Cosas que seguramente has hecho si creciste en los 80

Hay cosas que, da igual dónde hayamos nacido o la educación recibida, casi todos hemos o dicho alguna vez. Sobre todo en nuestra infancia ya que antes había muchas menos cosas que ahora, no había tanta oferta ni tantos canales de televisión, por lo que prácticamente veíamos, comíamos, vestíamos y hacíamos las mismas cosas. Al ser una generación pre-internet éramos más homogéneos, quizá por eso nos vemos tan identificados con tantas cosas. Las odas duraban más tiempo y calaban muy hondo.

Hoy queremos recordar algunas de aquellas cosas que, seguramente, tú también has hecho o dicho si creciste en los 80. Incluso es posible que algunas de ellas las sigas haciendo y diciendo aún, es parte de nuestro carácter EGBero. ¿Hacemos una prueba?

Contestar diciendo po fale, po malegro (como Makinavaja)

Mandar cartas de olor a amigos (o a algún amor)

Utilizar libros de texto del hermano o hermana mayor (qué difícil era estrenar algo)

Pisar latas del suelo y convertirlas en tacones (a veces era difícil desencajarlas del pie)

Beber entera la lata de leche condensada a sorbitos (y seguir dejándola en la nevera como si nada)

Ponerte cerezas como pendientes (y lunares con la tapa de los caracoles)

Simular un striptease al escuchar la canción de 9 semanas y media (mientras la tarareas)

Decir, al salir de fiesta, que vas a echar un garbeo (esa jerga moderna)

Echarte colonia Williams dándote bofetadas en la cara (o hacer que gritas como en Solo en casa)

Contestar la hora 103, cuando preguntan ¿qué hora es? (y sin saber qué era una bebida)

Ponerte las anillas de los calcetines como pendiente (y apretar hasta hacerte daño)

Llevar, a reñagadientes, ropa de imitación (y eso que dejabas claro la marca que querías)

Comer una cucharada de Cola cao o Nesquik (y pasarte toda la mañana tosiendo)

Ponerte uñas rojas con pétalos de geranios (o pegándote las pegatinas de las naranjas)

Cantar I want to break free al pasar la aspiradora (o hacer que tocas la guitarra con una raqueta)

Y tú ¿qué otras cosas hacías o decías?



Share this post

Comentarios (30)

  • Anónimo Reply

    Decía. ¿Qué pasa tronco?

    5 noviembre, 2018 at 15:22
  • Carol Reply

    Reunirte con los amifmgos e ir por la calle preguntando: “Imbecil la hora?” xD

    5 noviembre, 2018 at 17:38
    • Carol Reply

      Amigos*

      5 noviembre, 2018 at 17:39
  • Mònica Gómez Reply

    Picar a los timbres e irnos corriendo! Lo más penoso era que siempre picábamos a los más smos y a veces ya nos esperaban para pegarnos la bronca!!

    5 noviembre, 2018 at 22:21
  • Ana Reply

    Ponerte las pinzas de la ropa cómo.pendientes, uñas largas o en la barriga.

    6 noviembre, 2018 at 00:06
  • Ana Reply

    Cazar moscas, quitarles las alas y hacer carreras

    6 noviembre, 2018 at 00:07
  • Verónica Muñoz Valleros Reply

    Mandar y recibir cartas d olor

    6 noviembre, 2018 at 06:46
  • Juan Pablo Reply

    Lo de las moscas sobra

    7 noviembre, 2018 at 14:19
    • asd Reply

      ¿ por qué sobra? ya salió el flandes ofendidito

      7 noviembre, 2018 at 16:10
      • Juan Pablo Esteban Conde Reply

        No, simplemente me parece que sobra

        28 enero, 2019 at 13:15
    • Macabeo Reply

      Tu si que sobras

      3 enero, 2019 at 09:17
      • Juan Pablo Esteban Conde Reply

        O tu, ya puestos

        28 enero, 2019 at 13:16
        • Yolanda Reply

          Ir a los coches de choque, para escuchar música, bailar, yya de paso ligar, claro! Para ir al burger y con suerte de la mano!!

          18 septiembre, 2019 at 21:30
    • Joaquin Reply

      ¿Por qué sobra? Viéndolo desde ahora puede que sea una “barbaridad” pero eso efectivamente se hacía. Creo que la filosofía de este chat es recordar las cosa que hacíamos por entonces, y efectivamente por muy cruel que parezca a las moscas se le hacía eso.

      “NO SOMOS NOSTÁLGICOS, MÁS QUE NADA PORQUE NO HAY NOSTALGIAS COMO LAS DE ANTES”

      3 enero, 2019 at 12:03
      • Anónimo Reply

        Porque considero que sobra
        ES mi opinión, y creo que tengo derecho a exponerla

        28 enero, 2019 at 13:17
        • Juan Pablo Esteban Conde Reply

          Porque considero que sobra
          ES mi opinión, y creo que tengo derecho a exponerla

          28 enero, 2019 at 13:17
          • el fary

            tu en los ’80 ya se sabe que lugar ocupabas chaval…el saco de las ostias, madre mia ,

            22 marzo, 2019 at 23:30
    • topota Reply

      Estamos tontos, es una MOSCA, una plaga… Yo también lo hacia

      22 marzo, 2019 at 23:27
  • Maite Reply

    Ponerme tupé como todas mis amigas, hacerme el moldeador, cantar canciones de Eros Ramazzotti y llorar con ellas, pintarnos todas las amigas en casa de una,hacernos la cabeza de trenzas, fumarnos todas un cigarrillo en el baño de Royalti(la sala de máquinas),…..

    9 noviembre, 2018 at 22:25
  • Cid Gus Reply

    ver cajon desastre o la bola de cristal . era el momento religioso de los chavales . otra era hacerle bromas a los compañeros o los q buscaban pelea ( ahora con la ley anti bullyn se pena )
    y llamar desde los telefonos publicos con las tarjetas de recarga q regalaban las empresas como publicidad ( ya molaba los duritos q se ahorraban en llamadas sobre todo las de larga distancia )

    12 noviembre, 2018 at 14:18
  • MA Reply

    jugar a las canicas; a las chapas o con mazinger Z!

    12 noviembre, 2018 at 20:50
  • Traveling Pics Reply

    Mirando la foto al comienzo, recuerdo que en los ochentas acá en Lima se pusieron de moda unos papeles coloreados con figuritas muy similares a los de la foto, les decíamos “papeles de carta”, y la idea era intercambiarlos con otras niñas. Los atesorábamos como si fueran dinero en efectivo, tanto así que a los pocos meses, cuando me cansé de mis papeles y se los regalé todos a mi hermana, ella se sorprendió muchísimo.
    Creo recordar que los papeles de carta pasaron de moda al siguiente ciclo escolar.

    20 noviembre, 2018 at 18:55
  • miki Reply

    No sé exactamente cuantas pero sí contar las monedas cuan mendigo para comprar los juegos o los lps. Si supiera que años después tendría lo mismo gratis a saber en que me gastaría el dinero pero quedarse en una cueva y eso sería lo mismo. Nunca me he arrepentido de lo que he gastado en música, viajes o videojuegos y mejor eso que malgastarlo en tabaco o drogas.

    22 noviembre, 2018 at 22:29
  • GRU Reply

    – Untar el regaliz ( yo siempre negro) en polvos pica-pica.
    – Decir “Hola Radiola”
    – Echar partidos de fútbol con paquetes de tabaco vacíos cuando no había un balón a mano.
    – Cuando te preguntaban si algo de lo que llevabas era nuevo decir “No hombre no, Rally”, por el anuncio de cera Rally para coches.

    16 diciembre, 2018 at 21:19
  • Juan Pablo Esteban Conde Reply

    Bueno, es mi opinión
    y al que le parezca mal, es su problema

    28 enero, 2019 at 13:14
  • Bego Reply

    Acostarme comiendo chicle y amanecer con el mismo pegado en el pelo

    14 febrero, 2019 at 14:37
  • Santi Reply

    Combate a muerte entre araña y hormiga cabezona, dentro de vaso de cristal. Solo puede quedar uno.

    19 mayo, 2019 at 18:43
    • andaluvio Reply

      Que bueno, nosotros le quitábamos las antenas a las hormigas cabezonas y se peleaban entre ellas.

      28 junio, 2019 at 08:46
      • Anónimo Reply

        Eso lo hacíamos nosotros también!

        30 agosto, 2019 at 21:37
  • yeims Reply

    Decir “je musin” (o algo así) al saludar a tus amigos imitando el anuncio de Coca Cola que hicieron con la Perestroika donde se veía a unos jóvenes rusos con motos que se saludaban con esas palabras.

    18 octubre, 2020 at 22:19

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies