pintaba nada en medio del parque un día cualquiera, pero seguro que alguna todavía la conserva. ¿me equivoco?

La cubertería grabada con tu inicial

Cuberteria-comunion

Un cuchillo, un tenedor, una cuchara y en el mejor de los casos un aro que supuestamente servía de servilletero y que yo no he utilizado en mi vida. Eso sí, todo perfectamente grabado con tus iniciales. Un juego de cubertería, ¿puede haber un regalo más inútil para un niño?

La Minicadena trampa que solo era radio

minicadena-radio

Alguien se tomó muy en serio lo de mini y me regaló una pequeñísima cadena de pega que, aunque seguía la estética de las de verdad e incluso se podían separar sus bafles, en realidad no era más que una radio. Chasco y de los gordos.

El juego de boligrafo y pluma Parker

Juego-Bolis

Qué manía con regalar aquellos juegos de bolígrafos que venían dentro de una cajita con base de terciopelo. A mi me llegaron a regalar cuatro en mi Comunión, de diferentes marcas, pero de la que más presumíamos era de Parker. Peor aún era que todos incluyeran una pluma con la que lo único que conseguías era mancharte las manos y que la caja acabara con un manchón enorme de tinta. Jamás conseguí escribir con ella.

Joyas

joyas-comunion

Pulsera, anillo y cadena con la virgen o el niño Jesús. Nuestros padres estaban empeñados en que luciéramos oro y si no te regalaban estas joyas nada más nacer te caían sí o sí en la Comunión. Esto sí que nos acompañará toda la vida, a ver quien es capaz de desprenderse de esa medalla y cadena de oro grabada con tu nombre y fecha de nacimiento. A los niños de hoy no se les pone tantas joyas ¿verdad?

Joyero musical con bailarina

Joyero-musical-bailarina

y claro, si la niña ya tenía sus joyas necesitaba un joyero para poder guardarlas. Había un montón de modelos pero todos tenían algo en común: el espejo, la bailarina y esa melodía que estoy seguro que todavía recuerdas.

El juego de compás

¿Alguien descubrió para que servía cada una de las piezas que venían en esos juegos de compás? Yo jamás entendía el sentido de aquel pequeño compás atravesado por una barra en el medio y al final el único que utilizaba era el compás normal de toda la vida. Lo del tiralíneas también era mala leche, ¿no se había enterado esa persona que te lo regalaba que ya existían los Rotrings?

Un marco para poner tu foto (de la Comunión)

marco-foto-comunion
La historia era así: te regalaban uno de aquellos horribles marcos blancos nacarados para que pusieras en él tu foto de la Comunión y lo colocaras en tu mesilla y así lo hacías de forma automática sin pensarlo. Ibas creciendo y el marco te seguía acompañando allí cada noche hasta que ya tenías la edad suficiente para dormir acompañado y una noche aquella foto fuera la culpable de cortar todo el rollo. No volviste a ver ese marco, esto más que un regalo chasco era una putada.

El juego de desayuno de angelitos

Vajilla-Comunion

Todo un clasicazo de los regalos de Comunión que creo que no nos llegó a emocionar demasiado a ningún niño. Ese juego de desayuno con los bordes dorados y angelitos tocando el arpa. El básico estaba formado por taza, plato y recipiente para la leche, a partir de aquí se completaban con todo tipo de accesorios como servilletero o incluso una hucha de las que había que romper para sacar el dinero. Qué chasco.

El libro de la Comunión

Libro-comunion

Hay que ver la ilusión que nos hacía que todos los invitados nos firmaran y nos dedicaran el libro de la Comunión. En realidad creo que no tenía otra utilidad, yo acabo de recuperar el mío con esa portada nacarada tan propia de los regalos de Comunión de aquella época y lo único que he encontrado dentro son las firmas y una hoja en la que apunté lo que me regaló cada uno. ¿Cómo se le pudo ocurrir a alguien regalarme un skijama?

Dinero

Billete-mil-pesetas

Por último, lo más recurrido era regalar dinero y comprobar la generosidad de cada uno. Para que os hagáis una idea yo hice la comunión en 1979 y el que menos me dio fue 300 pesetas (qué rata) y el que más 6.000 pesetas que supongo que sería todo un regalazo pero todo el mundo sabe que a los niños, afortunadamente, no les hace ilusión el dinero.

¿A que tuviste casi todos estos regalos?

También puedes ver:

Los regalos más deseados de la Comunión en la EGB


Share this post

Comentarios (191)

  • Marta Reply

    Siguen faltando los patines de bota blanco que tenían todas las chicas … A mi también me cayeron unos pero afortunadamente, los míos era azule parecidos a unas playeras más que a unos patines de hielo. :)

    1 marzo, 2013 at 15:53
    • Anónimo Reply

      yo iba a decir lo mismoooo!!unos patines!!

      1 marzo, 2013 at 15:56
    • Yo fui a EGB Reply

      Sí, cierto, nos hemos olvidado de los patines.

      1 marzo, 2013 at 16:00
    • Anónimo Reply

      Por favor y el reloj Casio, y la cámara de fotos donde están?

      1 marzo, 2013 at 22:55
    • Anónimo Reply

      Edil walkman cutre

      2 marzo, 2013 at 01:20
    • Andaquebufanda Reply

      Tropecientas cajas de bombones…………

      3 marzo, 2013 at 20:39
      • Torres Reply

        A mi igual! Casi todos mis regalos de comunión fueron cajas de bombones. Me alegra saber que no fui la única

        14 mayo, 2015 at 22:13
    • Me duelen los ojos Reply

      ¿Todas las chicas? yo no los he tenido ni conozco a quien los tuviera.

      17 mayo, 2013 at 18:58
    • Olivia Reply

      Pues no lo sabia hasta hoy, jaja!, mis hermanos y yo siempre hemos tenido los llamados regalos chasco de comunión, porque de la otra lista no tuvimos ni uno, de esta, tooooodos!…

      17 mayo, 2013 at 21:12
    • Pilar Reply

      Pero unos patines no eran regalo chasco ,unos patines eran y son un regalado!

      16 mayo, 2015 at 03:04
  • Marcos Reply

    Tio!!! y el reloj casio?? Todo un clásico! Soy del 82′

    1 marzo, 2013 at 15:57
    • Yo fui a EGB Reply

      El reloj Casio está en la otra lista, en la de los regalos más deseados.

      1 marzo, 2013 at 16:01
      • Marcos Reply

        Cierto compañero! me lie con los post! Gracias por la aclaración

        1 marzo, 2013 at 16:09
      • Marta Reply

        Pues el reloj Casio fue mi top de regalo de comunión…

        PASOTE TOTAL.

        1 marzo, 2013 at 22:48
  • eva Reply

    Eso de que a los niños no les hace ilusion el dineroera antes ahora prefieren dinero para ir juntando y comprarse la pley la wii o cualquiera de esas maquinitas. Antes con lo q nos daban a nosotros no teniamos ni pa pipas y si no tu madre te decia q te compraras ropa q te hacia falta

    1 marzo, 2013 at 15:57
    • Yo fui a EGB Reply

      Y a los padres más.

      1 marzo, 2013 at 16:13
    • Rosa Latorre Reply

      Jajajaaa… Si, es verdad. Las madres siempre nos decían q la ropa hacía falta!! Un saludo!!

      1 marzo, 2013 at 17:04
  • Mary Reply

    A mi me regalaron una muñeca de comunión que además cantaba y aun la conservo pero ya no canta. Yo me conformaba que me regalaran algo para dibujar como lápices de colores, rotuladores, etc. porque mi pasión era dibujar.

    1 marzo, 2013 at 15:59
  • Oscar Reply

    El reloj de la comunión, que podía ser un Casio fardón, o un Orient de cuerda que pesaba como un muerto y la cadena siempre quedaba grande.

    1 marzo, 2013 at 16:02
  • niggamaka Reply

    pues a mi me regalaron la sega megadrive!!!

    1 marzo, 2013 at 16:03
    • Anónimo Reply

      Tucuantosañostienes ?

      3 marzo, 2013 at 20:40
    • Pilar Reply

      Tú no eras muy de EGB,no?

      4 mayo, 2017 at 03:01
  • esther Reply

    yo queria la clasica muñeca de comunion y me regalaron una de trapo de pelo de lana que cosa mashorenda asi que se la di a mimadre y laponia encima de su cama.

    1 marzo, 2013 at 16:05
    • leticia Reply

      Igualito que yo. Tenia muchas ganas de la muñeca de comunion y me regalaron una de trapo q creo recordar que venia adosada a una lamparita para la mesita de noche…..que horror….tiempo mas tarde mi madre compro una muñeca de comunion preciosa para regalarsela a no se quien…..ya seguia quwriendo una muñeca como esa….me encantaba pero claro yo ya habia hecho la comunion…….

      1 marzo, 2013 at 16:26
      • Rosa Latorre Reply

        Ay!!.. Pobre!! Todos nos llevamos chascos,no te preocupes. Aunque entonces… Nos dolía, claro. Un saludo.

        1 marzo, 2013 at 17:08
    • Lau Reply

      Jajajajajajajajajaj a mi tb!!! Recuerdo q su pelo era rosa!

      2 marzo, 2014 at 21:45
      • Capitán Tan Reply

        Si, me dieron dinero, pero no vi un duro porque (luego me enteré) se usó para pagar el convite… y yo creyendo que tenía una fortuna!!

        16 julio, 2020 at 20:13
    • Pilar Reply

      Y yo.!! Pero nada, ni siquiera la de trapo. aunque recuerdo unos regalos preciosos . Yo era muy lectora y me regalaron muchos libros con su funda y una encuadernación maravillosa. Una pena que ya no los conservo

      4 mayo, 2017 at 03:05
  • Esther Reply

    Yo con el dinero (y supongo que aportación extra de mis padres) me compré mi primera bici: una BH roja.

    Afortunadamente, a parte de las joyitas de oro, el álbum y un reloj (que sí utilicé bastante), no me regalaron chorradas.

    1 marzo, 2013 at 16:05
    • Araceli Reply

      Yo (que la hice con mi hermano 2 años mayor, sin amigos ni compañeros ni primos de nuestra edad; éramos los únicos niños en la iglesia y en el restaurante), sólo tuve un marco de fotos de plata y dinero.
      Por suerte, parte de ese dinero lo usaron nuestros padres para comprarnos por fin una bici (¡BMX!) para cada uno, después de años de compartir la BH plegable. Pero claro, comprar se compraron obviamente después del día, así que el chasco fue importante.
      Encima de tener que pasarme el día entero con un puñetero vestido de merengue y aburrida como una puerta (mi madre no me dejó ni salir a jugar, para una vez que podía obligarme a llevar vestido, por si lo manchaba o lo rompía. Y de cambiarme ni hablar), ni siquiera la ilusión de un triste regalo.

      30 abril, 2017 at 20:46
  • Rosa Reply

    Olvidáis una especie de cuadro para colgar que llevaba un cepillo para la ropa(blanco, como no!).

    1 marzo, 2013 at 16:09
    • Yo fui a EGB Reply

      Cierto, lo tengo y fue otro chasco.

      1 marzo, 2013 at 16:11
    • Anónimo Reply

      Si yo lo tuve ese cecepillo

      15 mayo, 2015 at 03:19
    • Silvia Reply

      Siii aún esta en casa de mi madr3

      3 mayo, 2017 at 22:10
    • Anónimo Reply

      Ese cepillo me lo regalaron a mi tenia una imagen de un ángel

      4 mayo, 2017 at 01:46
  • Alicia Reply

    Pues a mi regalaron un camisón blanco hasta los pies, con la bata blanca a juego y unas zapatillas blancas de piel con un poquito de cuña y reborde de borla blanca, como una novia de la época.

    1 marzo, 2013 at 16:10
    • Yo fui a EGB Reply

      ¿En la Comunión?

      1 marzo, 2013 at 16:12
    • Rosa Latorre Reply

      Jajajajajaaa.. Q bueno!!! Q cosas…

      1 marzo, 2013 at 17:10
  • Trajano Reply

    La bola del mundo de plástico con una bombilla dentro. LA bici BH o Peugeot ( en mi caso )
    Que maravilla !

    1 marzo, 2013 at 16:11
    • Yo fui a EGB Reply

      Esos están en la otra lista, la de los regalos más deseados, ¿no la has visto?

      1 marzo, 2013 at 16:12
  • m@ite Reply

    No veo la socorrida caja de bombones..( a mi le las regalaron a montón..y no me gustaban, pero como descubrí más tarde, lo que no me gustaba eran los bombones “malos”), que llevaba una lámina de quita y pon…la primera era algo de la primera comunión y debajo llevaba otra de flores….

    1 marzo, 2013 at 16:15
  • MPaz Reply

    Yo hice la Comunión en 1985, con mi hermano, que es un año mayor que yo; y entre los dos nos juntamos con 5 estuches de Pelikan, de dos plantas. Todavía hay rotuladores de esos rulando por casa de mis padres. También me regaloron el juego de cubertería con las iniciales de mi nombre; eso si lo guardo con cariño, de hecho son los que utilizo todos los días.

    1 marzo, 2013 at 16:15
  • Jose J. Reply

    Con dos juegos de cubiertos me junte yo que nunca he usado, pero si los usa actualmente mi hija,o sea que al final no ha sido tan inutil

    1 marzo, 2013 at 16:23
  • Merce Reply

    Pues yo echo en falta el bebé niño Jesus de escayola sobre una mantita blanca, llevaba un aro de metal clavado en la espalda que se caía cada dos por tres. Eso si fue triste, porque además estorbaba mogollón.
    ¡Ojo! A mi la caja de música me encantó, todavía esta por casa.

    1 marzo, 2013 at 16:26
    • mari carmen Reply

      Es verdad, el niño jesús, el mío era muy moderno porque no era el típico, era la figura de un niño morenito sentado con una camiseta azul y una paloma en las manos, pero también llevaba el aro clavado en la espalda, aún lo tiene mi madre de adorno en el aparador de su cuarto.

      1 marzo, 2013 at 16:30
    • mónica v Reply

      Merce, yo tuve ese Niño Jesús que dices, pero sólo ” prestado “, jejeje, nos lo dejaban las monjas para hacernos con él una de las fotos del álbum

      20 agosto, 2013 at 02:37
    • Rosana Reply

      Jaja yo creo que sí busco por casa de mis padres aún podría encontrar al niño Jesús de escayola, Rosita encima de su alfombrilla de pelo blanco, eso sí, sin aro!! Jaja
      Yo me junte con 3 muñecas de comunión, a una de ellas incluso se le encendía la vela que llevaba en la mano…
      Y como no, no podía faltar el sello, el anillo sello con el nombre grabado, todos aparecimos ese lunes con el en clase!!!

      2 marzo, 2014 at 21:36
    • Bel Reply

      Yo tengo aun la cajita de música y el libro nacarado. Me faltaron mis ansiados patines y me sobraron camisones y otros trastos inservibles, pero que la gente te regalaba con cariño. Cajas de colores, libretas de dibujo, bombones, lo peor fue un muñeco que era un monje de fieltro relleno de caramelos..pero lo peor fue tener que llevar el mismo vestido que llevó mi hermana mayor, que era de color rosa pálido.. fue terrible! Ya imagino que no habría presupuesto.. pero cuando una es pequeña lo vive así.

      29 abril, 2017 at 18:24
    • Anónimo Reply

      Yo reuní unos cuantos niños jesus, el de la mantita venia sentadito en una silla hasta hace unos años rondaba por casa de mi amatxu

      4 mayo, 2017 at 01:51
  • scduran Reply

    ¿Y qué me decis de los muñequitos de niño Jesús de cerámica? (a mí me cayeron dos)

    1 marzo, 2013 at 16:28
  • paqui Reply

    Yo hice la comunión en el 74 y ya tuve una Bh, una muñeca k cantaba y un vestido precioso

    1 marzo, 2013 at 16:29
    • Elena Reply

      Yo tambien hice la comunion en el 74, y no se si os acordareis que antes no te enseñaban la hora con reloj de agujas hasta unos meses antes de hacer la comunion. por que hasta que no la hacias no eras mayor para tener reloj,jajjaja. Y por supuesto todavia tengo la Nancy comunion sin el traje eso si.

      1 marzo, 2013 at 17:25
      • Anónimo Reply

        Yo aprendí la hora con reloj de agujas bastante tiempo después de hacer la comunión se me daba fatal entendía mejor los digitales

        4 mayo, 2017 at 01:55
        • Pilar Reply

          Es que cuando yo hice la primera comunión no había digitales…soy muuy vieja, pero soy de EGB

          4 mayo, 2017 at 03:13
  • Carolina Reply

    jajaja que bueno…. :) Excepto la minicadena me los regalaron todos jaja

    1 marzo, 2013 at 16:35
  • Hector Reply

    Falta la hucha

    1 marzo, 2013 at 16:36
  • inma Reply

    Pues a mí me regalaron un estuche blanquísimo con un cáliz dorado que decía “Recuerdo de mi primera Comunión” con letra cursiva. Dentro tenía colores y lo típico y una lupa…me duró hasta que estuve en primero de BUP, así de cuidadositos éramos…

    1 marzo, 2013 at 16:36
  • Juan Arcadio Reply

    Regalo chasco el mío; 25.000 ptas en 1981 y no les vi el pelo

    1 marzo, 2013 at 16:39
    • Victoria Reply

      Te decían que el dinero para las fotos, yo llevaba una limosnera redonda, grande y te puedo decir que estaba llenita de dinero y no ví nada, me decían que para las fotos

      1 marzo, 2013 at 16:43
      • Page Reply

        Joooo, a mi me pasó lo mismo. Todavía tengo el trauma.

        1 marzo, 2013 at 17:29
        • Ricardo Reply

          A mí también, el dinero no era exactamente para las fotos sino para ayudar a pagar el convite, Que no era precisamente barato.

          4 marzo, 2013 at 19:22
          • Pilar

            En mi caso fue un desayuno , chocolate con churros y bollos suizos. A mí me pareció maravilloso en ese momento. Hoy en dia es impensable

            4 mayo, 2017 at 03:15
    • Rosa Latorre Reply

      Jajajajajajajaaaaaa…. Pobreto mio!!!! Un saludo!

      1 marzo, 2013 at 17:16
    • Lo Reply

      Como a todos!!!! Jajajaj y ojo, no preguntaras por el dinero que encima te caía bronca

      1 marzo, 2013 at 21:29
    • Juanlu Reply

      Eso era muy típico!. Te regalaban dinero…. y era como si no te hubieran regalado nada. Con suerte, te lo invertían en ropa que tú no elegías y que solo se podía usar los domingos, que es cuando había que salir de casa arregladito aunque solo fuese a comprar pan por aquello del “que Durán”.

      1 mayo, 2017 at 09:29
  • Victoria Reply

    Y la caja de rotuladores que traían recuerdo de la primera comunión en la tapa,

    1 marzo, 2013 at 16:40
  • Ara Reply

    Pues a mí me regalaron una cosa que supera lo más hortera que pueda existir: un juego de escritorio que consistía en dos bolas: una para poner un crucifijo y otra para el boli, adornado con una foto de Juan Pablo II.

    1 marzo, 2013 at 16:41
    • Rosa Latorre Reply

      Joder… Esque de verdad… Vaya tela de regalos!!! Q buenos tiempos!!!

      1 marzo, 2013 at 17:19
    • pilar Reply

      madre mia!!! pa coger un trauma de por vida … jajajajajaja .. a mi me regalaron tambißen muchos mamotretos de esos que todavía andan por casa de mis padres. De hecho cuando voy de visita el cafetín de las cuatro me lo tomo en una de esas tazas horrendas con el borde dorado … jajajaja. Menos mal que también me regalaron una Nancy que si no …

      1 marzo, 2013 at 20:09
  • Rosa Garcia Reply

    Y qué me decís de la Sagrada Bibiliaaaaaaaaa!!!!!!! A mi me regalaron 3 por mi comunión… una Biblia normal, un nuevo testamento y luego una Biblia para niños, con muchos dibujoooossss jajajajaja

    Yo aún conservo en mi poder la biblia de dibujitos, el anillo y los pendientes de la comunión, el reloj, aunque estñá roto, el libro de las firmas y el marco nacarado, que aun tiene una foto mia de comunión…. lo que no se yo, es cómo después de mudarme 3 veces, aun sigo teniendo esas cosas… será que me da pena tirarlo jajaja Eso sí, lotengo al fondo de un cajón, jeeje
    Si quereis fotos decirlo!!

    1 marzo, 2013 at 16:44
    • Rosa Latorre Reply

      Siiiiiiiiiiiiii…….!!!!!!

      1 marzo, 2013 at 17:23
  • roussss Reply

    a mi ademas de casi todo lo nombrado me cayo en aquel 1980
    -camison y bata a juego de color azul
    -reloj digital
    -además del joyero musical uno de porcelana
    -un niño jesús de porcelana, con pelo (daba cosa tocarlo) y ojos tipo muñeca con sus pestañas y todo, su aro y una especie de felpudo para posarlo

    1 marzo, 2013 at 16:46
    • Rosa Latorre Reply

      Jajajajajaaaaaja , yo esque me mondo…. Un saludo.

      1 marzo, 2013 at 17:01
  • Gemma Reply

    Para mi cominión hubo una invitada q a parte d la mia tenía otra d un niño y se decidió a comprar una muñeca para mi y un muñeco para l chico. L caso s q las cajas eran iguales y envueltas n l mismo papel, x lo q cuando m dió la mía y la abrí m encontré cn l varon. No abría sido problema para la mujer l decirme q m lo cambiaba si no fuese x q m habian ya regalado la muñeca igual y yo m puse jasta contenta d tener la parejita…jajajja…no se si al niño d la otra comunión le llegó a ilusionar la muñeca o si al final le dieron otra cosa, l caso s q aún ls conservo hasta dentro d sus cajas. Cualquier día os subo la foto.

    1 marzo, 2013 at 16:48
    • Rosa Latorre Reply

      Subela xfa

      1 marzo, 2013 at 16:58
    • Yo fui a EGB Reply

      Sí, Gemma, queremos ver esa foto.

      1 marzo, 2013 at 17:04
      • Anónimo Reply

        Os la he dejado n Facebook.

        1 marzo, 2013 at 17:52
  • Gloria Reply

    Puta muñeca! que miedo me daba….

    1 marzo, 2013 at 16:49
  • Rosa Latorre Reply

    UN SKIJAMA!!!… Pues era de los mejires pijamas que podías tener en la época…! Y mi juego de bolis fueron uno Inoxcom con su portaminas q x ser dorados me dijeron q “estaban chapados en oro” jajajajajajaaaa…

    1 marzo, 2013 at 16:56
  • María E. Rigo Reply

    A mí me regalaron, de los que hay en esta lista, el boli y la pluma Parker, pero para mí no fue ningún chasco ya que, especialmente la pluma, me hizo muchísima ilusión.
    Como siempre, para gustos, colores, jejejejejejeje.

    1 marzo, 2013 at 17:06
  • Mary Reply

    Yo tuve casi todos esos regalos, pero para nada eran” regalos chasco”. En esa época eran lo que se les regalaba a todos los niños y niñas en su comunión, y lo aceptábamos con naturalidad, aunque la mayoría no nos hicieran ni chispa de ilusión, claro. A ver qué niño/a podía encontrarle la gracia al típico juego de cubiertos, por muy de plata que fuese. Pero otros sí nos gustaban; a mi me encantaba mi muñeca de comunión (que no era una Nancy, porque apenas acababa de salir al mercado) Por cierto, esa que habéis puesto es una Helen, de Famosa, y actualmente se cotiza como pieza de colección.

    1 marzo, 2013 at 17:09
    • Raquel Reply

      Pues a mi los cubiertos tubieron su uso,eran mis cubiertos uso exclusivo mio.Ese regalo el mas amortizado

      3 mayo, 2017 at 22:16
  • EmilyMetal Reply

    A mi me regalaron un estuche con reloj y bolígrafo a juego, no se que fue de ese regalo. Mi madre lo guardo para cuando fuera más mayor, y jamás lo volví a ver.

    1 marzo, 2013 at 17:11
    • Rosa Latorre Reply

      Jahajajajahaaaa….

      1 marzo, 2013 at 17:26
  • Anónimo Reply

    A mi la flauta, eso si la funda de lana rojiblanca como los colores del Athletic, bombones, un estuche cutrre, que ni siquiera era de dos pisos, una maquina de fotos, y un reloj…. nada de lo que sale ahi jajaja, bueno si supongo que dinero….. y puede ser que una pulsera pero no estoy segura, si fue para la comunion o para un regalo posterior, la medalla ya la tenia

    1 marzo, 2013 at 17:28
  • Rosa Latorre Reply

    Por favor, no dejemos de alimentar estos recuerdos…

    1 marzo, 2013 at 17:28
  • Anónimo Reply

    Bueno si, y creo recordar unos patines…… que bien si mañana puedo estar en la fiesta y no se me tuercen los planes

    1 marzo, 2013 at 17:40
  • David Reply

    Se llama bigotera ,lo que va con el compás.BIGOTERA (de bigotes digo yo)

    1 marzo, 2013 at 18:02
  • Lorena Reply

    A mi me cayó el juego de cubiertos :s pero lo del juego de desayuno no lo había visto… Jajaja

    1 marzo, 2013 at 18:03
  • Anónimo Reply

    MI TÍA OCTOGENARIA REGALÓ A MI HIJO PARA SU COMUNIÓN EL BOLI Y LA PLUMA PARKER (CON LA MEJOR INTENCIÓN).

    1 marzo, 2013 at 18:06
  • YSR Reply

    Mi niña toma la comunión este año y esta encantada con q le regalen dinero, para ir a eurodisney dice la pobre, como si pudiera ir con lo q coja……ainnnsss

    1 marzo, 2013 at 18:08
  • julia Reply

    pues yo hice la comunión en el 70, y aún estoy esperando la muñeca de comunión,me hacia mucha ilusión pero nunca llegó.Los niños de entonces no pediamos las cosas,sabiamos que no se podían tener regalos caros.Cuando mi sobrina hizo la comunión le regalaron varias, yque curioso…. Me quedé con una!.Sueño cumplido, aunque un poco tarde….

    1 marzo, 2013 at 18:30
    • almudena Reply

      Sabes??? Esa era la realidad del momento,nunca pediamos nada y estabamos acostumbrados a no tener de casi nada. Y ese era el regalo chasco, el que nunca llegaba

      1 marzo, 2013 at 20:06
  • Gemma Reply

    He colgado la foto d “mis gemelos” n vuestra pagina d facebook

    1 marzo, 2013 at 18:35
  • merche garcia Reply

    y cuando te regalaban una mu dita decían. en mi pueblo ¿seis que es eso ??jajajjajaaj unas bragas por la cintura y una camiseta interior jajjajajaj blaca por supuesto,y si no el camison y la bata de raso jajjajajajaaj

    1 marzo, 2013 at 18:37
    • Graciela Reply

      Mis tias, con mucho cariño (espero), me hicieron unas bragas y una camiseta de ganchillo. Horrorosas e incomodisimas, pero a juego con los calcetines…

      17 mayo, 2013 at 20:47
      • lachicamolona Reply

        jjajajajajaajajajajjajajajaja me partooo !

        17 mayo, 2013 at 23:43
  • Nela Reply

    Mi peor regalo fue un perro de peluche horrible que todavía esta en la casa del pueblo. Mi muñeca si fue una Nancy que está en el mismo sitio y con el dinero me compre una máquina de escribir Olivetti

    1 marzo, 2013 at 19:24
  • Ade Reply

    A mi me tocó la dichosa muñeca con la velita y el niño Jesús de porcelana ¬¬. El muñeco sigue en su caja desde el 87, eso si en el trastero desde entonces. Y la muñeca…. eso fue el fin de fiesta del día de mi comunión, nunca me gustaron las muñecas, yo quería regalos como los de mis primos varones (coches, balones….) y cuando mi madrina (que anda que no estaba avisada que nada de muñecas…) se presenta con semejante cosa….. vamos mi cara de asco fue tremenda y ya no os digo nada de la cara que se le quedó a ella cuando al final de la tarde después de dejarme jugar con mis nuevos regalos se dieron cuenta de que había desmontado la dichosa pseudo-nancy para ver como funcionaba la dichosa vela. Menuda tragedia montó….. desde entonces no me regaló nada mas, se traumatizó o me lo parece a mi??

    1 marzo, 2013 at 19:56
  • Arancha Reply

    Gracias a dios no hice la comunión y no tuve ninguna de esas venganzas….

    1 marzo, 2013 at 20:02
  • Chus Reply

    Creo que conseguí casi todos los de las lista… menos la muñeca y los patines. Mis primos más jóvenes se mueren de la risa cuando ven estas cosas.

    1 marzo, 2013 at 20:30
  • samarkanda Reply

    A mi me regalaron 3 muñecas, una era la Nancy y otra era muy fea la pobre, 3 joyeros y creo q nada mas porque no se si los cubiertos ya los tenia. El libro de comunion q aun conservo con las firmas, el reloj y lo demas fue dinero. Creo recordar que reuni 75.000 ptas del año 83 q era una pasta y sirvio para pagar el convite, cosa q me sento mal pero a dia de hoy entiendo perfectamente.

    1 marzo, 2013 at 21:28
  • Mamen Reply

    A mi regelaron: El libro de la comunión, algo de dinero y joyas, varios conjuntos de pendientes y sortijas. Ah! también una Cámara Kodak, con esos flash, que se iban gastando uno a uno. Los de los cubiertos con las iniciales, se lo regalaron a mi hermano mayor.

    1 marzo, 2013 at 21:32
  • inma Reply

    Yo no tuve muñeca, pero, si que tuve joyeros, y lo digo en plura porque me regalaron por lo menos 10. Ya no habia sitio en cada para todos. Y encima, todos vacios, se olvidaron las joyas.

    1 marzo, 2013 at 22:32
  • Marta Reply

    Comunión, Mayo del 84:

    * La Alina, de Comunión (deseaba que terminaran las clases para jugar con ella)
    * Reloj Casio.
    * Medalla de plata
    * Cubierto de comida (lo uso aún cuando voy a casa de mis padres)
    * Dinero (qué padres más honrados… me lo guardaron y con aportaciones varias, me compraron la bici!1)
    * Una Biblia… (no comment)
    * Y lo mejor de todo… un montón de fotos de aquel día.

    Qué buenos tiempos…

    1 marzo, 2013 at 22:55
  • Nuria Reply

    ¡¡El libro de comunión es el mismo que me regalaron a mi!!
    Que yo recuerde, lo que más ilusión me hizo fue una minicalculadora con las operaciones básicas más raices cuadradas que era el no va más (era el 83), además, un estuche de dos pisos, una Leslie comunión, tres o cuatro cajas de bombones, y luego los regalos “útiles”, que siempre sospeché que había escogido mi madre: el camisón, los cubiertos, el reloj de agujas, un vestido y una cartera para el colegio (que tiempos, íbamos al colegio con carteras, no con mochilas).

    ¡Se me olvidaba! Mi tía abuela me tejió una chaqueta blanca de angora que llevé toda orgullosa el mismo día de la comunión y con la que parecía el Yeti, lo que trae a colación algunos de los greatest hits fashionistas de aquellos tiempos, las bragas de ganchillo, los calcetines de perlé y los jerseys de ochos que pasaban de hermano a hermano y luego a primos, me mondo recordándolo, jeje.

    2 marzo, 2013 at 00:30
  • yo Reply

    Dos compases me cayeron a mí!!

    2 marzo, 2013 at 01:07
  • Almudena Reply

    De estos regalos chascos a mí sólo me regalaron dinero (chasco???) que me encantó juntarme con una buena cantidad para luego comprarme los libros que quería, y joyas, pero no la típica cadenita con la medallita, sino una media caña de oro y unos pendiente de perlas con forma de lágrima, que sigo usando porque son joyas para toda la vida. Vamos, que de chascos nada.

    2 marzo, 2013 at 08:37
  • Majka Reply

    Pues a mi me regalaron un joyero piano de cola que cuando lo abrias sonaba la melodia del padrino.

    2 marzo, 2013 at 09:36
  • Albertus Reply

    Pues yo, desde mi comunión hace tres décadas, no uso otra cosa para escribir que no sea o un lápiz o una de las plumas Parker que he ido atesorando año tras año. Para mí una estilográfica era un regalo bien deseado.

    2 marzo, 2013 at 09:53
  • maitelugones Reply

    ¡ El joyero es igual que el mio! Todavía esta en mi habitación en casa de mis padres, y cada vez que voy le doy cuerda y pongo a la bailarina a bailar.

    2 marzo, 2013 at 11:16
  • Ara Reply

    A mi hermana le regalaron varias muñecas de comunión a cual más espeluznante. Una de ellas iba vestida como la niña de Los Otros, y además rezaba y cantaba el Ave María. No daba miedo ni “na” la “mu” puñetera…

    2 marzo, 2013 at 18:44
  • Francis Reply

    ¿A alguien le regalalron un juego de bolis con soporte en el que había un retrato de Juan Pablo II? Acojonante.
    Ah, y el reloj Casio, un clásico.

    2 marzo, 2013 at 20:19
    • Anónimo Reply

      A mí me regalaron una cosa de esas…

      3 marzo, 2013 at 16:45
    • Syl Reply

      Anda, no he leído tu comentario, y precisamente acabo de publicar uno comentando que a mi hermano le regalaron uno de ésos.

      20 marzo, 2013 at 16:04
  • Agus Reply

    El regalo más absurdo que recibí para mi comunión fué una harmónica, allá por el año 81. Todavía no le he encontrado el sentido.

    3 marzo, 2013 at 13:56
  • Loles Reply

    a mi que no me gustaba nada de lo flamenco (a mi madre si que era una muy folklorica) me regalaron tela de lunares para que me hiciese mi madre un vestido de gitana y mi abuela me pago las clases para aprender a bailar sevillanas, un baile que odiaba y aprendi a la fuerza (y sigo aborreciendolo gracias a aquello)
    tambien una biblia

    4 marzo, 2013 at 20:54
  • Antonio Reply

    No sé si alguien lo habrá puesto, pero a mi también me regalaron una de estas escribanías de plástico con 3 bolis de colores que han estado años junto al telefono de casa para las anotaciones rápidas…
    http://pictures2.todocoleccion.net/tc/2009/09/18/14988140.jpg

    5 marzo, 2013 at 09:18
  • Isis Reply

    Tuve las joyas (y aún las tengo, claro, como bien decís cualquiera las lleva a un Compro Oro…), la muñeca y el libro idénticossss, y la taza de borde dorado (en la que acabé comiendo los Chocapic, por darle uso). Y una consola Sega Master Sistem II, jajaja, el Sonic era lo más!! que hacía así con el pie como gesto de impaciencia cuando lo tenías parado un rato y ya te parecía la leche.
    Dinero también, pero como a muchos, mi madre me dijo automáticamente: trae para acá que la comida ha salido carita. Y se lo dabas sin rechistar. Diles eso a los niños de ahora…

    8 marzo, 2013 at 11:42
  • Dani Reply

    Yo no hice la primera comunión, allá por 2001, pero puedo relatar, a pesar de no ser de la quinta de la EGB, que el regalo que más ilusión me ha hecho ver, a pesar de que parezca afeminado es la bailarina joyero, mi tía, nacida en el 74 tiene una caja joyero como esa, me ha hecho ilusión volver a verla, recuerdo que cuando tenía 2 años alucinaba en colores con ese joyero. Gran aporte de nuevo, no sabéis la suerte que tenéis de nacer en los 70 y vivir en los 80, me hubiera encantado hacerlo. Un saludo!

    10 marzo, 2013 at 19:41
  • oscar Reply

    como mui bien dice el titulo de este post , los regalo de comunion chasco . hablando claro para nosotros esos regalos eran una mierda . yo hice la comunion tarde cuando tenia 10 años en junio de 1987 y recuerdo que me regalaron un reloj bañado en oro de estos de imitacion que se solian regalar en comuniones , un calculadora , el conjunto de boligrafos que nisiquiera tenian tinta para poder escribir . lo unico que me gusto fue el unico juguete que recibi en la comunion que era un coche descapotable color rojo de estos de coleccion y dinero , esa noche recuerdo oir hablar por tfn a mi madre llorando por que recuerdo que se deceptiono por que se esperaba mejor trato de familiares hacia mi porque segun mi madre mis regalos ern mui pobres tratandose de una comunion , etc…. lo que mas recuerdo con nostalgia es ver a los estudiantes de la tuna en el restaurante dedicandome un par de canciones y encontrarme con un amigo mui especial al que echo de menos , saludos

    12 marzo, 2013 at 03:22
  • Syl Reply

    A mi hermano y a mí nos tocaron sendas huchas con forma de libro, con un angelito pintado. Todavía andan por ahí… Aparte, a mí la típica muñeca, y a mi hermano un juego de escritorio con dos bolis y la foto del papa Juan Pablo II. El soporte de los bolis era una bola llena de arena… la de ratos divertidos que habremos pasado con esa bola.

    20 marzo, 2013 at 16:01
  • LUISA MARIA Reply

    Y LAS MUDAS DE CAMISETA Y BRAGAS SOBAQUERAS CALADAS A JUEGO!

    3 abril, 2013 at 21:13
    • Isabel Díez Garrido Reply

      de perlé, de lo más incomodo, con unas cintitas con lazo que siempre se desataban…” muy fina la mudita”, decían.

      17 mayo, 2013 at 20:57
  • LUISA MARIA Reply

    Y LA CAJA DE CAUDALES CON SU LLAVECICA!

    3 abril, 2013 at 21:14
  • LUISA MARIA Reply

    Y EL NIÑICO JESUS CON SU ALFOMBRA BLANCA!

    3 abril, 2013 at 21:14
  • Marina Reply

    Dios, yo hice la comunión en el 2001 con 9 añitos y mi muñeca fue exactamente esa que has publicado…la mía hablaba además, el problema era que lo hacía con la voz de Lord Voldemort…Y bueno, toda la familia regalando joyas que en mi vida me he puesto ni me pondré, algunas no sé ni donde están: pendientes,no sé cuántas pulseras, cadenitas, cruces, piedras preciosas a modo de colgante, dos libros de comunión (yo en ellos guardaba las estampitas de comunión de mis amigos) y dos muñecas de porcelana que asustaban al miedo. Con 9 años yo lo único que quería eran chuches, una Nancy y los libros de Kika suprebruja (no la niña del exorcista, made in china,de comunión) Jajaja, pero supongo que estas son las batallitas que nos quedan…ahora cuando veo a mis primos que hacen la comunión y sólo saben pedir tablets y móviles android pienso…¿Dónde quedó la Nancy?

    8 abril, 2013 at 20:28
  • andijor Reply

    eso es como siempre, en comuniones, cumpleaños, navidades, bodas, etc… Siempre van a haber regalos chascos de vez en cuando y es que no siempre se puede acertar, cuando haces un regalo, que es algo “sorpresa” siempre hay esa posibilidad de fallar…

    22 abril, 2013 at 12:28
  • Lucía Reply

    Yo tenía uno de esos joyeros de alta tecnología (con bailarina de quita y pon) y ese mismo libro de la primera comunión. Pero el peor regalo de todos fue un joyero esperpento, con una cabeza de una muñeca de porcelana en la tapa, que haría las delicias de cualquier director de cine de terror.

    28 abril, 2013 at 12:29
  • Alfonso Reply

    Imperdonable el olvido del misal.

    1 mayo, 2013 at 20:15
  • Juliana Vicente Marin Reply

    Que suerte tuvisteis a mi una medalla y un juego de cubiertos ,que nunca utilice

    17 mayo, 2013 at 18:51
  • SILKE Reply

    JAJAJAJAJ, si falta el RELOJ CASIO, EL PIANITO CASIO Y….. un GLOBO TERRÁQUEO ILUMINADO…

    17 mayo, 2013 at 18:59
  • Mariate Reply

    A mi la muñeca de comunión me la regalaron al comprar el vestido… y siguen las dos (la de mi hermana y la mía) en el mismo sitio, encima del armario en la habitación que compartiamos… Al lado de las muñecas militaras… todo un museo…

    17 mayo, 2013 at 19:01
  • Pedro Reply

    los walkman era lo mejor!! sobre todo si podías rebobinar la cinta sin sacar la cinta xDD

    17 mayo, 2013 at 19:05
  • Anónimo Reply

    joder que modernos , año 1970, un reloj que aguanto a duras penas la iglesia, 6000 pesetas en total (sobre todo monedas de cien pesetas de las gordas) , estuche de pluma y boli color nacar que nunca utilice, los cubiertos que aun hoy en dia son los que utilizo (creo que cuchillo no tenia) no recuerdo el libro me parece que no me lo rergalaron eso si la medalla (que creo que la lleva mi madre colgada ) y el anillo que se me quedo pequeño enseguida y no se donde esta. Mencion aparte eran los trajes muchos prestados (como en mi caso) que llevaban mas de una comunion

    17 mayo, 2013 at 19:07
  • Zoraida Reply

    Mis familiares se pusieron todos de acuerdo y sólo me regalaron dinero. En total 14.000 ptas. con las que mi madre pagó las fotos de la comunión y el convite. Solo una amiga de mi madre me regaló un libro de cuentos que aún conservo. Que recuerdos.

    17 mayo, 2013 at 19:08
  • Loli Reply

    ¡ESE es mi libro de comunión! Igualito. Y seguro que todavía está por casa de mis padres. De la lista, tuve unos cuantos regalos. Otros tiempos, claro está. Regálale ahora una cosita de esta lista a un niño/a que haga la comunión y verás la mirada que te lanza… si es que no te lanza directamente el regalo, jajajaja!!!

    17 mayo, 2013 at 19:33
  • raquel Reply

    Ese espanto de muñeca, es exactamente la misma, la leche……………………….

    17 mayo, 2013 at 19:47
  • Nuria Reply

    Pues yo no entiendo por qué el joyero con la bailarina está entre los regalos más chuscos. Yo creo que esto lo ha escrito un chico. A una amiga mía le regalaron un sello de oro con un rubí que flipabas y yo los cubiertos los utilicé años y años hasta que se perdieron. La cámara de fotos también molaba un montón. En cuanto a la medalla, como mi madrina era un poco tacaña y bastante extravagante, en vez de una medalla de oro con el rostro de la Virgen, como a todo el mundo, me regaló un colgante de plata con mi signo del zodiaco ¿¿¿???. El vestido lo escogí especial para que no se pudiera cortar porque era de tul y además yo era (y soy) muy alta y no se lo pudo quedar nadie, muajuajuajuajua (risa de la Bruja Avería).
    Del dinero no vi un duro, por supuesto.

    17 mayo, 2013 at 20:02
  • Ella Reply

    EL GLOBO TERRAQUEO!!!!! q eso si q era chascazo … A MENOS QUE…… fuese con luz!!!!

    17 mayo, 2013 at 20:05
  • Anónimo Reply

    y el camisón y el viso a juego… Horrorosooossss!!! no los utilice nunca

    17 mayo, 2013 at 20:23
  • RAQUEL BROCAL Reply

    Mis regalos de comunión fueron: Un cámara kodak instamatic 25, el barriguitas indio, el segundo vestido de comunión, con sus zuecos, el camisón y la bata a juego, que por cierto lo pude usar cuando cumplí unos 15 años más o menos, el reloj casio, pero de los metálicos, el aderezo (pendientes, cadena,la esclava,anillo) y el llibro de firmas lo heredé de una de mis hermanas que le sobró, taché el nombre y ya era mío.

    17 mayo, 2013 at 20:27
  • Quelita Reply

    A mí me cayó el juego de cubiertos, el anillito, los pendientes, la pulsera, la cadenita, dos juegos de bolígrafos, ropa interior, juego de camisón y bata, el compás, dinero, y el regalo sorpresa de mi madre fue una colección de pitufos con seta incluída…

    17 mayo, 2013 at 21:22
  • maria Reply

    Os faltan el reloj de comunion casio, el juego de escritorio con abre cartas, el marco de fotos y la muda oara debajo del traje

    17 mayo, 2013 at 22:24
  • lachicamolona Reply

    Jooooo yo ya ni me acuerdo de los regalos que recibí, la hice en 77, seguro que chascos y buenos.
    Pero siempre me acordaré de la cara que puso mi madre al verme ir hacía ella, minutos antes de la celebración, toda chorreante de agua, porque había estado jugando con mis primos al borde de un estanque que tenía por fuera la iglesia y me caí dentro.

    17 mayo, 2013 at 23:52
    • lachicamolona Reply

      Y además por motivos de trabajo de mi padre la hacía yo sola.

      17 mayo, 2013 at 23:53
  • conchi Reply

    Yo hice la comunión en el 90 junto a mi hermana, tuve la Nancy, por supuesto, pero para mi el chasco más grande fue otra muñeca que se llamaba darling, era como la hermana fea de barbie, más barata y con unos pies enooormes. Hoy día sigo usando un pijama que me regalaron grande “para que le sirva más adelante”, jajaja, y tanto…

    18 mayo, 2013 at 00:40
  • Luisa Reply

    Yo la hice en el 67. Imaginaos. Un album que al menos no era “nacarado”. Todavia existe. Una kodak instamatic q fue la unica camara en mi casa en 25 años y que se quedo mi padre. La muñeca de comunion que no me dejaron jugar jamás con ella porque era “para adornar” y un cuento “beato” y alusivo. Ah! Y de fotos en ese dia nada… Al cabo de un mes me puse el vestido otra vez y me llevaron a un fotografo para hacerme una. Que tiempos!

    18 mayo, 2013 at 09:45
  • asun Reply

    Pues a mi me gustaba todo.

    19 mayo, 2013 at 17:53
  • mónica v Reply

    Merce, yo tuve ese Niño Jesús que dices, pero sólo ” prestado “, jejeje, nos lo dejaban las monjas para hacernos con él una de las fotos del álbum

    20 agosto, 2013 at 02:34
  • Becka Reply

    El álbum de fotos, el compás… Y el globo terráqueo que era lámpara al mismo tiempo! Algunos eran un chasco jajaja como el típico joyero y marco para fotos.

    16 noviembre, 2013 at 14:38
  • Traveling Pics Reply

    Acá en Perú se regala el libro de comunión, algún recuerdito cutre (una crucecita o un rosario), un librito con las vidas de los santos niños* y consejos sobre urbanidad y buenos modales, y nada más. Y Ahora que lo pienso, nunca supe qué fue de mi vestido de comunión. Mi mamá lo guardó y eso es todo lo que sé.

    Lo que sí es costumbre en Perú (o lo era en los noventas) eran las tarjetitas de recuerdo. Cada niño o niña se mandaba hacer 30 o 40 iguales, con su nombre, fecha y lugar de la comunión en letras doradas y algún dibujo te temas religiosos, todo muy adornado, a veces en cartón, a veces en pergamino. La idea era intercambiar entre tod@s las tarjetas, así cada cual terminaba con 40 tarjetas distintas de tod@s l@s compañer@s de clase (y claro, se guardaban unas extra para los familiares).

    Increíble, no conservo nada de mi primera comunión. Me deshice de toda la parafernalia religiosa en el 2000 al volverme atea. Y no me arrepiento :)

    * los santos niños eran todos del siglo I cuando los cristianos eran perseguidos. Las partes que más me gustaba leer eran las formas en que los mataban: comidos por los leones, arrojados contra el suelo de piedra, crucificados, lapidados, torturados… wait ¿era eso lectura para niños? Horror!!!

    27 noviembre, 2013 at 19:35
  • Marta Reply

    A parte de el diario de la primera comunión, me junté con 3 cámaras de fotos!!!! Yo quería el juego de compás y acabé ahorrando y comprandomelo yo.

    2 marzo, 2014 at 20:00
  • SUSANA Reply

    Yo me quedé con las ganas del libro de las firmas, por eso se lo compré a mis hijos. El chasco fue ver que todo el dinero de la limosnera, se lo llevaron mis papis….lo vi entrar y salir… Por supuesto tuve muñeca de comunión, regalada por mis hermanas, Leslie, la hermana de Nancy.

    2 marzo, 2014 at 20:26
  • Anónimo Reply

    Y los relojes. ..También eran típicos de las comuniones. .. Las pulserasde plata…

    2 marzo, 2014 at 20:47
  • Beatriz Reply

    Cuando celebré mi comunión debían estar de rebajas los camisones porque a falta de uno o dos me junté con 6. Ya no sabía que hacer con tantos. Al menos me dejaron escoger el vestido de comunión y la muñeca más recargada que había en la tienda. El libro de comunión lo tengo en blanco y en su caja aún. Y respecto a las joyas… no me quejo el oro siempre es oro ;) De los regalos de la lista buena los tuve casi todos pero no me los regalaron por la comunión más bien mis padres por reyes o cumpleaños. La gente me dio dinero y lo invertí en bolsa ;)

    2 marzo, 2014 at 21:14
  • Lucia Reply

    pues yo con cuarenta y tantos sigo usando los cubiertos con mi nombre :)

    2 marzo, 2014 at 21:28
  • Anna Reply

    Mis hijos cuando van a comer a casa de su abuela utilizan los cubiertos de comunión de du padre… Y sobre el dinerito siempre me acordare aquella frase “de donde crees que han salido esos pantalones???” Y es que era normal, somos 8 hermanos… Para pedir algo

    2 marzo, 2014 at 21:42
  • Carolina Reply

    Menos la minicadena me cayeron todos

    2 marzo, 2014 at 21:50
  • rakelarre Reply

    Jaja. yo afortunadamente me ahorré todo eso. Fui una de las afortunadas que en aquella época no hizo la comuion.

    2 marzo, 2014 at 22:03
  • Vier Reply

    A mi me cayeron el libro, las joyas, y el boli. Con el dinero me compré la primera cámara de fotos.

    2 marzo, 2014 at 22:06
  • Irene Reply

    Anda q lo mio fue de aupa…me regalaron dinero q ni oli,una cadena de oro
    y un reloj q ni ponia la marca, pero lo mjor de td fue q marcos de fotos de plata me regalaron como 6 o 7…ni un triste album de fotos…y para mas inri, unos tios me llevaron a elegir el regalo de comunion a una tienda y como elegi unos patines, me cayo una racha…mi madre hubiese preferido ropa…claro!!

    2 marzo, 2014 at 22:40
  • Fran Navarro Baguena Reply

    pienso, no se si lo han dicho anteriormente, la.bola del mundo iluminada, creo que todo un clasico en la.comunion

    2 marzo, 2014 at 23:49
  • Anónimo Reply

    pues a mi me soltaron bastante pasta y es lo q mas ilusión me hacia por que con eso pude comprarme una bici

    3 marzo, 2014 at 00:08
  • Anónimo Reply

    En mi caso se repitieron las linternas con radio y bombillas tipo policía

    3 marzo, 2014 at 09:00
  • Anónimo Reply

    a mi me cayó un regalazo,un dolor de pies de mil pares de co……por llevar zapatos pequeños!!!

    3 marzo, 2014 at 09:54
  • Toni Reply

    Año 73, aparte de las típicas chorradas, una agfamatic y una escopeta de balines!!

    3 marzo, 2014 at 11:07
  • Esteban Reply

    Todavía tengo (y uso) mi cubertería con el nombre grabado. El cuchillo se partió hace años, pero mis hijos todavía discuten por quien las usa porque les gusta mucho.

    3 marzo, 2014 at 21:14
  • Jordi Reply

    El relog marca “duwart”, obviamente enorme y que guardaron en casa para cuando fuera mayor… Ya de mayor no funcionaba y jamás lo llegué a usar… que trauma!

    Un cuadro de madera alusivo al esfuerzo.

    Y como no… con la excusa de que les haría mucha ilusión… me hicieron escribir a mano Todos los recordatorios… corría el año 79.

    Después recuerdo que la fiesta la hicimos el la masia… con Todos los primos… y por supuesto, como que mis padres iban de progres… en vez de traje de comunión… una camisa blanca con chorreras y unos pantaló es grises con los que iba “monísimo”.

    30 marzo, 2014 at 19:07
  • Carmen Reply

    jajajaj. Me cayeron todos. Y encima al ser la hermana perqueña, el niñito Jesús y el cáliz fue “heredado”

    11 abril, 2014 at 00:47
  • Anónimo Reply

    Nunca me importaron lo que me regalasen… La cubertería aún la tengo y la uso (perdí hace años el tenedor, pero cuchillo y cuchara siguen conmigo) La muñeca de comunión sí que que me cayó la Nancy, aunque la perdí en un traslado de casa, me regalaron 2 cajas de música y muy parecidas, me ofrecieron cambiar una por otra cosa y no quise, lo que me regalaron fue eso, así que era lo que quería quedarme, y aún conservo las 2, en cuanto al dinero, creo que en total fueron unas 25.000 ptas, me compré una maquinita de esas de marcianitos (la cual acabó rota, y ya no conservo) y el resto del dinero se lo dí a mi madre, yo no lo necesitaba para nada….
    Soy atea y no hice la comunión ni por convicción ni por los regalos, me sentía rara por ser la única de mi clase que no la iba a hacer, así que tuve que pegarme los 2 cursos de catequesis en un solo año para poder hacer la comunión con todos los de mi clase.. ni llevaba librito ni nada… me pusieron para las fotos un ramito de flores (de plástico XDDD) que hoy en día lo veo y queda un poco cutre, pero igual.. :-p

    14 mayo, 2015 at 19:22
  • marisa Reply

    El pero regalo con diferencia era el niño Jesús GIGANTE de porcelana tumbado en su mantita de pelo blanca, no cabía ni en la mesita de noche! ahí estubo hasta que se rompió un día…
    AH! y la mudita, me junté con tres o cuatro.

    14 mayo, 2015 at 19:49
  • pilar Reply

    y el conjunto de interior de camiseta y bata para las chicas. Mi madre cambio un monton de ropa interior porque eso se llevaba, era la pureza del alma o yo que se….

    14 mayo, 2015 at 21:23
  • Ohiana Reply

    Yo la hice en el 88 y me llevé un chasco tremendo. En vez de la Nancy me regalaron dos muñecas horrendas de porcelana que encima eran de adorno , una licuadora Moulinex y champú y jabón de Royal Ambree además de un joyero horripilante de dos pisos redondo con angelito. Me deberían de haber dado un Óscar por fingir magistrmente que cualquiera de estos regalos me hacían ilusión, lo mejor fue un libro de cuentos.
    Ojo, a mi hermano le cayó dinero y una maquinita en el 85 o sea que no me lo explico .

    14 mayo, 2015 at 21:54
  • Juanma Reply

    Pues yo aún llevo el anillo de la comunión, adaptado a la medida adulta.

    14 mayo, 2015 at 23:18
  • juan Reply

    Y el áridas tango??(de platico claro…)

    15 mayo, 2015 at 00:40
  • Elisabet Reply

    ¿Y el chandal que?¿ y el camisón blanco de raso para las chicas que era de lo más incomodo?

    15 mayo, 2015 at 11:11
  • adriana Reply

    Yo soy de México y todo es demasiado similar, excepto por la porcelana y los cubiertos con tu inicial, Me rei mucho !! jajaja

    25 julio, 2015 at 19:56
  • Berriche Reply

    A mí me regalaron también los cubiertos, el desayuno, skijama, camisones, hucha de la primera comunión, Bragado y camisetas, calcetines de perlé , la muñeca el niño Jesús, libro de la primera comunión, estuches de colo nias que olían fatal, Pañuelos bordados…. Nada de la lista de regalos chulos!!!! Y si eran chulos no te dejaban usarlos.

    29 abril, 2017 at 17:27
  • Pekito Reply

    Y la famosa hucha de comunión ?

    29 abril, 2017 at 19:49
  • Marisa Reply

    Falta la maquina de escribir olivetti cuando todos deseabamos la maquina de escribir electrica, Los jolleros,el juego de camison y bata de abuela.

    3 mayo, 2017 at 22:15
  • Raquel Reply

    Yo tube,los cubiertos,el juego de desayuno,el de comer (plato plano,hondo y de postre) juego de copas,vamos la mesa completa para comer,el album,la hucha,los recordatorios,tambien te regalaban la ropa interior,los calcetined o los zapatos.
    El mas original exclusivo para mi fue un plato de ceramica para colgar en la pared con un dibujo de comunion con mi nombre y la fecha.

    3 mayo, 2017 at 22:21
  • Ana Reply

    Me gustaba mi cubertería de terciopelo azul

    3 mayo, 2017 at 22:28
  • Marta Reply

    Se os han olvidado los jesuitas para la cómoda, a mi me regalaron dos, la muñeca, el libro y dinero

    3 mayo, 2017 at 22:36
    • Marta Reply

      Jesusitos. Ah y también la cuberteria

      3 mayo, 2017 at 22:37
  • Fernand Reply

    el joyero con la figura del ángel y los bolis a los lados (azul y rojo)

    3 mayo, 2017 at 22:38
  • Loli Reply

    Pues, por cutres que veamos hoy todos estos regalos de comunión seguro a mi me gustaban, no me faltaron ni el álbum, las tazas de desayuno, el joyero, el diario, el niño Jesús, el juego de cubiertos, el calzador con el cepillo para la ropa, el conjunto de camisón con su bata y también la medalla, el reloj, mi juego de pendientes y anillo, pero desde luego lo que más me gustó fue mi Nancy y el pastel de tres pisos además de que también era la primera vez que me daban tanto dinero yo me divertí mucho contandolo. Para mi fue un día genial, tengo muy buenos recuerdos y estoy seguro que me quedé con ganas de que me dieran aún más regalos.

    3 mayo, 2017 at 23:03
  • Coproneta Reply

    Y ropa interior de perlé. Camiseta, bragas y esas cárceles de pies llamados calcetines. Que incómoda era, por dios!

    3 mayo, 2017 at 23:07
  • Mazame Reply

    A mi me regalaron un montón de estuches de colores, al menos cuatro con todo tipo de utensilios. Lo que pasa que nunca me gustó ni dibujar ni colorear ni nada de eso. Más bien se me daba fatal por lo que si hubiera existido Wallapop los habría vendido todos. Tb me regalaron una calculadora que lo único que hacía era decir los números en voz alta cuando presionabas. Eso sí en español, inglés, francés y alemán…

    3 mayo, 2017 at 23:09
  • Juana Roca Reply

    …la ropa interior (camiseta,braguita y calcetines caladitos) que te regalaba la tía fulanita, para el día en cuestión.

    4 mayo, 2017 at 22:30
  • Fernando Reply

    Y el diccionario Anaya?

    6 mayo, 2017 at 01:44

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies