no somos nostálgicos, más que nada porque no hay nostalgias como las de antes
Header

Mi colegio

noviembre 28th, 2012 | Escrito por Yo fui a EGB en A Clase

Hoy ha sido una de esas mañanas tontas en las que cambias la ruta de vuelta a casa para pasar por delante del colegio donde estudiaste. Un lugar no muy lejos de mi casa actual pero que, por cosas de la rutina, hacía un montón de tiempo que no veía. ¡Vaya cambio! Lo que era un camino de gravilla y varias huertas con muelles de camas como puertas improvisadas es hoy un jardín botánico, impoluto.

La fachada del colegio poco ha cambiado, alguna que otra mano de pintura nueva y poco más. Eso sí, ya no está la casita del conserje, a un lado del patio. Esa clase de detalles tontos que te molestan, ya ves. Unos instantes mirando a aquel edificio que odiaste y que recuerdas con cariño (¡lo que es la nostalgia!) y de pronto, cuando vuelves a tu rutina diaria y tratas de retomar el camino de vuelta a casa te encuentras de frente con aquel compañero de clase que también ha variado precisamente hoy su ruta de vuelta a casa.

Lo primero es la mirada de sorpresa y ese calorcillo en las mejillas (mierda, ¿por qué me pongo rojo a mi edad?). Nos saludamos, llamándonos por el apellido (creo que él tampoco se acuerda de mi nombre) e intercambiamos unas tontas palabras de cortesía (trabajo, matrimonio, hijos…). Es una sensación extraña, porque cuando iba a clase, se sentaba cerca y era uno de mis mejores amigos. ¡Vaya! ¿Cómo se llamaba?

Y de pronto nos ayuda el colegio. ¿Estabas viendo el cole? Sí, hacía mucho que no pasaba por aquí. Ni yo. Y la conversación se vuelve de lo más fácil. Qué caña, me dice, miramos este lugar con cariño con lo mal que lo pasábamos. Bueno, le contesto optimista, nos lo pasábamos bien. Mira el patio. ¿Te acuerdas cuando subíamos por aquella rampa? Sigue veintipico años después

Y de pronto recordamos mil detalles tontos; desde el estuche de plástico que se acababa rompiendo por las bisagras y que pintarrajeábamos hasta los punzones que nos hicieron más de una avería. Como se acercan las navidades hemos visto que las ventanas han empezado a decorarlas con aquella espuma y los primeros dibujos de Papa Noël se empiezan a ver. ¿Te acuerdas?

Lo que me gustaría ver nuestra aula, seguro que sigue igual, con aquellas sillas en fila, las persianas de plástico verde dobladas, la pizarra, aquella balda de madera llena de libros de lectura, cajitas con trozos de plastilina y tiza, chinchetas sueltas esperando que alguien se pinche con ellas…

¡Menudos abuelos cebolleta estamos hechos! Pero tienes razón, lo pasábamos bien, a pesar de la de lengua, ¿como era…? La Porky. ¡Eso! Ja ja ja. Joé, hacía mucho que no me acordaba de todas estas cosas. Luego allí al fondo estaba el gimnasio ¿Te acuerdas? Joder, qué mal lo pasaba con el dichoso plinton o como se llame.

Y así varios minutos. De un saludo entrecortado e incómodo a una conversación animada y reconfortante. Oye dame tú móvil, tendríamos que hacer una quedada, ¿Has visto a alguno de estos últimamente? El tampoco les había visto hacía mucho. Nos damos la mano, y nos prometemos que en la próxima nos tomamos algo y recordamos más tiempo, porque hoy los dos tenemos prisa.

Es curioso como de pronto un olor, un sonido o una cara abre la caja de Pandora y recuerdas sin esfuerzo tantas cosas que no se han conseguido borrar con los años. Me alegro de haber cambiado hoy de rumbo y de haber estado ese breve rato tan agradable con, con… ¡Vaya! ¿Cómo se llamaba?

También puedes ver:

Examen de matemáticas: ¿aprobarías un examen de mate de 6º de EGB?
Examen de Sociales
Trabajos de pretecnología de los 70 y 80


Please follow and like us:
Facebook
INSTAGRAM
Google+
http://yofuiaegb.com/mi-colegio/
YOUTUBE
YOUTUBE

Puedes seguir cualquier respuesta de esta entrada a través de las RSS 2.0 Puedes dejar una respuesta, o trackback.

50 Respuestas

  • Bea dice:

    A mi profesora de lengua tambien la llamabamos la porky …. Que recuerdos!

  • RAQUEL BROCAL dice:

    Yo tengo muchísimos buenos recuerdos del cole, de mis compañeras (era un colegio de monjas), del uniforme, que por cierto aún lo tengo guardado, del olor que hacía, de las aulas, de las profesoras, del patio que estaban las paredes pintadas con nuestros dibujos, recuerdo que yo dibujé un niño buceando y peces; éramos unas artistas. Pero, yo ya no puedo verlo pues ya ha desaparecido, todo ha cambiado mucho. El mismo colegio con el mismo nombre, sí que está pero en otro sitio y más moderno. Dios, es que me acuerdo como si fuera ayer, los baños, la clase de 5º, que tenía su terracita particular, la biblioteca. Estoy escribiendo esto y estoy llorando. Yo, si que soy demasiado nostálgica, adoraba esa época.

  • Derleth dice:

    Hace un mes hice una visita a unos familiares y se me ocurrió echar un vistazo a mi antiguo instututo, donde estudié BUP. Está a 500 kms de donde vivo actualmente. Yo también eché en falta la casita del conserje y algunos detalles más, pero experimenté un sabor amargo por “lo que fue y lo que pudo haber sido”. No negaré que fueron unos años muy especiales y que conocí a muchos actuales amigos, pero cómo me arrepiento de no haber salido por esas puertas metálicas pintadas de verde con un futuro brillante en mis manos.

  • Pablo dice:

    Yo no fui (sin acento) un alumno modelo. Ni de lejos. A mí el cole (Nuestra señora del Recuerdo, en Madrid) se me hizo cuesta arriba. Lo pasé fatal, y cada año que pasaba, peor. Lo chungo era que, aunque me cambiase de colegio, (cosa que hice de octavo de EGB a segundo de BUP gracias a que a mi padre le envió la empresa a Francia) la cosa no iba a mejorar demasiado. EL cole, no me iba.
    Tuvo gran culpa de ello un profesor que tuve en cuarto de EGB (omitiré su nombre porque a estas alturas, en vez de odio, me suscita pena) que se reía de mí, de mi tamaño, (era muy alto) y me humillaba en público, y a esas edades, los compañeros de clase pueden ser muy crueles y aprovechar cualquier excusa para tener un chivo expiatorio. A este profesor le he odiado hasta que he tenido hijos y me he dado cuenta que alguien que trata a un chaval de esa edad de esa manera, tiene que estar enfermo.
    Acabé los estudios quemado como el culo de una olla, pero acabé. Ahora con cuarenta tacos me doy cuenta de que el colegio tuvo infinita paciencia conmigo, que aquellos profesores, El Porki (mates), El Guti (lengua), el Elmer (historia) los Negro (Matemáticas y Química), El Batallitas (Sociales e Historia) el Poncela (mates) y tantos otros me dieron una oportunidad y se volcaron en mi enseñanza y que gracias a ellos ahora estoy en la oficina (escribiendo esto en vez de currando) en vez de descerrajando terrones. Les estoy infinitamente agradecido.

  • Canada dice:

    Yo hace unos meses también nos ataco a una amiga y a mi pasar por nuestro antiguo colé, y bueno, parecia que habia sido ayer que estábamos viendo como lo mas importante de nuestras existencias el aprobar un examen de mates y que el chico que nos gustaba nos mirara aunque fuera de reojillo. Hoy ese colegio ya ni existe, seguramente lo que en la infancia te parece aquello mas solido del mundo que ni una guerra podria cambiar, lleno de antiguos alumnos que luego se han hecho profesores, resulta que hoy diez años después, casi esta derribado.

    Una vuelta por el con sus escaleras y tal y totalmente cierto, un montón de recuerdos, tontos al fin y al cabo, como el porque no cerraba una ventana te agolpan, te ries un rato como cuando eras una niña y te mentalizas nostálgicamente de lo que en verdad te ha enseñado la vida ya en tu vida adulta. Nada perdura para siempre en el mundo físico y todo cambia pero en el mundo de las ideas..ah ahi es otra cosa!

  • marta dice:

    Como ya no vivo en España, cuando me da morriña me meto en el google maps y con el street view me doy una vuelta por el barrio… el otro dia fui del cole al instituto… qué recuerdos!!

  • Javier dice:

    Mi colegio se llamaba , porque ya no existe, ApoloXI . Tenia una reproduccion de la nave de alunizaje.

  • Ese pupitre es demasiado moderno para EGB

  • Scarlett dice:

    El otro día me dieron ropa del hijo de una conocida de un conocido de mi suegro para mi hijo… y cuál fue mi sorpresa cuando encuentro, entre pantalones y camisas pijas, una camiseta con el escudo de mi cole… no me eché a llorar de milagro… :’)

  • Rafel de Lluny dice:

    Mi cole lo echaron abajo y en su lugar construyeron uno moderno. Ahora cuando voy a mi pueblo y paso por delante ya no es lo mismo que cuando todavía era cuando yo iba. Y mi insti,ay mi insti!! Cuando acabé el COU dije que no volvería nunca más. Volví a pasar un mes entero para hacer las prácticas del CAP y me reencontré con muchos antiguos profesores.
    Hoy casi ya no quedan profes de los que tuve. Estoy haciéndome mayor :(

  • montse dice:

    A mi me mucha pena ,porque al colegio que iva esta bastante abandonado(por no de cir que solo viven palomas),solo utilizan alguna instalaciones pero las aulas estan abandonadas,y mas verguenza y tristeza es que lo tengo delante de mi casa y encima teniendo hijos pequeños que lo podrian aprobechar,pero no le dan ni siquiera otra utilidad.
    Por si alguien lo ha visto esta en hospitalet de llobregat,mi colegio se llamaba CP el Pla

  • Esther y su mundo dice:

    ¿Y no os ha pasado que al volver lo que antes parecía grande, el patio, las escaleras, el gimnasio ahora resulta como más pequeño?

  • Unmeikuro dice:

    En el colegio al que yo iba se han realizado bastantes cambios, todos en el interior (era un colegio de monjas y al ser la fachada principal un edificio “histórico” no se ha tocado excepto para limpiar las piedras) pero a pesar de lso cambios hay cosas que no se olvidan de dentro. Nuestro patio de las chinas (antes el patio de los de EGB era tierra con pedruscos pequeños de color blanco cubriéndolo, sueltas; hacíamos guerras con ellas tirándonoslas unos a otros, sí, eramos un poquito brutos), la bola (que era una especie de tobogán, pero enter las escaleras y la rampa había dos esferas cerradas y un tubo que las unía, a modo de “nave”, entrabas por una esfera y salías por otra; era casi la insignia, el recuerdo más común de todos los del colegio, pues había auténticas carreras al empezar el recreo por correr y pillar sitio en la bola, cuando lo lograbas te sentías como si pudieras mirar al resto de los mortales por encima del hombro), cosas así ya han desaparecido. Las clases se han modernizado también. Pero hay olores y sonidos que no se olvidan, y que permanecen por muchos cambios que se hagan por fuera.

    Ains…

  • Monica dice:

    Qué ilusión verdad? mi hijo va al cole donde yo estudié, este es el segundo curso y el año pasado, que fue el primero, iba a llevarle al cole con una cara de tonta… los profes son los mismos y hace una ilusión verles y hablar con ellos, y si encima te reconocen ni te cuento!! Además somos muchos antiguos alumnos los que hemos pensado que no nos fue tan mal allí y hemos decidido llevar a nuestros hijos (sólo en la clase de mi peque hay 9 hijos de antiguos alumnos!!), nos hemos ido reencontrando en la puerta del cole y formamos como una pequeña familia contando batallitas y recuerdos… Me encanta.

    • macarrasquilla dice:

      Mónica, ¿eres de un pueblo? eso solo se explica porque no os habéis movido del pueblo o del barrio de la ciudad, no? Yo también llevo a mi hijo al cole donde estudió mi mujer y su hermana y su sobrina (en este caso yo soy el forastero en Madrid). Cuando voy con mi mujer a alguna tutoría, los profes se paran a hablar con ella. Y muchos otros padres también estudiaron en ese cole. Era el cole del barrio. Cuando voy con mi mujer a llevar al niño al cole y vemos a otros padres que hacen lo propio, mi mujer hace comentarios como: “madre mía esa chica iba conmigo a clase y tiene ya 3 hijos”, “esa chica es dos cursos más mayor que yo y que pequeño es ese niño” (que también podría ser su sobrino digo yo) y comentarios de ese tipo.

  • Robin dice:

    Que recuerdos… Curiosamente ahora con mis niños en su cole, no solo recupero aquellas sensaciones que yo mismo viví, sino que reconozco incluso las vivo con mas intensidad. De mi colégio guardo muy buenos recuerdos, compañeros, juegos, gente que todavía sigue y otros que desgraciadamente ya no están entre nosotros. Pero ahora vivo el día a día de mis txikis en el cole casi como si fuera yo mismo quien está cada día entre sus pasillos y sus aulas. Enhorabuena por la página !!! Agur bero bat

  • Maria del Mar Moreno dice:

    Hola a todos, escribo esto para ver si alguien me echa 1 mano.. Estoy intentando localizar a mis compañeros de egb.. Estudié en el colegio san jose de calasanz. C/ juan de austria, n., esta cerca d la glorieta de bilbao. Madrid… Compañeros: jorge, raquel, ricardo, ivan, miguel, juan, jose luis, alejo, manu, nacho. Profe Don andres. Curso 92/93. Soy May de la torre en facebook

    • macarrasquilla dice:

      María del Mar Moreno, si estás en Facebook busca por tu colegio. Si pones esa opción puedes llegar a encontrarlos. Yo he encontrado muchos compañeros de BUP.

  • dori dice:

    pues hace mucha ilusión,el año pasado despues de casi 30 años y gracias al facebook,nos reunimos los compañeros de colegio,hicimos una comida que se alargo hasta la madrugada,y cuando nos encontramos (a la mayoria no los habia vuelto a ver)fue como si “ayer”hubieramos terminado la EGB,y nos juntaramos para quedar,fue muy bonito y emotivo,pero la mayor sorpresa estuvo cuando aparecieron la profe de sociales y la directora,aun me emociono al recordarlo.

    • macarrasquilla dice:

      Un grupo de amigos también queremos hacer una comida o cena para reunirnos todos los de la clase. Aunque en nuestro caso tampoco tiene mucho sentido, pues prácticamente todos los chicos de la clase formamos el grupo de amigos íntimos (es curioso, pero estoy pensando que con las chicas no ocurre lo mismo). No solo seguimos siendo amigos desde EGB, sino que además prácticamente todos participamos en las mismas asociaciones o eventos que tienen lugar en el pueblo. Nosotros nos juntamos para cenar no solo en Navidad como es típico, sino para cumpleaños, las fiestas, etc.
      Amigos desde la EGB, seguimos igual en BUP y FP, luego en la época de la facultad (los que fuimos) igualmente seguimos siendo amigos. Puffff, ya me veo en la residencia al lado de estos merluzos, jajajajaaaa, contando batallitas, jajajajaa.

  • carlos dice:

    ¿Te acuerdas de las siluetas de los reyes magos, las ovejitas, la Virgen, San José , etc, etc cortadas en cartulina negra y colgadas de la pared año, tras año? Eso ya no existirá ¿no?

  • Carlos dice:

    Sí: “¡Mucha nostalgia, pero como me cateaban en Mates!…jajajaja

  • ROSA dice:

    Me ha gustado mucho vuestra descripción, me he sentido como si estuviera reviviendo aquellos maravillosos años. Tengo que confesar que yo también he cambiado mi ruta en más de 1 ocasión para visitar a mi “cole”, la lástima es que no me encontré a ningún compañer@ de clase! El pasado dia 26 de octubre hicimos nuestra cenita anual de ex-alumnos, fuimos pocos, pero estuvo bién, lo alargamos hasta las 6 de la madrugada ( solo 2, yo era 1) Buá toda la noche bailando! y es que a las que salimos poco se nos nota un rato, será porque lo valoramos más. Y es que una parte de mí se quedó en los 80 y quiero que allí siga porque esa nostalgia es en muchas situaciones del dia a dia una terapia única, de verdad, y me alegro mucho que ese sentimiento sea compartido con todos vosotros. buenas noches clase!

  • macarrasquilla dice:

    Pues nosotros seguimos unidos desde la EGB. La mitad de los chicos de mi quinta formamos el grupo de amigos íntimos. La otra mitad no es de nuestro grupo, pero nos llevamos muy bien y solemos vernos (por la calle, en los bares, etc). Es fácil de adivinar porque somos de un pueblo no muy grande. Unos pocos vivimos en Madrid, pero vamos frecuentemente al pueblo ya que está a solo una hora. Además de ser amigos (e ir juntos a la cena de Navidad y demás) hacemos juntos muchas actividades y pertenecemos a varias asociaciones.
    Yo me sé el nombre y los apellidos de todos mis compañeros de clase (chicos y chicas). También los profesores viven allí y también coincidimos con ellos. Una vez terminamos la EGB, algunos amigos hemos formado parte del grupo de teatro o de otra asociación con los profesores. En general nos llevábamos muy bien con ellos (obviamente con algunos mejor que con otros). Incluso cuando los vemos todavía los seguimos tratando de usted (“con el don” delante). Con uno de ellos sigo discutiendo de fútbol, igual que cuando íbamos a clase (él era del Madrid y yo del Barça), jajajajaa. La verdad es que éramos chicos majetes y no dábamos muchos problemas.

  • macarrasquilla dice:

    Respecto al colegio, todavía sigue en funcionamiento. Aunque los políticos, con la mierda de la ESO, decidieron que algunos cursos ya no se daban ahí, sino en el pueblo de al lado. Por tanto ahora van menos niños y está más apagado (los recreos, etc). El colegio se encuentra cerca de la casa de mi suegra, que es donde habitamos cuando venimos de Madrid. Y llevo allí a mi hijo a jugar. Ya no hay los columpios en los que yo jugaba cuando iba a la EGB. Ahora hay otros columpios más modernos. También quitaron las barras que había que subir y la escalera colgada horizontal donde hacíamos gimnasia. Pero siguen estando las mismas persianas, tan incómodas de subir. Recuerdo que cuando yo empecé EGB no había calefacción: se usaba una estufa de butano en la clase. Y menudo frío pasábamos en invierno. La calefacción la pusieron cuando iba a 6º de EGB.
    Además de llevar a mi hijo a jugar a los columpios del colegio, también voy allí a hacer algunas actividades: cuando se organiza la MTB, cuando hay alguna reunión de alguna asociación a la que pertenezco, etc.
    Así que al Colegio al que fui en EGB lo sigo viendo habitualmente.

  • Mr.Spectrum dice:

    Que nostalgia me ha dado y que identificado con la narración me he sentido,sigo viviendo en el mismo pueblo y cerca de mi colegio y los fines de semana cuando compro el periódico paso por delante del colegio y me lo quedo mirando con una cara de nostalgia que no veas.
    Yo iba al colegio Vicente Aleixandre de Mostoles y por dentro no se como estará pues no he vuelto a entrar desde que aya por el 92 salí pero por fuera( fachada y demás) no ha cambiado demasiado.
    Eso si lo que rodea al colegio si ha cambiado bastante,el descampado donde había gitanos ya no esta han hecho pisos un parque y un centro de salud y pisos y pisos por los alrededores.
    Eso si me muero de ganas por volver a entrar dentro y ver como están las antiguas aulas y por saber que fue de los profesores antiguos.

  • Magda Alvarez dice:

    Despues de 20 años sin vernos toda la clase este mes de marzo consegui juntarlos a todos para una cena . Fue genisl volver a contar tantas batallitas e historias . Volver a ver a tu compi de pupitre que te hacia tilin (a ti y a la mitad de las niñas) ,ver fotos de cuando empezaste en 1º de E.G.B u las de el 8ª y ver como habiamos cambiado. Fue una noche genial ,pensamos volver a repetirlo pero sin esperar 20 años mas.

  • cristina dice:

    yo iba al colegio CRIRAMA,en madrid,le quitqron ya hace años,por suerte despues de muuchos años me encontre a mi amiga olga en facebook,íbamos juntas a clase,nos gustaria encontrar a mas gente que fueran alli,por el año 1977-1980.gracias.

  • Juanan dice:

    Hace poco que pertenezco a esta comunidad, y de hecho ésta es mi primera aportación.

    Será porque hoy justamente me caen los 43 y estoy sensiblero, será porque al leeros los recuerdos se han agolpado como un torrente, como las lágrimas de nostalgia. No sé, el caso es que las manos se me han ido al teclado igual que la mente a mi viejo colegio de EGB y BUP, La Salle de Montcada i Reixac (Barcelona).

    Mi experiencia fue un paso más allá hace 4 años, cuando tuve la oportunidad, por primera vez después de 30 años, de pisar mi misma aula donde cursé 5º, y que hoy sigue siendo de 5º (de Primaria, eso sí, no de EGB)… convertido en “profe” por un día. Imaginad la miríada de sensaciones que me invadió cuando crucé aquel umbral con el corazón desbocado, cuando me encontré con la misma pizarra áspera y negra que es imposible acabar de borrar, las mismas ventanas, el mismo suelo gastado y neutro, algunos de los mismos pupitres donde nos sentamos, donde vibramos como niños y aprendimos a andar por la vida…

    Hoy recuerdo ese día de hace 4 años y cientos de días de hace más de 30, con el mismo cariño y la misma emoción que cuando los viví. Recuerdo al profesor Fermín, ya jubilado, y al profesor Nicolás, muerto delante del colegio de un infarto hace unos años (D.E.P., maestro, amigo, hermano). Hoy las manos no dan abasto a escribir lo que sale de lo más recóndito del recuerdo, tanto por la avalancha como por la emoción.

    Pero tenéis razón en que pasar por delante de nuestro viejo colegio (y entrar aún más) es una emoción diferente, distinta de la emoción de ir a un partido de fútbol de tu equipo favorito, o al concierto de ese cantante que te derrite,… es una emoción más intensa, más profunda, porque aunque no nos hayamos dado cuenta hasta ese instante, ese colegio es más que las paredes y las aulas, el gimnasio y el comedor y el patio; ese edificio es una parte muy importante de nosotros, es donde se sembró la semilla de nuestra vida y nuestro carácter, es parte de lo que somos hoy.

    Tenéis razón en que un pequeño recuerdo, un detalle, la visión de un columpio, de un aula, tal vez la visión de lo que ya no está o de lo que no estaba entonces y ahora sí, desata un torrente de sensaciones dormidas, algo que llamamos nostalgia pero que creo que es la vibración de nuestra alma de niño que los años han ido confinando, condenando a la oscuridad bajo el peso de las responsabilidades, de la monotonía, de la vida adulta y agobiada que llevamos. Ese alma que se revela y se rebela, que despierta de repente y nos hace saltar las lágrimas. Ese alma de EGB, de principios morales que hoy parecen casi desaparecidos, de amor por esos compañeros, esos profesores que hoy recordamos y echamos de menos (aunque fueran los que nos chinchaban, los que eran más populares y nos lo recordaban,…).

    Hoy, con mis 43 años recién estrenados, sigo amando cada vieja piedra de La Salle, cada recuerdo, cada vivencia. Hoy sigo siendo un niño de La Salle, como vosotros seguís siendo, y siempre seréis, niños de vuestra escuela.

    Un abrazo a todos/as los que compartís esos recuerdos con los que os leemos, por emocionarnos con vuestras palabras que son las nuestras; y un agradecimiento muy especial a los que han creado este rincón donde volver a ser niños, y compartirlo con los demás niños, niños que como decía el gran Miliki (hasta siempre, amigo, desde aquí escuchamos ya las carcajadas que arrancas a tus nuevos vecinos en el cielo), somos sus niños de 30 (o 40) años..

  • PHR dice:

    mi cole hace muchos años que no existe..lo cerrarón..pero cierro los ojos y parece que sea un día normal de escuela..entrando por la puerta..todos subiendo y bajando escaleras como locos para ir a nuestras aulas..y aquel horrible gimnasio que hacía un frio que te las pelabas..estaba en el sotano del cole..tienes razón ese maldito plintón y el potro que me decis..pero la verdad pasamos muy buenos momentos..

  • Maria del Mar Moreno dice:

    y aunque ya no exista crees que aparecera?

  • Jose dice:

    A mi me regalaron los reyes una mochila de la ruperta, que decía “aplícate o me quedo contigo”.
    En aquellos tiempos no entendía lo que quería decir…

  • Jose dice:

    Rotuladores, marcas carioca o potombo…

  • eva dice:

    separados por un muro estaban mi colegio y un instituto, ahora están juntos y mi hijo mayor estudia en él, volví a pisar sus pasillos y sentarme en una de sus clases cuando fuí a la reunión del primer año, habían pasado, desde mis 13 años hasta los 39 que tenía cuando fuí, unos cuantos y me hizo mucha ilusión.

  • rosi dice:

    mi colegio, esta cerrado y callendose a cachos es una pena, aunque no se por que me da pena pues mas que tortazos no me dieron y eso que yo no me movia en clase,por si acaso pero aun asi me caian, ahora a las que si se movian en clase, menudas hostias les daban y digo hostias por que ami me caian tortas pero a mis compas eran verdaderas Hostias una llego a romper la ventana con la cabeza, no hace mucho nos reunimos las antiguas compañeras, y no podeis imaginaros lo que nos reimos, para que luego hablen de los traumas infantiles, antes era lo que hbia y ninguna de nosotras( hablo en femenino porque era un colegio de monjas y los niños eran pecao ja,ja,) estamos traumatizadas. no quiero decir con esto que estoy a favor, de ninguna de las maneras, que ahora soy madre y se me tocan a mi niña soy la segunda Belen Esteban

  • JOSEMANUEL9241 dice:

    Yo estudié en Maristas en Murcia, y a dia de hoy a mis 39 años todas las semanas vuelvo al cole, ya que juego en la liga de futbol sala de antiguos alumnos.

  • miguel dice:

    Mi colegio ahora, es una Refinería de Repsol…… Una pena.

  • SONIA dice:

    yo fui a un colegio de monjas, solo chicas todas ibamos iguales con el mismo uniforme gris hasta los pies con polo blanco, zapato negro, calcetines o leotardos, el baby tb igual en cuadritos rojo y blanco y el chandal igual con rayas en los lados, las zapatillas de lona blancas. teniamos de profesores casi todo monjas, algunas mas majas que otras tenian bastante caracter, hace meses fui a ver a una profesora y entre en el colegio, vi el patio todo seguia igual pero habian cambiado la recepcion y habia chicos y chicas. tenia un poco de nervios de volver a ir despues de 20 años o mas pero me gusto estar alli recordando todo, cuando saliamos al recreo en el patio, ibamos a la capilla a rezar que esa parte no me gustaba nada, para fin de curso haciamos festivales,el gimnasio con las espalderas, plinto y potro lo tenia mucha mania no me gustaba.pero mi mejor epoca fue la siguiente. el insti

  • Pingback: Recuerdos desde la India | amanoyamaquina

  • Carmen Salguero dice:

    Nosotros (los de mi Cole ) nos hemos reunido después de 26 años.
    Una pasada.
    Tenemos un grupo en fb y otro de whatssap y lo mejor es q nos llamamos como entonces, por apellido o por mote. Imaginaos los motes y ninguno tenemos ningún complejo por ello. Así éramos y así seguiremos.
    Gracias, amigos del cole.

  • Jonathan dice:

    Que recuerdos el estuche pelikan… que el envidioso de turno, a traición y sin que te dieras cuenta, te rompía algun que otro separador de plastico de los rotuladores, y lo tenias dando tumbos por el estuche el resto del curso…

  • dunia dice:

    Yo hace meses tuve que entrar al colegio a buscar un papel para estudiar un modulo.. y se me pusieron los pelos de punta.. Me vino tantos recuerdos que me quede pasmada viendo las clases, el patio, el despacho de dirección, etc.. y aunque habia cambiado algunas cosas.. parecia que habia vuelto 10 años atras.. y la mania que le cogí durante varios años se convirtió en un solo dia en nostalgia..

  • Hola! Simplemente deseen una oferta enormes para su gran info
    que tienes aquí en este blog . Seré volver a su sitio web durante más pronto.

  • Juan carlos dice:

    Yo estuve en el Colegio crirama de Madrid entire Antonio Lopez y avda manzanares….era in Colegio pequeno y no se nada de nadie el director era d.Rafael Regueiro..y ya have UNOs cuantos anos de esto…..sober los 70 ..ya ha llovido..

  • Maria jose dice:

    Hola me gustaría reencontrarme con mis antiguas compañeras fui al colegio Mara Auxiliadora de Benalua Alicante, ahora ya no existe hay un bloque de viviendas en su lugar.Cuando termine 8 de E.G.B.el año siguiente terminaron las obras del nuevo colegio Don Bosco y Maria Auxiliadora cerca del puente Rojo,estando terminando el E.G.B. pusieron la primera piedra del nuevo colegio
    Yo termine en Junio de 1978-79 una compañera y amiga se llama Maria Jose Lledo.otra Antonia Llorens.le llamábamos Toni.Una profesora de Sociales la señorita Pura,tuvimos dos profesores de Lenguaje, el otro no me acuerdo que asignatura. Una profesora joven que en un año se casaba y cada una de nosotras le hicimos un regalo.Bueno no recuerdo mucho mas, si alguien lee esto podríamos reunirnos e irnos a comer todas las que pudiéramos reunirnos, gracias y hasta pronto



Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

no

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies