Cosas que nos daban mucha rabia cuando éramos niños

Muchas veces cuando recordamos nuestra infancia nos vienen a la memoria las cosas buenas, los juegos, los amigos, aquellos veranos… pero es justo reconocer que también había muchas cosas que no nos gustaban tanto y que además nos daban bastante rabia.

Muchas de las cosas vistas hoy en día pueden parecer inofensivas y tontas, pero de pequeños nos traían por la calle de la amargura, como decían nuestros mayores. Hoy proponemos diez cosas de esas que nos molestaban bastante. ¿Qué otras cosas te daban rabia de pequeño?

No terminar una colección de cromos

Colección de cromos

Programar el vídeo y equivocarte de canal

VHS

Que los mayores te dijeran delante de alguien que te estabas poniendo rojo

Avergonzado

Quedarte sin paga a primera hora de la tarde

Moneda

Grabarte un disco en un casete y que no entrara entera una canción

Casete

Que te mandaran bajar a dejar los cascos de las botellas a la tienda

Cascos-de-botellas

Que te trajeran siempre ropa de imitación

Zapatillas falsas

Intentar grabar una canción de la radio y que la cortara el locutor

Radio

Tener que levantarte para cambiar de canal

Televisor

Romper el envoltorio de un chicle al abrirlo por estar todo pegado

Envoltorio de chicle

También puedes ver:
Sensaciones de nuestra infancia que nunca hemos olvidado
Cinco sabores que no se olvidan
Sonidos que tienes que reconocer si fuiste a EGB
Sonidos que tienes que reconocer si fuiste a EGB, parte 2

Share this post

Comentarios (62)

  • snorre Reply

    Las habéis clavado.

    7 septiembre, 2015 at 09:24
  • JAntonio Reply

    Cada vez que había que ir a la tienda o al bar a por una botella de cerveza, cola, gaseosa, etc., me tocaba ir a mí. También daba rabia estar todos sentados a la mesa y si faltaba algo de la cocina siempre tenía que levantarme yo. No era para tanto pero daba rabia, ya lo creo.
    Otra cosa que daba mucha rabia, y que seguro que a muchos les suena, era cuando nos mandaban deberes y el profe los preguntaba al día siguiente al azar… si los tenía bien hechos nunca me preguntaba a mí, pero si los tenía mal o si se me había olvidado hacerlos me preguntaba fijo.

    7 septiembre, 2015 at 10:28
    • Bárbara Reply

      Verdad verdera,pensaba que solo me pasaba a mi xD, mira que no habia gente en clase que cuando no los tenia hechos zas me preguntaba y/o me sacaba al encerado a copiar el ejercicio

      19 septiembre, 2016 at 12:06
    • sandra Reply

      a mi aun me lo hacen en casa mis padres… ves a la nevera de trasss y saca el melooon o la sandia…. y aun me da rabia no, lo siguiente jajajajaja

      19 septiembre, 2016 at 13:29
  • charly Reply

    a mi me repateaban las rodilleras/coderas de escai. Mi madre me ponía las las dichosas rodilleras/coderas independientemente de la prenda que fuera. No había nada más feo que un chandal ochentero con unas rodilleras de escai!!

    7 septiembre, 2015 at 10:36
    • JAntonio Reply

      A mí me las ponían sobre todo en los vaqueros

      7 septiembre, 2015 at 11:53
    • Pedro Reply

      A mí me las ponían en los pantalones y chaquetas de los chándales, en los vaqueros, en los pijamas, y cuando se rompían en la entrepierna pues otros remiendos de escai cosidos, en fin que era el chico del remiendo….

      8 diciembre, 2016 at 10:12
  • Jose Mª Reply

    A mi me pasaba y me pasa todavía eso de estar comiendo y que todos este muertos de sed con los vasos vacios esperan aquí el insensato coga la jarra de agua y ala todos poniendo el vaso para llenarlo y cuando no te tova ir a llenarla con la charla de que nunca haces nada.
    También eso de sacarte los colores la abuela de que guapo eres….

    7 septiembre, 2015 at 10:40
  • mastercaba Reply

    Que te mandasen a la cama cuando iba a empezar el programa de TV que veían (y comentaban al día siguiente) todos tus compañeros; o los castigos múltiples (en casa o en el colegio): aquellos en que, no encontrándose un culpable, “pagan justos por pecadores”

    7 septiembre, 2015 at 10:45
    • Anónimo Reply

      estoy de acuerdo con tigo

      7 septiembre, 2015 at 11:25
      • Anónimo Reply

        ¿Quien es Tigo?

        19 septiembre, 2016 at 11:20
  • chusa Reply

    Cuando estabamos en EGB habia veces que en la puerta del colegio repartian cromos de la proxima coleccion de turno, pues daba mogollon de rabia que jamas te tocara el album,
    Todo lo demas que habeis dicho o comentado tambien me ha pasado

    7 septiembre, 2015 at 11:33
  • Marta Reply

    Los calcetines de perlé sin elastano!! se quedaban tatuados a tu pobre pie por el resto del domingo después de venir de misa y de “tomar el vermú”

    7 septiembre, 2015 at 13:22
  • Guillermo Reply

    Meter un gol en una portería formada por dos cazadoras y que el capullo de turno te diga “ha sido poste”.

    7 septiembre, 2015 at 13:28
    • mastercaba Reply

      O su otra variante: que la altura del larguero imaginario variase según la estatura del portero (cosa que en mi cuadriculada cabeza no tenía sentido). En cualquier caso, muy bueno tu aporte ;)

      7 septiembre, 2015 at 14:50
    • Pelicano Reply

      Y cuando estabas echando un partido y a mitad vienen los mayores y terrenos que quitar para que jugasen ellos…. Aaagggg!!!!! Eso si, luego se lo hacíamos nosotros a los pequeños…. Así se sobrevivia

      8 septiembre, 2015 at 18:56
  • Guillermo Pérez Reply

    Empezar a ver una peli y que aparecieran los dos rombos

    7 septiembre, 2015 at 13:31
    • Elena Nito Reply

      Mira, en eso tuve suerte. Puedo presumir que fui uno de los unicos de mi clase que ví “Ya soy mujer”, una peli de Manuel Summers estando en sexto. Era un poco verderona para nosotros, no se ni como me dejaron

      7 septiembre, 2015 at 18:20
  • A.L.R. Reply

    Creo que no podíais afinar más. Lo habeis clavado. Me ha encantado.

    7 septiembre, 2015 at 13:43
  • lennita Reply

    hola!
    Que bueno! A mí me daban rabia muchas de esas cosas y más, como por ejemplo:
    – Que el radiocasette me pillara la cinta de las cassettes y las cascara
    – Que las cintas de video cascasen justo cuando estaba viendo algo grabado en ellas
    – Que me grabasen algo encima de algo que yo había grabado
    – Ir un sábado al videoclub y que la peli que quería ver, ya estuviese alquilada hasta el lunes
    – Comprar 100 pts de gominolas a granel y que ocupasen una décima parte de la bolsa
    – Que el papel de los maskis o el de los palotes se pegase al caramelo
    – Que me regalasen bragas por reyes
    – Que mis profes tuviesen alumnos favoritos en clase y que no se cortasen en disimularlo (no se si pasaba en otros coles, pero en el mío sí, y más si cabe, si esos alumnos eran hijos de otros profes)

    Saludos

    7 septiembre, 2015 at 13:59
    • Sandra Reply

      Yo también vi ese tipo de favoritismo, en mi cole.

      1 mayo, 2016 at 13:38
    • M.carmen Reply

      Eso por desgracia sigue pasando…

      20 septiembre, 2016 at 09:05
  • carlos Reply

    Que la vecina -una señora mayor que nunca había tenido niños- no nos dejara hacer el “gua” para jugar a los pitones y no parara de protestar si jugábamos a la pelota.
    Cuando tu madre te llamaba -sin megáfono, pero que la oía todo el barrio- para mandarte algo cuando estabas jugando en la calle o en la plaza.
    Cuando jugabas en la calle y había que parar para que pasara el coche de turno.

    7 septiembre, 2015 at 13:59
  • Nika Reply

    Como se nota que somos de esa generación porque es tal cual lo contais….también daba rabia perder el mejor cromo cuando jugabas a los cromos de palma…o que no te saliese premio en el palo de los helado de polo que te lo comías rápido para saber si tenías premio…

    7 septiembre, 2015 at 14:02
  • mastercaba Reply

    Tengo otra: que al repelente de la clase le pusieran a vigilar cuando el profesor se ausentaba y apuntase tu nombre en la pizarra diciendo que habías hablado (si erais ese niño repelente, esto no os afecta :P)

    7 septiembre, 2015 at 14:51
    • Zarigüella Reply

      ese problema se arreglaba mirando fijamente al repelente y sin apartar la mirada hacerle el gesto de la corbata colombiana… jajajaja al final nunca le tocabas ni un pelo pero eso de ir de ganster macarrilla surgia efecto y nunca nos apuntaban,(a la hora de la verdad no matabamos ni una mosca)

      7 septiembre, 2015 at 22:02
  • Marta Reply

    los libros de “deveres” y lecturas para el verano…. pero las vacaciones no eran xa desconectar??? ni lejos me dejaban trankila.

    7 septiembre, 2015 at 15:08
  • carlos Reply

    Y los pantalones de “pana”.
    Que te “colocaran” a un primito o cualquier otro chico hijo de algún conocido de tus padres para jugar con él. Y si no congeniábamos… ¿qué?
    Tener que acompañar a mi madre de compras, ¡vaya rollo!
    ¿Y cortarte el pelo? Sobre todo si era tu madre quien lo hacía y como la pobre no se dedicaba a eso, te pasabas un montón de rato para dejarlo a su gusto.
    El “repeinarte” para ir “arreglado”.

    7 septiembre, 2015 at 16:12
  • Victor Reply

    Bendito mando a distancia, la de años que me tiré levantandome a cambiar de canal y eso que sólo había dos
    Que cuando te peinaran te sujeratan de los mofletes

    7 septiembre, 2015 at 16:58
    • Elena Nito Reply

      No te quejes… yo tenia un mechon rebelde (remolino) en el flequillo, asi que mi madre me lo sujeteba con laca y una pinza de permanente; pues un dia me fuí a misa con la pinza puesta y me di cuenta alli >:(

      7 septiembre, 2015 at 18:25
  • Pablo Reply

    Las cartillas de caligrafía…

    7 septiembre, 2015 at 17:29
  • Elena Nito Reply

    Que me mandaran callar porque hablaban los mayores, aun teniendo yo razon… Bufff eso me desquiciaba.

    Como juego a los arcades, llegar a un enemigo y matarme todas las vidas, y el tonto de turno pasarselo pero de potra, no porque supiesematarlo.

    7 septiembre, 2015 at 18:14
  • Isabel Reply

    Lo de las cintas de video era un fastidio… Y otra cosa que daba también mucha rabia era esperar el revelado de las fotos ¡y que no saliera ninguna o casi ninguna!.

    7 septiembre, 2015 at 21:47
  • katia Reply

    Yo recuerdo que siempre que estabamos en la mesa, sólo escuchaba shissssssst shisssssssssssst calla las noticias! y tambíen creo que era la única niña en españa que los viernes no veia el un dos tres porque mi madre veía la clave! rezaba para que se durmiera,.. y nada. Creo que tengo trauma. jajajajaja

    7 septiembre, 2015 at 23:48
  • José Vte. Reply

    Yo encontré una emisora de Valencia que no cortaba las canciones, y me las grababa en cintas, era en el 99.0; lo que hoy en día es Cadena 100.

    8 septiembre, 2015 at 10:31
  • Nahokimg Guemes Reply

    Que me repeinaran con esos tirones que daban para desenredar y me hicieran esas odiosas trenzas

    9 septiembre, 2015 at 00:48
  • Nahokimg Guemes Reply

    Y las punteras falditas de cuadritos escoceses rojas feas a rabiar

    9 septiembre, 2015 at 00:50
  • Nahokimg Guemes Reply

    O que cuando no te apetecía hacer algo te dijesen donde dice el amo se ata el burro

    9 septiembre, 2015 at 00:52
  • Trucos que todos hacíamos de pequeños - Yo fui a EGB Reply

    […] Cosas que nos daban mucha rabia cuando éramos pequeños Sensaciones de nuestra infancia que nunca hemos olvidado Cinco sabores que no se olvidan Sonidos que tienes que reconocer si fuiste a EGB Sonidos que tienes que reconocer si fuiste a EGB, parte 2 […]

    11 septiembre, 2015 at 00:28
  • Mi Ceres Reply

    Todos toditos, los he vivido yo. Por cierto, habéis visto la exposición de Yo fui a EGB. Yo la vi este verano en Fuengirola, es fantástica.

    22 septiembre, 2015 at 22:02
  • Nh Reply

    Esa Phillips de la foto fue la primera tele en color que compraron mis padres y ya venía con mando a distancia

    26 octubre, 2015 at 12:08
    • agb Reply

      Vaya por Dios!!! Mira tú qué casualidad!

      30 abril, 2016 at 16:13
  • Anónimo Reply

    Que saliesen los dos rombos en la tele

    16 noviembre, 2015 at 21:03
  • Jose Reply

    Que me comprasen unas deportivas nuevas y no me dejasen estrenarlas hasta que hubiese un evento especial. A partir de ahí el uso se limitaba a los domingos y festivos…en fin una tortura…jajajaja

    29 noviembre, 2015 at 15:51
  • María Reply

    Que me dijeran que había crecido. (Mido 1’81 desde los 15 años pero aún me lo dicen ja, ja)

    29 noviembre, 2015 at 20:43
    • andres jose Reply

      si a mi pesaba igual yo con esa edad ya media 1.85 y ahora a los 50 son 10 cm mas

      23 septiembre, 2016 at 12:32
  • Isabel Reply

    -no soportaba tener que hacer de mando a distancia.. toda la familia te mandaban a cambiar la tele.
    -ir a comprar a la tienda de toda la vida a laa siete y media de la mañana el que el dueño te seguía cogiendo los cachetes cada dia igual diciendo qie linda esta esta nina . :(
    -grabar los videos musicales em la tele con tus canciones favoritas y que cuando la ponias estaba la novela de tu madre …los ricos también lloran …..
    -la fiesta de tu cumple tres dias antes cogiendo periódicos y decorando la casa con cadenetas . De todos los tonos ja ja ja

    30 noviembre, 2015 at 01:11
  • Natalia Reply

    Comerse los caramelos con el trozo de papel que no se podía despegar

    30 abril, 2016 at 10:19
  • tino Reply

    Que buenos tiempos cuando eramos pequeños que bien lo pasabamos con cualquier cosa.

    30 abril, 2016 at 11:14
  • Eva Reply

    Clavadas todas! Qué recuerdos!! A mi me daba mucha rabia que mis primos mayores no me dejasen jugar al Scalextric…como mucho elevar las vías con zapatillas…

    30 abril, 2016 at 11:35
  • ambrosio Reply

    jajaja lo aveis clavado todo y el cassete con el locitor jeje

    30 abril, 2016 at 13:15
  • ruben Reply

    Muy bueno todos. Recuerdo con nostalgia el rebobinar las cintas con el boli bic…. merendar mientras se cargaba el juego en el ordenador (un ratazo largo) … También molestaba que tus padres recibiera visita cuando a la hora de tu programa favorito en la tele :(

    1 mayo, 2016 at 10:10
  • Anónimo Reply

    Que te vieran una mancha en la cara y chupase tu madre el pañuelo para quitartelo

    19 septiembre, 2016 at 10:50
    • Carlos Reply

      Si, siiiiii….. Eso.. Puff

      22 septiembre, 2016 at 14:13
  • Investicat Detectives Privados Reply

    A mí no me daba tanta rabia devolver los cascos de las botellas, como tener que bajarlas ahora al contenedor del vidrio, dejárselas preparadoras y que hagan negocio vendiéndolo. Cuando éramos pequeños al menos mi abuela me dejaba que me quedara el dinero para golosinas… ahora, les hacemos el trabajo gratis y, es más, sino lo haces eres un incivico que no recicla… de pagar por ellos a que se los entreguemos gratis… otra mentira que nos han impuesto.

    19 septiembre, 2016 at 11:06
  • Mariate Reply

    Que algún profesor te tuviera manía antes de conocerte simplemente al descubrir que eras hermana de…

    19 septiembre, 2016 at 11:27
  • linnet Reply

    Que me cortaran los caballeros del zodiaco siempre en el mismo capitulo y volviesen an empezar por el principio.:(
    Lo mismo para otras series como robotech o superfenix…..mi madre siempre llamaba para protestar a los canales de tv para decirles porqie hacian llorar a su hija..jeje

    19 septiembre, 2016 at 12:01
  • Ainhoa Reply

    Que todos los cumples me tirasen de las orejas!

    19 septiembre, 2016 at 20:20
  • Jesús Alcázar Reply

    A mí me daba mucha rabie intentar hacer una colección de cromos en las que te daban algún premio, si te faltaba uno, te daban un premio inferior, si te faltaban 2 un premio, más inferior, y si t faltaban 3 te quedabas sin premio, y siempre había 3 cromos que nunca salían

    19 septiembre, 2016 at 20:49
  • Miguel Muñoz Gómez Reply

    Si a todo, lo que me he podido reír….

    Lo de las grabaciones con el radio cassete lo mejor (ahora me río, pero ante…)

    Un Saludo.

    7 diciembre, 2016 at 21:45
  • Jose Tomás Agudo Reply

    A mi me daba mucha rabia que aparecieran rayas en las imágenes de los vhs. Que en la televisión tuviesen la puñetera manía de emitir las películas sin respetar el formato en el que se grabaron (¡viva el letterbox).

    4 junio, 2017 at 19:32
  • José Luis Reply

    Cuando llegaba el invierno y había que ponerse ese gorro/pasamontañas que picaba por todos los lados.

    18 julio, 2017 at 09:48

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies