no somos nostálgicos, más que nada porque no hay nostalgias como las de antes
Header

Diez juguetes de quiosco que seguro que has tenido de pequeño

julio 15th, 2014 | Escrito por Yo fui a EGB en Al recreo

soldados-plastico

Puede que todos no tuviéramos un Scalextric, un Ibertren o una BH California, pero sí hay toda una serie de pequeños juguetes de quiosco que, por su bajo precio y porque llegaron a estar muy de moda, los disfrutamos todos los niños de la EGB.

Hoy hemos recopilado diez de aquellos juguetes de quiosco con la intención de que nos digas cuántos de ellos tuviste, porque recordarlos estamos seguro de que los recuerdas todos.

Hula Hoop

Hula-hoop

«Es un aro de color, tiene un nombre singular y se llama Hula Hoop» cantaban Enrique y Ana a finales de los años 70 y no hubo ni un niño en este país que no intentara girarlo en su cintura. Sí, sabías hacerlo perfectamente, pero ¿te saldría ahora?

Miniaturas de Guisval

Guisval

Aquellos cochecitos y motos de Guisval, cada uno de ellos numerado con su nombre y colocado en esa especie de mini vitrina de plástico, deberían tener su propio museo. La cantidad de ellas que llegamos a coleccionar y lo felices que podíamos llegar a ser marcando en aquel librillo nuestras últimas adquisiciones.

Guisval-librillo

Minis de Fournier

minis-Fournier

Si nuestros mayores jugaban a las cartas nosotros también y gracias a estas mini barajas de Fournier nos aprendimos de memoria todas las características técnicas de los coches y motos de la época. Bastante más instructivo que jugar a la brisca.

Yo-yo

yoyo

El yo-yo es todo un clásico de los juguetes de quiosco que se va poniendo de moda cada cierto tiempo. A nosotros nos tocó la llegada de los Russell profesionales con sus diferentes estrellas y aquellos campeonatos que se montaban en los que tenías que mostrar tus habilidades haciendo el columpio, el perrito o el dormilón.

Disco Chino

disco-chino

Volvemos a Enrique y Ana y en esta ocasión fue el Disco Chino lo que pusieron de moda, parece fácil, pero inténtalo. Eso sí, nunca con un plato de la vajilla de casa.

Comba

comba

Sí, saltar a la cuerda estaba muy de moda, con una grande con todas tus amigas o con una comba individual como esta. Horas y horas saltando al ritmo de estas canciones, eso sí que era mantenerse en forma.

Recortables

recortables

Más complicado que vestirte tú misma era decidir qué les ponías cada día a tus muñecas recortables. Ya te hubiera gustado a ti tener toda esa cantidad de conjuntos.

Cococrash

cococrash

Hasta 6 niveles, cada uno de un color, el Cococrash fue nuestro primer puzzle en 3D, con perdón del cubo de Rubik, pero seguro que ninguna de aquellas caritas se te resistió y pudiste con todas.

Mano Loca

mano-loca

Aquella mano pegajosa era capaz de atrapar cualquier objeto a distancia, siempre que no pesara demasiado, pero también se quedaba atrapada en ella toda la porquería. Nada que no pueda solucionar un poco de agua y jabón. ¿A que después ya no pegaba igual?

Canicas

canicas

Sin duda tu mayor tesoro era tu bote de canicas de colores. Por un lado las blancas y por otro las transparentes, qué cosa más mágica el interior de un canica, ¿o no?

También puedes ver:
Diez sencillos juguetes de quiosco con los que hemos jugado todos
Diez juguetes que hoy estarían mal vistos o prohibidos
Aquellos artículos de broma típicos de la EGB
Diez juegos que se han convertido en iconos de los ochenta
Los juegos de calle de la EGB
Aquellas canciones para saltar a la cuerda
Aquellas canciones para saltar a la goma


Please follow and like us:

Puedes seguir cualquier respuesta de esta entrada a través de las RSS 2.0 Puedes dejar una respuesta, o trackback.

64 Respuestas



Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

no

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies