Diez cosas que nos parecían normales cuando eramos pequeños (y que ahora no tanto)

¡Anda que no han cambiado las cosas desde que eramos pequeños!. La manera de vestir, de jugar, la televisión y un montón de pequeños detalles que antes nos parecían de lo más normal y que hoy en día son impensables. ¿Mejor? ¿Peor? No sabemos, lo único que tenemos claro es que era diferente el día a día. Hoy echamos la vista atrás para recordar algunas de aquellas cosas que nos parecían normales cuando eramos pequeños y que hoy no tanto.

Dar vueltas a una ruedecita para marcar un número de teléfono

Tener solo dos canales de televisión y llamar a uno de ellos la UHF

Comprar la leche por bolsas

Tener dos caras (que tenías que cambiar) al escuchar la música

No tener a los amigos localizados hasta que te los encontrabas por la calle

Llevar la ropa llena de coderas y rodilleras

No tener internet

Estar todo el día por la calle desperdigados sin los mayores detrás

Si nos portábamos mal recibíamos algún cachete

Que entre programa y programa de televisión nos encasquetaran publireportajes de un cuarto de hora de como se pasteurizaba una marca de leche

También puedes ver:

Cosas que haces que delatan que fuiste a EGB
Cosas que haces que delatan que fuiste a EGB, parte 2
Manual del perfecto niño/a de EGB
Manual del perfecto niño/a de EGB, parte 2
Manual del perfecto niño/a de EGB, parte 3
Cosas que hacían o decían nuestros mayores y que repetimos ahora (por si acaso)
¿Cuántas veces has hecho…?
Lo que nos ponían las madres cuando hacía frío
Lo que nos daba miedo en EGB
Lo que merendábamos en los 70 y 80
Lo que daban de sí 100 pesetas


Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


 
 

Comentarios (258)

  • almudena Reply

    Que las pelis estuviesen catalogadas por rombos!! Ala pa la cama que es para mayores!!!

    18 marzo, 2013 at 08:14
  • noelia Reply

    Esperar a la cuba cuando sufriamos cortes de agua o al afilador una vez por semana o poner las bombonas de butano en los portales con el numero de nuestro piso escrito en tiza

    18 marzo, 2013 at 08:16
    • SARA Reply

      En mi barrio eramos más comodones. Saliamos a la terraza y gritábamos “EEEEL DEEEEL GAAS!!! 1 AL 3ºB!!!!!!” y te la subían XD

      18 marzo, 2013 at 14:51
      • barriguita Reply

        en mi casa era “butanoooooo me sube uno al primero primera por favoooor???” nunca se me olvidará esa frase jejejej

        19 marzo, 2013 at 09:25
        • Anónimo Reply

          Eso aun lo hago…

          14 febrero, 2015 at 16:32
      • Inmaculada Plaza Gomez Reply

        En mi barrio también, por la ventana a gritos y funcionaba

        3 noviembre, 2013 at 12:54
        • Inma Reply

          Y cuantas veces se termina el gas cuando estabas en la ducha llena de jabón y a terminar con agua fría o salir mojada a cambiar la bombona

          3 noviembre, 2013 at 12:58
          • Mónika

            Ya te digo!!! Jajajajaja XD

            23 febrero, 2014 at 10:09
          • Encarna

            ¡¡¡ Y siempre en domingo!!!

            27 febrero, 2014 at 12:41
          • Anónimo

            Si te duchabas solamente en domingo era normal

            14 febrero, 2015 at 10:06
          • Anónimo

            …y siempre se me terminaba a mi! :(

            14 febrero, 2015 at 10:21
          • Luisa María Mora Martín

            Eso me pasaba a mi y gritaba: mamaaaaaaa el aguaaaaaaa saleeeeeeee friaaaaaaaaa

            13 agosto, 2016 at 14:51
      • David Reply

        Nosotros seguimos con butano y toca pegar el berrido cuando pasa el camión… ¡¡BUTANOOOO…!!

        14 febrero, 2015 at 13:46
    • fermin Reply

      Lo de las bombonas es verdad,yo el otro dia vi una con tiza en un portal,concretamente para el 1ºB.

      18 marzo, 2013 at 17:05
      • Salva Reply

        Bueno, lo de butano con el número del piso puesto con tiza se sigue haciendo en muchos sitios. En mi calle todos lo hacemos así. El butanero sólo pasa los miércoles, así que si quieres una nueva bombona, toca dejar la vacía en el portal para que el butanero vea quién quiere una llena.

        18 marzo, 2013 at 23:23
  • Mila Reply

    Que nos supiéramos los clásicos de la literatura como “David Copperfield” o “Los miserables” por haberlas visto en el programa “Novela”, con 300.000 capítulos cada una.

    18 marzo, 2013 at 08:17
    • Pilar Reply

      Jajajaja!!! Alguien que también las recuerda!. En relidad duraban una semana y las “largas”, 2, como los los “3 mosqueteros o “El Conde de Montecristo”… Sancho Gracia siempre será D’Artagnan, Enernesto Aura será Aramis y Víctro Valverde, Athos; la pequeña Dorrit, Ana Belén y David Coperfield, Paco Valladares. Por no hablar de Pepe Martín, el Conde de Montecristo para los restos.
      ¡Fantástico!

      18 marzo, 2013 at 09:51
      • Ricardo Reply

        Ni tantos ni tan pocos. Lo normal es que tuviesen 20 capítulos; lo que daba para un mes de emisión. Luego ya vendrían los culebrones venezolanos, braslleños y mexicanos con una calidad tanto literaria como interpretativa y técnica que palidecía ante estas obras maestras de la literatura universal magníficamente llevadas a la pantalla a través de un impecable trabajo de actores y técnicos.

        18 marzo, 2013 at 19:02
        • Anónimo Reply

          Totalmente de acuerdo contigo. Era una época dictatorial en España…pero por lo menos la tele te ofrecía cosas de una calidad que le daban mil vueltas a lo que se ve ahora en la caja tonta.

          18 marzo, 2013 at 19:52
          • Anónimo

            O eso nos parecia porque no habia otra cosa. Yo creo que cada cosa tiene su momento. Es mi opinion, no quiero molestar en absoluto

            19 marzo, 2013 at 00:27
          • Inma

            Estoy de acuerdo ya que veíamos la tele aprendíamos que no estaba mal.

            3 noviembre, 2013 at 13:01
    • Conchita Reply

      Pero no me digais que no eran geniales¡¡¡¡¡¡¡¡

      22 noviembre, 2013 at 21:18
  • el niño vampiro Reply

    Hablar de usted a los profesores.

    18 marzo, 2013 at 08:19
    • Shadow Reply

      Y levantarse cuando entraban en el aula y decir: “Buenos días” o “Buenas tardes”

      18 marzo, 2013 at 10:15
      • Akemi Reply

        Y a pesar de ir a un colegio público, rezar en vos alta el padre nuestro al empezar las clases…

        18 marzo, 2013 at 10:31
        • fermin Reply

          Tambien,tambien…

          18 marzo, 2013 at 17:06
        • Aluism Reply

          Menos mal que eso ya no se hace…

          19 marzo, 2013 at 03:04
          • Cris

            Pues tampoco era nada malo… ahora hay muchísimas cosas peores.

            3 junio, 2013 at 08:58
          • daniel

            Afortunadamente mi maestro no lo hacia y ya no lo hace nadie. El que quiera hablar o loar a seres superiores invisibles que se vaya a la iglesia. La escuela es para aprender no parz lavarte el cerebro.

            9 agosto, 2014 at 15:26
        • 2012nahoki Guga Reply

          En el mio eso x descontao que era de monjas

          14 febrero, 2015 at 15:43
      • josep Reply

        Pues nosotros para entrar, Ave María Purísima y los de dentro se levantaban y tenían que decir Sin Pecado Concebida ….y eso que era un colegio público..

        14 febrero, 2015 at 11:04
    • Yomes Reply

      Ojalá se siguiera haciendo. Ese trato formal le da la autoridad necesaria al profesor sin necesidad de “golpes de regla”, que hemos pasado de un extremo al otro.

      28 marzo, 2013 at 14:30
      • Conchita Reply

        Totalmente de acuerdo contigo.

        22 noviembre, 2013 at 21:19
        • Canary Reply

          jaja yo soy profesora y en mi centro los alumnos tratan a los profesores de “Don……..” y a las profesoras “Señorita………..”

          14 febrero, 2015 at 12:46
    • Xanti Reply

      Eso sería en los setenta y muy al principio de los ochenta, a finales por lo menos en mi colegio eso ya no se hacía, y eso que era de frailes.

      14 febrero, 2015 at 10:06
  • Carlos Carro Bravo Reply

    lo de llamarse al segundo canal UHF es porque estaba en esa banda de frecuencias de la TV.

    18 marzo, 2013 at 08:20
    • Anónimo Reply

      De hecho ahora todas son UHF…..

      18 marzo, 2013 at 23:19
  • Lola Reply

    El ultimo punto de que “entre programa y programa nos encasquetaban publireportajes de un cuarto de hora ….”, todavía lo sigue haciendo Tele 5, no serán publireportajes pero si anuncios.

    18 marzo, 2013 at 09:29
    • Pepeluí Reply

      Y los del grupo Atresmedia, Antena3, la Sexta, la Sexta3, Neox, Nova… Emiten Los Simpson, sale los créditos de inicio y ZAS!! 20 minutos de anuncios.

      18 marzo, 2013 at 10:14
      • halomo Reply

        Lo de los Simpsons, yo lo tengo solucionado: lo grabo siempre, y veo el del día anterior, y cuando llegan anuncions, a poner el “play” más adelante. :)

        25 julio, 2014 at 10:12
  • Marc Reply

    – No tener ningún mando a distancia y levantarse para hacer cualquier cambio.
    – Que el profesor te lanzara la tiza (o incluso en algún caso el borrador de la pizarra) cuando te quería llamar la atención.
    – Llamar al telefonillo de la casa de tus amigos para preguntar si estaban.
    – Quedarte castigado fuera de clase si llegabas tarde.
    – Que te restaran 1 punto de la nota por cada falta de ortografía y que luego te las hicieran copiar 50 veces.
    – Ir a la biblioteca a buscar información para los trabajos del colegio.

    18 marzo, 2013 at 09:31
    • azkira Reply

      madre, la de veces que me llamaban por el telefonillo, lo que me gustaba ir a la biblio, y las veces que copiamos “no debo hablar en clase”. Mis hijas no se creen que antes solo habia dibujos los fines de semana, con solo dos canales, que no existiera el mando ni el movil, las maquinitas, los ordenadores eran un lujo…. qué tiempos ! :D
      ahora mi mediana está jugando a las palmas y canta canciones de pasacalles ( me recuerda al post que hicisteis…) y aún se cree que ellas han inventado las letras, jejejeje

      18 marzo, 2013 at 12:16
      • SARA Reply

        JAJAJAJAJ, a mí mi hija mayor me dice “anda, si tú no te la sabes,,,” y me llevan los demonios. Las he enseñado a jugar a la goma, pero al final juego yo sola.. jajajaja.
        Es normal que todo lo que les contamos les parezca raro, pero lo bonito es que los niños de ahora sepan que hay otras muchas cosas aparte de la tele, el ordenador, la Nintendo…
        Echo de menos ver a niños en la calle jugando.. :(

        18 marzo, 2013 at 14:49
        • rosi Reply

          eso mismo pensaba yo ayer.. no hay niños solos jugando en las calles.. mi madre me dice; pues yo tambien tenia dos niños y no me volvi loca.. y es verdad, pero como yo le digo, llevate un dia entero en un piso con dos diablos imparables.. antes jugabamos en la calle casi todo el dia y al caer la tarde, el baño, la cena y a la cama, hoy en dia… si estan en el parque no se les puede perder de vista ni un segundo..

          18 marzo, 2013 at 15:34
        • raul gil Reply

          mi suegra un dia estuvo enseñando a todos los niños a jugar a la muñeca ,pintada en el suelo ,y luego con una piedra lanzarla para ir a la pata coja por la muñuca . los niños con la boca abierta la pedian q les enseñara mas.

          18 marzo, 2013 at 18:21
        • Anónimo Reply

          Yo tambien. Y cuando jugabamos a la goma hasta que nos llamaban a comerrrr!, o al escondite, al telegrama, al rescate, a burro. Bueno, bueno, que de recuerdos

          19 marzo, 2013 at 00:30
          • Nieves

            A comerrrrrrrrr… a grito pelado por la ventana… en mi casa el timbre del portal solo valía como aviso de que había alguien abajo, tenías que asomarte por la ventana para saber quien era y preguntar que quería…..

            Los postres como flanes, natillas… o similares eran de fin de semana… y si tenías algo de bollería era en cumpleaños, pq era un extra y todo lo demás casero….

            19 marzo, 2013 at 08:18
        • Ana Reply

          Yo soy de un pueblo, aunque ahora vivo en una gran ciudad, pero cuando vamos cada verano.. volvemos a EGB!! muchas cosas no han cambiado, y l@s hij@s de mis amigas de entonces a las 10 de la mañana ya están pegando voces desde la calle a mi hija: Juliiiiiiiiii, bajas a jugar????
          Y hay que llamarlas a grito para que suban a comer!!!!

          6 julio, 2014 at 08:20
      • Inma Reply

        Si que es verdad, mi hijo tampoco se lo cree, dice que vengo de la prehistoria, estoy de acuerdo que el respeto a los profesores y al resto de compañeros era mejor de antes, es un pena que ahora no este de moda, estaría muy bien que esa parte volviera otra vez sin necesidad que los profesores peguen como antes, es tan fácil como que los padres se lo enseñemos a nuestros hijos, como hicieron los nuestros con nosotros

        3 noviembre, 2013 at 13:06
    • fermin Reply

      SI,pero gracias a copiarlas,no tenemos faltas,xq los chavales de hoy,algunos escriben q da pena verlos….

      18 marzo, 2013 at 17:08
      • jajajaja Reply

        Pues aplícate el cuento, bonito, que me han dolido los ojos al leerte y escribir como si fuera un SMS.

        18 marzo, 2013 at 17:58
      • Ricardo Reply

        ;) Consejos vendo que para mí no tengo…..

        18 marzo, 2013 at 19:03
    • Jose Ramon Reply

      Tampoco había mucho que cambiar. Estaban “la normal” y “el UHF” y si no, para eso estábamos los niños. “Anda levántate y dale un poco más de voz a la tele”. Di eso ahora a alguno de tus hijos y verás a donde te mandan.

      9 mayo, 2013 at 17:40
      • Paco Reply

        En mi casa, el mando a distancia era mi hermano pequeño.” Jesus, dale voz”… “Jesus, cambia”… Y por mucho que protestara, al final siempre iba, pobre….

        15 febrero, 2015 at 10:46
    • 2012nahoki Guga Reply

      En mi colegio si llegabas tarde t quedabas un rato en clase al termino de la misma

      14 febrero, 2015 at 15:50
    • 2012nahoki Guga Reply

      O que te castigaran a quedarte un rato después de clase por llegar tarde

      14 febrero, 2015 at 15:52
  • Estre Reply

    Tener un “traje de los Domingos” que siempre era el mismo pero solo para ese día :)

    18 marzo, 2013 at 09:33
    • Anónimo Reply

      Y estrenar ropa de primavera el domingo de ramos…………. aunque hiciera un frío de c…… ¿ Os acordais de los calcetines de perlé y las chaquetitas caladas ?

      18 marzo, 2013 at 17:50
      • Anónimo Reply

        Yo estrenaba calcetines……

        18 marzo, 2013 at 23:21
        • Anónimo Reply

          yo….lo sigo haciendo….aunque sea ropa interior….no hay Domingo de Ramos que no estrene algo.

          11 abril, 2013 at 19:07
      • Anónimo Reply

        como olvidarlo…y los zpatos de charol o las sandalias de hebilla…yo tenia una camisa de patos a juego con una falda…terrible, menos mal que solo duró un año…

        31 mayo, 2013 at 12:36
  • Cristina Reply

    No tener control remoto para la tele, calentar la leche en un cazo (los microondas sólo lo tenían unos pocos), ir a retornar los “cascos” de los refrescos, que mi madre me mandase a comprarle tabaco y que nadie me dijese nada… Podría seguir durante horas.

    18 marzo, 2013 at 09:36
    • Nieves Reply

      Serás más joven, yo soy del 71 y ni conocí el microondas hasta bastante mayor… de hecho en mi casa hubo teléfono más o menos cuando tuve entre 14 y 15 años… y el primer ordenador cuando tenía unos 20, ya para mis hermanos pequeños… y cargándole el sistema operativo MS-2 con diskette…. jajajaj

      Ell primer ratón lo utilicé ya trabajando… uys… que mayor soyyyyyyyyyyyyyyyy…. jajajaj

      19 marzo, 2013 at 08:29
      • Inma Reply

        El primer ordenador que toque fue trabajando en un periódico y tendría 22 o 23 años, me cogieron porque tenia el titulo de mecanografía, porque de informática ni idea, aprendí sobre la marcha y lo que me costo, llamando al pobre informático a todas horas y dedicándole mucho tiempo

        3 noviembre, 2013 at 13:09
      • Bomboncito Reply

        Ejem, creo que sea como todo, dependiendo de tu clase social y economica y el sitio donde visieses (ciudad mas o menos grande)

        Yo soy del 72… y desde que tengo uso de razon siempre vi el telefono de disco en casa, TV (blanco y negro), el microondas llego cuando yo tenia unos 14 años, el video beta, tendria unos 10 años.. el primer ordenador un spectrum de 16k lo tuve tb con 10 años.. (el año de naranjito) XD

        Debo decir que mi padre era electricista en una fabrica,, que de aquella era el equivalente a un informatico GEEK de hoy,,, era el que estaba a la ultima en tecnologia.

        Creo que el principal problama era que la gente no podia pagarse las cosas, mas que nada….

        9 agosto, 2014 at 17:11
  • Liliana Reply

    Mi madre ahora lo niega,pero recuerdo que te bañaban una o dos veces máximo a la semana…

    18 marzo, 2013 at 09:42
    • rosi Reply

      jjajajajajajajaj cierto!!!!

      18 marzo, 2013 at 15:34
    • raul gil Reply

      en mi caso sonaba la musica de informe semanal y tener q calentar el agua en el fuego por que el calentador no da mas.

      18 marzo, 2013 at 18:25
    • Morwen Reply

      Muy cierto… Yo recuerdo que nos bañaba los sábados por la noche, y punto (bueno, y en verano, todos los días después de la piscina)… Aunque mi madre también lo niega…

      16 abril, 2013 at 15:53
    • Anónimo Reply

      jajaja, una, los domingos, antes de ir a misa. y de dos en dos para no gastar agua

      31 mayo, 2013 at 12:37
  • mimiri Reply

    Que grandes verdades…y… No salimos tan mal ¿no?

    18 marzo, 2013 at 09:47
    • Inma Reply

      Si a todo, los baños semanales, las misas de los domingos con la ropa nueva, que por supuesto no te dejaban llevar al cole por mucho que te gustara. El dinero que me gaste de mi paga en sobornos a mi hermano pequeño si no íbamos a misa para que no se chivara

      3 noviembre, 2013 at 13:13
  • beatriz Reply

    comprar el pan doble los sabados porque los domingos no habia ninguna panaderia abierta, y el pan se llevaba en bolsa de tela, y habia modas y todo en bolsas del pan.
    los dias de gimansia llevaba el chandal puesto de casa porque eso de cambiarse en el vesturario….no teniamos vestuario y tal cual terminabamos la clase nos ibamos a la siguiente, ya fuera frances o sociales.
    el q

    18 marzo, 2013 at 10:07
  • Jesu Reply

    Que los profesores fumaran mientras daban clase.

    18 marzo, 2013 at 10:09
    • azkira Reply

      quéee!? mira, eso yo no lo he visto, pero sí una profe mía mascaba chicle dando clase… de ingles! jajajaja

      18 marzo, 2013 at 12:17
      • Ana Belén Reply

        Pues sí, yo recuerdo en Parvulitos… (soy del 77), que teníamos un profe llamada “maria” que fumaba en clase…y teníamos 5 años todos los allí presentes!! Ah, y sólo habia 1 curso de parvulitos… anteriormente solo la guarderia…

        19 marzo, 2013 at 13:32
      • Anónimo Reply

        Esa seguro que Era Alicia de la Conce

        9 junio, 2016 at 11:33
    • Jaime Reply

      Yo tuve un profesor que siempre fumaba puros en clase,así que imaginad el agradable olorcito que dejaba…
      Por aquella época,al menos en mi colegio y en el adyacente, era bastante habitual en algunos profesores que fumaran en clase…
      Por supuesto, actualmente impensable!!

      18 marzo, 2013 at 12:47
      • rosi Reply

        en el mio tambien… y eran monjas!!

        18 marzo, 2013 at 15:35
    • fer Reply

      Uno de matemáticas fumaba como un carretero y nos dejaba fumar en los examenes.

      18 marzo, 2013 at 14:27
      • Inma Reply

        Uno de mis profesores puros y pipa, que asco, la clase en invierno insoportable a eso sumarle 35 alumnos y la ventanas en invierno cerradas.

        3 noviembre, 2013 at 13:15
    • Alberto Reply

      Bueno eso lo he visto yo hacer a un profe de facultad no hace tanto tiempo… En 2003 creo que fue. Y el aula no tenía ni ventanas. Una vergüenza. Menos mal que ahora es denunciable.

      16 abril, 2013 at 10:08
    • Anónimo Reply

      Y que se fumara la tiza, en vez del cigarro.

      3 septiembre, 2013 at 13:52
      • Snows Reply

        George?

        9 marzo, 2017 at 03:57
    • Paco Reply

      Yo tenia uno que fumaba puros en la egb. Y en el instituto, algunos profes nos dejaban fumar en clase cuando habia examen, para relajar los nervios….

      15 febrero, 2015 at 10:49
    • Minia Reply

      Yo tenía un profe que fumaba tanto que le llamaban “El Seco”

      25 abril, 2016 at 10:25
  • beatriz Reply

    uy que se me ha cortado.
    el que iba mal en clase se quedaba con la profe de cinco a seis de la tarde para refuerzo, era lo mas normal.
    cuando uno celebraba el cumple todos iban a su casa y se ponian morados de bocadillos de nocilla, fanta y pastel. eso de ir a un happi park ni pensarlo porque no habia, pero era mejor en casa de uno.
    esas librerias que ibas y tenian de todo para hacer manualidades, purpurina de colores imposibles, cintas de todas formas, pelos de escoba, hasta piedrecitas…..
    meter los libros en aquellos macutos tipo militar…se pusieron muy de moda.
    saludos.

    18 marzo, 2013 at 10:11
    • Inma Reply

      En mi cumple mis padres se iban a dar una vuelta para que nos quedáramos solos era genial, deseando que llegara el día por si el chico que te gustaba venia, no se a vosotros pero en mi caso en el recreo nos vigilaban para que no nos juntáramos con los chicos. Soy del 66

      3 noviembre, 2013 at 13:19
  • Anónimo Reply

    -Merendar pan con tableta de chocolate.
    -Películas con rombos para avisar que eran de adultos.
    -Limpiar las lentejas de piedrecitas antes de comerlas.

    18 marzo, 2013 at 10:20
    • Anónimo Reply

      Pues yo sigo buscando las piedrecitas en las lentejas….. Jajajaja

      18 marzo, 2013 at 23:22
  • Leire Reply

    Pues los publirreportajes ésos también hacían buena la máxima de que la tele también sirve para formar. Y además, no tomaban a los espectadores por tontos.

    18 marzo, 2013 at 10:25
  • mireia Reply

    Lo de las dos caras que hay que girar si escuchas música me sigue pasando con los vinilos.
    Y marcar los números de teléfono con la rueda… Que rabia cuando se espcapaba el dedo y había que volver a empezar.
    También íbamos a por huevos con huevera, los mayores iban a por vino con la botella muchas veces.

    18 marzo, 2013 at 10:26
    • Anónimo Reply

      yo aun tengo lecheras, que se vendia la leche por cuartillo, el lechero subia a casa y mi madre sacaba la lechera, luego la cocia y quedaba una nata…deliciosa para bizcochos y hacer mantequilla. aun recuerdo que dejaba el cigarro en la escalera y las marcas que tenia la piedra, ya no vivo en esa casa pero me encantaria saber que tienen esa escalera intacta, es historia!! jajaja

      31 mayo, 2013 at 12:42
      • Ana Reply

        En casa de mi padre hay unas lecheras de esas de aluminio, que tienen un nombre que no recuerdo.
        Ibamos a una cuadra directamente a comprarla, y veíamos al señor ordeñar.
        Después con las natas que se formaban al hervir hacía mi madre unos bizcochos buenísimos.

        6 julio, 2014 at 08:27
  • Shadow Reply

    – Merendar como Dios manda: un bocata y una fruta.
    – Esperar ansisos@ los dibujos animados que daban después del telediario los fines de semana.
    – Buscar palabras en el diccionario cuando no sabías lo que significaban.
    – Recitar de memoria y todos a la vez la tabla de multiplicar, las provincias y límites de España.
    – Que te tomasen la lección de pie delante de tus compañeros.
    – Prestar tu bici, o pedirla prestada, para dar una vuelta.
    – Si llovía mucho, te ponías la “katiuskas” y el “anorak”
    – Jugar al escondite en la calle y olvidarse de algún amigo hasta varias rondas después.

    18 marzo, 2013 at 10:27
    • Jose Ramon Reply

      Leer en voz alta en clase, uno detras de otro. Así me leí por primera vez el Quijote y creo que por eso tengo afición a la lectura.

      9 mayo, 2013 at 17:42
  • Fitty Reply

    que cuando no sabian q poner en la tele te ponian videos musicales

    18 marzo, 2013 at 10:27
  • JoGonBa Reply

    – Entrar al cine de sesión continua a las 4:30 de la tarde, y salir si querías después de ver las dos películas… o quedarte a volver a verlas hasta que cerraran
    – Cargar los juegos en el ordenador desde cintas de cassette (los afortunados que tuvimos un spectrum)
    – Poder merendar viendo la tele (intenta digerir hoy día el bocata viendo a la Belén Esteban en ese horario),
    – Al terminar los deberes, pasar la tarde en los salones recreativos disfrutando tanto el jugar como el ver jugar, y el multijugador cara a cara (¿”online”, qué es eso?)

    18 marzo, 2013 at 10:33
  • Akemi Reply

    Tener que rebobinar las cintas de vídeo antes de devolverlas al videoclub….

    Buscar en las páginas amarillas o en la agenda de teléfonos el número de tus compañeros de clase y pedir permiso para llamarlos por teléfono inventándonos alguna escusa como “es que no apunté los deberes de mates…” cuando en verdad llamabas para cualquier otra cosa…

    Jugar a la “mano negra” eso de llamar a los telefonillos y salir corriendo…

    Y cuando te quedabas solo en casa (si si, solo, nuestra generación nos quedábamos de pequeños solos en casa y no pasaba nada…) en fin, quedarse solo en casa y jugar a tirar globos de agua por la ventana….

    18 marzo, 2013 at 10:40
    • Fátima Reply

      Quién no ha rebobinado una cinta de cassette con el boli?

      18 marzo, 2013 at 19:10
    • Rosa Latorre Reply

      Joder, y tanto que es verdad que nos quedábamos solos en casa, x ej cuando las madres bajaban a comprar, y no pasaba nada. Ahora muchos dirían q eres mala madre… Como sé sacan las cosas de quicio …

      18 marzo, 2013 at 19:52
      • lectora60 Reply

        Mis hijos se han quedado solos en casa mientras iba a por el pan o la leche.
        De mas mayores se quedaban los sábados por la mañana viendo a la bruja de la Bola de Cristal.
        Y todo lo más es que se pelearan por poner el sonido mas alto. (Son chico del 72 y chica del 74.
        Tambien se bajaban a patinar a la plaza o con el monopatín. Creo que se lo pasaron bien.

        22 octubre, 2014 at 19:50
  • raul Reply

    cuando se hacia tarde tu madre se asomaba por la ventana y gritaba tu nombre,no hacian falta moviles

    18 marzo, 2013 at 11:02
  • Marc Reply

    Los cines tenían una sola sala donde cabían 1000 espectadores o más y ponían 2 películas (normalmente la primera era de la época de los abuelos) separadas por un cortometraje de dibujos animados. A veces para ver la película que querías tenías que cruzar toda la ciudad. Las películas duraban entre 4 y 6 meses en cartelera y tardaban 5 años en salir en vídeo (a veces, si el dueño del video club te tenía confianza te ofrecía alguna película pirata que nadie sabía de dónde había salido)
    En la televisión había la “despedída y cierre” cada día y por la noche ponían la carta de ajuste. Al principio de la emisión un presentador decía la programación que harían (y esa programación se cumplía a rajatabla sin modificarla para poner celebraciones deportivas) Las pausas de los programas empezaban y acababan con un cartel que ponía “intermedio”.
    En el colegio si no habías hecho los deberes te hacían quedar 1 hora más ya fuera al mediodía o por la tarde.

    18 marzo, 2013 at 11:13
    • Maripaz Reply

      Cuando se corrían las cortinas, creo que eran rojas, o el telón sonaba siempre la cancioncilla de MOVIRECORD tarara rat…

      7 mayo, 2013 at 13:36
      • Jose Ramon Reply

        Y si no cuando antes de la película ponían el NODO. De eso no hace tanto tiempo como parece, yo soy del 68 y lo recuerdo.

        9 mayo, 2013 at 17:44
        • Inma Reply

          Yo si me acuerdo del nodo y también soy del 66 de diciembre para ser mas exactos

          3 noviembre, 2013 at 13:22
  • victorius Reply

    Nos parecía normal saberse los ríos de España y los famosos del mundo…

    18 marzo, 2013 at 11:29
  • Niguca Reply

    Yo recuerdo que cuando éramos muy pequeños, a veces en vez de anuncios ponían “CINE CÓMICO”, eran cortos de El Gordo y el Flaco, Charlot, Buster Keaton, y todos los del cine mudo de risa.

    18 marzo, 2013 at 11:30
  • Arasia Reply

    Que la semana santa fuera sinonimo de ir a misa a diario y ver todas las peliculas de cristo que te pusieran por la tele…. ainssss que cruz, odio la semana santa solo por ese recuerdo jeje.
    Y me apunto lo de la ropa de los domingos, que además te hacían quitar al volver de misa, no sea que la estropearas jugando por ahi.

    18 marzo, 2013 at 11:38
    • Jorge Reply

      Para mi, semana santa siempre va unida a una película “El coloso en llamas”
      Recuerdo que desde pequeño todas las semanas santas, generalmente el domingo de pascua, siempre emitían esa película (creo recordar que siempre era TVE1 o Canal 9) y con lo que duraba ya habías echado la tarde teniendo en cuenta que había que añadirle anuncios.
      Ahora ya no se si se conserva esa costumbre pero yo todos los domingos de pascua pongo la película y a echar la tarde :)

      18 marzo, 2013 at 12:07
      • Ramsey9000 Reply

        en TVE1 el coloso en llamas la ponian en navidad y si tb es un ritual para mi jejeje

        19 marzo, 2013 at 09:35
    • fermin Reply

      lo de la ropa,es verdad,cuando volvias de la calle corriendo a cambiarte…..yo lo sigo haciendo aun.

      18 marzo, 2013 at 17:17
    • Maripaz Reply

      Yo tenía un vestido, de color blanco con cinturilla y lazos de terciopelo de color negro, que me encantaba pero me picaba un montón y por mucho que se lo dijera a mi madre me lo hacía poner en domingo de ramos o al ir de visita, etc

      7 mayo, 2013 at 13:44
  • Dani Reply

    Hace poco una operadora del 1004 no sabía de qué le hablaba cuando mencioné un teléfono “de rueda”

    18 marzo, 2013 at 11:42
    • fer Reply

      Yo se lo tube que cambiar a mi madre hace un parde años, porque cuando salía la voz electronica, que dice “si tal…marque el 1, si cual… marque el 2..” Era imposible.. buff

      18 marzo, 2013 at 14:30
      • Anónimo Reply

        Lo peor era que no se podía borrar cuando te confundías en un número…..

        18 marzo, 2013 at 23:25
    • fermin Reply

      Seria sudaca,esos no tienen idea de nada…

      19 marzo, 2013 at 16:39
  • PHR Reply

    es verdad..si es que somos de E.G.B..de pura cepa…

    18 marzo, 2013 at 11:56
    • Maripaz Reply

      Ni se debe ni se puede negar, SOMOS DE EGB, y antes la hora de salida de mi cole era a las 18.00 luego mas tarde fué a las 17.00 (perdonar por no poner las tildes o colocarlas mal, hay cosas que se “mediolvidan” tendre que ponerme al dia

      7 mayo, 2013 at 14:03
  • Vicky Reply

    Y el candadito que se le ponía al telefono en cuestión, para que nadie llamase sin pemiso…..

    18 marzo, 2013 at 11:56
  • Gemma Reply

    Ir al cole x la mañana y x la tarde, q n preescolar ns pusiesen a dormir la siesta n la zona enmoquetada pata ls juegos, q ns dejasen ir sol@s a ls 8-9 años, levantarnos para cambiar d canal, subir o bajar l volumen d la tele, la carta d ajuste n “la segunda” hasta las 14:00 horas, ir a la vaquería a x leche y esperar q terminasen d ordeñar para llevarte la leche n la cantarita d lata, hervirla al llegar a casa…uffff, tantas cosas!!!

    18 marzo, 2013 at 11:57
    • Ricardo Reply

      pues por tu manera de escribir pareces de la LOGSE más que de la EGB. ¡QUE ESTO NO ES UN MÓVIL, LECHE!

      18 marzo, 2013 at 19:08
    • Nieves Reply

      Vayaaaaaaa…. ya me acuerdo yo cuando mi madre cocía la leche y le salía esa super capa de nata… ummm… menudos bocadillos de nata y azúcar… me volvían loca…
      Cuando iba a visitar a mis primos en verano a Murcia… mi tío nos mandaba al bar a por cerveza con una jarra… jejeje… y a nadie le parecía raro ver a críos con jarras de cerveza por ahí…

      19 marzo, 2013 at 08:42
      • Maripaz Reply

        Ir a Murcia en Semana Santa dee caada año y siempre a ver las procesiones, que por cierto si querias ver las procesiones en primera fila habia que ir a primera hora de la mañana a guardar el sitio.

        7 mayo, 2013 at 13:54
      • Inma Reply

        Soy una afortunada mis abuelos tenían vacas y como pasaba el verano con ellos, la 1ª leche que salia y siempre de la misma vaca era para mi. También aprendí a ordeñar y a vender leche

        3 noviembre, 2013 at 13:26
    • Jose Ramon Reply

      A mi en el colegio me daban leche para merendar. No se de que estaba hecha, pero no he vuelto a probar leche con aquel sabor. Lo de la siesta es lo que peor llevaba. No era capaz de dormirme.

      9 mayo, 2013 at 17:47
  • Ana Reply

    Lo de las rodilleras te puedo asegurar ¡¡que sigue igual!!

    18 marzo, 2013 at 12:04
  • Agus Reply

    Recoger los perros abandonados por el barrio y guardarlos en alguna casa vieja abandonada o un solar con tapias. Luego al salir de la escuela íbamos todos los amigos a echarles de comer.

    18 marzo, 2013 at 12:04
  • Mónica Reply

    Tener el meñique izquierdo magullado de escribir la A en la Hispano-Olivetti.

    18 marzo, 2013 at 12:11
    • Crowly Reply

      En verano, por las tardes (solo a veces y después de rogar muuuucho), a mis amigos y a mí nos daban 25 pesetas e ibamos corriendo a la tienda a comprar golosinas…. algún domingo caían 100 pesetas y nos parecía un tesoro. Claro que no duraba mucho, ya que volvíamos a gastarlo todo en chucherías. Os acordais de los chicles Junior Cheiw?
      Por las noches cogíamos luciérnagas, que después soltábamos de nuevo…. y jugábamos al escondite por parejas, que si de día era divertido, por la noche era una pasada!!!
      Y nosotros también teníamos maquinitas en aquellos tiempos…. esas que llevaban agua por dentro y tenías que meter unas bolitas en sus agujeros correspodientes. Tecnología punta!!!!

      19 marzo, 2013 at 01:04
    • Irene Reply

      ¡Es verdad! Había olvidado las magulladuras “meñicales” ;-) ¡Gracias por tu comentario! Aprendí a mecanografiar en una academia en la que tenían máquínas de escribir muy cómodas, pero al llegar a casa practicaba con la Hispano-Olivetti de mi padre, que sería de los años 50, y en efecto los meñiques sufrían algunos roces, sí.

      2 enero, 2014 at 08:02
  • B Reply

    Todas las del post.
    Además, lo de la tiza y el borrador, especialmente mis compañeros debían estar fritos.
    Lo de los acentos, un profesor que tuve de Latín (aunque fuera BUP) se empeñaba en ponerle acento a mi apellido, que no es castellano y no lo lleva, diciendo que estaba castellanizado y me quitaba 0,1 punto por no ponerlo.
    Aysss y yo sigo sin poner el acento, porque no lo lleva :D

    18 marzo, 2013 at 12:22
  • Ana M Reply

    Viajar en coche sin cinturones,sin sillas de seguridad y sin límite de ocupantes.Recuerdo viajar en el 127 de unos amigos de mis padres,6 adultos y seis niños en el “capó”…para alucinar….

    18 marzo, 2013 at 12:39
    • Ricardo Reply

      Una vez viniendo de un cumpleaños mi tía nos llevó a 12 chavales en un 600.

      18 marzo, 2013 at 19:09
  • zelix2003 Reply

    Y mas felices que los niños de ahora, que tienen de todo y siempre esta aburridos. Eso si yo jamás recibí un cachete (y mas de uno me merecí)

    18 marzo, 2013 at 12:53
  • Baruj Reply

    Yo nací y crecí en España, pero ahora soy israelí. Cuando me vine para aquí, me sorprendió que lo normal es que la leche sea fresca (de la que te caduca en pocos días) y aunque hay en tetrabrik, siempre hay en todas partes en bolsa, en las casas tenemos una jarra especial para poner la bolsa dentro. La leche uperisada o de larga duración es una curiosidad arrinconada en algunos súpers, que prácticamente nadie compra… Así, que para mí fue un regreso a la infancia, ¡incluso en el sabor!

    18 marzo, 2013 at 12:54
  • Jesús Sin Tierra Reply

    El himno de España con la cara de Juancar y la banderita al acabar la programación.
    El médico de cabecera fumando en la consulta.
    El panadero que repartía domicilio al igual que la leche, que la traían en garrafas grandes y le pedías un litro o medio.
    Las guerras de petardos y tirachinas.
    Pero sobre todo, la autonomía a partir de los 7-8 años.

    18 marzo, 2013 at 12:56
    • Fátima Reply

      Y el profesor fumando en plena clase con la mano sacandola por la ventana jajajaja

      18 marzo, 2013 at 19:05
  • el niño vampiro Reply

    Sólo existía un modelo de calzoncillos, que podían, eso sí, ser de color amarillo, azul o blanco (el menos recomendable).

    18 marzo, 2013 at 13:17
  • jonas Reply

    Cuando yo era pequeño,en mi pueblo solo veíamos la 1ª cadena (no llegaba el UHF) y en las pascuas era horrible,por que en la televisión solo echaban las procesiones y los telediarios.No se podía cantar desde el Jueves Santo hasta el Sábado o hasta el Domingo(no me acuerdo bien)pero eso si,nos lo pasábamos genial por que venían los amigos de Valencia y Barcelona.Otra cosa que ya no volveremos a hacer (por desgracia) era ir a casa de la tía Clotilde con la lechera todas las tardes a por la leche recién ordeñada.En cuánto llegábamos a casa mi abuela la hervía y todos a reñir por la nata (que rica,con azúcar)

    18 marzo, 2013 at 14:17
    • M Carmen Reply

      Lo de la leche aún lo recuerdo, estaba buenísima. Mi madre además compraba los calostros le encantaban con azúcar.

      18 marzo, 2013 at 14:38
  • fer Reply

    En los pueblos además estaba lo del Luto, cuando se moría tu abuelo o abuela date por j*did*; y las mujeres se vestían de megro y la tele y la radio se apagaba hasta que yo que sé…

    18 marzo, 2013 at 14:33
  • M Carmen Reply

    Repartir caramelos a tus compañeros de colegio cuando era tu cumple, llevabas una bolsa y dabas dos o tres a cada uno, dependiendo de los que te hubiera comprado tu madre.
    Que tu padre te mandara cambiar de canal y tener que sujetar el boton de la tele con un palillo porque ya no se sujetaba solo.

    18 marzo, 2013 at 14:37
    • Paco Reply

      Madre mía, lo del palillo en el botón de la tele también pasaba en mi casa! Era de la marca Minerva y fue la primera que tuvimos en color, qué recuerdos…

      19 marzo, 2013 at 02:16
      • Nieves Reply

        aláaaaa… jajaja en mi casa, me acuerdo que era una Grundic (se escribe así?)… el botón se saltaba solo y ale, a ponerle el palillo profesional… jajajajaj… y cuando se iba la imágen?… primer arreglo, darle unos golpes arriba… y solucionado… jajajaja

        19 marzo, 2013 at 08:47
    • Jose Ramon Reply

      Siiiiiiii, ¡¡¡¡que grande, lo de los caramelos!!!! eras rey por un día.

      9 mayo, 2013 at 17:50
  • Gorka Reply

    Tener siempre un sitio fijo en el barrio donde quedar con tus amigos, nada de móviles.
    Ir a casa de algún amigo cuando estaba solo para lanzar globos de agua desde el balcón y bolsas de plástico tambien!
    Estar desde las 5 de la tarde hasta las 9 de la noche jugando por la calle y haciendo el mal. Sin Padres.
    Decir en casa, el profe me ha pegado y recibir otra hostia al son de “algo habrás hecho”
    Ir a misa los domingos con esos zapatos que te destrozaban el talón.
    Los yogures yoplait! y ese extraño bollo nuevo que sólo nos compraban muuuy de vez en cuando que era bollicao.

    Tantas cosas y tan buenas!

    18 marzo, 2013 at 14:54
  • EGBERO Reply

    En el mes de Junio los niños recolectabamos maderas para la hoguera de sant Joan en un solar, en cada barrio había una hoguera por lo menos, incluso concursos que premiaban la hoguera mejor hecha, en mi barrio nos llevamos una copa a la hoguera más alta, luego las gimcamas de juegos también.

    18 marzo, 2013 at 15:12
    • Fátima Reply

      Nosotros recogiamos cartones, paléts de madera y demás para hacer la cruz de mayo, no fallaba cada año!

      18 marzo, 2013 at 19:02
  • eva Reply

    Mi madre nos prohibia escribir a maquina despues de las 9 de la noche por el ruido que hacia, ni con las ventanas cerradas

    18 marzo, 2013 at 15:21
  • concarpau Reply

    yo recuerdo que al final de cada curso tu madre te daba un paquete de peladillas para que se las dieras a la profesora como regalo y en navidades siempre se les daba un regalo al cartero al butanero y al barrendero

    18 marzo, 2013 at 15:44
    • fermin Reply

      No,pues a los carteros ahora no nos dan nada,es mas,algunas personas si pudieran nos daban 2 leches…..hay cada un@ x ahi!!!!…..

      18 marzo, 2013 at 17:22
      • Anónimo Reply

        Si trajeseis cartas como antes, pero es que ahora solo traéis facturas

        19 marzo, 2013 at 14:52
        • fermin Reply

          Ya,pero eso es lo que hay,y dando gracias,q con la q esta cayendo…..

          19 marzo, 2013 at 16:41
  • FUEN Reply

    Tirar de la cadena del wc!!

    18 marzo, 2013 at 16:52
  • Galaor Reply

    1) La programación infantil y juvenil, siempre didáctica, por las tardes en la “primera cadena” (nada de realities, telenovelas, ni gritos de canis y chonis); 2) las series juveniles de las tardes de verano (Galáctica, El coche fantástico, El superhéroe americano, etc.); 3) las entradas de cine de los miércoles a menos de 300 pesetas; 4) ir al médico de cabecera sin cita previa: sólo entrar en el centro médico y preguntar quién es el último (luego empezaron a repartir papelitos con un número), etc.

    18 marzo, 2013 at 17:03
  • Fátima Reply

    Ir de viaje en el coche sin sillita, cuatro o cinco en asiento trasero mientras de rodillas mirabas por la luna trasera del coche…
    Oir desde la calle debajo de tu ventana “Fatiiiiiiiiiiiiiii!!!, asomarme y ver alguna de mis amigas
    O estar en la calle y oir desde la ventana de mi casa “Fatiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!” y ver a mi madre diciendo “sube que está la cena hecha, niña!”
    Jugar en el “descampado” de abajo de casa a “Bote, bote”, a las canicas, al trompo, a la lima, al “Que viene, que viene” y un sin fin de juegos más…

    Ainsssssss que tiempos aquellos….

    18 marzo, 2013 at 19:00
    • Nieves Reply

      yo también tenía un descampado al lado de mi casa… y nos prohibían ir allí porque había jeringuillas… jajaja… y por supuesto siempre estábamos zampados allí toda la chiquillería… yo jamás vi ninguna… ays… que tiempos jajajaj

      19 marzo, 2013 at 08:53
    • Jose Ramon Reply

      Cómo aprovechabamos la calle y los descampados. Ya no hay niños jugando en las calles :-(

      9 mayo, 2013 at 17:52
  • Rfer Reply

    Los pupitres con tapa, la maquina de escribir, lo más moderno la camara polaroid que nos mostraba unas fotos desteñidas, las tabas, la fruta sabia a fruta, los huevos eran huevos, y el pescado no era de piscifactoria, podíamos desenterrar los berberechos de la arena y comerlos (no habia marea roja), etc.

    18 marzo, 2013 at 22:16
  • ANgel Reply

    jugar a rescate en el patio.
    recuerdo que llevaba baby.(iba a un cole de monjas)..y cuaando bajabamos al recreo no nos dejaban quitarnoslo..jaja
    ver oliver y benji na mas de dibujos en toda la semana a eso de las 19 o 20h.
    el juego de la oca los findes!jeje
    jugar a las chapas en la calle, con las caras de futbolistas de por aquel entonces.
    o hacer carreras con las chapas, con surcos hechas con arena.

    18 marzo, 2013 at 22:24
  • Alvaro Reply

    comprar la leche en bolsas?? ¡¡eso era muy de capital!! en el pueblo iba con la lecherita de aluminio a la vaqueriza, o el lechero iba despachandola de las cantaras que llevaba sujeta a la moto

    18 marzo, 2013 at 22:45
  • Martita Reply

    Bua, pues no he copiado ni nada, jajajajaja…Además era siempre una frase odiosa, que tenías que copiarla una y otra vez… Cierto lo de … “¡Butanooooooo!” y le decías a qué piso iba… Lo del teléfono de ruedecilla… Lo de llamar al portero de tus amigos, marcar los teléfonos sin prefijo, ¿os acordáis? No teníamos internet, y siempre acabábamos con la enciclopedia cutre de casa o el diccionario… Éramos tan felices… No como ahora, que encima que suspenden, los premian… Lo estoy viviendo con mis sobrinos y es horroroso lo consentidos que están, con móviles, consolas y más y más y más…

    18 marzo, 2013 at 23:22
  • Anónimo Reply

    Llevar el casco de la casera (que tenía un tapón como el de los botes herméticos) a la tienda al ir a comprar una.

    18 marzo, 2013 at 23:33
  • Anónimo Reply

    No había una gran superficie cada 20 km…. En Madrid lo más parecido era el Jumbo…. Y era un acontecimiento ir

    18 marzo, 2013 at 23:35
    • Nieves Reply

      En Logroño pusieron Alcampo cuando yo tenía 17… y solo era supermercado…. los centros comerciales aquí aparecieron cuando yo estaba ya en la treintena (tengo ahora 41).. jejeje

      Las tiendas de barrio era lo normal… y conocerse todo el mundo en el barrio… y que cualquier adulto pudiera llamarte la atención e incluso darte una colleja por hacer algo malo o decir tacos.. y agachar las orejas y aguantar e incluso pedir perdón… sin que fuera nada extraño.. y por supuesto sin plantarles cara…

      Había más respeto a los adultos… y no nos creíamos con tantos derechos como ahora…

      19 marzo, 2013 at 09:04
      • nacho Reply

        y te acuerdas antes del Alcampoi, que solo estaba el de Zaragoza??? Como mucho estaba el Sabeco de La Glorieta y el de El Espolon, Que tiempossss

        15 abril, 2013 at 00:44
      • Morwen Reply

        Pues casi como en León… Yo recuerdo que cuando era pequeña siempre nos íbamos de veraneo a Valencia, y el mejor acontecimiento del verano era ir al Continente (no al Carrefour) porque tenía una sección de libros genial y podía sentarme allí toda la tarde a leer fresquita mientras mis padres hacían la compra (y mi hermano pequeño al Toys r’ us de al lado)… Como para dejarte ahora sólo en un centro comercial así con 6 ó 7 años…

        Bueno, a lo que iba, que cuando pusieron el Continente en León (igual tenía yo 8 ó 10 años), menudo acontecimiento… Y ni te cuento cuando abrieron el Corte Inglés.

        Y soy de una ciudad pequeña, pero mi hermano y yo íbamos sólos al colegio desde los 7 u 8 años, vamos, yo lo llevaba a él (o a misa los domingos, tanto daba) y eso que teníamos media hora de caminata por la nacional VI para llegar…

        16 abril, 2013 at 16:05
  • Anónimo Reply

    Libertad para estar jugando en el parque con tus amigos toda la tarde sin miedo a que te pudiera pasar algo.

    Eso no lo cambio yo por todos los adelantos que podamos tener ahora.

    19 marzo, 2013 at 01:09
    • Nieves Reply

      que verdad tan grande, y que tristeza que mis peques no puedan conocer eso…

      19 marzo, 2013 at 09:05
  • Lola Reply

    Llevar al cole un bote de cristal, una legumbre y un trozo de algodón para ponerlos en agua y ver como de ahí sale una planta.
    Los trabajos manuales de chapón o palillos de dientes

    19 marzo, 2013 at 01:41
    • Lola Reply

      Las J´hayber que no se regastaban las suelas ni por mucho que frenaras con ellas cuando ibas en bici

      19 marzo, 2013 at 01:44
  • Lola Reply

    Esos cuellecitos de encajes que nos ponian con tooooodos los vestidos y los lazos que no faltaban en las coletas o en las trenzas

    19 marzo, 2013 at 01:47
  • Guillermo Reply

    No es por poner pegas, pero los bolis BIC en EGB aun no tenian el aujero de seguridad en la tapa para no ahogarse. Eso yo comence a verlo en BUP :-)

    19 marzo, 2013 at 02:32
  • Fran Reply

    – La leche en lechera que traía el lechero a domicilio.
    – El afilador, en su vieja bicicleta y avisando de su llegada con aquel sonido inolvidable.
    – El pan untado con aquella mantequilla de colores que estaba tan y tan buena.
    – Los partidos de fútbol en la calle (obviamente sin asfaltar) que duraban horas y horas.
    – Las botas de agua, el barro, los charcos con decenas de renacuajos, las moras silvestres.
    – Árboles por todas partes, llenos de niños :D
    – El bar del barrio lleno de ancianos jugando a las cartas, fumando y bebiendo sus chatos de vino.
    – Las canicas de vidrio, 3 por 1 peseta… y las canicas francesas, a “pela” cada una.
    – Partidos de fútbol en la puerta del “cole”, usando una piedra de pelota y las alcantarillas de porterías.
    – El “señor de los muertos”, que pasaba a cobrar el recibo de la funeraria todos los meses.
    – El 600, el 8 y medio, el 1500, el Fiat 1100, el Gordini, el 2 caballos, el…
    – Las chirucas, los zapatos sólo para los domingos, los gorros de lana.
    – Perros y gatos por todas partes… y cientos de gorriones en cada árbol… y vencejos, y…

    No teníamos ni el 1% de cosas que tienen los niños de ahora… y éramos tan felices…

    Cuidaros todos ;)

    19 marzo, 2013 at 02:40
  • Alfonso Reply

    De todo lo dicho y recordado creo que no he leido el hacer “casas” en la calle.
    Te ibas a un descampado tu y tus colegas ( chicos normalmente, las chicas no eran guays ( y luego no haciamos mas que buscarlas a los 15)) y buscabas maderas y todo tipo de trasto y te montabas una caseta digna de cualquier buen arquitecto. Llegamos a hacer una de dos pisos!!.
    Luego te tirabas alli media tarde y era la versión barata de alquilar una planta baja como lugar de quedada y juego.
    La caseta solia tener dos finales. 1º llegaba alguien del ayuntamiento/dueño del descampado y te la tiraba abajo. 2º llegaban los kinkis del barrio y se la quedaban en propiedad, aunque les duraba poco ( ni puta idea de hacer casetas tenian, y claro pues se les caia…pringaos XDD )
    Siempre he pensado que hoy en día tenemos a los crios hiperprotegidos. Que hay de aquello de ir a un parque con unos columpios ruinosos y ser el niño mas feliz del mundo. Te caias, te tirabas piedras, llorabas y tu madre te decia ” eso no es nada,ale tira para casa”.
    Y no,, creo que aquellas generaciones de EGB, no salimos nada mal.

    19 marzo, 2013 at 08:47
  • Nieves Reply

    Estamos nostálgicos… pero lo bueno, es que estos recuerdo felices son verdad… no son sueños ni nada imaginado…. eran así las cosas… y creo que fue genial… y que salimos estupendamente todos… :D

    19 marzo, 2013 at 09:09
  • Alf Reply

    -Los recreativos
    -El Beta .. con mando a “distancia” por cable :)
    -La gente reunida al atardecer sentados en sus sillas fuera de la casa con la puerta abierta
    -Las pegatinas de fotbolistas que venian en los chicles… 100 pesetas y ya no sentias las mandíbulas de tanto masticas :)
    -Los “Flash”
    -El “palacazú” ( el palito que se chupaba/masticaba)
    -El sinca 1200, el 127, el cuatro latas,el dos caballos,el seiscientos etc
    -Los móviles no existían , por suerte
    -El commodore 64,El dragon.Los discos de 5/2.Discos duros y discos blandos.Tarjetas perforadas
    -Piratear una cinta de casset jeje .Ponías desafil en el agujerito y listo
    -Rebobinar cintas de casset con un boli
    -“Las chanqueteras” termino que utilizaba mi hermano y yo para las bicis tipo “Verano azul”
    -“Falcon crest” o como se escriba
    -El trueno azul,el gran héroe americano,”V”,El equipo A
    -larga vida a Espinete!!! jaja

    19 marzo, 2013 at 09:32
  • zambomba Reply

    Que de salud le sirva señor profesor, cada vez que se tiraba un cuesco, como eran unas sillas redondas con tabla de madera sonaba rakatataaa.
    Que en las pelis de Almodobar se acuerdan del mantel de hule y no se acuerden de esas sillas…, pero si lo tenian todas las casas, era la silla homologada de los 60.
    Era una silla con la base redonda, ligera, cuando el vecino de arriba arrastraba la silla tenia un sonido caracteristico, y con los cuescos retumbaba la tabla de la base.

    Y que nadie se acuerde de las zambombas, que todas las navidades teniamos una zambomba y una pandereta, escupiamos en la mano para tocar la zambomba, y la botella de anis del mono haciendola sonar con el tenedor.

    Y os acordais del canal UHF y no os acordais de ese aparato que teniamos debajo de la tele, sin ese aparato no funcionaba el UHF, como llamaban a ese aparato?
    Y la mesa tipica de la tele, con ruedas y dos bases, en la de abajo se ponia ese aparato y arriba la tele que pasaba una moto y hacia rallas, en blanco y negro, con una rueda para sintonizar pero que no servia para nada, cuando la tele hacia rallas padre lo daba vueltas y al final le daba un golpe en el lateral.

    Los golpes en la tele funcionaba porque dentro tenian lamparas que se aflojaban, son tantos recuerdos, no os acordais del seiscientos con las puertas al reves? decian que era el unico coche con las puertas bien puestas porque se veia las piernas de las señoras al salir del seiscientos, con esas faldas por encima de la rodilla y ajustada a las caderas.

    19 marzo, 2013 at 09:51
    • Jose Ramon Reply

      Si señor. Ahí le has dao. Ya no me acordaba de los transformadores. Antes de encender la TV tenias que encender el transformador. Sobre todo para las TV Iberia que es la que teníamos la mayoría y que a pesar de haber cambiado la electricidad a 220 V, esas TV seguían funcionando a 125 V y por eso hacían falta los transformadores.

      9 mayo, 2013 at 17:59
      • Tito Reply

        El Scalextric también iba a 110 y llevaba transformador igual que la tele (una Hitachi)

        17 mayo, 2013 at 14:06
  • Rafa Lavapiés Reply

    Las chapas! Hacer circuítos con la arena de la plaza, ir a los bares a pedir chapas (las buenas eran las que salían planas y los chapines del Bitter Cinzano). Dibujar en la últimas páginas del cuaderno esa abstracción circular del ciclista de turno (Laguía, Chozas, Vicente Belda, Perico Delgado,…) o coches de Fórmula 1 (el Lotus de Elio de Angelis). Las carreras duraban horas y si ganabas eras el Rey del Mambo un par de días. Los trasquis y las redondillas… Lo siento, seré un viejuno pero le daban mil vueltas a la Play! :)

    19 marzo, 2013 at 10:05
    • Jose Ramon Reply

      Y si no, los partidos de futbol con botones. Cada cierto tiempo saqueabamos la caja de costura de nuestra madre en busca de botones. Unas rayas en el suelo, y a pasar la tarde jugando, que ríete del FIFA.

      9 mayo, 2013 at 18:01
  • AdarvarK Reply

    Podías ir con un chándal verde por la calle y la gente no pensaba que eras un yonki. Por lo menos, no siempre.

    19 marzo, 2013 at 10:08
  • Rafa Lavapiés Reply

    Las bicis: La Bicicross, la California, la Motoretta GAC,…

    Las Paredes… y luego las Nike, las Converse, las Reebok (todos como locos pidiéndolas para cumples y navidades).

    Ir al kiosko a preguntar si había salido ya el tebeo de turno (el Mortadelo, el DDT, el Fuera Borda, los de Fórum…)

    19 marzo, 2013 at 10:12
  • Ana Belén Reply

    Alguien se acuerda del programa 3, 2, 1 contacto ??? Era terrible!! Era como de reportajes… y lo daban antes del espinete… yo iba pronto a casa para no perderme el espinete… y justo daban eso y me ponia rabiosa…jajaja

    19 marzo, 2013 at 13:34
    • Marc Reply

      Yo con 3, 2, 1 contracto aprendí el funcionamiento de un circuito de resistencias (en aquel momento no entendí nada, pero de mayor hice clases de electrónica y me acordé)

      19 marzo, 2013 at 16:50
  • Sandra Reply

    La tele de tubo, me parecía normal hasta el otro día que mi hijo me dijo “dibujame una tele” a lo que le dibujé la Grundig que siempre he tenido… y su respuesta fue: “Un microondas no, mamá, he dicho una tele”

    19 marzo, 2013 at 19:36
    • Nieves Reply

      jaajjajajajajajajajajajajaj………

      20 marzo, 2013 at 13:21
    • Jose Ramon Reply

      Microondas???? Con menos de 10 años encendíamos el fuego con cerillas.

      9 mayo, 2013 at 18:02
    • Anónimo Reply

      Jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaj!!!!!!!!!!!!!!!!!

      26 agosto, 2013 at 16:37
  • ssis Reply

    Levantarte para cambiar de canal, de los 2. xD

    19 marzo, 2013 at 20:55
  • Susana Reply

    ¡Qué buen rato he pasado leyéndoos!

    20 marzo, 2013 at 10:14
  • Mari Reply

    También cuando sobraba tiempo en la tele, nos plantaban imágenes de un lugar con música de fondo. Y entre anuncio y anuncio, había unas imagenes muy raras.

    20 marzo, 2013 at 18:13
  • mariajesus Reply

    cuando llegaba el cartero al portal ,tocaba un silbatoe iba nomrando a los que tenian carta y los vecinos si estaban en casa bajaban a recoger su correspondencia y si no se la recogia otro vecino y se la daba cuando llegaba.entonces los vecinos eran como una familia por lo menos donde yo vivo ,aunque ahora han cambiado mucho las relaciones vecinales.

    20 marzo, 2013 at 19:55
  • Conchi Reply

    Ir a comprar la leche a granel…..con tu lechera, y me ecantaba ver como la hechaban, no tiran ni una gota fuera

    20 marzo, 2013 at 23:44
  • md Reply

    Había leche concentrada, creo que se llamaba “frixia”. De un litro se hacían dos añadiéndole agua. La tía de mi madre inventó la leche descremada, hacía de un litro tres. ¿Alguien se acuerda aun de las meriendas consistentes en pan untado con leche condensada. ¡Qué poder de convocatoria! Aparecían moscas al instante.

    26 marzo, 2013 at 23:40
  • Cómo nos recibían las abuelas cuando íbamos al pueblo en Semana Santa, sus manías - Yo fui a EGB Reply

    […] de los mayores Cosas que hacían o decían nuestros mayores y que repetimos ahora (por si acaso) Diez cosas que nos parecían normales cuando eramos pequeños (y que ahora no tanto) Mamá, papá ¿Por qué nos hacíais […]

    27 marzo, 2013 at 15:02
  • maria Reply

    y que me decis de los boliches,los coches de juguete….donde yo vivia habia un terrenito y nos haciamos las calles,los garajes…jugar al baloncesto dandole a la placa del numero del vecino…jajjaajja que tiempos por dios…….

    29 marzo, 2013 at 11:04
  • Diez mentiras que nos parecían creíbles cuando eramos pequeños (y ahora no tanto) - Yo fui a EGB Reply

    […] Diez cosas que nos parecían normales de pequeños (Y que ahora no tanto) Cosas que haces que delatan que fuiste a EGB Cosas que haces que delatan que fuiste a EGB, parte 2 Manual del perfecto niño/a de EGB Manual del perfecto niño/a de EGB, parte 2 Manual del perfecto niño/a de EGB, parte 3 Cosas que hacían o decían nuestros mayores y que repetimos ahora (por si acaso) ¿Cuántas veces has hecho…? […]

    29 marzo, 2013 at 16:10
  • marta Reply

    Que buenos recuerdos todos…y parace que fueran ayer!!
    Yo estoy buscnado para mi hija la típica goma de saltar ( a la comba no) y no la enceuntro por ningún sitio!
    Alguien las ha vuelto a ver?

    29 marzo, 2013 at 16:29
    • Celes Moscoso Reply

      COMPRALA A METROS EN LA MERCERIA

      30 marzo, 2013 at 17:24
    • Morwen Reply

      Es que no hay ningún sitio para encontrarla, te vas a la mercería y compras los metros que necesites. Un nudo, o le coses las dos puntas y ¡listo! Ya tienes goma…

      Y anda que no hice yo horas en el pasillo de mi casa, usando dos sillas como soportes…

      16 abril, 2013 at 16:10
  • inmajaen Reply

    Pues en Jaén se sigue vendiendo (y bastante) la leche de bolsa, y a mí es la única que me gusta, las de cartón me saben a química, jeje.

    2 abril, 2013 at 18:22
    • Morwen Reply

      En todos los Mercadona sé seguro que la hay… En otros supermercados no estoy segura…

      De todos modos, en León se está empezando a poner de moda unas máquinas que tienen leche del día y botellas de cristal (aunque puedes llevarlas propias). Metes unas monedas, te echan la leche en la botella en el momento y listo…

      16 abril, 2013 at 16:13
  • Topicazos EGB - Yo fui a EGB Reply

    […] Diez cosas que nos parecían normales de pequeños (Y que ahora no tanto) Cosas que haces que delatan que fuiste a EGB Cosas que haces que delatan que fuiste a EGB, parte 2 Diez mentiras que nos parecían creíbles cuando eramos pequeños (y ahora no tanto) Manual del perfecto niño/a de EGB Manual del perfecto niño/a de EGB, parte 2 Manual del perfecto niño/a de EGB, parte 3 Cosas que hacían o decían nuestros mayores y que repetimos ahora (por si acaso) ¿Cuántas veces has hecho…? […]

    7 abril, 2013 at 10:54
  • antonio peidro Reply

    Dejar la basura en el portal de nuestra casa, dentro de un cubo de hierro colgado de la pared, para que no la cogiesen los gatos y ver pasar al camion de la basura con dos o tres empleados, cogiendo cubo por cubo y hechandolos al camion

    7 abril, 2013 at 11:03
  • Carlos Sitjà Reply

    Que tu peli favorita no te la puedan alquilar porque justamente esa está en BETA y tienes VHS, soy del 82 y cuando tenía unos 5 ó 6 años coexistián ambos formatos por un tiempo.

    7 abril, 2013 at 14:37
  • Preguntas EGB sin respuesta - Yo fui a EGB Reply

    […] Diez cosas que nos parecían normales de pequeños (Y que ahora no tanto) Cosas que haces que delatan que fuiste a EGB Cosas que haces que delatan que fuiste a EGB, parte 2 Diez mentiras que nos parecían creíbles cuando eramos pequeños (y ahora no tanto) Manual del perfecto niño/a de EGB Manual del perfecto niño/a de EGB, parte 2 Manual del perfecto niño/a de EGB, parte 3 Cosas que hacían o decían nuestros mayores y que repetimos ahora (por si acaso) ¿Cuántas veces has hecho…? Topicazos EGB […]

    16 abril, 2013 at 09:03
  • Rafael Reply

    Antes..
    – teníamos amistades por carta;
    – escribíamos notas de amor anónimas a la chica que nos gustaba y se las echábamos al buzón de su casa;
    – nos preguntaban en la tienda “¿Tú de quién eres?” cuando íbamos a hacerle un recado a nuestra madre;
    – nos reñía el profesor por lo que fuera y volvíamos a tener rapapolvo en casa por lo mismo;

    5 mayo, 2013 at 21:23
  • La tecnología en tiempos de EGB - Yo fui a EGB Reply

    […] Diez cosas que nos parecían normales de pequeños (Y que ahora no tanto) Cosas que haces que delatan que fuiste a EGB Cosas que haces que delatan que fuiste a EGB, parte 2 Diez mentiras que nos parecían creíbles cuando eramos pequeños (y ahora no tanto) Manual del perfecto niño/a de EGB Manual del perfecto niño/a de EGB, parte 2 Manual del perfecto niño/a de EGB, parte 3 Cosas que hacían o decían nuestros mayores y que repetimos ahora (por si acaso) ¿Cuántas veces has hecho…? Topicazos EGB […]

    7 mayo, 2013 at 08:11
  • fernando Reply

    los donuts en las panaderias colocaditos unos encima de otros en una “especie de artlilugio parecido al del rollo de papel de cocina” jaja

    7 mayo, 2013 at 09:46
    • luciano Reply

      Y que buenos que estaban, joder!!!!!

      15 diciembre, 2014 at 13:33
  • Daniele_Vetra Reply

    Y el repartidor de las gaseosas y refrescos; en mí casa era La Pitusa!! Mí madre y todas las vecinas pedían como sí se acabara el mundo!! Jajajaja

    16 mayo, 2013 at 09:03
  • josefina Reply

    y jugar en la calle con los cromos,los de cartón que te dejaban la mano molida,con los que se llamaban caritas,las momias que eran esos cudadrados grandes,jugar en el descampado a las tiendas y envolver piedras,o un poco de barro,con las hojas grandes para decir que era carne,y se pagaban con piedras pequeñas,jugar y decir que compañer@ iva a ser un lagarto de V y hacer ruidos raros,poner la goma de saltar entre los árboles y jugar horas para que asi nadie se quedase esperando,saltar a la soga,pero con cuerda de esa dura,pasar cerca de un portal y mirarlo con miedo por que decían que vivian gente rara,o que habían fantasmas,y ni te atrevias a acercate,la luz de las escaleras, que le dabas una vez y subías las escaleras casi volando para que no se apagase y te quedases a oscuras,o le dabas 3 veces y aun asi subías volando,mas que nada por si las moscas.

    26 mayo, 2013 at 14:23
  • Misterios de la EGB - Yo fui a EGB Reply

    […] Diez cosas que nos parecían normales de pequeños (Y que ahora no tanto) Cosas que haces que delatan que fuiste a EGB Cosas que haces que delatan que fuiste a EGB, parte 2 Diez mentiras que nos parecían creíbles cuando eramos pequeños (y ahora no tanto) Manual del perfecto niño/a de EGB Manual del perfecto niño/a de EGB, parte 2 Manual del perfecto niño/a de EGB, parte 3 Cosas que hacían o decían nuestros mayores y que repetimos ahora (por si acaso) ¿Cuántas veces has hecho…? Topicazos EGB […]

    18 junio, 2013 at 08:36
  • Paco Reply

    El baby (o babi, nunca he sabido cómo se escribía); que me peinara mi madre con raya al lado; el tirillas de Orzo Wei (como quiera que se escriba); el kojak de fresa, los palotes, el peta zeta; el cromo de Maradona, la madre que lo parió, lo que me costó; volver del cole andando con mil ojos para evitar a los quinquis del polígono; el reloj calculadora de la primera comunión; pedir una chupada del polo de algún amigo; los flash de cola; el filvit… El Spectrum; el Scalextric heredado de mis primos mayores; la guerra de las galaxias…

    19 junio, 2013 at 05:09
  • LUISA Reply

    La enciclopedia Monitor para hacer trabajos del cole
    Ir a agencias de viajes a por catálogos para conseguir fotos también para los trabajos del cole (no existía copy paste)
    Los tebeos Tío Vivo, TBO, Din Dan, etc
    Que te bañaran una vez por semana (debíamos echar un cante…)
    En Semana Santa no poder contar chistes ni hacer demasiado el burro y los cines cerraban el Viernes Santo hasta el Domingo de Resureccion

    Soy de la primera EGB, hace 42 años que se estrenó y se implantó cuando yo hice quinto. No ha llovido ni ná.

    28 julio, 2013 at 23:38
  • Mk Reply

    Que te trajera la leche el lechero a tu casa con cinco centímetros de nata, te morías del asco y tu madre te decía: pero cometela! Si es lo más rico! Pues cometela tu mami

    22 noviembre, 2013 at 18:31
  • gustavo Reply

    si, y luego estaba el afiiiiiiiiiiilaaaaaaaaaadooooooor….. que te despertaba todas las mañanas…
    de esos aun queda alguno, pero no gritan como los de antes….

    2 diciembre, 2013 at 17:52
  • como limpiar zapatos de charol Reply

    como limpiar zapatos de charol…

    Diez cosas que nos parecían normales cuando eramos pequeños (y que ahora no tanto) – Yo fui a EGB…

    3 julio, 2014 at 21:43
  • luciano Reply

    Pedir 1 duro por la ventana para comprar chuches!!!!!!

    15 diciembre, 2014 at 13:32
  • eli Reply

    Yo la leche todavia la sigo comprando en bolsas

    14 febrero, 2015 at 10:15
  • maite Reply

    La unica musica q se escuchaba era la del la radio despertador, solo algunos pocos tenian radiocasete en su cuarto oooooooooooooh!!!o una tele pequeña ya era la ostia

    14 febrero, 2015 at 10:31
  • Anónimo Reply

    jugar mucho

    14 febrero, 2015 at 10:54
  • Anónimo Reply

    LLevar las botellas amarillas vacías de lejía a la tienda y sacarte cinco duros por botella, después gastarte los cinco duros en los recreativos.
    LLenar globos de agua de 1 peseta y los de cinco pesetas bestiales para hacer estropicios
    Levantarte el sábado a las 7 de la mañana para ver los dibujos. A mi me gustaba mucho “Pequeño Rui” del Cid campeador
    Jugar en la pared de la iglesia antes del catecismo al churro va
    construir campamentos pequeños en verano con los amigos en algún pequeño rincón de la montaña con muebles viejos que encontrábamos
    Esperando los dibujos del sábado después del telediario en la primera

    14 febrero, 2015 at 11:01
  • Anónimo Reply

    Comprarse los tebeos de zipi y zape y guardarlos como tesoros

    14 febrero, 2015 at 11:02
  • Silvia Reply

    “construir campamentos pequeños en verano con los amigos en algún pequeño rincón de la montaña con muebles viejos que encontrábamos” ♥♥♥

    Ir con la bicicleta a buscar a tu amiga a su casa, si no a casa de su abuela, y si no a casa de su tía…. etc…. ” SE SALE (nombre del susodicho)”

    Lo de los descampados es verdad, en frente de mi casa había uno, ( ahora ya está urbanizado), una vez mis amigas y yo nos encontramos una maleta con ropa vieja y la escondimos en una “guarida” que teníamos y que hicimos con muebles viejos y demás…. y ojo, que a cualquiera no dejabamos entrar porque teníamos nuestra contraseña XD…. aquellos maravillosos años……

    14 febrero, 2015 at 11:25
  • pecass1978@hotmail.com Reply

    Gracias a todos por escribir vuestros recuerdos, disfruto mucho leyendo todos y cada uno de ellos. Me ayudáis a recordar cosas que tenía olvidadas y conociendo cosas nuevas de una época de EGB anterior a mí, soy del 78.

    14 febrero, 2015 at 12:13
  • Anónimo Reply

    Que en Pascua y en Navidad pusieran “la princesa prometida” en la tele. Es algo que me gustaba pero no acababa de entender. jajaja.

    14 febrero, 2015 at 15:03
  • pepita.alfa Reply

    pues yo despues de 33 años me he reunido con casi todos mis compis de 8 de la egb. hicimos un reencuentro y me emocione mucho al ver a todos los compis juntos

    14 febrero, 2015 at 18:49
  • Nando Reply

    Otra cosa normal antes y ya no tanto era que respetábamos a los mayores.

    15 febrero, 2015 at 16:23
  • Emma Marugán Reply

    Que a los niños les pusieran para beber vino con gaseosa (poquito, sólo para teñir la gaseosa) y que la proporción de vino aumentase según te ibas haciendo mayor.

    3 marzo, 2016 at 11:00
  • Joan Reply

    yo crecí en casas de campo, tanto en la de mis abuelos paternos como maternos. En la de mis abuelos paternos era totalmente normal coger frutas de los árboles y comertelas solo pasándolas un poco por debajo del agua, coger fresas de la planta y comértelas directamente (y sabían muy diferente a las de ahora), me pasaba el día correteando por el patio o por el huerto Etc. En la de mis abuelos maternos recuerdo que había un lavadero gigantesco en el que jugaba, o solo o con amigos, a dejar que los típicos barquitos de juguete navegaran por el agua, o tirábamos piedras dentro para oirlas chapotear, con el consiguiente rezongar de mi bisabuelo, que tenía que meterse para quitarlas luego. También había un pozo que daba un agua buenísima… Cuando mi abuela materna vendió la casa porque estaba ya en muy mal estado, la echaron abajo y con la nueva construcción se cargaron el pozo, el lavadero, el muro bajito donde la gente cercana nos sentábamos a comentar la rutina de cada uno y los cotilleos, tanto mayores como pequeños…En fin, tiempos entrañables que hemos tenido una immensa suerte de poder vivir.

    3 marzo, 2016 at 11:43
  • Óscar Reply

    Bueno, ahora nos meten igualmente 15 minutos de anuncios pero no aprendemos nada. Así que…prefiero lo de antes.

    3 marzo, 2016 at 12:22
  • Eva M. Reply

    Estas cosas de la lista no me ocurrían a mi:
    Comprar la leche por bolsas, nunca, siempre en tetrabrik, llevar la ropa llena de coderas y rodilleras, solo una vez, estar todo el día por la calle desperdigados sin los mayores detrás, no, en mi calle pasaban coches.

    3 marzo, 2016 at 13:44
    • bb Reply

      ¡Exacto! Cuando leo la gente que dice que ellos jugaban en la calle pienso, ¿en cuál? Los de ciudad no podíamos jugar en la calle, pasaban coches.

      25 abril, 2016 at 10:35
  • Cristina Reply

    Me sabía todos los teléfonos de memoria!

    3 marzo, 2016 at 14:33
  • margarita Reply

    Levantarte del asiento, y darle directamente a la televisión para cambiar de cadena, pues no existían los mandos a distancia. Podíamos elegir entre la primera cadena o la segunda cadena.

    3 marzo, 2016 at 17:14
  • Jesús Alcázar Reply

    Yo he tenido 2 caras al escuchar la música y hasta hace muy poquito tiempo, de echo aún conservo alguna cinta

    3 marzo, 2016 at 18:12
  • Emilio Reply

    Dormir en invierno con tres mantas, sin calefacción y tan tranquilo

    3 marzo, 2016 at 22:48
  • Vanessa Reply

    No saber si había salido bien la foto hasta haber acabado el carrete y revelarlo tres meses despues

    3 marzo, 2016 at 23:26
  • Minia Reply

    El espectáculo de la cabra en la calle, con ese sonido inconfundible de la armónica.

    25 abril, 2016 at 10:23
  • bb Reply

    Lo del cachete nunca fue normal. Menos mal que ahora está prohibido.

    25 abril, 2016 at 10:34
  • lol Reply

    lo de tener dos caras al escuchar la musica aun lo hago…

    25 abril, 2016 at 13:55
  • Anónimo Reply

    En la tele hacían obras de teatro de Lina Morgan, y en la 2 hacían “Cifras y letras”, me encantaba ese programa.

    8 marzo, 2017 at 23:44
  • Wedge Reply

    Los inolvidables partidos de fútbol sala del equipo de mi cole, la liga era los sábados por la mañana, pero entrenamiento 3 tardes después de las clases, era salir al las 5 y volver al cole al las 6, para entrenar, aunque como ganábamos trofeos para el colegio, teteníamos ciertos privilegios ,cómo Xeejemplo los profes eran más permisivos si nos dejábamos algunos deberes (sería que la dirección del centro ya les avisaba, pues los entrenamientos nos quitaban 2 horas de 6 a 8 3 días) y cuando volvías al casa estabas muy cansado (como para ponerse al hacer deberes no,también me ayudó, yo que era de los que no destacaban mucho, a tener más éxito (estuve en el equipo desde sexto a octavo) entre las féminas de mi clase, por lo menos ya bailaba el lady in red con una que me gustaba mucho en fin de curso, aunque como ellas sabían al mi los que me iban eran Judas Priest (tenia el defenders of the faith, en vinilo y pedido a los reyes) y los Maiden, y ellas eran de Duran Duran y Spandau Ballet,(la de veces que di las gracias a Europe, Scorpions, y sobre todo al slippery when wet de llos Bon Jovi, que tuve en cinta y que al igual que el The final countdown, tuve q dejar a la mitad de las chicas de mi clase, y que junto al equipo por fin me hicieron más popular entre el sexo opuesto, que hasta entonces nos miraban a mi y al Heavy Metal más bien poco, la verdad, un saludo a todos/as, y perdón por el discurso.

    3 noviembre, 2017 at 19:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies