Revisamos que llevaba en la cartera del cole un niño en la EGB

Cartera-cole-Perona

Sabemos que lo de revisar las bolsas ajenas no está bien, pero hoy con el permiso del niño y de sus padres hemos abierto una de aquellas mochilas Perona para comprobar qué es lo que llevaba un niño al cole en los años de la EGB.

No sé vosotros pero en mi cartera no podían faltar varios de estos artículos, por no decir todos. ¿Y en la tuya?

Ceras Manley

Ceras-Manley

Abrir aquella caja de ceras Manley significaba acabar con todas las manos de colores. A nosotros nos encantaban porque sabíamos que eran pinturas de mayores, pero nuestras madres no las podían ni ver. ¿A que todavía recuerdas su olor?

Plastidecor

Plastidecor

Por fin unas pinturas de cera que no manchaban las manos y más fáciles de manejar al tener unas dimensiones similares a los lápices y oras pinturas que ya estábamos acostumbrados a utilizar. Arrasaron en el mercado. Llegaba un momento en el que la única pintura que se veía en esa ventanita troquelada de la caja era la blanca. Yo siempre la dejaba sin estrenar, ¿tú para qué la utilizabas?

Rotuladores Carioca

Rotuladores-Carioca

Entre tú y yo, pintar con rotuladores siempre ha sido más divertido que con ceras ¿o no? Y la caja de 36 rotus de colores de Carioca era un lujazo, la envidia de toda la clase. Eso sí, ni se te ocurría dejarla sola sobre la mesa porque sabías que cuando volvieras alguno iba a faltar. Ahora sí que tenías colores para pintar todo el mundo con todo tipo de matices, hasta el deseado color carne. Se acabaron las personas de color rosa o naranjas.

Estuche Pelikan

Estuche-Pelikan-1

Los había de dos y hasta tres pisos y mecanizados de forma que al pulsar un botón te salía un pequeño compartimento para el sacapuntas, nunca ha existido en el mundo un estuche que mejore a los Pelikan. Eso sí, había tantos compartimentos para rellenar que algunas de las cosas que traían jamás las utilizamos, ni llegamos a saber su utilidad. Todo un misterio.

Estuche-Pelikan-2

Anillas

Anillas-carpeta

Nos adentramos en el maravilloso mundo de las anillas, ni una sola hoja suelta, todas tenían que ir perfectamente agujereadas y con su anilla correspondiente. ¿A que te las acababas poniendo de pendientes en la oreja y en la nariz? No teníamos piercing pero sí anillas.

Refuerzos anillas

pegatas-anillas

Pero las dichosas hojas se acababan rompiendo y saliéndose de las anillas. No importa, ¿para que estaban esas pegatinas circulares llamadas refuerzos? Lo difícil era encontrar una hoja que no hubieras tenido que reforzar con varias pegatas.

Perforador anillas

perforador-anillas

Me pregunto como haríamos los agujeros a las hojas antes de que llegara este aparato y es que os garantizo que me acuerdo perfectamente cuando apareció y supuso toda una revolución. Su nombre no podía ser otro que Perforette y las hojas pasaron de ser de 2 anillas a 6, 8 o incluso 10.

Transfert

Transfert-Plastidecor

¿Viviste la fiebre de los Kalkitos? Un vicio, ¿verdad? te pasabas el día traspasando aquellos personajes de su lamina original a todo tipo de superficies, hasta en el cabecero de la cama aparecieron los animales perhistóricos del Transfert Plastidecor. Más adelante nos pasamos al Letraset.

Laminas Freixas

laminas-Freixas

Con todos los artilugios de dibujo y pintura que llevábamos en nuestras carteras no entiendo porqué hoy en día no somos todos unos artistas. Bueno, en realidad sí lo sé, nos pasábamos el día copiando y calcando las famosas láminas del señor Freixas. Las había absolutamente de todos los temas pero su estilo era tan característico que nunca colaba que aquel dibujo que presentabas había salido de tu imaginación.

Papel de calco

papel-de-calco

El papel de calco siempre bien escondido como la prueba del delito que era y el que diga que nunca lo utilizó miente. Eso sí, parece que aquello estaba controlado por los profes, el dibujo te estaba quedando perfecto y en el último trazo se te manchaba todo el papel de ese azul que no había quien lo borrara. ¿Qué hacemos ahora?

También puedes ver:

¿Quién no hizo alguno de estos trabajos de pretecnología en los 70 y 80?
Aquellas clases de gimnasia de la EGB y sus aparatos de tortura


Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


 
 

Comentarios (91)

  • Viejuno Reply

    Yo, era ver un papel de calco y volverme loco. Hasta con el de las quinielas de la época.

    11 febrero, 2013 at 21:05
    • MARISOL Reply

      Igual que yo ,tambien usaba el de las quinielas.Alguien sabe si aún existe el papel de calco?

      11 febrero, 2013 at 21:39
      • Sara M. Reply

        ¡Claro que existe! Y es relativamente caro.

        11 febrero, 2013 at 22:11
        • fermin Reply

          Dimelo a mi,hace poco compre unas hojas y me “soplaron”un ojo de la cara…q tiempos aquellos!.Gracias por arrancarme todos los dias una sonrisa,seguid asi,porfa.

          14 febrero, 2013 at 17:12
        • Laura Cortina Reply

          Perdon, cuando decis caro a que os referis, yo tenia una papeleria y vendia cada hoja a 0,25 €, claro que quiza yo cobraba muy barato y por eso he tenido que cerrar, todavia me queda aqui por casa.

          23 mayo, 2013 at 00:31
          • Anónimo

            Yo lo vendo a 0,35 y se sigue vendiendo mucho, no sólo para calcar mapas mudos sino para las señoras que van a clases de pintura y calcan las láminas, je,je

            23 mayo, 2013 at 00:50
        • MANUEL GARCÍA CASADO Reply

          Cierto que aún existen y son carillos. Pero también hay unos que no manchan y están pensados principalmente para trabajar sobre tela. Aún mi madre los usa de vez en cuando para cuando hace dibujos sobre tela (¡calca digo!). Y también creo que existe o llegó a existir ya muy posteriormente a este calco que manchaba unos que parecían papel de envolver finitos y que marcabas (dibujabas o escribias) con bolígrafo azul y salía azul. O en otro color y salía en ese color la copia.

          24 mayo, 2013 at 23:36
      • Gertrudis Reply

        Sí, todavía existe, hoy mismo compré uno para calamar en blanco sobre una tela negra.

        12 febrero, 2013 at 00:57
      • montse Reply

        si que existe, aunque es difícil de encontrar.

        22 mayo, 2013 at 23:27
      • Anónimo Reply

        Si existe, compre el otro dia uno a mi hija para calcar un mapa y flipo, si esq hay cosas q siempre resuelven

        13 noviembre, 2014 at 00:48
      • Chris Reply

        Marisol, si existe el calco, ahora se utiliza para hacer los dibujos en las tablas de marquetería en manualidades, pero poca cosa mas

        9 septiembre, 2016 at 00:00
    • Luciano Reply

      La mayoría de las veces que iba a un estanco a pedir quinielas se negaban, decían que solo las quería para jugar con el calco.

      12 febrero, 2013 at 00:23
  • Rocio Reply

    Jo, lo he tenido casi todo, menos los refuerzos y las laminas freixas… como molaba la caja de rotus

    11 febrero, 2013 at 21:05
  • pilar Reply

    yo lo he tenido todo menos las laminas, faltan las gomas de milan pequeñas de dibujitos.

    11 febrero, 2013 at 21:13
    • benito Reply

      las gomas de Milan tan blancas! daban ganas de echarle un muerdo xD

      15 febrero, 2013 at 10:53
  • maria Reply

    JJJJJJJ, yo lo he tenido casi todo, menos los refuerzos de anillas, en mi cole las anillas las teniamos las chichas pra aprender a ganchillar a su alrededor, yo aún guardo varias muñecas de anillas, es más aún debe anillas en casa, jjjjjjj. El papel de calco yo lo tenia para la odiosa maquina de escribir, nos aprndendian en mecanografia a trabajar con el, pero la verdad, es que se enguarraba todo siempre, no solo cuando dibujabas ehhh, que yo comenze a currar en despachos y lo del calco lo haciamos todos mal en la maquina, jjjjjjj . Y ahora vas a los chinos y tienen el paquete de rotus, carioca a dos euros, que tiempos, que valor le dabamos a todo, y cuanto lo cuidabamos cuando nos costaba tanto tenerlos. ¿Verdad?

    11 febrero, 2013 at 21:19
    • MANUEL GARCÍA CASADO Reply

      Esas anillas aún se venden: ¡Pídelas en la papelería! Vienen en paquetitos (cajitas) y según el tamaño más o menos cantidad de ellas. Y hasta no hace mucho en la oficina teníamos para algunos momentos. Siempre te salen de un apuro.
      Ese aparatito de hacer agujeros de uno a uno es muy posterior a mi EGB. Yo lo he conocido ya en los años 80. Hay unas máquinas de hacer agujeros en los papeles que se pueden variar la distancia (son para 4 agujeros). Otros son fijos. Estos son más para oficinas pero se usan ya hace muchossss años.

      24 mayo, 2013 at 23:44
  • Anónimo Reply

    yo todo jejr.tendriamo k poner tb el compas para meter el lapiz,

    11 febrero, 2013 at 21:34
    • montse Reply

      es verdad!!!

      22 mayo, 2013 at 23:29
    • MANUEL GARCÍA CASADO Reply

      Y una especie de caperuzón que se ponía el el lapicero (lado contrario a la punta) cuando este ya quedaba muy pequeño y no se agarraba bien. También era para aprovechar más aún el lapicero.
      Yo no lo he llegado a usar, pero si los he visto usar.
      Luego aparecieron los portaminas en los colegios aunque ya en las oficinas técnicas de delineación, etc. ya se usaban.

      ¿Quén RECUERDA LSS ESTILOGRAF (LOS CONOCIDOS ROTRING, POR LA MARCA ROTRING)? Había de 2/3 marcas: La más popular escolarmente hablando era los de la marca ROTRING con sus puntas de 0, 1 mm a 2 mm, y la tinta que se metía en el cartucho que luego ya no hizo falta porque cabiabas el cartucho y no te manchabas, etc.
      Ahora los han sustituido por algunos tipos de rotuladores.

      24 mayo, 2013 at 23:53
  • Amparo Reply

    El que tuviera el plastidecor de color carne era rey de la clase.

    11 febrero, 2013 at 21:34
    • MANUEL GARCÍA CASADO Reply

      Para mí las pinturas del plastidecor han sido posteriores a mi EGB o estaban empezando a usarse y no estaban aún tan extendidos ni conocidos.

      24 mayo, 2013 at 23:55
    • Colorina Reply

      El color carne creo que salía en la de 24 colores, pero sí, quien tuviese el color carne era sin duda el o la mas envidiad@ de la clase.

      13 febrero, 2018 at 19:04
  • fer Reply

    Yo también recuerdo cuando apareció el perforette, debio de ser sobre 1981, y antes haciamos los agujeros dibujando repetidamente con un bic el contorno hasta que se hacía el agujero. La de papel que habré cortado yo así.

    11 febrero, 2013 at 21:36
  • Davide Reply

    Y nadie se acuerda de los Rotuladores POTOMBO? Esos que eran a los rotuladores Carioca lo que los Airgamboys a los Clicks de Playmobil…

    Ah, y yo tenía la Mochila Perona con alarma y combinación. Que duró con la alarma puesta lo que tardó en tocarme las narices la gente de clase levantándola a cada rato…

    11 febrero, 2013 at 21:40
  • Ana Reply

    Yo lo tuve todo excepto los Transfert. De las láminas recuerdo unas que eran sobre casas típicas españolas (masía, barraca, caserío…). Además de las ceras MANLEY también usé las DACS y el papel de calco lo usé en mecanografía, que hay que ver lo que se guarreaba el papel.

    11 febrero, 2013 at 22:08
  • Anónimo Reply

    yo cuando hice la comunion hicieron un complot y se pusieron de acuerdo pa regalarme estuches con compases,aun conservo algunos y yo creo q los e usao pa to menos pa hacer redondeles

    11 febrero, 2013 at 22:19
  • Loli Reply

    Os ha faltado la caja de colores “Alpino”… o los “Cedro” que se astillaban un montón y no sacaban bien la viruta, además de que se les rompía la punta muy fácilmente.

    Aparte, el tiralíneas y la bomba de tinta china, para los que nunca tuvieron “Rotring”.

    11 febrero, 2013 at 23:03
    • Raúl Reply

      Y Castillo, pero había tantas cosas….

      12 febrero, 2013 at 15:51
  • gema Reply

    como mola todo mi hijo tiene ceras manley y huelen igual

    11 febrero, 2013 at 23:10
  • Lo Reply

    Uff !, yo detestaba los aplicó, eran muy malos se astillaban mucho y de tanto tajarlos no durarán nada. Yo útilizaba las ceras Dacs qué eran muy guarra jajajaja manchaban mucho. Como fui a colegio de monjas la mayor parte de la e.g.b había asignatura de dibujo costura y manualidades así que las láminas Freixas eran más que obligatorias, creoque llegué a tener todos los números, yo los calcaba en la ventana en una hoja del bloc de dibujo Senator (alguien lo recuerda?) La que yo liaba con el carboncillo . Los carioca durarán poquísimo entre que se sacaban muy rápido y que la punta se metía para dentro…a mi me gustaban los de pelikan qué tenían doble punta. Los plastidecor fueron una innovación y re cuerdo perfectamente cuando salió el perforette hasta del anuncio!,!!Alguien rrecuerda unos estuches que había que les llamaban automáticos, tenían doble tapa con botones para el afiador , cajones para las gomas…era muy caro y el año quedó hice la comunión, 1987, era el regalo estrella. Mención aparte compases, los lápices dobles de faber castell , los lápices hb2 de standler, los topstar fluorescente y los rottring. Alguien de verdad llegó a usarlos enteros?? y los de cargar con tinta china? Recuerdo lz mochila perona con alarma, era lo más que pocos tenían y el estuche perona que era un tornillo ??hace poco bi cosas de estas en una libreria que iba cerrar. Antes nos conformabamos con poco.

    11 febrero, 2013 at 23:28
  • Marijb Reply

    los carioca eran la caña… tanto que hasta el muñeco del anuncio todavia hoy es el dibujo de las camisetas de nuestra peña!!!!!

    12 febrero, 2013 at 00:51
  • B Reply

    Yo tenía la caja de rotuladores Carioca de 36, me la regalaron cuando aprendí a leer y me duró muchísimos años. Lo curioso es que hoy no dibujo nada, pero me encanta leer :D
    De las anillas y láminas es la primera vez que tengo conocimiento, en mi cole los cuadernos venían ya hechos y ni siquiera eran de anillas, sino una especie de libritos grapados por el centro y con una foto en la portada. Lo que recuerdo es la goma Milán de Nata, olía tan bien que daba penita usarla, aunque acababa dando servicio jeje

    12 febrero, 2013 at 10:24
    • Libreria San Agustin Reply

      La goma de Milan de nata sigue existiendo tal cual pero desgraciadamente ya no huele a nata, creo que decían que los peques se la comían pensando que eran chuches….

      23 mayo, 2013 at 00:56
      • MANUEL GARCÍA CASADO Reply

        Posiblemente sea cierto que los niños pequeños se comiesen las gomas de Milán de Nata cryendo fuesen chuches.

        Y ahora hay cosas que ya no se usan porque eran tóxicas o porque ahora es más cómodo de usar, etc. lo que existe: Ejemplo las barras de pegamento. ¡PERO NADA MEJOR QUE EL PEGAMENTO IMEDIO (CREO SE LLAMABA O SE LLAMA BANDA AZUL) NO LO HE ENCONTRADO PARA MANUALIDADES, PEGAR CARTULINA, PAPEL…!

        25 mayo, 2013 at 00:08
  • Carlos Reply

    Qué recuerdo! Gracias por compartir estas fotos! Yo aún conservo las Manley ;D

    12 febrero, 2013 at 19:18
    • Elena Reply

      Ji ji, y yo. A ver si saco la caja para mi hija. O mejor no, que manchan mucho. Que raro resulta estar en el otro lado, si total solo han pasado unos añitos de na

      23 mayo, 2013 at 09:15
      • MANUEL GARCÍA CASADO Reply

        ¿Qué han pasado unos añitos de nada? Cuenta, cuenta y te darás cuenta que ya son muchos.
        Yo con 48 años ya han pasado muchos.

        25 mayo, 2013 at 00:10
  • marta Reply

    En mi cartera no podia faltar una carpeta forrada con unas docenas de fotos de artistas y cantantes ( a modo de collage) sin dejar ningun espacio por rellenar y forrada con Aironfix.

    12 febrero, 2013 at 19:51
    • MANUEL GARCÍA CASADO Reply

      Ya estais hablando de los años 80 y 90 con eso de forrar las carpetas con dibujos de periódicos, artistas, etc., es decir finales de EGB y principios de no se qué… jajaja.

      25 mayo, 2013 at 00:12
  • Marta Reply

    PERONA, QUE CARTERAS TAN MOLONAS, YUHUU PERONAAA…os acordáis del anuncio? Quien tuviera las de alarma y combinación era el rey. A una vecina le compraron la de combinación, se le estropeó dos veces y las dos se la cambiaron porque estaba en garantía.
    De lo mencionado tuve todo. Los Carioca me acuerdo que manchaban, puede ser que fueran a base de alcohol y no de agua?

    13 febrero, 2013 at 09:54
    • montse Reply

      yo recuerdo quitar el tapón de atrás y rellenar con alcohol cuando se secaban,…

      22 mayo, 2013 at 23:33
      • Fer. Reply

        Y quitar el tapón de atras y “matasellar” cruces por todas partes, ja, ja

        22 mayo, 2013 at 23:48
  • Marta Reply

    Por cierto los estuches Pelikan nunca me gustaron. No resistían ni una caída.

    13 febrero, 2013 at 09:55
  • Angeles Reply

    ¡yo tenía justo la mochila de la foto! Y tenía el pelikan grande de Indiana Jones, no tuve las laminas ni los transfer y las anillas no las usé hasta BUP (que será otro blog ;-)). Echo de menos el sandwich del recreo (aunque no sea material escolar)
    ¡me ha encantado descubrir este blog!

    14 febrero, 2013 at 19:40
  • Cómo nos lo montábamos… para hacer un trabajo de clase sin Wikipedia ni internet - Yo fui a EGB Reply

    […] Revisamos que llevaba en la cartera del cole un niño en la EGB ¿Quién no hizo alguno de estos trabajos de pretecnología en los 70 y 80? Cómo hacer… Libros que nos enseñaban a hacer de todo, hasta a ser espías […]

    14 febrero, 2013 at 20:09
  • Sara Cruz Reply

    Menos los transfer y las laminas de dibujo, lo demas lo he tenido todo. Que recuerdos volver a verlo todo. Ahora ya nada es como antes y hecho de menos aquellos años.

    14 febrero, 2013 at 20:26
  • Amparo Gorostiza Reply

    Esta vez he hecho pleno. Yo tuve una serie de Kalkitos de Félix Rodriguez de la Fuente en la que había que colocar a los animales en su hábitat. Era genial.
    En relación al Perforette, antes de él había (y los sigue habiendo) troqueladoras de dos agujeros. Yo aún conservo y utilizo una de mi madre que no se ni los años que tendrá.
    ¿Y las Manley de color dorado y plateado?, esas eran un tesoro, al menos en mi clase.
    Besos para todos y muchas gracias por hacernos revivir nuestra infancia

    15 febrero, 2013 at 10:50
  • viano Reply

    Os olvidáis del papel de sello. Sí, sí: el papel engomado igual que los propios sellos que rodeaba al pliego de cien sellos de Correos del que te iban cortando los que pedías en un estanco.

    Recuerdo perfectamente a mi abuela mandándome bajar a por esos recortes que luego se usaban para pegar papel, como si fuera celo autoadhesivo, por ejemplo para forrar libros.

    23 febrero, 2013 at 19:21
  • Sujet Reply

    Como te va en adsense? solo estoy midiendo, en comparacion a mi humilde incursion.
    saludos!

    24 febrero, 2013 at 04:27
  • ´Marisa Reply

    Vaya alegría! Paseaba por este blog buscando las láminas de Emilio Freixas, pensando en recordároslas porque no estarían… Y sí! jajaja! Fue algo que me marcó, pero a mí no me las obligaban en clase, sino mi padre en casa. Tuve muchas. Gracias a ellas nació mi afición por dibujar y mi profesión. Recuerdo especialmente las de trajes regionales, las de ciervos y otros animales, y las de aviones y cohetes. Ay, qué recuerdos tan agradables.
    Saludos a todos

    11 marzo, 2013 at 18:11
    • Mariwelita Reply

      Yo las tuve de pequeña en el cole y años después casi he conseguido la colección completa, me despertaron mi afición al dibujo y la pintura y en ello estoy, de hecho estoy dibujando de una de animales.

      8 julio, 2013 at 00:07
  • sustín Reply

    Yo si recuerdo las láminas eran lo mas, bueno lo mas lo mas eran las carteras Perona

    6 abril, 2013 at 16:09
  • MJ Reply

    Yo recuerdo un plumier de Indiana Jones de plástico que la portada cambiaba moviendo una ruedecita, el problema eran las dos mil pelas que costaba y que por supuesto mis padres se negaron a pagar.

    7 abril, 2013 at 15:35
  • jose ramon Reply

    Metería un bocadillo hecho con los restos de la cena y un bloc de dibujo. ¿Recordáis uno que tenía en la portada la cabeza de un perro y otro blanco con lápices de colores?

    20 abril, 2013 at 17:23
    • Anónimo Reply

      y otro naranja con la escultura de ” el pensador”

      23 mayo, 2013 at 08:07
  • montse Reply

    anss!!!
    me encantaban las anillas, y las láminas para dibujar ( y otras que eran para colorear).
    Os habéis olvidado de las “pinturas de palo”.

    22 mayo, 2013 at 23:26
  • sergio Reply

    A los estuches Pelikan o similares, siempre se les acababan rompiendo todas las pestañas de sujeción.

    22 mayo, 2013 at 23:34
  • Manuel Reply

    Se os ha olvidado la cuchilla en forma de U para sacar punta a los lápices. hoy en día no se le deja una cosa así a un niño hasta que tiene los 20 años. Si no sé cómo sobrevivimos :D

    22 mayo, 2013 at 23:59
  • Pinku luni Reply

    Y las gomas de borrar que tenian olor a nata ,y las plumas para escribir y el tintero

    23 mayo, 2013 at 00:28
  • Sara Reply

    yo odiaba las ceras, no me gustaba mancharme y el olor tiraba para atrás. os habeis olvidado de los lápices de colores de “Alpino”. por lo demás he tenido de todo… y creo que aun hay algo por casa.

    23 mayo, 2013 at 00:46
  • Libreria San Agustin Reply

    Pues, la verdad, no han cambiado mucho las cosas…. Distintas cajas y envoltorios pero en esencia, lo mismo, tal vez ahora se distingue entre ceras blandas (Manley) y duras (Plastidecor) y rotuladores de punta gorda y fina…pero el material escolar de comienzos de curso está compuesto más o menos de lo mismo. Lo básico permanece, pero yo creo que antes parecía todo mucho más singular y caro…

    23 mayo, 2013 at 00:46
  • LUISA Reply

    Y la cola arábiga Pelikan con una especie de espátula con tapón azul que se quedaba pegado al bote y había pringue por todo?

    23 mayo, 2013 at 01:37
  • Lorea Reply

    He tenido todo menos los refuerzos de las anillas. Yo arreglaba las hojas rotas con cello. En mi casa tuve un montón de láminas de Freixas, con eso de que mi padre es pintor, me enseñaba a dibujar copiando esas láminas. Eso sí nunca claqué, se me daba muy bien el dibujo y de hecho en clase de dibujo en la EGB también nos mandaban dibujar de esas láminas. :D

    23 mayo, 2013 at 03:18
  • Aizea Reply

    tambien faltan los gomets, o en mi colegio se llamaban asi… las pegatinas de cuadrados, circulos, triangulos… de colores!

    23 mayo, 2013 at 04:28
  • vanessa iglesias Reply

    Jo,que recuerdos!yo tuve una perona amarilla y molaba mucho,y quien no se acuerda de aquellos estuches de 2 pisos que traian de todo,hasta una pluma y tinta.Y los lapices Alpino,las gomas milan…Quiero volver atraaaaaas!!!

    23 mayo, 2013 at 05:47
  • Pablo A. Reply

    Todo Ok. Pero ponedle el acento al ‘qué’ del titular. A ver si es que hacíais demasiadas pellas en aquella E.G.B. ;-)

    23 mayo, 2013 at 08:47
  • María Reply

    Yo lo tenía todo!! Echo de menos los cuadernillos Rubio… El otro día vi que ya hay una versión para iPad, qué barbaridad, qué de avances…

    23 mayo, 2013 at 09:39
  • Gema Reply

    Lo habéis “bordao”!! Nada más ver la cartera del cole, me ha vuelto la nostalgia. ;)

    23 mayo, 2013 at 10:57
    • Jota Jota Reply

      y yo , tenia una parecida

      11 diciembre, 2013 at 01:59
  • lourdes lorenzo rodriguez Reply

    La única vez que mi madre se estiró con el material escolar fue para comprarnos unas cajas metálicas de lápices de colores de la marca Standler ( creo que lo he escrito mal ). La mia de 36 y la de mi hermana de 24. Las cuide tanto que algunas aun estan por casa y las usan mis hijos.

    23 mayo, 2013 at 12:25
  • Carmen Reply

    Jolín! Lo contentas que nos poníamos en clase cuando decía la maestra! Sacad la ceras blandas!!!jaajjjaa. Sabíamos que esa mañana el baby acababa “guarreao” perdío!!!!:D

    5 junio, 2013 at 08:29
  • Cómo vivíamos el fin de curso en la EGB: ¡Arriba las vacaciones! - Yo fui a EGB Reply

    […] puedes ver: Revisamos que llevaba en la cartera del cole un niño en la EGB ¿Quién no hizo alguno de estos trabajos de pretecnología en los 70 y 80? Aquellas clases de […]

    21 junio, 2013 at 15:44
  • Mariwelita Reply

    Las ceras las usaba para trabajos de plástica, yo coloreaba con las Alpino de toda la vida, las Plastidecor salieron cuando yo ya estaba en BUP. La Perona no recuerdo haberla tenido nunca, aunque sí una cartera parecida no recuerdo si tenía marca, el estuche de Pelikan si tuve uno pero ya casi cuando acababa EGB que ya era mayorcita y mis padres me lo compraron para que me durara. Anillas y refuerzos he gastado por un tubo porque siempre se rompían los dichosos agujeritos. Transfers de esos si tuve aunque no recuerdo la marca, pero eran de animales. Las láminas de Freixas aun las tengo, de hecho las colecciono y he conseguido muchas de ellas, buscando por librerías antiguas y casas de bellas artes. Sigo dibujando con ellas. El papel de calco lo usaba para la máquina de escribir creo recordar, pero no era azul, era del que calcaba en negro y por el otro lado tenía letras o dibujos en gris ¿os acordáis? Y tambien usé para calcar el que era blanco muy finito, casi transparente, ese era el mejor y al trasluz en una ventana era la bomba porque se calcaba de vicio.

    8 julio, 2013 at 00:23
  • peraltaspain Reply

    LAS ALPINO LAS MAS USADAS DE LA EGB, ¿COMO ES POSIBLE QUE NO LAS HAYÁIS INCLUIDO? aunque siempre que les sacabas punta se te rompía jejeje, cuando estaba mas afiladita crack, vuelta a sacar.

    31 julio, 2013 at 16:19
  • peraltaspain Reply

    NO PASAIS NADA POR ALTO, ¡¡SOIS GENIALES!! Me encantaban los kalkitos

    31 julio, 2013 at 16:21
  • peraltaspain Reply

    Otra cosa que se os olvida ¡¡ el borrador de milan con olor a nata!! mmmmmmmmm aún recuerdo como me gustaba, no podía dejar de olerlo jajajajaja.

    31 julio, 2013 at 16:23
  • Fuensanta Rodriguez Justicia Reply

    alguien ha tenido un diccionario INTER de bolsillo o un atlas SALINAS por que a mi me traen muy buenos recuerdos y encima lo tenia que compartir con mis hermanos

    8 agosto, 2013 at 04:00
  • Anónimo Reply

    falta el donuts espachurrao envuelto en papel de estraza y enrrollado en las esquinas

    9 agosto, 2013 at 00:44
  • Belén Reply

    Qué época más buena! me acuerdo de todo porque yo también lo he gastado. Qué diferencia entre esa época y la actual.

    17 septiembre, 2013 at 11:36
  • Traveling Pics from Perú Reply

    Acá en Perú las marcas de útiles escolares eran Pelikan y Faber Castell. Y forrábamos los cuadernos con Vinifán. Yo adoraba el olorcillo del vinifán al iniciod ela año escolar :D :D :D
    Por cierto, había unos lápices de colores de una marca malísima “Patita”. La punta se les rompía con sólo mirarla :(
    Ya de grande se me sigue dando de artista, llenando mis cuadernos de apuntes del trabajo con muñequitos al estilo japonés :D

    25 noviembre, 2013 at 19:57
  • Jota Jota Reply

    Hace poco caminando por mi ciudad , ví las laminas freixas expuestas en el escaparate como si de algo nuevo se tratase. M e hizo gracia teniendo en cuenta que es una tienda de arte y relativamente nueva. las guardarán com oro en paño.

    11 diciembre, 2013 at 01:52
  • mj Reply

    Hace menos de una semana le plastifique a mi hijo las tablas de multiplicar, y para que no se le perdieran le pregunte a la señora de la papelería si seguían existiendo las anillas que nosotros utilizábamos, y para mi sorpresa existen y las esta utilizando mi hijo.

    26 enero, 2014 at 20:04
  • Usoa Reply

    A mi me gustaba mucho el estuche que era de dos pisos y se abria por el medio.Lo usaba a veces `para meter algun papelillo …chuleta en examenes.tenia ahi mi boli y lapices,con rotus y gomas milan,sacapuntas y notitas de chicos que me gustaban,q papelitos mas morbosos mandabamos.

    21 febrero, 2014 at 00:11
  • Usoa Reply

    Qué no os acordais del Bollycao .Hubo más tarde que hicieron con crema de vainilla,bueno era amarilla, no sé de que era, venian con pegatina, de Toy y bueno hubo de más temas.Como mola la web

    21 febrero, 2014 at 00:24
  • paula blanco Reply

    Alucino con todas las cosas que había olvidado. Yo tengo aún las láminas de freixa!! Y hoy vi en una papelería las pinturas de madera con el castillo. ….que bueno es recordar. Gracias por este libro tan maravilloso, no tengo palabras para describir todo lo que siento cuando leo todas estas cosas..muchas gracias.

    22 julio, 2014 at 03:04
  • Minxie Reply

    Así nos pesaban las carteras, h*d*p… ¡KILOS Y KILOS! . A nosotros nos obligaban a LLEVAR Y TRAER los libros, cuadernos, diccionarios, estuches, etc…cada día. Nada de dejarlos guardados debajo del pupitre y como se te olvidase alguno ya la habías liado de verdad porque el colegio no te abría ni de coña, ya te podías buscar la vida con alguien que viviese cerca para que te prestase el libro y sino, pues al día siguiente ya sabías lo que tocaba, castigo puro y duro. Lógicamente los tirantes de las carteras duraban dos días vivos y por suerte mi padre sabía de la gran p*tada y al menos nos traía y llevaba con el coche siempre que podía, porque había gente que no tenía coche y eso era impensable. Jamás olvido las palabras de mi madre cuando siempre nos decía que OJALÁ INVENTASEN CARTERAS CON RUEDAS. Llegó a desmontar un carrito de la compra sólo para que la estructura nos sirviese para poner la cartera encima y poder llevarla. Lo hicimos muchas veces aunque nos miraban con cara de que estábamos chalados. Los de hoy en día no saben la suerten que tienen, lo que tuvimos que sufrir nosotros madre mía…

    29 octubre, 2014 at 16:42
  • Diez cosas que no nos gustaban de la vuelta al cole en EGB - Yo fui a EGB Reply

    […] puedes ver: Revisamos que llevaba en la cartera del cole un niño en la EGB Trece bolígrafos que tienes que conocer si creciste en los 80 Diez modelos de sacapuntas que […]

    4 septiembre, 2015 at 12:58
  • Los doce olores de la vuelta al cole en la EGB - Yo fui a EGB Reply

    […] puedes ver: Diez cosas que no nos gustaban de la vuelta al cole en EGB Revisamos que llevaba en la cartera del cole un niño en la EGB Trece bolígrafos que tienes que conocer si creciste en los 80 Diez modelos de sacapuntas que […]

    6 septiembre, 2015 at 21:58
  • Emigrante Reply

    Y las gomas de dos colores (creo recordar rojo y azul), una parte para lapices y otra para boligrafo, que te rompia la hoja, que mal borraban.

    2 julio, 2017 at 03:40
  • Colorina Reply

    Las pinturas de cera plastidecor, las de madera Alpino, las ceras manley (no sabía elnombre pero si, esa era la caja) los estuches de pelikan con los rotuladores de dos puntas (yo tuve un estuche rojo de pelikan).
    De esas laminas de dibujo las recuerdo vagamente pero recuerdo que me toco dibujar una especie de robot, que quedó fatal, yo no valía para la plastica.

    13 febrero, 2018 at 19:09

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies