flotador-patito

Doce cosas que no faltaban en ninguna playa y que difícilmente vas a encontrar hoy

Nos vamos a la playa pero retrocedemos en el tiempo hasta los años 70 u 80, en plenas vacaciones de la EGB. El escenario es el mismo: la arena, el mar, el chiringuito… afortunadamente siguen ahí, pero el atrezzo ha cambiado bastante en todos estos años.

Hoy nos fijamos en todos aquellos objetos imprescindibles en todas nuestras playas en aquella época, pues los llevaba prácticamente todo el mundo, y que hoy serían auténticas rarezas. Fíjate bien, rebuscando bajo las sombrillas puede que aún te encuentres con alguno de estos objetos.

El vaso plegable

vaso-tapon

Digan lo que digan los vasos ocupan mucho espacio y más si estamos hablando de una familia numerosa. Lógico que aquellos vasos que se plegaban hasta convertirse en un tapón fueran todo un éxito en la playa y que automáticamente se convirtieran en nuestro juguete favorito como si estuvieran sacados del Magia Borrás.

La lancha Naranjito

lancha-naranjito

Lo del número de plazas en los vehículos lo llevábamos fatal por lo que lo normal era que se subiera tanta gente a la lancha de Naranjito que esta se acabara hundiendo. El verano del 82 la mascota del Mundial fue la protagonista absoluta de la playa.

La toalla Yoplait

Toalla-Yoplait

Gastarse pasta en una toalla de playa era algo impensable, para eso estaban las marcas y sus regalos promocionales. ¿Por qué ahora no regalan nada? Si con las tapas de los yogures anunciaban que podías conseguir una toalla, sabías que ese verano tocaba tumbarse al sol sobre la mítica flor de Yoplait.

La nevera de flores

nevera-flores

Lo mejor de aquellas llamativas neveras de flores era que cuando te despistabas en el agua siempre podías encontrar a tus padres siguiendo sus llamativos colores. Yo creo que competían entre ellos a ver quién conseguía la nevera más chillona.

La bolsa isotérmica de Pryca

Bolsa-isotermica-Pryca

Pero llevábamos tanta comida y bebida a la playa, para no tener que comprar nada, que con la nevera no era suficiente. Su mejor aliado era la bolsa isotérmica del Pryca, todo un clásico. Como brillaba aquello cuando le pegaba bien el sol, para deslumbrar a toda la playa.

El balón de Nivea

Balon-Nivea

Sin duda alguna el mayor icono de nuestras playas en aquella época era el balón de Nivea que regalaban al comprar crema solar o tiraban directamente desde avionetas. La leyenda cuenta que la gente se volvía tan loca por conseguir uno que se metían al agua aunque no supieran nadar y claro, el balón se iba adentrando en el mar y alguno acabó ahogado y sin balón. Más terrorífico que la película Tiburón.

Las gafas de bucear

gafas-de-bucear

No había otras, si querías gafas tenías que optar por las gafas de bucear que enseguida se empañaban y ya no veías nada. Y claro, todos los niños las queríamos y además acompañadas de aquellas enormes aletas que ocupaban una barbaridad y que luego apenas utilizabas.

El frisbee

frisbie-Ram

El frisbee se convirtió en el juego estrella de la playa, una especie de boomerang que lanzabas y nunca regresaba. Los había hasta con luces y que emitían una especie de silbido. Si nunca has recibido un golpe de frisbee en la cabeza o tú no has ido a EGB o no pisabas la playa.

El Going

El-Going

Otro juego que arrasó en la playa es el Going, aquella pelota de plástico naranja se deslizaba en el interior de unas cuerdas y cada vez le dabas más fuerte a las anillas intentando golpear al contrincante en todas las manos. Hoy en día he visto playas tan concurridas que sería imposible jugar al Going a no ser que lo harías sobre toda esa gente que esta tumbada en sus toallas. ¡Cuidado, no te levantes, que te doy!

Los manguitos

manguitos

¿Habéis visto esos manguitos circulares tan psicodélicos que llevan los niños hoy? Nada que ver con aquellos hinchables que casi ocupaban más que nosotros y que ahora dicen que son peligrosos. Lo peor era tener que esperar a que tu padre los inflara para poder ir al agua.

La burbuja de corcho

burbuja-corcho

El corcho flota, eso lo sabemos todos, así que bastaba con anudarte una burbuja de corcho en la espalda con una especie de cinturón para que el niño estuviera a salvo. Bastante primitivo, ¿no? Sin ningún tipo de dibujito infantil ni nada. Algunos parecían tortugas.

Los flotadores y gorros

gorro-playa

Sí, los flotadores también han cambiado y dudo mucho que te encuentres algunos de estos granulados en cualquiera de nuestras costas, por no hablar de cuando utilizábamos directamente un neumático. Pero de lo que estoy seguro que nadie será capaz es de aparecer en Torremolinos con uno de estos gorros de playa con las flores en relieve. ¿Y lo complicado que era quitárselo?

¿Cuántos de estos artilugios te acompañaban cada vez que ibas a la playa?

También puedes ver:
Diez prendas y accesorios imprescindibles en los veranos de la EGB
Quién nos ha visto y quién nos ve: el veraneo
Los tópicos de las vacaciones de verano en tiempos de EGB (en la playa)
Los tópicos de las vacaciones de verano en tiempos de EGB (en el pueblo)
Cómo nos recibían las abuelas cuando íbamos al pueblo, sus manías

Share this post

Comentarios (26)

  • Elena Reply

    Diosss el flotador azul con “granitos”…he vuelto atras en el tiempo al verlo,t había hasta una pelota igual!

    19 julio, 2015 at 16:06
    • Angels Cervantes Arroyo Reply

      Siiii!!! Mi hermano tenía el flotador y yo la pelota!

      20 julio, 2015 at 01:01
      • Anónimo Reply

        yo vendo flotadores de rui el pequeno cid

        26 julio, 2015 at 03:14
  • Roger Reply

    Os olvidáis de los parasoles para el salpicadero del coche patrocinados por alguna marca cutre.

    19 julio, 2015 at 16:54
  • A.L.R. Reply

    Creo que he usado casi todo. Magnífica entrada.

    19 julio, 2015 at 17:39
  • Encarni Reply

    La burbuja de corcho la venden en los chinos, las hay clásicas como la de la foto en azul o Rosa, o con forma de tortuga.

    19 julio, 2015 at 18:36
  • Helen Reply

    Ay ay, me falta la nevera de danone (yo aun la tengo) ♡♡♡♡

    19 julio, 2015 at 18:47
  • Pablo Reply

    Y el transistor Grundig con Chiquetete o cualquier otra horterada?

    19 julio, 2015 at 19:30
  • miguelangelhidalgosierra Reply

    Yo recuerdo sandalias goma para agua que las usaba mucho para bañarme mar.en mis vacaciones Almuñécar hoy ya no se ven.

    19 julio, 2015 at 19:53
    • Anónimo Reply

      En el decathlon las hay

      20 julio, 2015 at 00:03
    • ANM Reply

      Las famosas cangrejeras… que si no me equivoco, en casa las tengo…

      20 julio, 2015 at 08:31
  • L.A. Reply

    ¡El vaso de plástico plegable es mítico! Y su durabilidad también era mítica…

    19 julio, 2015 at 21:43
  • rosario Reply

    A mi no me falto ninguna,las tuve todas y disfrute como una enana

    19 julio, 2015 at 22:36
  • xavier Reply

    ¿Y la sombrilla?…Eso era un elemento indiaspensable.

    20 julio, 2015 at 09:01
  • xavier Reply

    De hecho cada vez que salias rumbo a la playa, nos llevábamos una serie de cosas, que una vez allí, no utilizabas…Y a parte de lo mencionado : la sombrilla, un gorro, el tubo de buceo (Snorkel), las aletas, ropa de recambio, toallas, calzado de recambio, un cubito para guardar cositas y para luego del baño quitarte la arena de los pies, las cositas luego las tirabas ¿para que te vas a llevar eso a casa? preguntaba tui madre, te habiias pasado 1/2 tostándote recogienco, malaconeria* y piedrecitas y luego a la basura. Serguro que hay algo más que se me olvida.
    * MALACONERIA : Conchas de bivalbos y caracoles.

    20 julio, 2015 at 09:08
  • alfredo martin moreno Reply

    Los de la escuelas unitarias de los años 50 y 60 la mayoría no visitábamos las playas , y menos tener artilugios de los mencionados. Un cordial saludo de uno de los del Certificado de estudios Primarios. Vivía a menos de dos Kilómetros de la playa .

    20 julio, 2015 at 13:09
    • Maria Jesus Reply

      Todos!!!Gracias por compartir. Impresionante idea.Excelente trabajo.?

      21 julio, 2015 at 16:42
  • Darrel Reply

    “Hoy en día he visto playas tan concurridas que sería imposible jugar al Going a no ser que lo harías sobre toda esa gente que esta tumbada en sus toallas.”

    ¿Harías?? La palabra correcta es hicieras… ¿Seguro que has ido a EGB y no a la LOGSE?

    21 julio, 2015 at 21:35
    • Elena Nito Reply

      El Going, como vosotros decís, se conocia aqui como “vaiven” y se compraba en portugal (Supermercado Pagapouco)

      Yo tuve uno y me partí una uña jugando al dichoso vaiven de las narices!!!

      22 julio, 2015 at 18:24
    • Gabi Reply

      El cambio del pretérrito imperfecto del subjuntivo por el condicional es típico de Navarra y CAV. Lo hace mucha gente. Eso no lo aceptará la RAE, no. Pero si el resto del país dice ‘hubiera’ en vez de ‘habría’ en una oración condicional, desde el más pringao al más famoso locutor de tele o radio, es decir, siempre, no como un error puntual, entonces no pasa nada. Hace un tiempo, en una página web de lenguaje hicieron una encuesta para ver qué palabra en desuso del castellano apadrinaríamos. Yo puse habría. Pienso que si cambiar ‘hubiera’ por ‘habría’ se considera de catetos, entones lo contrario también. Revisa a ver cómo haces tú las condicionales. Hale.

      19 julio, 2017 at 12:15
    • ana toro Reply

      eso de harías es raro lo usan solo en norte en algunos sitios del país vasco si , se dice HICIERAS ,, NO HARÍAS

      21 diciembre, 2018 at 19:49
  • Anguita Reply

    Ese flotador de granos, o rosco como lo llamábamos en mi familia, te dejaba los sobacos desollaos.

    También recuerdo el menú casero típico del día de playa, tortilla de patatas, filetes empanados, una sandía de … 200 Kg mínimo, etc.

    24 julio, 2015 at 22:28
  • Morilla Reply

    Se olvida de los colchones de lona, esos que eran azules por una cara y rojos por la otra.

    19 julio, 2017 at 11:21
  • Anónimo Reply

    Os habéis dejado la bola loca…

    19 julio, 2017 at 14:18
  • Oscar Vallejo Reply

    Por faltar faltan varias cosas, la primera y esencial es ver a un padre cualquiera con la mariconera atada en la cintura, y como no la bola loca que al lanzarla no sabias por donde te iba a salir.

    19 julio, 2017 at 14:26
  • anatoro Reply

    yo tenía una burbuja rosa que incomodo era y esa cuerda que raspaba como cinturón y las chanclas de goma trasparentes que entraban chinos por los agujeros

    21 diciembre, 2018 at 19:46

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies