no somos nostálgicos, más que nada porque no hay nostalgias como las de antes
Header

Cheers 31 años después

febrero 11th, 2013 | Escrito por Yo fui a EGB en TV EGB | ¿Qué aspecto tienen ahora…?

Parece que fue ayer cuando conocimos aquel bar de Boston en el que tenías que bajar unas escaleritas para entrar. Un bar con barra rectangular y que siempre estaba lleno de personas cuando menos delirantes. Un bar que se convirtió en parte de nosotros. Parece que fue ayer y, aunque en nuestro país se estrenó algo más tarde, la serie tiene ya 31 años. Una serie que no empezó con buen pie, ya que se canceló en la primera temporada por baja audiencia. Luego se retomó y vino el éxito. En nuestro país se intentó hacer una versión cañí del bar y se canceló por baja audiencia.Y punto. Pero esa es otra historia. Vamos a repasar a sus personajes y ver como están ahora y qué hacen.

Ted Danson

Fue Sam Malone, el dueño del bar y supuesto guaperas de la serie. Un personaje un tanto inmaduro cuyos flirteos con Diane Chambers primero y luego con Rebecca Howe dieron el toque romántico a la serie

Actualmente se le puede ver en películas y series, como Damages, Bored to Death o más recientemente en CSI. Volvió a hacer de Sam Malone en la serie Frasier.

Shelley Long

Fue la sensible y romántica Diane Chambers, una soñadora y finolis camarera que no pegaba mucho en ese bar, por sus modales exquisitos que hacía que la tomaran el pelo constantemente. Su corazón estaba dividido entre Sam Y Frasier.

Conocida sobretodo por ese papel y por ser la protagonista junto a Tom Hanks en Esta casa es una ruina, la carrera de Shelley Long ha sido errática y recientemente se la ha podido ver en Modern family.

Kirstie Alley

Entró sustituyendo a Shelley Long e hizo de Rebecca Howe, más dura, menos complaciente y que provocaba más quebraderos de cabeza a Sam.

Tuvo su momento de máxima popularidad a finales de los 80 y principios de los 90 con la serie y con las películas de Mira quién habla y secuelas. Fue noticia por su depresión y por el morbo sensacionalista que causaba verla con muchos kilos de más, hasta que presentó un método de adelgazamiento y ha recuperado la figura.

Kelsey Grammer

Fue Frasier Crane, el psiquiatra que permaneció en antena mucho más que sus compañeros de serie al tener, una vez acabada Cheers, serie propia con once temporadas. Serio, irónico y un tanto amargado, el personaje fue poco a poco suavizando su carácter cayendo mejor al espectador.

Sigue interpretando una vez cancelada la serie del psiquiatra. Su último trabajo en televisión es Boss, donde hace de alcalde de Chicago.

John Ratzenberger

Fue Cliff Calvin, el cartero, asiduo al bar y amigo de Norman Peterson, un personaje que, a pesar de ser secundario, se ganó la simpatía del público.

Actualmente compagina su trabajo en televisión en programas y su labor como doblador de series y películas de dibujos animados, principalmente de la casa Pixar.

George Wendt

Fue el entrañable Norman Peterson, Norm para los amigos, que tenían que saludarle al unísono para que entrase al bar, si no se quedaba en la puerta esperando. Otro parroquiano de Cheers que tenía su propio lugar en la barra.

Tras salir en el mítico vídeo de Michael Jackson Black or white, el actor participó en series y películas como secundario. Actualmente trabaja tanto en series de televisión como en teatro.

Rhea Perlman

Fue la divertida Carla Tortelli, la que más caña metía a Diane Chambers y posiblemente el personaje más gracioso de la serie con su manera de ser y hablar.

Está casada con el actor y director Danny DeVito. Ultimamente se dedica más a la creación de libros infantiles y a tareas políticas, apoyando al Partido demócrata.

Woody Harrelson

Fue Woody Boyd en la serie, un chico un tanto ingenuo por decirlo de manera suave, que enternecía y hacía gracia a partes iguales por sus salidas.Entró para sustituir al entrenador Erni Pantusso.

Es posiblemente al que mejor le ha ido y es que no para de salir en películas y series, endureciendo esa imagen de buen chico que tenía en la serie.

Nicholas Colasanto

Y por último recordar al entrenador Erni Pantusso, el veterano, un personaje que hubiese dado mucho más de sí si Nicholas Colasanto no hubiese fallecido en 1985.

También puedes ver:

Padres forzosos 26 años después
Sensación de vivir 20 años después
V 28 años después
Melrose Place 20 años después
Barrio Sésamo 30 años después
Aquellos maravillosos años 25 años después
Los problemas crecen 28 años después
Salvados por la campana 24 años después


Please follow and like us:

Puedes seguir cualquier respuesta de esta entrada a través de las RSS 2.0 Puedes dejar una respuesta, o trackback.

42 Respuestas



Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

no

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies