Cosas que hacíamos en clase y que odiaban nuestros profesores

Aunque nosotros nos llamamos Yo fui a EGB, y lo decimos con orgullo, es cierto que precisamente lo de ir a clase era lo que menos nos gustaba de aquellos años. Clases eternas donde se nos sermoneaba, se nos castigaba, donde las pasábamos canutas cuando nos tocaba salir a la pizarra… Claro que mucha de la culpa, a veces, era nuestra, y muchos de aquellos castigos nos los habíamos buscado. En su momento ya hablamos de las manías que odiábamos de nuestros profesores, así que es de justicia hablar hoy de las cosas que hacíamos y que ellos odiaban y, por lo general, acababa en castigo. Reconócelo, tú también lo hiciste…

Escribir en la mesa (los más osados grababan su nombre con la punta del compás)

Pedir ir al servicio (para escaquearse)

Tirar bolas de papel higiénico mojado al techo del servicio

Fingir que estás ocupado o agacharte para que no te pregunten la lección (o peor aún, salir a la pizarra)

Coger tizas de la pizarra para pintar el suelo del patio (generalmente para jugar a las chapas)

Aprovechar a escaquearte de clase cuando te mandaban ir a sacudir el borrador al patio

Pasar notas a los compañeros (nuestros primeros whatssaps para contar cotilleos)

Quedar en la papelera para sacar punta, cuando realmente se iba a hablar

Cambiarse cromos por debajo de la mesa (aquí además te jugabas quedarte sin cromos)

Mirar por la ventana (y es que a veces era inevitable, allí estaba la libertad)

También puedes ver:

Aquellas cosas que nos tocaba hacer de pequeños y que detestábamos
Las manías que más odiábamos de nuestros profesores
Cosas que hacían o decían nuestros mayores y que repetimos ahora (por si acaso)
¿Cuántas veces has hecho…?
Cosas que haces que delatan que fuiste a EGB
Lo que nos ponían las madres cuando hacía frío


Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


 
 

Comentarios (84)

  • eMMA Reply

    Realmente lo hice todo!!! jajajja Pero lo de la punta al lápiz para hablar era lo más…alli habian verdaderos sálvames deluxe y la profe ni se enteraba!

    11 abril, 2014 at 10:05
    • xavier Reply

      tienes toda la razon

      11 abril, 2014 at 12:34
    • Anónimo Reply

      La profe o el profe, sinse enteraba! Jjajaja

      11 abril, 2014 at 19:34
      • juli Reply

        claro que se enteraba ellos también lo habían hecho ante

        14 octubre, 2014 at 09:39
    • Verbatina Reply

      Claro, tanto hablar, tanto hablar… te perdiste la conjugación del verbo había.

      21 agosto, 2014 at 13:47
      • Coruñento Reply

        El verbo había no existe, querrás decir la conjugación del verbo haber. ;P

        28 febrero, 2015 at 10:50
      • Anónimo Reply

        Jajajajajaajaj

        28 febrero, 2015 at 20:28
  • Fernando C. Reply

    Jajajajajajaja…… sí señor!!!! La de pegotes de papel mojado que habré pegado en el techo….. Ahora me acuerdo de otra: ¿recordáis aquellos artefactos que se llamaban “ranas”? Tenían como una chapita, y al darle con el dedo sonaban. Pues bien, cuando el profe se daba la vuelta para explicar algo en la pizarra, sonaba un “cra-cra”. A continuación nos lo pasábamos de unos a otros para que sonase de diferentes sitios…. Cada vez que se daba la vuelta… “cra-cra”!! No hace mucho me lo encontré un día paseando y nos descojonábamos comentando la jugada….

    11 abril, 2014 at 10:17
    • R@ulo Reply

      eso es jejee. y ay si que te la jugabas. que en mi cole daban unas ostias…

      11 abril, 2014 at 21:25
      • xavier Reply

        Y un rollo de papel de el Elefante, en la época…metido en la cisterna…???, comoalguno me este leyendo, se estará acordando de alguien que se.

        30 junio, 2016 at 12:47
  • pedro Reply

    Yo igual ke emma, tambien lo hice todo y lo de la papelera era ya exagerao los corros ke nos juntabamos.
    Pero es ke lo de pasar notas en mi clase era una autentica red de comunicaciones, circulaban notitas a montones, para cualkier cosa

    11 abril, 2014 at 10:22
  • Anónimo Reply

    Hacer cervatanas con los boli BIC y bolas de papel o arroz como proyectiles

    11 abril, 2014 at 10:30
    • xavier Reply

      jajajajajaja es verdad!

      11 abril, 2014 at 12:37
  • Nieves Reply

    De acuerdo totalmente…. creo que he pasado por todo… pero.. ¿a qué profesor de ahora no le molestaría todo esto?… me imagino que si no se hace lo mismo se harán cosas similares…
    Yo recuedo que por hablar en clase me mandaron copiar 100 veces “NO HABLARÉ EN CLASE”… se lo entregabas al día siguiente, y como era (y soy, jajaja) un poco loro… se duplicaban, 200… y al día siguiente 400… BRUTAL… mi madre me echaba unos chorreos que flipas, porque no me daba tiempo a hacer los deberes o a hacer las copias… jajajajaja

    11 abril, 2014 at 10:38
    • Jesus Martín Reply

      Gracias a esas tortuas(después de copiar 100 o 200,norecuerdo)aprendí en segundo de E.G.B.

      11 abril, 2014 at 11:53
      • xavier Reply

        y esto te ponia de mala leche copiar 100 o 200 veces

        11 abril, 2014 at 12:39
      • marilyn Reply

        Y copiar 100 veces con varios bolis a la vez (se tardaba más) jaja…pero en realidad,te perdonaban mucho antes de escribirlo las 100 veces.

        11 abril, 2014 at 13:00
    • Rest Reply

      Guerrillas de pincharse con el compás ( alguno terminó peor que “El Chute” de mi barrio ), toser masivamente, hacer zzzzzumbidos o soniquetes nnnnnasales de fondo mientras el profe daba clase, reirme un no parar, jajajajaja, hacer dibujos a lápiz en la mesa, aburriiiiirme un huevo, trasladarme a otras dimensiones…no comprendo cómo aprobaba después si no le dedicaba apenas tiempo.

      14 abril, 2014 at 07:35
    • xavier Reply

      Mira esto: ” No hablaré en idioma catalán con mis compañeros mientras me encuentre en el interior del colegio”…100 – 200 – 400 + suma y sigue, creo que llegue a las 100Mil y aun las estarán esperando.

      30 junio, 2016 at 12:50
      • Ricardo Reply

        Ahora el castigo es por hablar en castellano

        29 mayo, 2017 at 16:57
  • rymamen Reply

    Lo he echo todo,y también he echo y me han hecho el, sacudir en la silla el borrador para que se manchara al sentarse y reírnos al levantarse!!!!!

    11 abril, 2014 at 10:44
    • Verbatina Reply

      Tu te perdiste el día del verbo HACER con h.

      21 agosto, 2014 at 13:50
      • Meisy Reply

        Y el “tu” cuando es pronombre personal lleva tilde, así que te quedas castigado/a de cinco a seis por listo/a.

        12 octubre, 2014 at 00:31
  • Cosas que hacíamos en clase y que odiaban nuestros profesores Reply

    […] Cosas que hacíamos en clase y que odiaban nuestros profesores por irdnas a yofuiaegb.com enviado: ____ Cosas que hacíamos en clase y que odiaban nuestros profesores: Muchas veces nos castigaban con razón. Hoy recordamos diez cosas que hacíamos en clase y que odiaban nuestros profesores. ¿A que tú también lo hiciste? etiquetas: egb, nostalgia, colegio usuarios: 1   anónimos: 0   negativos: 0   compartir: sin comentarios ocio karma: 10 (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); […]

    11 abril, 2014 at 10:50
  • Juan Antonio Reply

    Yo me acuerdo de la época en la que cogias los boli bic, los de cristal por que los otros no valian, y nos traiamos arroz de casa y nos liabamos a cerbatanazos con todos, por que lo de mascar papel cansaba mucho. Recuerdo una tarde (cuando aun se iba a clase por las tardes) que fue exagerado, tanto que la profesora salio del aula sin mas y al rato volvio con cepillos y recogedores, nos tiramos esa hora de clase barriendo el aula.

    11 abril, 2014 at 10:57
    • Sisa Reply

      Como nos pasabamos en mi clase con la profe sustituta! lo de los bolis bic y las bolitas mascadas de papel era un clasico… como poniamos la pizarra de perdigonazos. entre nosotros eramos mas cafres y nos tirabamos arroz… y hablando de arroz en clase jugamos a la paella,cada uno era un condimento y cuando alguien lo nombraba tenias que levantarte y si decian paella… todos a una Jajaja, no me extraña que muchos de nosotros acabaramos castigados en el pasillo o en el despacho del jefe de estudios

      11 abril, 2014 at 19:35
  • Xema Reply

    DATO IRÓNICO…
    yo he hecho todo eso y mucho más, pero lo peor es que ahora soy maestro de primaria… (la antigua EGB..) y me molestan más cosas de las que yo he hecho… jejeje..
    Por cierto… cuando hablábamos en clase de lenguaje, el maestro nos nos hacía copiar “no hablaré en clase”, sino que cogía un verbo y nos hacía escribirlo en todas sus formas y conjugaciones fuera de clase. Si no lo traías el día siguiente, tenías hacerlo dos veces y así hasta que lo trajeras… yo intenté colársela haciendo fotocopias en color cuando llegué a 6 veces y me hizo copiarlas 12 veces en su despacho…. pero shhhhhhhh que mi madre nunca lo supo… jajajajaj
    También como dato… ahora no existen maestros con la puntería en el lanzamiento de tiza, una pérdida olímpica importante. ;)

    11 abril, 2014 at 11:10
    • Mila Reply

      Yo también soy maestra de Primaria (EGB) y me resisto a mandar ningún castigo repetitivo. prefiero redacciones de X palabras dependiendo del curso, explicando su comportamiento y lo que deberían haber hecho. O sea, como decíamos en catequesis: examen de conciencia, dolor de los pecados y propósito de la enmienda. Por supuesto, los padres deben firmar la agenda con el castigo señalado:”Redacción sobre mi comportamiento inapropiado en clase de inglés y alternativas que podría haber tomado”. Os juro que algunos de sexto lloran cuando cojo la agenda.

      11 abril, 2014 at 22:19
    • Nieves Reply

      jajajajajajajaj… me partooooooo…

      15 abril, 2014 at 10:29
    • Mila Reply

      Yo también soy maestra de Primaria y… ni se te ocurra lanzar una tiza o un borrador ( a dar) porque estás con los padres esperándote a la puerta del colegio. Eso sí, tengo la versión light que es lanzar la tiza a la mesa del que está distraído, o mirarle fijamente y todos los demás se parten y él ni se entera. Me lo paso genial con los enanos.

      21 agosto, 2014 at 11:24
  • José Manuel Reply

    Lo de escribir en la mesa… había uno EN EL INSTITUTO que escribió los nombres de todos los grupos armados del mundo. En los exámenes tenía que ponerse en otra mesa, porque aquello parecía el temario completo de filosofía.
    No lo digo con ganas de acusar, esa parte de él la admiraba

    (Yo me hice un reloj solar, cuando se acababa la clase repasaba la marca de la luz del díaz)

    11 abril, 2014 at 11:17
    • albertez Reply

      madre mia, en mi clase eramos unos animales de bellota, yo tambien practicaba lo de la tarima coja,que he leido por aqui, poniendo la mesa del profe al borde para caer, y los profesores caian y liaban un estruendo del copon. y pegando manos locas de goma en los techos del baño. Hubo una mitica que aguantó un curso entero allí y nos descojonabamos al empezar el curso siguiente cuando aun la veiamos. Y jugar a bloquear la puerta de la clase cuando pitaba la sirena para salir al recreo, y saliamos en tromba todos a la vez y parecia eso los tapones de los sanfermines en la puerta de la plaza toros jajaj. O rallar los estuches de hojalata tipicos con las tijeras y hacer autenticas obras de arte, yo tenia uno del ultimo guerrero del pressing catch y al final se convirtió en un cuadro de picasso. o De lanzar gomas y tizas desde la ventana a los gorrillas que estaban aparcando coches en la calle, y venir uno al colegio a amenazarnos, y todos cagaos, o jugar a parir la vaca y al sandwich en mitad de una clase y el profesor chillando de locura jajajaj, o romper un cristal de una ventana en una misma clase de un pelotazo, o yo mismo poniendole cola darson en la silla a un colega y luego me buscó en el patio para pegarme, jajaj madre mia… salvajes

      19 febrero, 2015 at 21:37
  • Angel Reply

    Yo hizo todas ellas. Pero las guerras que hacíamos de tizas eran históricas….jejeje

    11 abril, 2014 at 12:02
  • xavier Reply

    o alguna vez te tiraban el borrador por quedarte dormido

    11 abril, 2014 at 12:34
    • enky Reply

      o por hablar, jajaja

      11 abril, 2014 at 17:41
  • xavier Reply

    Y si te portabas mal te apuntaban en la pizarra o en un papel y te quedabas sin recreo !a que si!

    11 abril, 2014 at 12:42
  • Dietrich Reply

    Hacer pedorretas con le mano debajo del sobaco, cuando el profe no miraba

    11 abril, 2014 at 12:55
  • ESTHER Reply

    Yo escribía mi nombre con el compás en la mesa seguro que si siguen teniendo las mismas mesas alguna lo tendrá aún jejejje……….. lo de la papelera de ir a sacar punta igual cuando veías a uno sacando punta ya ibas tú también recuerdo una vez que ya se cansó el profe y no nos dejó levantarnos a nada ni a sacar punta!!!! y las notitas ya ni te cuento!!jajaj

    11 abril, 2014 at 13:53
  • Eti Queta Reply

    Todas, yo hice todas…. me acuerdo cuando en latín nos sacaban a la pizarra a traducir la frase de turno y todo el mundo agachaba la cabeza, te escondías detrás del de adelante……. que mal rato se pasaba.

    Ahora me rio cuando uno de mis hijos me viene con el bic y los bolsillos llenos de arroz y me quiere vender la moto…….. se creen que han inventado algo nuevo… jajajajaj que ignorantes.

    11 abril, 2014 at 14:11
  • Jose Antonio Reply

    Me ha encantado la foto al inicio del artículo, ¡yo tuve ese juego! ¡Era buenísimo!
    Por cierto, yo era muy trasto en el colegio, y algunas de estas cosas las hacía. Anda que no me había tocado copiar cosas 100 veces… y 200… Y en su época recuerdo que rabiaba, pero al pensarlo ahora tengo que reconocer que me lo ganaba :)

    11 abril, 2014 at 14:30
  • phosky Reply

    En mi clase había un mamonazo que no solo ponía chinchetas en las sillas de los compañeros, sino que un día puso un alfiler en uno de los 4 remaches que tenían las sillas, y al sentarse uno se metió medio alfiler en la mano.

    11 abril, 2014 at 16:00
  • Paloma Reply

    Os ha faltado: ¡¡¡¡PAELLA!!!!

    11 abril, 2014 at 16:41
  • Luis Bermejo Reply

    Lo de las guerras de arroz con los boligrafos Bic o a boletazos con papel o con el papel de aluminio del bocadillo y una goma, en clase de religión fue algo épico.

    11 abril, 2014 at 16:54
  • Enric Reply

    Aqui lo mas importante es la foto del juego de mesa Follon en clase!!! SOy un incomprendido!! nadie ha querido nunca jugar conmigo!! :(

    11 abril, 2014 at 18:39
  • Jose Reply

    Yo soy maestro de primaria, antes mi querida E. G. B. La verdad es que todo se sigue haciendo. No han cambiado las cosas en esto. El problema lo tengo cuando voy a reñirles por estos comportamientos y recuerdo que yo también lo hacía. Me cuesta ni reírme mientras les explico por qué no debe hacerse.

    11 abril, 2014 at 22:31
    • jose Reply

      Jugar a paella en clase era la hostia

      12 abril, 2014 at 07:36
  • Celest Reply

    Nosotras tirabamos el papel mojado no al techo sino contra la pizarra, y poníamos cara de angelitos mientras el profe se giraba furioso… Oooh, si, las guerras de canutos, poner la mesa del profesor al borde de la tarima y esperar que se apoyara… Las manos locas en el techo, o los casio con alarma sonar desde todos los casilleros posibles de clase… Guerras de papeles, reuniones en la papelera… Todo, todo…

    12 abril, 2014 at 07:41
  • africa Reply

    Escupir bolitas de papel con los bolis bic de catapulta jejeje

    12 abril, 2014 at 09:57
  • Jordi Reply

    Absolutamente todo !!!!!!

    12 abril, 2014 at 15:18
  • M luz Reply

    Pizcar trocitos del almuerzo que guardaba debajo del pupitre. Con tal mala suerte que cuando tenía la boca “ocupada” la profe me mandaba responder alguna pregunta. Lo malo era que al llegar el recreo solo me quedaba la mitad de bollo o bocata jajaajaj

    13 abril, 2014 at 10:35
  • Marta Reply

    Lo de escribir en la mesa a mí me duró hasta el instituto xD Recuerdo que uno de los profes (que además era mi tutor) me pilló dibujando en la mesa y me quiso avergonzar delante de toda clase diciéndome: “¿En casa también pintas la mesa?” y voy yo toda chula y le digo: “Sí”. ¡Se quedó a cuadros!

    13 abril, 2014 at 12:02
  • Jesus Reply

    Un profe mío le tiró a uno que estaba haciendo el tonto en clase una bolsa de caramelos que otro compañero había traído para celebrar su cumpleaños. Lo malo es que falló el tiro y me llevé yo el bolsazo en toda la boca. ¬_¬

    19 abril, 2014 at 21:46
  • paco Reply

    Se os olvida lanzar canicas al suelo, o perdigones.
    Bueno, una vez un compañero mío llegó a hacer un lanzallamas con un INOXCROM 2000, el resultado fue 3 dedos seriamente dañados.
    En cuanto al castigo físico, el profesor nos lanzaba el borrador, un manojo de llaves, nos daban ostias como panes , e incluso si eras un canijo, te colgaban de la percha y te tenían un rato allí colgado.

    28 abril, 2014 at 20:30
    • Mila Reply

      A mí me ponían de rodillas con los brazos en cruz. Y es que era una pieza….

      21 agosto, 2014 at 11:28
  • 25 frases que nos han dicho todas las madres - Yo fui a EGB Reply

    […] puedes ver: Cosas que no soportábamos de los mayores Cosas que hacíamos en clase y que odiaban nuestros profesores Cosas que hacían o decían nuestros mayores y que repetimos ahora (por si acaso) Las manías que […]

    4 mayo, 2014 at 17:05
  • manuel Reply

    En mi clase éramos más maquiavélicos: Hacíamos dardos con un alfiler y un trocito de aquella cuerda blanca de los tendereros, que la quemabas por un extremo y la soldabas a la cabeza del alfiler. Luego la escupías con la cerbatana BIC a los corchos del panel de anuncios en mitad de la clase. Cuando había “guerra” de verdad más de uno botaba en el asiento delante del profe al sentir un alfiler clavado en el culo ;)

    7 mayo, 2014 at 01:22
  • jesus Reply

    de que anime es la imagen del ultimo Mirar por la ventana (y es que a veces era inevitable, allí estaba la libertad)

    11 mayo, 2014 at 14:36
  • Jose Ramon Reply

    Hablar. Que es algo contra lo que tienen todos los impertinentes que tienen autoridad.

    12 mayo, 2014 at 15:19
  • Jose Ramon Reply

    Y mis compañeros ponian chinchetas en las sillas.

    12 mayo, 2014 at 15:20
  • Ivan Reply

    Yo lo que recuerdo era que cuando mis profes tenían que marcharse de clase, dejaban a uno encargado de apuntar en la pizarra a los que hablasen o tal, y si hablaban varias veces, les ponían un palito detrás del nombre cada vez.

    Ahí, fomentando el chivato que llevamos dentro…

    Y de paso, empezaba la típica negociación/pelea de no apuntar a los amiguetes, de discutir con alguien y apuntarle de más… Corrupción 101, que dirían los americanos de esos ratos de clase.

    (por supuesto, los profes pasaban olímpicamente de la pizarra al volver, salvo que hubiese alguno con 10 palitos o más, jajaja)

    Gracias a alguna vez que me tocaba a mí, entiendo mejor lo de la borrachera de poder de nuestros políticos. Era tocar la tiza y transformarme, jajajajaja…

    1 junio, 2014 at 20:28
  • jose mº Reply

    Yo recuerdo todo aquello. Las guerras de arroz. Pero lo que si recuerdo era eso de pasar las notas de una mesa a otra. En mi clase había tres filas de pupitres y o estaba en le medio y para colmo al final. La de notas que se podían pasar de una fila a otra. Un dia un profesor me pillo con una de ellas. para colmo era de mi enemigo acerimo para la chica me gustaba. La pillo y me pregunto para quien y de quien era esa nota. Yo como no, No dige nada. El profesor me castigo hasta las diez de la noche durante un mes, Cunpliamos en castigo en la academia que tenia el cole por la tarde. El ruin la lleyo en voz alta. El cabreo que me pille. Y para colmo la vergüenza que pase. Lo único bueno que la nota era para ella y al menos gane algo. Eso si todo el mes hasta las diez. Con aprovechamiento.

    13 junio, 2014 at 14:41
  • Marcos Risos Reply

    Os acordais del llavero con sonidos, como el que usa Manu Chao en todas sus canciones? las que tenemos liado con eso en clase

    19 agosto, 2014 at 10:50
  • Leyre B Reply

    Genial!!!me ha encantado el post, unas amigas mias, que iban a un colegio de monjas, las liaban mas gordas todavia, se ponian de acuerdo y a una hora precisa, tiraban todas el estuche al suelo, solo que no era el estuche de tela, casi todas tenian el estuche metalico ese rectangular de dos pisos, y no veas el jaleo que se preparaba…

    21 agosto, 2014 at 10:36
  • luis Reply

    Nosotros cambiamos las tizas por ceras, era cuando empezaban a salir unas tizas que eran redondas.
    Pues imaginaros el profe cuando coge la cera y empieza a escribir en plan esto va con acento, ja ja ja cuando quiso borrar y el borrador se quedaba enganchado y no borraba creo que fue de las mejores.

    21 agosto, 2014 at 11:07
  • un profe Reply

    Se sigue haciendo todo. Doy fe.

    21 agosto, 2014 at 13:55
  • Eva Reply

    Soy profesora de secundaria y muchas de estas cosas se siguen haciendo: lo de lo corros no, porque no permito escribir a lápiz, pero lo de hacer las tareas de otras materias, comer chicle, mirar por la ventana, o pasarse notitas, escribir en la mesa…esas cosas no han cambiado. Lo peor es que esas cosas se hacían en EGB, pero hoy lo hacen hasta en bachillerato.

    21 agosto, 2014 at 15:31
  • Anónimo Reply

    Nosotros pintabamos tooooooda la pizarra con tizas. Quedaba totalmente blanca y cuando venia el profe y nos la hacia borrar, perdiamos unos minutillos de clase, que siempre iba bien

    Ponerte a reir como loca y que el profe te dijera, a ver, cuenta eso tan divertido en voz alta que asi nos reiremos todos. Claro esta, no se podia contar y entonces te caia el castigo de escribir 100 veces ” No reire en clase”

    Copiar la frase del castigo una vez y el resto con comillas.
    Por supuesto te caia otro castigo por hacerte el gracioso

    Y lo mejor de todo: copiar descarado en los examenes. Fuera con chuletas o directamente del libro! Yo tenia algunos profes bastante mayores que en los examenes echaban cabezaditas y se podia copiar alegremente

    Que tiempos!

    Por cierto, en fbook hay una pagina que se llama “Yo tambien iba a la papelera a sacar punta”

    21 agosto, 2014 at 16:32
  • Adolfo Reply

    Nosotros con el borrador, lo manchábamos en la pizarra y se lo lanzábamos a los compañeros (a la espalda), o lo poníamos en la puerta (entre abierta) y cuándo entraba alguien (no el profesor), se le caía encima manchándole

    21 agosto, 2014 at 17:03
  • Eduardo Reply

    Pues la cosa no ha cambiado mucho, no os creáis.
    Soy profe y los chavales siguen haciendo lo mismo, jajaja.

    22 agosto, 2014 at 02:17
  • Minxie Reply

    Mi colegio era muy parecido a cualquier peli de terror que se precie (y no es coña sino totalmente EN SERIO). Había muchísimo castigo FÍSICO (me río yo de los de ahora, si algún profesor se atreve ahora a dar bofetadas, patadas, reglazos etc… no sigue vivo/a…) pero en aquellos años era de lo mas normal del mundo y los padres estaban bien orgullosos de que si hacías algo mal, te castigasen de aquellas maneras porque sólo así se aprendía y se nos educaba correctamente. En mi época es que pasábamos prácticamente TODO EL DÍA en el colegio y hasta muy tarde por las tardes, Como había tanto castigo físico no nos atrevíamos a mucho porque las consecuencias eran MUY DURAS y sobretodo dolorosas, así que recuerdo poco mas que las batallas de tizas en los cambios de clase.

    29 octubre, 2014 at 15:50
  • José Reply

    Ya en el instituto, ¿os acordáis de los relojes con mando a distancia? Menudas risas cuando nos ponían un vídeos, se volvía loco el profe. Y aun mas tecnológico (soy informático) ponerle un troyano al equipo del profesor y apagarlo o reinarlo, provocarle pantallazos azules, se tiraba de los pelos…..

    28 febrero, 2015 at 12:42
  • Anónimo Reply

    Todo cierto! Todo! Jajajaj
    A mi me castigaban de pie bastante a menudo,y cuando me cansaba..me agachaba a fingir atarme los cordones.

    1 marzo, 2015 at 21:48
  • Mamen Reply

    Y poner colas de lagartijas en la silla de la profesora sustituta, y todoa la clase partiéndonos de risa cuando gritaba por que le daba mucho asco.

    1 marzo, 2015 at 22:08
  • Cosas que todos hemos hecho alguna vez de pequeños y que no haríamos en público - Yo fui a EGB Reply

    […] Cosas que hacíamos en clase y que odiaban nuestros profesores Trucos que todos hacíamos de pequeños […]

    27 octubre, 2015 at 07:20
  • Chuchini Reply

    Yo fumaba, a escondidas, en la habitación del Colegio, los PP. Redentoristas, y …sólo me pillaba un cura, el Padre Simón. Yo ponía tiras de sándalo, para matar el olor, pero el Padre Simón era un fiera ..casi siempre me pillaba.

    27 octubre, 2015 at 23:47
  • pedro Reply

    yo me quedo con la ultima la libertad y me acuerdo esperando a mi madre tras las ventanas eran las cinco y no venia lo recuerdo con nostalgia

    6 enero, 2016 at 00:42
  • lali Reply

    dos mamones me cogieron el sacapunta para sacarle el afilador y van y me lo devuelven sin el los muy ijosputas,y el peor entretenimiento era pegarle a una tal juana en la cabeza porque se dormia y decia que la juana se a dormido y todos los niños cabrones le pegaban sin que se enteraze la maestrita

    30 junio, 2016 at 11:57
  • xavier Reply

    Escobnderle el borrador al profe, para que no practicase su punteria en el cráneo de alguien. En las aulas con tarima, desordenar cuatro papelotes, dejar abierto solo con el tapón apoyado, aquel tintero de tinta roja, con el que te marcaba aquella (M) en los examenes y colocar las dos primeras patas de la mesa, justo en el borde de la tarima, luego un poco de jaleo y esperar el golpe con la palma de la mano sobre la mesa…Y a repetir examen…

    30 junio, 2016 at 12:14
  • Mercedes Reply

    No creo que a los profes les molestara tanto. Y desde luego casi todos se daban cuenta de todo. Al igual que ahora se dan cuenta de quien usa el móvil, quien se manda papelitos (que esos mensajes siguen siendo muy utilizados), quien pide ir al servicio para pasear o mandar un mensaje… En post como este parece que los profesores eran idiotas. La realidad es que ni eran idiotas los profes de la EGB ni son idiotas los profes de la ¿LOGSE, LOMCE, LOE…? Bueno, en eso me perdí, ya no sé que ley de educación tenemos. :)
    Puedo encontrar en “yofuiaegb” tropecientos post en los que poneis de idiotas y alguna cosa más a los profes, y cuento con los dedos de una mano y me sobran dedos en los que agradeceis a los profes vuestra formación, su interés, su dedicación… Gracias a “yofuiaegbe” por su colaboración a dignificar la figura del maestro, del profesor… En resumen, “gracias por su apoyo a la educación”. :(

    30 junio, 2016 at 17:54
  • Conchi Reply

    Pegar el chicle debajo de la mesa, jajajaja

    1 julio, 2016 at 13:32
  • Anónimo Reply

    estoy de acuerdo en todo

    26 noviembre, 2016 at 20:47
  • Yelinna Reply

    Yo nunca usé el sacapuntas para ir a conversar… en realidad yo casi no hablaba, complotaba secretamente para desaparecerlos a todos mwaaahahahahahhahahhahaaaaa!

    24 marzo, 2017 at 19:54
  • Ricardo Reply

    En BUP, a principios de curso había incorporaciones de última hora. Entonces escribíamos a mano al final de la lista de alumnos algunos nombres como si fuesen alumnos recientes. Era un descojone ver al profe preguntar quién era Miguel Ríos o Pedro Marín. Lo más fue una porofesora nativa de francés que cuando vió uno de estos “últimos fichajes” dijo ” ¿y este chico nuevo? ¿Manuel Benítez? ¿Y por qué pone “el cordobés”? ¿Es que es de Córdoba?

    29 mayo, 2017 at 17:07

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies