Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás (II)

heno-de-Pravia-pastilla

Ya comentamos, cuando escribimos aquel primer post recordando diez olores de nuestra infancia que no olvidaremos nunca (y que puedes leer aquí), que nos olía que el tema iba a tener continuidad y, efectivamente, así ha sido.

Nos habéis demostrado que tenéis mucho olfato y que son muchos los olores de aquella época que se os han quedado grabados para siempre. Despejad bien la nariz porque vamos con otros diez olores. ¿A que los puedes oler todos?

Blandi Blub

Blandi-Blub

El olor de aquella masa viscosa de color verde es tan indescriptible como la sensación de tocar el Blandi Blub. Seguro que lo recuerdas perfectamente y es que hasta nos hacíamos una mascarilla cubriéndonos la cara con ese moco verde. Pues eso, olor a Blandi Blub, como para olvidarlo.

Hojas de carta perfumadas

cartas-olor

Si todavía tienes alguna carta perfumada guardada en una carpeta no te sorprenda que siga oliendo, a pesar de la cantidad de años que han pasado. La afición que tenías por cambiarlas y coleccionarlas todas, ¿te acuerdas? Llegaste a escribir alguna con uno de esos bolis con tinta olorosa a la persona que te gustaba. Me huele a mí que estabas muy enamorada.

Colonia Chispas

colonia-chispas

Tu primera colonia de mayor, si por mayor entendemos dejar de ser bebé, es un olor que no debería olvidarse en la vida. Chispas, tu primer olor.

Flotador, manguitos o colchoneta hinchable

Barca-naranjito

Da igual que fuera el flotador, los manguitos o la colchoneta hinchable de goma, habían estado guardados todo el invierno y cuando llegaba el primer rayo de sol era volver a desplegarlos y seguían oliendo a playa. Un olor mágico, el que anunciaba el comienzo del verano.

Practicante

Practicante

Aquel olor a alcohol y medicamentos de la consulta del practicante te cortaba la respiración y no hacía más que aumentar el climax de terror que se respiraba en aquella sala de espera. No había escapatoria, oías gritos de otros niños y sabías que todo aquello terminaría con un fuerte dolor en tu trasero. Un olor que se lo podían haber metido por el c***.

Forro de los libros

Forro-libros

El olor del comienzo del curso era el de los libros nuevos y el del forro con el que los forrábamos para intentar que aguantaran todo el año e incluso se los pudieras pasar después a tus hermanos. El olor del forro iba desapareciendo pero esa burbuja de aire que se había quedado entre el forro y el libro aguantaba casi todo el año. Horas y horas de diversión intentando explotarla.

Billetero de cuero

cartera-moruna

Para olores que perduran en el tiempo el de aquellas carteras-billeteras de cuero que llegaban de Marruecos. Da igual que le echaras Nivea, colonia o la dejaras una semana aireándose en el tendedero, este olor era para siempre. Hasta el punto de que si te fijas bien en esta foto es muy probable que la puedas oler.

Jabón Heno de Pravia

heno-de-Pravia

Las abuelas tenían la costumbre de esconder alguna de aquellas pastillas verdes de jabón Heno de Pravia en los armarios y después olía toda la ropa. Qué listas eran las abuelas, qué olor más entrañable, ¿no?

Calcio 20

calcio-20

Nuestras madres estaban empeñadas en hacernos fuertes y que creciéramos batiendo la media de altura de la familia a base de botellas y botellas de Calcio 20. Nosotros nos acabamos acostumbrando a aquel líquido pastoso y su olor lo asociaremos ya toda la vida a nuestra infancia.

Pelo de lana de payasos y chochonas

chochonas

Creo que no habrá ni un solo hogar en este país que no tuvo su payasete o chochona de tómbola y seguro que a ti también te tenía intrigadísimo el olor de su pelo de lana. No sabremos a qué huelen las nubes, pero sí a qué huelen las chochonas.

No sé si el tema de los olores nos dará para otro post, pero ante la duda os tengo que preguntar ¿algún otro olor que recuerdes de tu infancia y del que todavía no hayamos hablado en estos dos posts?

También puedes ver:
Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás (I)
Diez sonidos que tendrías que reconocer si fuiste a EGB
Diez sonidos que tendrías que reconocer si fuiste a EGB
Diez sonidos que tendrías que reconocer si fuiste a EGB (II)
Diez chucherías míticas de la EGB
Lo que merendábamos en los 70 y 80, ¿lo has vuelto a probar?


Share this post

Comentarios (106)

  • yerma Reply

    hyaaaaaaaaaaaaaaaa las inyeciones joe!! yuyu y el olor a las cartas perfumadas todavia las conservo jejeej, regalo de una amiga y la cartera joe todavia huele y mira que ha llovido de eso…..

    2 octubre, 2013 at 19:14
  • Natalia Reply

    Las pastillas o el aceite de hígado de bacalao ¡por Dios, qué pestazo y qué asco más grande! Nos las daban a los de la generación de los nacidos en los 60, porque en esa época los niños sanos eran los gorditos… lo malo es que veníamos a engordar ya pasados los doce años ¡snif!

    Otro olor de mi infancia era el del champú Geniol en todas sus variedades, especialmente los de fresa y clorofila. Venían en botellas de litro, pero también en unas bolsitas cuadradas monodosis que llevábamos para cuando salíamos de la piscina y que tenía que compartir con mi hermano. Encima las teníamos que abrir por una esquina con los dientes.

    También el suavizante para el pelo Lanofil, que venía en unos tubos como los de la pasta de dientes… me encantaba.

    Y por último, otro bastante asqueroso, el de la colonia Lavanda Puig, me daba arcadas.

    En cuanto al Calcio 20, mi hermano y yo nos lo tomábamos a morro a escondidas de mi madre, je, je. Una botella en mi casa no duraba más de tres o cuatro días.

    Pero el mejor de todos los olores, incluso ahora es el olor de las muñecas nuevas, es el olor del Día de Reyes.

    2 octubre, 2013 at 19:29
    • Anónimo Reply

      El champú Sunsilk, el gel Moussel, que han vuelto a sacarlo, me encantaba.

      2 octubre, 2013 at 19:47
      • Nieves Reply

        No sé si lo habrás comprado pero yo en cuanto ví el Moussel me lancé como una loca… y para nada huele como antes… snif…

        3 octubre, 2013 at 10:44
        • Noemí Reply

          Sí, tuve la misma experiencia… no huele como antes, tiene un olor demasiado fuerte y químico, fue una decepción total. No pude usarlo!!!

          3 octubre, 2013 at 15:10
        • margui Reply

          Es verdad, el olor no es el mismo. Dejaron de fabricar la colonia. Me encantaba!!

          3 enero, 2016 at 16:51
    • Eva :) Reply

      SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII !!! …el de las muñecas nuevaaaaassss!!!!!!

      2 octubre, 2013 at 22:30
    • ISABEL CALVO Reply

      Me identifico contigo totalmente. El olor de los champús Geniol es inolvidable. Y un gel de esa marca que era verde y olía a campo.

      4 octubre, 2013 at 01:32
      • angeles Reply

        a mi me gustaba el de huevo

        22 junio, 2014 at 21:46
        • margui Reply

          Recuerdo uno de “brea”,su olor y su consisténcia es inolvidable.

          3 enero, 2016 at 16:54
  • Belen Reply

    uy!me acordé del practicante en la primera parte pero ver las inyecciones ha sido horrible!!no se si ya lo habeis comentado pero recuerdo el olor del Filbit champu para los piojos y hasta la canción del anuncio. y el de las bolas de naftarina en el armario.

    2 octubre, 2013 at 19:53
  • Mar Reply

    Y la muñeca de tarta de fresa,que?Todavia la tengo y sigue oliendo 30 años después!!!el jabón de Heno de Pravia lo sigo comprando en pastillas…me encanta.

    2 octubre, 2013 at 20:00
    • Isabel Reply

      Hola , se que este post es de muchos años pero me gustaria saber si sabes si sighem vendiendo esas muñecas o no

      26 diciembre, 2016 at 18:26
  • Anónimo Reply

    El olor de las gomas de borrar de nata, uuuuummmmm!

    2 octubre, 2013 at 20:02
  • edubrat Reply

    Los enjuagues de flúor que repartían en las escuelas. A mi me hacía marearme, hasta me tenía que salir de clase, uff…

    2 octubre, 2013 at 20:16
    • pilar Reply

      k casualidad!!!! a mí tb me mareaba y acababa vomitando. Y eso k el profesor lo sabía, k en cuanto me lo metía en la boca….vomitaba,me tuvo el pedazo de mamón vomitando dos semanas

      3 octubre, 2013 at 01:25
    • MARIA Reply

      JAJAJA EN MI COLE ERA DE FRESA Y TENIAMOS QUE IR A ENJUAGARNOS AL BAÑO DE CHICO PORQUE EL AMESTRO ERA UN HOMBRE Y DECIAMOS EL BAÑO DE NIÑOS HUELE A PIS JAJAJJA K COSAS Y KE ASCO ME DABA EL FLUOR ESE JAAJA

      11 noviembre, 2014 at 17:15
  • JAntonio Reply

    Aaaarrgggggg cuando he visto lo del practicante se me han puesto los pelos como escarpias. Ya no me acordaba de esa caja tenebrosa llena de agujas y con algodón empapado en alcohol (sois unos cracks), uff, digno de una peli de terror. Aunque para terror, el propio practicante, porque en muchos pueblos era un vecino siniestro que no tenía ninguna noción de medicina ni nada que se le parezca, simplemente sabía poner inyecciones y listo. Y si encima tenías que ir a su casa a que te pinchara, con aquella decoración típica de una casa de pueblo y una habitación llena de agujas… pues eso, un auténtico trauma infantil jajaja.
    El calcio 20, que rico estaba el puñetero.
    Y el jabón Heno de Pravia por supuesto, no había cajón que no tuviera una pastilla por ahí escondida.

    Otros olores de mi infancia podrían ser, por ejemplo, el de cuando abrías el envoltorio del bollycao a media mañana… hoy en día la bollería industrial se ve con malos ojos, pero antes nos atiborrábamos. Lo raro es que no hayamos acabado todos diabéticos con tanto aceite de palma y de coco y tanto azúcar.
    Otro olor que recuerdo es ese curioso aroma metálico de los coches en miniatura.

    2 octubre, 2013 at 20:47
    • Dabicito Reply

      Buf el practicante!!!. Aquellas inyecciones tenían la aguja más gruesa que las que hacen en la actualidad y dolían de verdad…. ese olor a alcohol, la bata blanca, el arsenal de agujas desplegadas encima de la mesa, el mechero o lo que fuera para quemar la aguja y finalmente el algodón pringado de alcohol. Luego venía la tensa espera, no veías nada, te daban un pellizco y te engañaban diciendo que ya estaba, jaja, finalmente venía de improviso ese dolor agudo y punzante que se te clavaba en el alma y al inyectarte el líquido el dolor se multiplicaba, era incluso humillante. Después de eso el practicante te regalaba una jeringa o tu mamá te compraba un cómic o algo como premio, pero la verdad es que no compensaba.

      22 junio, 2014 at 16:20
  • sissy Reply

    el olor de la masilla de poner cristales. Los cristaleros venían en horas de clase y aquel pestazo a pescado podrido no se me olvidará nunca

    2 octubre, 2013 at 20:59
  • Ana Reply

    El olor de los colegios, pero ése no se puede explicar con una sola imagen. La madera de los ‘alpino’, las gomas de borrar diversas, el olor de las colonias infantiles, de los libros… No hay nada más que huela así. Sólo los colegios (y siguen oliendo, hasta donde sé)
    El olor de los gorros de piscina: horroroso.
    El de las excursiones en autocar: la mezcla del olor a gasóleo con la del campo…

    A mí son olores que me llevan a la infancia… :)

    2 octubre, 2013 at 21:05
    • Nieves Reply

      Es una pasada ese olor a cole…. yo lo noté un montón cuando empezaron mis peques el cole… en las clases de los grandes no se nota tanto… pero el olor a plastilina… niño pequeño… pinturas… papel… colonias… ufffff… es como viajar al pasado de golpe y porrazo…

      3 octubre, 2013 at 10:47
  • chari Reply

    Y e olor del l fluor que nos daban en el cole!!! que asqueroso era……

    2 octubre, 2013 at 21:16
  • yolanda arnaiz cibrian Reply

    me encantaba el olor del forro de los libros cuando mi madre nos los forraba, y las hojas y sobres de olor, vaya colección hacíamos mis hermanas y yo nos intercambiábamos entre nosotras y con las compañeras del colegio, yo llegue a escribir en alguna de ellas y que pena me daba con esos bolis de colores que también olian fenomenal,que recuerdos, me da mucha pena no poder volver a nuestra infancia de antes.

    2 octubre, 2013 at 21:18
    • Amalia Reply

      Yo tengo muchos olores que me recuerdan a mi niñez.las carterasde cuero todavía huele la tengo y está con ese olor.la Colonia chupetín con el muñequito que traía dentro.la colonia alhada me recuerda a mi juventud cuando te la echabas cuando salías con tus amigas. El olor a la estufa de butano que teníamos para calentar toda la casa.jabon luz, el champú silvicrin que usé un montón.y sobre todo el olor a mi madre cuando me calentaba las manos heladas que se las colocaba debajo de los brazos.y sus comidas.que recuerdos .

      24 enero, 2020 at 15:56
  • maría luisa Reply

    Mi olor preferido de pequeña es el de los cuentos que me regalaban para reyes y el olor de los estuches de ccolorines nuevos,esos olores todavía los huelo.

    2 octubre, 2013 at 21:43
    • Eva :) Reply

      Oh! si!… los Manley….

      2 octubre, 2013 at 22:33
  • luisa Reply

    un olor q me encanta y que aunque las hayan sacado nevas no han conseguido hacerlas igual, la cabeza de las barriguitas o los minenes, os acordais??

    2 octubre, 2013 at 22:17
  • ELENA Reply

    Estoy con quien dijo la Tarta de Fresa, yo tengo dos niñas de 5 años que juegan con ella y sigue oliendo; el olor de los libros cuando están nuevos y el de las regalices de fresa y los ositos de fresa duritos que había antes que no se parecen a los de ahora para nada, pero sobretodo el olor de la colonia Nenuco, sigo llevándola al gimnasio pero ahora tampoco huele igual. Ainsss que recuerdos.

    2 octubre, 2013 at 22:27
    • REGRESO AL FUTURO Reply

      Eso iba a decir yo!!! La Tarta de Fresa, no se me olvida un cumpleaños que fui y de regalo de recuerdo me dieron una billetera con el olor de la tarta de fresa. La conservé hasta los 15 años. También las muñecas olían tanto que le chupaba los gorros como si fueran chupachups!!
      También el olor del tipex cuando salió. El 3 en 1, el champú Timotei.

      31 mayo, 2014 at 17:54
  • lachicamolona Reply

    El olor del champú geniol de fresa, daba ganas de beber la botella entera, de hecho creo que en casa, lo probamos todos a ver si sabía igual que olía. Jooooo !! qué teletransportación a la infancia ! Y el de las farmacias de entonces,

    2 octubre, 2013 at 22:41
    • MARIA Reply

      SIGO USANDO ESE CHAMPU SOLO POR LOS RECUERDOS Y CUANDO MI MADRE COMPRABA EL DE HUEVO DECIAMOS JOOOO KE POCHO DE HUEVO NO JAJAJA TAMBIEN EL GEL DE BAÑO ROSA DE NELYCREO K ERA JAJAJ

      11 noviembre, 2014 at 17:17
  • j Reply

    El olor a las gomas de borrar de “nata” marca Milan

    2 octubre, 2013 at 23:03
  • ana belen Reply

    os acordáis de las cestas que se hacían con las pastillas de jabón una cinta y alfileres?

    2 octubre, 2013 at 23:21
  • Isabel Reply

    Especialmente recuerdo el de las galletas Mayuca con mantequilla mojadas en Nesquik. También el de las “ceras” de colorear, el gel “Nelia”, la “Farala”, el jabón de La Toja, el olor a churruscadillo cuando dabas caña al Scalextric o al Ibertrén…

    2 octubre, 2013 at 23:23
    • Anónimo Reply

      Siii, recuerdo el gel Nelia, la colonia Farala y el jabón de la Toja… Uhmmmmm… Y también recuerdo el olor de las abuelas… La colonia Joya de Mirurgia que ya se ha convertido, desde hace un nada, imposible de conseguir!

      5 diciembre, 2013 at 19:43
  • Helloroci Reply

    Casi recuerdo todos los olores que habéis puesto…. Uno que me encantaba el de las muñecas que venían metidas en una coliflor o una manzana, que olor tenia la goma de esas caritas…
    Yo en los armarios sigo metiendo pastillas de heno de pravia. Me encanta….

    2 octubre, 2013 at 23:25
    • Nieves Reply

      yo también tengo por los cajones de ropa pastillas de jabón… jajajaj… costumbres heredadas me imagino…

      3 octubre, 2013 at 10:50
  • eva Reply

    Yo me pase desde los 6 anyos hasta los 13, los tres meses del verano en un camping de playa, en tiendas de campanya, y ese olor que salia nada mas abrir la cremallera, ufff, una mezcla de After sun, olor a plastico de las colchonetas, olor a cloro de ese bikini humedo que nunca se seco, olor a ese pedazo de bocadillo de tortilla que no te acabaste la noche anterior… eso eran los olores del verano

    2 octubre, 2013 at 23:46
  • Carmen Herranz Reply

    ¡Hola! Yo tengo dos olores muy marcados en mi infancia. El primero muy por delante es el del ambientador de los cines. Olía siempre igual y molaba mucho. A veces lo he vuelto a oler en otro local y me he vuelto a mi infancia en el cine Candilejas o Imperial, con la merienda en el cabás y dispuesta a verme las dos pelis de la sesión doble,
    El otro es el de la tienda donde vendían los periódicos y las revistas en la playa. Ese olor a tinta, a papel… Lo recuerdo como si fuera hoy. Sinónimo de vacaciones :)

    2 octubre, 2013 at 23:57
  • Emilio Reply

    Vick vaporub (el mejor, jeje).

    3 octubre, 2013 at 00:09
  • Rafa Reply

    Mi pesadilla era el practicante….vivia en mi bloque de pisos en el 7º piso.Cuando mi madre a las ocho de la noche me metia en el ascensor y me decia….vamos a la calle a dar una vuelta y veia que pulsaba el 7º piso se me ponian los pelos de punta y desde mi piso,el segundo, ya percibia el olor a jeringuilla.Recuerdo como veia pasar los numeros del ascensor subiendo hasta el practicante y una vez alli esperaba que me dijesen que no me podia atender jajajajaja.En la tele cuando aparecia una jeringuilla no podia ni mirar.Ahora me sacan sangre para un analisis miro y ni me mareo ni nada de nada.

    3 octubre, 2013 at 01:17
    • Eva Reply

      es verdad que miedo nos daban las inyecciones

      4 octubre, 2013 at 13:39
  • rharov Reply

    Aftersun

    3 octubre, 2013 at 08:44
  • Pelícano Reply

    ¿Y que me decís de ese toro de plástico, recubierto de una especie de terciopelo negro, que adornaba los televisores o estanterías de los hogares españoles? Casi que olía a toro de verdad….

    Otro olor que tengo en la memoria y que me hacía pasar miedo es el de las “peras” de goma para la eliminación de lombrices…. ¡¡¡lombrices!!! Antes casi todos los niños, antes o después, las tenían…. ¿por qué?

    3 octubre, 2013 at 08:49
  • Maria Reply

    El olor de las panaderias de antes,cuando todo estaba sin envoltorios industriales, la caja de plastico donde estaban juntos todos los bollos que llevabamos al recreo ( donuts,cuernos de chocolate y otros tantos) mezclado con el olor a pan que venia en aquellas cestas de mimbre, la leche en bolsas,tantas y tantas cosas mezcladas en aquellas panaderias……que recuerdos!!!!

    3 octubre, 2013 at 10:49
  • Begoña Reply

    El olor de mi casa cuando volvíamos de las vacaciones después de tres meses

    3 octubre, 2013 at 10:51
    • Madrileña Reply

      Siiiii! Ese olor del portal de casa y el de dentro… Añ

      6 diciembre, 2013 at 21:20
      • Madrileña Reply

        Siiiii! Ese olor del portal de casa y el de dentro… Años después hicieron obras y se fue el olor :,(

        6 diciembre, 2013 at 21:21
  • Pelícano Reply

    Y por supuesto, el olor a casa de los abuelos, cuando íbamos a veranear al pueblo…. de lo mejor

    3 octubre, 2013 at 11:02
  • ALR Reply

    Recuerdo el olor de la Colonia Chispa. Y muy especialmente ese anuncio de televisión de la colonia, que cada vez que lo veo, me da un vuelco el corazón. Parece mentira como han pasado los años…

    3 octubre, 2013 at 12:31
    • Gema Reply

      Siiiii yo también me acuerdo de ese olor ojala la volvieran a sacar tal y como era la antigua y mi hija pudiera tenerla al igual que la tuvo su madre

      23 agosto, 2016 at 18:11
  • PAE Reply

    El olor de los tebeos y comics recién comprados. Los abría y metía la nariz..pasando las páginas..
    El chicle DUNKIN
    las espirales de regaliz negro o rojo..

    Muy bueno lo del Aftersun!

    3 octubre, 2013 at 14:58
  • Mi Ceres Reply

    Mi olor preferido ! el olor del mar!, el de los chocos asados que vendian en la playa., la caña dul…..
    Odio el olor de los hospitales, y el de los huevos crudos en vino que me daba mi madre en ayunas, que asco!, menos mal que tambien me daba Calcio 20, vaya uno por lo otro.

    3 octubre, 2013 at 21:25
  • ISABEL CALVO Reply

    El de la NIVEA.

    4 octubre, 2013 at 01:38
  • Cristi Reply

    Esa foto de la tómbola con las chochonas es genial. Yo también recuerdo el olor de los álbumes de cromos cuando todavía se pegaban con Imedio, Ummmm puedo recordarlo perfectamente. Aunque mi olor favorito era y es el de las muñecas nuevas, sigo buscando una colonia o algo que se le parezca

    4 octubre, 2013 at 11:15
  • Eva Reply

    la colonia nenuco que nos la echaban antes de ir al cole, el olor del EKO para desayunar, el sabor de los chicles cheiw de menta, el olor de los donuts recien hechos.

    4 octubre, 2013 at 13:37
  • Sardinita Reply

    Que recuerdos… ahora tengo tres olores en mente; el de una crema que te echaban cuando tenias las paperas, que olia como a brea. 2. a raiz del hilo de la brea, un champu, supuestamente anticaspa de brea. y 3. Una colonia que echo muchisimo de menos, puesto que me encantaba su olor a mandarina, la Eau Jeune de siempre , la de toda la vida.
    Tambien la colonia Alvarez Gomez que usaba mi madre, o la de Joya de mirurgia.

    5 octubre, 2013 at 13:30
  • mónica v Reply

    El olor de los palitos de madera que usaba el médico para mirarte la garganta, bueno, para sujetar la lengua, y que luego te regalaba …

    8 octubre, 2013 at 02:05
  • Salva Reply

    El del palulú cuando lo masticabas.

    8 octubre, 2013 at 13:05
  • Francisco Javier Reply

    Madre mia !!!!! Calcio 20 , los litros que me habre bebido

    13 octubre, 2013 at 22:10
  • Kina Reply

    El olor del desodorante en barra Tulipan negro, que era de color verdoso. El olor a jabón casero que hacía mi abuela con sosa y aceite de oliva. El olor del brasero de picón. El de la vaselina Gal. El olor de la estación de autobuses de Talavera de la Reina, la mezcla de olor a gasolina y a pastelería todo juntito, a prueba de estómagos.

    16 octubre, 2013 at 15:19
  • Cómo hubiera sido el catálogo de IKEA a principio de los años 80 - Yo fui a EGB Reply

    […] has tenido que conocer si viviste en los 70 y 80 Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás I Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás II Diez sonidos que tendrías que reconocer si fuiste a EGB I Diez sonidos que tendrías que reconocer […]

    11 noviembre, 2013 at 17:15
  • henar Reply

    El olor del cuarto de bicicletas cuartos había en el portal. Me encantaba!

    11 noviembre, 2013 at 21:54
    • Madrileña Reply

      Si, ese también era muy bueno!!

      6 diciembre, 2013 at 21:24
  • Nineta16 Reply

    Yo el olor que recuerdo aparte de todos los que habeis dicho que los recuerdo perfectamente, es el de los chicles bang bang!

    17 noviembre, 2013 at 22:54
  • Cómo hubiera sido el catálogo de Media Markt a principios de los años 80 - Yo fui a EGB Reply

    […] has tenido que conocer si viviste en los 70 y 80 Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás I Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás II Diez sonidos que tendrías que reconocer si fuiste a EGB I Diez sonidos que tendrías que reconocer […]

    5 diciembre, 2013 at 20:10
  • Andrea Reply

    Y el jabón lux? No lo recordáis?

    5 diciembre, 2013 at 23:40
    • Madrileña Reply

      El lux, si y el tulipan negro… La farala y la Eau Jeune, sobre todo la segunda, que si la vuelven a hacer la compro fijo!
      Mi padre usó durante años una colonia… Patricks, puede ser??

      6 diciembre, 2013 at 21:27
      • Jose Reply

        Te suena la colonia Línea Abart, de hierbas,,,?

        10 noviembre, 2014 at 19:42
  • Carlos J camarero Reply

    hola amigos mis recuerdos mas agradables son en principio uno que aun me encanta es el olor a tractor
    agricola,esa mezcla de gasoleo ,grasa, aceite, goma de neumatico. Cuando pasa un tractor a mi lado me recuerda ese olor de mi niñez es encantador
    Recuerdo que me compraba mi madre en el quiosco unas tiras de papel gordo con 8 o 10 fulminantes(los llamabamos asi).los cortabamos de uno en uno y los raspabamos contra la parez y chisporroteaban,nos gustaba meterlos entre las manos y sacudirlas aguantando los chisporretes, que bien olian.Tambien nos los pasabamos por la cara pues en la oscuridad se veian las marcas como fluorescente ¡Hasta les chupabamos .Que gozada!

    14 diciembre, 2013 at 21:59
  • julio el guapo Reply 16 enero, 2014 at 13:02
  • julio el guapo Reply

    y el que usaba mi padre , que hoy seria el réflex, que era para dolores musculares y demás.
    linimento sloan:

    http://www.todocoleccion.net/botella-linimento-sloan~x17094374

    16 enero, 2014 at 13:11
  • Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás - Yo fui a EGB Reply

    […] Dicho y hecho, aquí tienes la segunda parte con diez olores más. […]

    26 enero, 2014 at 19:10
  • inma Reply

    Yo soy del 60 y algo d e la EGB me toco, y recuerdo mucho el olor y sobre todo el sabor de la quina San Clemente y el vinito Sanson que me hacia tomar mi madre para abrir el apetito, o eso decia ella, mejor eso que un jarabe!!!
    Tambien recuerdo el olor del Tulicrem de vainilla, que bueno!!!! Tambien recuerdo el olor a masilla de cristales, me gustaba olerlo(aunque olia como a pescado seco)…
    Cambiando de te ma me acuerdo de la revista Lyly que era para chicas y que yo coleccionaba y de las fotonovelas, Jo, que recuerdos !!!! la verdad es que hecho de menos esa epoca, con que poco nos conformabamos. Un saludo

    26 enero, 2014 at 21:04
    • Encarna Reply

      Uf, los recuerdo todos, pero ha sido leer las inyecciones, y me ha entrado como un nudo en el estomago que me ha puesto hasta nerviosa, jajaja

      26 enero, 2014 at 22:18
  • nuria Reply

    Recuerdo un olor que no he leido por aquí, el del pachuli, madre mía que fuerte era, pero a mi me encantaba, se lo quitaba a mi hermana mayor.

    26 enero, 2014 at 22:12
  • Jesica C. Reply

    El olor a talquistina cuando tenias la varicela!!!

    26 enero, 2014 at 22:47
  • penélope Reply

    el pachulí en una chaqueta de ante de mi padre: cada vez que abría el armario me envolvía ese olor. Hoy lo huelo y viajo en el tiempo!!

    27 enero, 2014 at 00:43
  • ana Reply

    es verdad el olor y el sabor de quina Sta Catalina o el vino de sanson,que buenos estaban..otro olor que ya no existe y me lleva a mi infancia es el del Baldosinin..cuando alguna vez me llega algun olor similar,me recuerda a volver del colegio por la tarde y ver a mi madre dando el baldosinin a los baldosines de la cocina…que recuerdosssssssss

    27 enero, 2014 at 10:38
  • Anónimo Reply

    Todos, recuerdo todos!!!
    Mmmmm

    27 enero, 2014 at 16:45
  • Vigo Reply

    A mí de pequeña me decían que el blandi blub por las noches crecía y crecía hasta formarse una masa enorme que te podía engullir, así que cada vez que me regalaban alguno corría despavorida al contenedor más cercano a tirarlo. No quería que pasara ni una noche conmigo en casa jajajaja! Bendita ignorancia…

    20 marzo, 2014 at 00:29
  • Germán Reply

    No sé si alguien lo habrá dicho. El de las gomas de borrar de “nata”

    12 mayo, 2014 at 20:42
  • charly66 Reply

    Se me viene a la mente, por el mes de septiembre, cuando ibas a comprar los libros del nuevo curso. Ese olor de los libros nuevos.

    22 junio, 2014 at 14:14
  • juana Reply

    Que bueno estaba el calcio 20

    22 octubre, 2014 at 17:11
  • Jose Reply

    El olor de las estaciones de tren antiguas…. Atocha, Delicias, la estación del Norte.
    Me encantaba pasear por ellas y sentir ese olor tan característico…

    10 noviembre, 2014 at 19:39
  • Lalita Reply

    Tres colonias de Puig: Azur, Verte y Dorée.
    Cada una con sus frascos diferentes….aún siguen haciendo al Azur, y sí, huele exactamente como entonces…aunque el frasco es distinto: a finales de los 60 las tres colonias se presentaban en frascos redondos,.. qué olores, qué delicia!

    23 enero, 2015 at 08:42
  • Ana Reply

    El olor a los chicles tíco tíco de sandia y los bubalú rellenos a las cañas de chocolate rellenas de crema de la panadería colonias eau de jovan don algodón chispas faralla musk de jovan 90210 sensación de vivir y la brumel que usaba mi padre el olor de las cartas perfumadas a las manzanas caramelizadas y algodones de azúcar de la feria el olor de la crema solar que me ponía mi madre para la playa al de polvos de talco a las gomas de nata Milán a las palmas del domingo de Ramos a los caramelos de regaliz juanolas al ambientador Pino del coche mmmmm recuerdo tantos olores de mi infancia que no acabaría nunca….

    8 abril, 2016 at 00:14
  • Stracciatella Reply

    Cuando nosotros eramos pequeños todo era y sabia natural, no como ahora con mucha quimica. Muchos productos han dejado de fabricarse, con los pocos que han resucitado la han fastidiado porque no és lo mismo y los poquisimos que perduran son una reliquia.

    23 agosto, 2016 at 18:59
  • JC Reply

    El olor de aquellas botellas negras con pistola de spray que utilizaban como ambientador de los videoclubs en los 80.

    16 abril, 2017 at 16:28
  • Marta Reply

    Alguien vende las cartas perfumadas? Quiero.. contactad a cantantesgemelas2@gmail.com

    13 septiembre, 2017 at 01:23
  • Masajes eroticos guadalajara Reply

    Masajes eroticos guadalajara

    Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás (II) – Yo fui a EGB

    17 agosto, 2018 at 12:50
  • Creación de una plataforma educativa virtual Reply

    remote-job.ru

    Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás (II) – Yo fui a EGB

    22 agosto, 2018 at 11:59
  • Https://creativo.studio/diseno-de-email/ Reply

    https://creativo.studio/diseno-de-email/

    Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás (II) – Yo fui a EGB

    30 agosto, 2018 at 08:53
  • Https://www.joyeux.mx/mileroticos-jalisco Reply

    https://www.joyeux.mx/mileroticos-jalisco

    Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás (II) – Yo fui a EGB

    4 septiembre, 2018 at 12:34
  • hait jazz Reply

    hair jazz elixir

    Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás (II) – Yo fui a EGB

    19 octubre, 2018 at 19:27
  • Como usar pastillas anticonceptivas Reply

    ferrann.com

    Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás (II) – Yo fui a EGB

    22 octubre, 2018 at 04:17
  • Anónimo Reply

    El olor del comediscos…. inolvidable

    22 octubre, 2018 at 16:31
  • que son las pastillas anticonceptivas Reply

    como funcionan las pastillas anticonceptivas

    Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás (II) – Yo fui a EGB

    11 noviembre, 2018 at 04:35
  • Https://ferrann.com/blog/mitos-del-cabello-descubre-los-mas-increibles/ Reply

    https://ferrann.com/blog/mitos-del-cabello-descubre-los-mas-increibles/

    Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás (II) – Yo fui a EGB

    24 diciembre, 2018 at 03:03
  • Https://ferrann.mx/blog/fueviral-alergia-productos-alfaparf/ Reply

    https://ferrann.mx/blog/fueviral-alergia-productos-alfaparf/

    Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás (II) – Yo fui a EGB

    16 febrero, 2019 at 04:35
  • evitar la caida del cabello Reply

    como evitar la caida de cabello durante la lactancia

    Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás (II) – Yo fui a EGB

    29 mayo, 2019 at 16:54
  • j sin senos si hay paraiso Reply

    j sin senos si hay paraiso

    Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás (II) – Yo fui a EGB

    17 septiembre, 2019 at 21:30

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies