Tenemos noticias de Borja y Pancete: carta de Emma Lorenzo, una de sus autoras

Sin duda este libro de Lecturas con la portada amarilla con ositos es uno de nuestros libros más queridos porque con él aprendimos a leer en 1º de EGB. Pero sobre todo porque fue allí donde conocimos a Borja y Pancete, con quienes nos familiarizamos tanto que pasaron a ser de nuestra familia.

Han pasado muchos años y ahora volvemos a tener noticias de Borja y su osito Pancete gracias a esta carta que Emma Lorenzo, una de las coautoras del libro ha escrito a todos los niños de la EGB. Por cierto, aprovechamos para felicitar a Borja que hoy os es su cumpleaños. No sabemos exactamente cuántos años cumple pero, teniendo en cuenta que el libro es de 1985, que cada uno eche sus cuentas. Yo prefiero pensar que siempre tendrá 7 años.

cumple

Queridos amigos de Borja y Pancete:

1. También para mí el aprender a leer fue la experiencia definitiva en la vida. Por eso me emociono tanto, a veces hasta el borde de la lágrima, cuando os leo contando cómo os recordáis aprendiendo a leer con Borja y Pancete. Aprender a leer es lo mejor de lo mejor y para siempre. No os podéis imaginar cómo emociona, por tanto, saber que recordáis cómo fue y con quién fue la primera vez. Cómo emociona saber que vuestra primera vez fue con ellos dos, con Borja y Pancete.

borja-y-pancete

2. Pues bien, creo que os gustará saber a vosotros que Borja y Pancete siguen juntos, juegan y sueñan y, a veces, pasan miedos, que ahora llaman preocupaciones, juntos. Borja recuerda cómo era su casa primera, al lado de un río, porque ya sabemos que la vida es un río; recuerda que soñaba con islas lejanas, porque es fundamental soñar para vivir; recuerda que inventaron un tren, él y Pancete, porque los mejores juguetes son los más sencillos. Y recuerda que Marina era entonces un poco mandona, ahora también, pero que siempre le ayudaba en momentos difíciles, ahora también. Recuerda cómo jugaba con su madre, a la que le sigue gustando mucho leer y escribir, con los guantes de muñecos, que, por, cierto, se los habían traído de París.

borja

3. Y por supuesto que recuerda cuándo y cómo se perdió. ¡Tantas veces uno se pierde en la vida! Entonces le dijeron que, en esos casos, hay que ser fuertes y valientes y apoyarse en los seres más queridos y en los libros, y que siempre hay una cuerda a la que agarrarse. Sigue aceptando ayuda cuando la necesita y después se pone a cantar, como entonces, según le dijo la abuela María que hiciera. Y recuerda también Borja a todos sus amigos, que siguen siendo buena gente, y por supuesto, recuerda a la maestra Alicia, que así se llamaba de verdad, y que tantos cuentos les contó. Los guardó en una de las cajas que tanto le gustaban y que conserva como si de un tesoro se tratara.

4. Bueno, Borja se ha puesto un poco melancólico y no quiere resultar pesado, pero tiene alguna cosa más que deciros. El día de su primera excursión, un jueves, con flores ya en los campos, él salió de su casa con una mochila grande, muy grande. Grandísima. Ahora sabe que esa mochila es un símbolo de la vida. A veces hay que llenarla, y entonces conviene que pensemos en cuáles son las cosas interesantes, y a veces hay que aligerarla para que el camino resulte más liviano, y entonces hay que desprenderse de algunas y, quizás, perderlas para seguir creciendo.

baldomero-el-pipero

5. Si recordáis bien, él hizo una extensa lista de cosas para llevar en su mochila, porque ya entonces le gustaba mucho hacer listas para todo, cosa que le enseñó su madre, que decía lo importante que era nombrar y enumerar y hacer retahílas y escribir para pensar, y a su madre se lo había enseñado su amiga Marisa, famosa entre sus amigos y en el mundo entero por ser experta en hacer listas, listillas, listas encadenadas y listas de contrarios, porque en la vida las cosas siempre tienen más de una perspectiva. Pues bien, si repasáis la lista aquella (página 121 en la primera edición) podéis haceros una idea de cómo fue creciendo y, quizás, cómo es Borja ahora. Ya sabéis que después añadió a la lista los libros amigos de los que Alicia les habló. Siempre libros amigos, ahora también.

pagina-121

6. Y, por último, me dice Borja que muchas gracias por todo lo que decís de él, de su muñeco preferido, que ya no está tan gordo, de su familia y de sus amigos. Me dice que, a lo mejor, otro día os cuenta más cosas, algunas aún secretas, porque no pudieron ni entrar ni salir en su primer libro. Y me dice que deje escrito que os quiere mucho.

Yo también.
Emma Lorenzo (Coautora de Borja y Pancete).

Gracias al grupo de Facebook: Yo aprendí a leer con el libro de Borja y Pancete
También puedes ver: Aquel libro de Anaya de lecturas

Share this post

Comentarios (43)

  • Laura Reply

    ¡Tengo tantas imágenes grabadas de este libro! Lo rescaté de mi memoria gracias a vuestro Twitter y de repente volví a recordarlo como si fuesen aquellos días, a sentir su portada rugosita, a meterlo en la mochila toda emocionada, ese olor a ‘primer libro de mayores’, el querer seguir leyendo para saber qué les iba a pasar, los sentimientos con cada historieta… Una lástima no poder tenerlo entre mis manos ahora. Gracias Emma Lorenzo y ¡felicidades Borja! Una que va a cumplir los 30 y aprendió a leer y a emocionarse con vosotros :-D

    12 mayo, 2015 at 17:17
  • Bego Reply

    Yo no lo leí en su día, aunque es de mi generación, yo leí en el colegio los libros de Lecturas de 1º y 2º de EGB que eran uno rosa y el otro amarillo, y luego pasé a partír de 3º a Arboleda, y fuera del colegio me leía los (más antiguos) libros de Senda que habían sido de mis primos; el caso es que me ha encantado igualmente y me ha transportado a la niñez… que bonito detalle! Como me gustaría saber qué ha sido en estos años de Pandora y los niños o de Toni y sus amigos!!

    12 mayo, 2015 at 18:15
  • Eva Reply

    Mi profe de 1° y 2° de E.G.B., Inés, me sigue recordando. Y tengo 32 años y no la volví a ver hasta hace poco. Me dijo: “Me acuerdo de ti, claro que me acuerdo. Eras muy bohemia y te gustaban mucho los animales”. Jajajaja. Nos mandaba leer el libro, y con rojo redondear las uves y con verde las bes, con las Plastidecor. Siempre que leía sobre el bizcocho de nata, las mandarinas y los empachos de cerezas quería de repente comer esos alimentos. Dibujamos la casa de Borja. Mi madre me plastificó el libro fatal, lleno de burbujas de aire. Ojalá lo conservara. Sin embargo tengo el de Preescolar, “Érase una vez…”, de Aurora Usero Alijarde, con la reina A, el rey U, las princesas I y O, y el príncipe E. ¡Qué recuerdos! Gracias por tu carta, Emma.

    12 mayo, 2015 at 18:17
  • Koro Reply

    Que bonito!! es como volver a tener 6 años, Justo una carta en el año que empieza el colegio mi hija de casi 3 anitos…. qué emoción!!! gracias a su autora, gracias a vosotros por tener esta idea, por regalarnos un trozo de nuestra vida reecobrado del olvido.
    Gracias.

    12 mayo, 2015 at 18:49
  • chio Reply

    Mil millones de gracias Emma! Alguna lagrimilla de emoción se me ha caído recordando esos años de inocencia. Un abrazo !

    12 mayo, 2015 at 20:40
  • carlos Reply

    Precioso este encuentro con el pasado.
    También sería muy interesante que investigarais sobre los autores de los Senda; del de 1º ( el de Toni) y el de 2º (el de Totó).
    Y también tengo mucho interés en conocer el nombre de ese ilustrador tan divertido de las lecturas de los libros de Lengua de 3º,4º y 5º -editados en el 83- de Editorial Anaya que tenían el título de Las Letras y Yo. A ver si alguien puede decirme su nombre.

    12 mayo, 2015 at 21:09
  • Reb Reply

    este libro era pura ternura, lo recuerdo con muchísimo cariño. muchas gracias Emma!

    12 mayo, 2015 at 21:16
  • Silvia Reply

    Mil gracias chicos de Yo fui a EGB, mil gracias Emma por tu preciosa carta. Me he emocionado muchísimo, ha sido como reencontrarme con un viejo amigo en el que has estado pensando durante mucho tiempo, con añoranza, preguntándote, “¿y qué habrá sido de él?” porque extrañas su maravillosa compañía. Forma parte de mis mejores recuerdos de infancia. De nuevo, gracias.

    12 mayo, 2015 at 21:30
  • Lucí Reply

    Me encanta ese libro. Cuando crees que se te han olvidado cosas y al comenzar a pasar páginas recuerdas cada ilustración…. Siempre lo guarde como un tesoro y aun lo conservo. Hace poco se lo he dejado a mis hijos de 4 y 2 años, solo espero que lo disfruten tanto como yo y que me lo cuiden. Que buenos recuerdos de aquella época.

    12 mayo, 2015 at 21:55
  • Iván Reply

    Recuerdo que adoraba ese libro… ¡Qué pena no conservarlo!
    Me ha encantado la carta, muchas gracias.

    12 mayo, 2015 at 22:03
  • Luciano Reply

    Yo aprendí a leer con los libros Senda (año 1974…..)

    12 mayo, 2015 at 22:03
  • ana Reply

    Que bonitos recuerdos!!!!Desde entonces siempre pense q si tenia alguna vez un hijo, se llamaria así. ….Borja. Y cosas de la vida…. Mi sobrino llegó antes y se llama así!!!!
    Por cierto… Siempre como cerezas me acuerdo de aquella excursión. INOLVIDABLE

    12 mayo, 2015 at 22:37
  • Maria gl Reply

    Se me saltan las lágrimas recordándolo!! Querido Borja: para mi también ha pasado el tiempo, ¡ahora la que enseña a leer soy yo! Me sigo acordando de ti, de Pancete, de Baldomero y de Marina (la mandarina, te acuerdas??). Gracias por acompañarme siempre y habernos enseñado tanto en la clase de la Profe Isabel. Un besazo enorme!

    12 mayo, 2015 at 23:25
  • yolanda Reply

    ayyyy!!!! voy a llorarrrr!!!!

    13 mayo, 2015 at 00:44
  • susana Reply

    Madre mia que emocion!! Yo aun conservo el mio y mi hija se lo leyó tambien con la misma ilusion que yo. Que recuerdos tan bonitos !!! Enhorabuena por haber hecho tan feliz a tantos de esta generacion.

    13 mayo, 2015 at 02:57
  • Anónimo Reply

    Me ha gustado leer y recordar, y gracias a la EGB también aprendí a restar, y si el libro es de 1985, tiene 30 años y no 37

    13 mayo, 2015 at 08:54
  • susana Reply

    Yo tb lo tuve y supongo que seguira en la casa del pueblo, que por cierto me gustaria ir a buscarlo porque quiero leerselo a mis niños, este libro lo lei miles de veces, se le leia a mi hermano pequeño y juntos haciamos los juegos que salen en el, como el tren de sillas, tanto me gustaba que mi muñeco mocosette lo llame Borja y un oso de mi hermano se llamo Pancete.

    13 mayo, 2015 at 10:03
  • Eva M. Reply

    Yo también tuve ese libro, y aunque no recuerdo su contenido ya , si recuerdo que me fue muy grato leerlo y disfrutarlo.

    13 mayo, 2015 at 12:37
  • Paula Reply

    Una vez más Emma, me sacas una lagrimilla. Gracias es poco, por Borja y Pancete, por enseñarme en clase tu amor por la lectura, y por las lecciones de vida fuera de las aulas. La vida no sería igual sin Borja y Pancete, y no sería igual sin personas como tú.

    13 mayo, 2015 at 12:55
  • Conchi Reply

    Muchas gracias. Lo tengo guardado y se lo enseñe a mi hija. Con 6 años que tiene se ha convertido en su libro favorito.

    13 mayo, 2015 at 16:23
  • lennita Reply

    Hola!
    Preciosa carta. Yo tb recuerdo con mucho cariño ese libro, y de hecho, aún conservo algunas páginas. Al leer la carta de Emma, me han venido a la cabeza un montón de imágenes de ese libro y recuerdos relacionados con él (recordé, por ejemplo, lo mucho que me gustaban sus guantes y cómo deseaba tener unos iguales). Tb recordé el de 2º de que protagonizaba un crio llamado Pablo, pero ya no tenía la magia del de Borja. Y tb recuerdo el de 3º que se llamaba Antos y que era una mezcolanza de cuentos y los de senda de 4º y 5º (los de rulotte y babieca)
    Igual es impresión mía, pero creo que ahora ya no hacen libros tan bonitos y tan mágicos como el de Borja

    13 mayo, 2015 at 19:45
  • Anónimo Reply

    Me encantabs este libro y yo soy del 1978y cuando lo he visto me han venido muchos recuerdos preciosos a la memoria,me a encantado verloverlo

    13 mayo, 2015 at 20:07
  • Madreconcarné Reply

    Que sepas que mi hija está aprendiendo a leer con ese libro. Se lo han prestado de la biblioteca del colegio y es con el que la examinan de lectura.
    La historia que más nos gusta es la de Marina es una mandarina. Será una tontería, pero nos reímos un montón.

    14 mayo, 2015 at 09:30
  • Nani Reply

    Yo aprendí a leer con otro libro, se llamaba Cuéntame caracolito, tambiñen muy tierno

    14 mayo, 2015 at 22:12
    • Germán Reply

      Yo aprendí con el senda (soy del 75) pero mi hija de 6 años está en tercero de primaria y se ha leído el de cuéntame caracolito, que por cierto nos costó la misma vida encontrar. Saludos EGBeros.

      15 mayo, 2015 at 12:30
  • solazo Reply

    Que bonita carta, los pelos de punta. Yo conservo el libro y se lo leo a mi niño. No lo vendería por nada del mundo.

    18 mayo, 2015 at 14:40
  • Enrique Molina Puyo Reply

    Precioso. Es por libros como este que decidí (a mis 29 años) volver al instituto para estudiar ilustración.

    1 junio, 2015 at 17:16
  • Raposu Reply

    ¿Qué habrá sido de Marina? ¿Habrá alcanzado su sueño de ser mandarina?

    1 junio, 2015 at 20:56
  • Hinchables Murcia Reply

    Que recuerdos con estos libros!. Realmente no recuerdo este libro en concreto, pero si otros muy similares de Anaya.

    Muchas gracias por hacernos recordar!

    2 junio, 2015 at 22:36
  • Maica Reply

    Yo aún lo tengo!!!!

    12 mayo, 2016 at 16:59
  • susana Reply

    yo se lo leia a mi hermano pequeño, mi muñeco mocosete se llamo Borja por el, y un oso de mi hermano pancete :), al igual que tb hicimos el tren de sillas, ahora me gustaria leerselo a mis hijos, pero anda perdido por algun rincon y no lo encontramos.
    es un libro al que le tengo mucho cariño, espero encontrar el mio,y contarles a mis hijos las aventuras de Borja y Pancete, ademas es ahora cuando me nene pequeño esta aprendiendo a leer :)

    13 mayo, 2016 at 14:10
  • Claudia Chica Quintana Reply

    Dios mío qué recuerdos, casi se me saltan las lágrimas…tanta prisa por crecer y ahora es cuando pienso que ya nunca más seremos niños y que no hay vuelta atrás…cómo ha pasado tanto tiempo?
    Gracias, Emma, y gracias a todos por vuestros comentarios…es emocionante ver cómo hay mas gente que recuerda lo mismo que yo y con estos sentimientos…Con el libro “La luna y las estrellas” de Edebé aprendí las letras pero con el libro de “Borja y Pancete” aprendí a leer y fui el primer libro de los muchísimos libros que he leído en mi vida…Jamás lo olvidaré, qué recuerdos del colegio, quién volviera a ser un niño madre mía…qué pena, qué pena…Gracias por tantos momentos y gracias por haber sido parte de mi infancia que tan rápido ha pasado. Gracias siempre.
    “Ventanas azules,
    verdes escaleras,
    muros amarillos
    con enredaderas
    y en el tejadillo
    palomas caseras”

    7 agosto, 2016 at 16:39
  • Ana Reply

    Que pena me da leer todo esto… yo tenía este libro guardado con todo el cariño del mundo, era mi favorito. Lo guardaba para dárselo a mi hijo q ahora mismo es muy pequeño y deseaba q aprendiese a leer como como yo. Lo perdí en el incendio q arrasó mi casa… si alguien sabe de alguien q venda uno… por favor!! Gracias

    9 agosto, 2016 at 23:27
  • Victoria Reply

    Qué recuerdos! Me ha encantado ver de nuevo esas ilustraciones, ha sido como volver a ser una niña de 6 años y la carta maravillosa.
    No habrá alguien por aquí que pueda mostrar más libros de la época? Me acuerdo perfectamente de uno de natu en el que salía un niño en la cama, sucio de barro y resfriado y al lado duchado y, era el tema de la higiene. Era como muy reconfortante y no lo he olvidado. O la familia de los nutrientes. Mataría por volverlos a ver!

    14 septiembre, 2016 at 22:41
    • Aranxa Reply

      Yo me acuerdo d ese libro como si fuera ayer,me encantaba ese libro.Ya no existira una pena no poder tenerlo.Alguien sabe donde puedo encontrarlo si q existe?

      27 febrero, 2017 at 11:21
  • Manuel García Casado Reply

    Yo soy de los primeros años, más o menos, de la EGB y ya en los años 80 del siglo pasado (Siglo XX) ya estaba intentando sacarme el BUP que no llegué a terminar. Y no poque no me gustase estudiar, sino porque toda mi vida me ha costado y me cuesta aún aprender. Esto no lo he podido solucionar, pero con el tiempo, la repetición de las cosas y la mezcla de textos e imágenes (lo que llamamos hoy multimedia), y la práctica continua de lo que me atrae hay cosas que he aprendido decentemente a realizar y no olvidar.

    Quisiera que aquí se hablase de cómo se orientaba a los niños cuando se terminaba la EGB para que eligiesen que estudiar, hacer: BUP, Formarción Profesional…

    Si hubiese sido yo orientado seguramente hubiese realizado Artes Gráficas (Formación Profesional), pero yo libremente elegí el BUP. ¡Vaya error de elección!.

    No me arrepiento de lo que elegí porque fué libremente. Pero de lo que si me arrepiento siendo culpa mía o no por desconocimiento es que jamás me oirentasen. Me atraía y me sigue atrallendo las artes gráficas, pero ya no se enseñan como antaño: De cero a todo.

    Saludos.

    20 marzo, 2017 at 10:56
  • Manuel García Casado Reply

    ¿Alguno tiene los libros de Formación Profesional 1º Grado y 2º Grado de artes gráficas?
    Los compraría, o aún mejor si fuese posible pasarlos a digital para poderlos estudiar, aprender más cómodamente.

    Saludos

    20 marzo, 2017 at 11:01
  • Abel Reply

    Que recuerdo yo tengo 35años y me emociona ese libro

    27 julio, 2017 at 05:06
  • Eva Reply

    Se puede comprar? Porque mi madre y yo los guardamos para cuando fuese mayor, pero hubo obras y traslados y se perdió o alguien lo cogió. Me encantaría volverlo a tener!!

    7 septiembre, 2017 at 14:05
    • Antonio Reply

      Hola, Eva, yo dispongo del libro, dame tu correo o teléfono, si usas WhatsApp, y concretamos.

      27 marzo, 2019 at 21:33
  • Ani Reply

    Me dan ganas de llorar yo lo lei me acuerdo muchísimo de este libro y cuantos recuerdos aquellos,esos tiempos eran maravillosos……

    12 noviembre, 2017 at 23:45
  • Paula Reply

    Hoy me he acordado de Borja y he llegado hasta aquí. Me acuerdo de él cada 12 de mayo desde hace casi 30 años, así de profundo me marcó. Felicidades, Borja!

    12 mayo, 2019 at 14:26

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies