Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás

manley

Hoy la cosa va de olores y hemos recuperado diez objetos de aquella época que al verlos automáticamente recuerdas perfectamente su olor. Algunos de ellos siguen existiendo, pero no sé si es que de pequeños teníamos la pituitaria más desarrollada o han cambiado por completo, el caso es que puedes hacer la prueba y enseguida te darás cuenta de que ya no huelen igual.

Pon a prueba tu olfato y dinos cuántos de estos diez olores de tu infancia eres capaz de recordar, yo casi te diría que se te han quedado grabados los diez y que jamás los vas a olvidar.

Ceras Manley

Ceras-manley

Era abrir aquella caja azul de ceras y una ráfaga de un indescriptible olor se apoderaba de tu nariz. Un olor dulce, casi empalagoso y completamente adictivo. Intentabas comprobar si cada olor tenía su propio aroma, pero todas olían igual. El chasco que me lleve el otro día al abrir una caja de ceras Manley y descubrir que ese olor ha desaparecido por completo. ¿Por qué?

Plastilina

Plastilina

Los colores de la plastilina de hoy en día son mucho más atractivos, apenas mancha y huele tan bien que dan ganas de comérsela, pero todos los que fuimos a EGB echamos de menos aquel olor que había en toda la clase cuando tocaba hacer muñecos de plastilina. Lo podías adivinar con los ojos cerrados.

Goma de Nata MILAN

Goma-milan-nata

Quizás el de la goma de nata MILAN sea el olor más característico de la EGB. Podías tirarte horas y horas con la goma en la nariz y al final era irremediable pegarla un mordisco. ¿A qué tú también la has probado?

Pegamento Imedio

Pegamento-Imedio

Otra práctica muy habitual y poco recomendable era esnifar pegamento Imedio, con la que podías terminar con un buen colocón. ¿Por qué lo harían sus fabricantes con ese olor tan atractivo?, ¿un complot con los profes para que dopados nos portáramos mejor?

Vicks Vaporub

Vicks-Vaporub

Los de este laboratorio deberían haberse dado cuenta ya que todo el mundo lo llama Vick Vaporús y que aquel olor intenso a menta que cortaba la respiración lo asociaremos para siempre a aquellas noches en las que estabas malito y no podías dormir por los mocos y la tos. Es olerlo y parece que ya te has puesto bueno.

Plástico de las muñecas

brazos-muneca

Si concentras tu mirada en ese plástico que sobresale en la parte superior de estos brazos de muñeca seguro que puedes olerlo. ¿Magia o demasiadas horas jugando con tus muñecas?

Pistones

Pistones

Otro olor inolvidable es el olor a pólvora que desprendían estos pistones al dispararlos con tu pistola. A falta de ésta, hasta los podías hacer estallar con una piedra. Con ellos todos descubrimos también el sabor de la pólvora, ¿o no? El olor de nuestro Oeste particular.

Tapas de los tapones de botella

tapas-botellas

Raro era el tapón o chapa de botella que no traía en su interior un coleccionable. El procedimiento siempre era el mismo, desprenderlo con la punta del cuchillo y automáticamente acercártelo a la nariz. ¿A que recuerdas perfectamente ese olor a goma mezclado con el de la bebida en cuestión?

Chicle Niña

chicle-nina

Seguro que recuerdas perfectamente el olor de todos los chicles de aquella época, pero no me negarás que con el chicle niña de Fresa se pasaron un poco a la hora de aromatizarlo. Olía todo, hasta el papel del coleccionable que traía y cuyo olor permanecía intacto después de mucho tiempo. El autentico olor a chicle.

Bombas fétidas

bombas-fetidas

Y por último nos despedimos con el peor de los olores, el de aquellas bombas fétidas que antes de tirarlas habías olvidado por completo que aquello fuera para tanto. Este olor a huevos podridos es insoportable, pero no se mueve nadie de clase hasta que aparezca quien ha sido el gracioso.

Seguramente recuerdes otros muchos olores característicos de la EGB, cuéntanoslos en un comentario y creo que por narices este post va a tener una segunda parte.

Dicho y hecho, aquí tienes la segunda parte con diez olores más.

También puedes ver:
Diez sonidos que tendrías que reconocer si fuiste a EGB
Diez sonidos que tendrías que reconocer si fuiste a EGB (II)
Diez chucherías míticas de la EGB
Lo que merendábamos en los 70 y 80, ¿lo has vuelto a probar?


Share this post

Comentarios (215)

  • Carmen Reply

    Echo de menos el olor cel Calcio Sandoz jajajajajaj nos lo daban nuestras madres para que creciéramos

    13 septiembre, 2013 at 11:06
    • Rosa Reply

      Ayyysss! Y yoooo!! Q rico estabaaaaaaa! Y las aspirinas infantiles???? …no sé cómo aún estamos vivos….

      13 septiembre, 2013 at 11:20
      • Anasuky Reply

        desde luego! jaja yo me tomaba los tubos de lacteol enteros jaja

        13 septiembre, 2013 at 11:31
      • Vero Reply

        jajaja para mi las aspirinas infantiles eran como caramelos, vamos, q directamente las masticaba sin agua y sin nada….

        13 septiembre, 2013 at 13:29
      • Anónimo Reply

        El olor de las aspirinas infantiles…mmmmmm…

        13 septiembre, 2013 at 17:55
      • David Reply

        Es muy curioso que ahora se pida que no se dé ac. acetil-salicílico a los niños, por riesgo de muerte súbita y antes nos vendieran de manera atractiva hacia los niños eso que ahora podríamos ver como veneno.

        En mi caso, las aspirinas infantiles no me hacían efecto, asi que cuando tomaba, tomaba de adultos, aunque pronto me pasé al paracetamol.

        Y no, no estoy de coña, googleadlo.

        14 septiembre, 2013 at 14:44
        • Mario Reply

          Es que antes vivíamos al límite, mirábamos a la muerte a los ojos y nos reíamos en su cara mientras ingeríamos nuestras aspirinas infantiles. Todavía no me explico como hemos llegado tantos hasta aquí.

          14 septiembre, 2013 at 14:55
          • Marta

            Alguien sabe a que olian los muñecos nuevos? Jo es que recuerdo una mezcla d talco con. Rosas.. conoceis alguna colonia crema o algo que huela igual!?
            Yo encontre un gel d manos desinfec pero lleva agotado desde marzo y no lo veo en otros sitios..
            graciass

            31 mayo, 2020 at 02:22
        • Aixa Reply

          Lo de las aspirinas no es por la muerte súbita, sino por el síndrome de Reye, que afecta al cerebro y al hígado.

          26 enero, 2014 at 19:20
    • Estrellita Reply

      Aun lo hay, yo les doy a mis hijos el Calcio 20 es igual la botellita de cristal y ese sabor tan caracteristico que a mi me recuerda un punto a la horchata, mis hijos siempre me piden un poquito mas

      13 septiembre, 2013 at 13:37
      • RoyBatty Reply

        Si, si.. que bueno. Me gustaba tanto que me lo racionaban porque me tomaba la botella entera en menos de nada.

        14 septiembre, 2013 at 05:30
      • Marta Reply

        Mis padres me inflaron a ese calcio… me lo daban antes de cenar.
        Creo que era el mejor momento del día!

        22 septiembre, 2013 at 20:27
      • Ana Reply

        Debo ser la única ‘niña egb’ que no recuerda con nostalgia el célebre Calcio20. Me parecía asqueroso y lo recuerdo con olor a yeso (sustancia a la que soy alérgica, dicho sea de paso). Me dieron 3 o 4 botellitas en un par de años. Y, eso sí, debió funcionar, porque a mis 45 añazos no me he roto un hueso nunca a pesar de que me he dado unos golpes de campeonato, y sigo siendo razonablemente flexible. Pero ya digo: de afición al Calcio20, nada de nada. Ni a la leche Molico, que hace unos días se la mencionó también…

        21 junio, 2014 at 17:33
    • Anónimo Reply

      A mi no me daban por que estaba muy hermosa, pero mi hermano era flaquito y yo me escondia en el baño para echarle un trago de vez en cuando jejeje

      13 septiembre, 2013 at 21:04
    • inma Reply

      A mi me daban el calcio 20 creo que se llamaba así, lo había en rosa y blanco. ¿Alguien se acuerda?. Y Quina Santa Catalina que se supone que abría el apetito, aunque a mi no me hacia mucha falta, pero como se lo daban a mi hermana, pues yo también. Ahora lo peor cuando me iba al pueblo con mis abuelos a pasar el verano. Mi abuela el primer día de llegar me pesaba y me daba aceite de ricino, eso si que estaba asqueroso, luego seguía pesandome todas las semanas y le pasaba el parte a mi madre al final del verano.

      11 noviembre, 2013 at 20:11
      • inma Reply

        ¿Alguien se acuerda de las pastillas de lacteol, para cuando teníamos algo de empacho?, también estaban buenísimas, por lo menos a mi me gustaban.
        El vicks vaporub, en el cuello, con el pañuelo atado y en el pecho, que peste, eso no me gustaba.

        11 noviembre, 2013 at 20:15
    • xavier Reply

      tambien habia el olor del bolifgrafo multicolor

      26 enero, 2014 at 19:25
    • Cris Reply

      ¡¡¡¡Es verdad!!!! Y qué sabor….. ¿por qué no sacan algo que sepa a eso? mmmmmmm……

      21 junio, 2014 at 23:42
      • Cris Reply

        Me refiero al Calcio 20, no sé donde he escrito yo…jajaja

        21 junio, 2014 at 23:43
  • Pakito Reply

    Y el de la silicona de las gafas de bucear!!!

    13 septiembre, 2013 at 11:09
  • Herminia Reply

    A mi me daban en una especie de botella de cristal parecido a la leche pero con otro sabor ,para el crecimiento,aun recuerdo el sabor.

    13 septiembre, 2013 at 11:13
    • Rosa Reply

      Debía de ser el calcio…aunque a mí me lo daban en botella de plástico, una larga…

      13 septiembre, 2013 at 11:20
      • Sandra Reply

        Calcio 20! litros me he tomao yo!!!!

        13 septiembre, 2013 at 12:00
    • Anónimo Reply

      Se llamaba Calcigenol .Y estaba buenísimo.

      19 julio, 2015 at 23:31
  • Joselillo Reply

    Para olor de pegamento, el del “mastik”. Y no sólo el olor, sino también ese color amarillento…

    13 septiembre, 2013 at 11:14
    • maria Reply

      Y el olor del “Supergen”!!!

      13 septiembre, 2013 at 23:47
  • campanilla Reply

    Tu primera colooooonia, chispaaaaas!!!
    El olor a muñecas nuevas(entre algodon dulce y talco)
    El olor a talco y sobretodo a talqistina
    El olor a las colonias antipipis(piojos) yo m acuerdo q m.los pegaron en l cole y el olor de una cosa q m tubo q exar mi madre y m lo tenia q dejar un rato era horrible, normal q se murieran todos…
    El olor a libros nuevos y a forro
    Ol olor del pegamento de barra q olia o a raruno o a chupachups
    El olor a tienda de fotos.

    13 septiembre, 2013 at 11:15
    • Nuria Reply

      sí, sí, sí, yo también recuerdo nítidamente el olor de la colonia Chispas, y la cantinela del anuncio!!!

      13 septiembre, 2013 at 13:09
    • xavier Reply

      siempre estara el olor a coche nuevo

      26 enero, 2014 at 19:27
    • Vier Reply

      Siii, el olor a talco, y a la colonia nenuco, y el olor como de vinagre de los estudios fotográficos. Éste último aún tengo la suerte de olerlo de vez en cuando.

      26 enero, 2014 at 20:53
    • Anónimo Reply

      Y el olor característico de un colmado , una alpargateria, una consulta del medico, el olor característico del colegio, de la papeleria. ….

      22 junio, 2014 at 09:21
    • Belen Reply

      sii, todos esos los recuerdo!! sobre todo el olor a muñeca nueva me recuerda al dia de los Reyes magos!

      23 agosto, 2016 at 17:09
  • Roxures Reply

    Genial entrada, como siempre.
    Hablando de chicles, estaban también aquellos de Fiesta de sandía que olían a kms XD Eso sí, el sabor duraba muy poco, pero como eran alargados y distintos, te los comprabas igual :D

    13 septiembre, 2013 at 11:17
    • campanilla Reply

      Esos aun hay, son tico-tico

      13 septiembre, 2013 at 11:19
    • Anónimo Reply

      Y con sabor a cereza que buenos. Y aquellas bolsitas de pipas churruca que vendian a 1 pta. que no tienen nada que ver con las de ahora estaban de muerte y había un monton

      22 junio, 2014 at 09:28
  • Fanista Reply

    Yo también quiero añadir otro olor: El del plástico de los flotadores, manguitos, pelotas de piscina,..

    PD: El del VapoRub me sigue encantando jajajajaja

    13 septiembre, 2013 at 11:18
    • Alejandro Reply

      ¡¡¡¡Qué maravilla!!!! El olor de los flotadores :)

      13 septiembre, 2013 at 12:06
    • Carlos Reply

      Siii. El Vicks lo sigo usando hoy. El olor de los flotadores!!!. Un recuerdo lo bien que olia la pelota Nivea….que por cierto….hemos usado esta mañaba en la playa….tiene mas de 20 años y no esta ni descolorida….y eso que lleva muchos veranos.

      23 agosto, 2016 at 20:40
  • Rosa Reply

    A mi me encantaba el del pegamento Pritt y me sigue gustando muchoooo!!! Los Imedio había chavales en mi cole que los metían en una bolsa y se pillaban colocón bestial…iban puestos todo el día…

    13 septiembre, 2013 at 11:19
  • pilimanili Reply

    El olor de la papelera del cole. Las virutas de lápiz mezcladas con las cáscaras del plátano de media mañana, (en aquellos tiempos el cole no aconsejaba un menú semanal como ahora, los niños llevaban un desayuno sano desde casa a base de bocata o fruta, porque sí, porque era lo que había y estaba bien)

    13 septiembre, 2013 at 11:19
    • Nenica Reply

      Esa olor sí que era genial.!!!! Cuando mi hija de 4 años me pide que le saque punta a los lápices, me pongo delante de la papelera y ese olor de las virutas me lleva a mis años de cole, que fueron maravillosos.
      Aunque creo que, para mi, faltan dos: el olor de la colonia “Varón Dandy”, que es la que usaban por aquella época todos los hombres, y el de un linimento que llevaba en la etiqueta “al tío del bigote”, como yo le llamaba, y que se usaba para dar friegas.

      13 septiembre, 2013 at 12:05
      • lulu Reply

        creo recordar que era linimento sloan jajaja

        18 septiembre, 2013 at 16:29
      • inma Reply

        Es verdad, yo también me acuerdo del linimento y de la colonia, era la que usaba mi padre.

        11 noviembre, 2013 at 20:17
  • pedroR Reply

    aprovechando que hoy es el primer dia de cole, el olor cuando abrias por primera vez los libros nuevos de la EGB

    13 septiembre, 2013 at 11:19
  • Mariancilla Reply

    El olor de las hojas perfumadas para cartas. Con sus dibujos tan dulces y sus sobres a juego. Ninguna niña lo puede olvidar.

    13 septiembre, 2013 at 11:20
    • perez Reply

      Y si te digo que en casa de mi madre, sigo teniendo la carpeta de cambiar y las de no cambiar…. jajjajajjajaj ainsss que tiempos!!!!

      13 septiembre, 2013 at 11:28
      • Nago Reply

        jajajaj…yo tambien las clasificaba asi…y las sigo teniendo en casa!!

        13 septiembre, 2013 at 17:01
    • Ana Reply

      Cuando en el 2001 avisaron que iban a cerrar los almacenes “Mark&Spencer”, una de las cosas de la que me abastecí fue de papel y sobres ‘bonitos’ para cartas. Creo que tengo para los restos de mi vida… eran tan bonitos… y como ya no se escriben cartas, pues… ;)

      13 septiembre, 2013 at 18:02
    • Anónimo Reply

      Yo todavia conservo una carpeta llena de “hojitas” olorosas en casa de mi madre y cuando voy a visitarla abro la carpeta y me recuerda a cuando las intercambiaba en el cole con mis amigas. Que recuerdos madre…….

      13 septiembre, 2013 at 21:26
  • Anónimo Reply

    Y las botellas de plástico,que en la etiqueta había un marinero ???

    13 septiembre, 2013 at 11:25
  • Joan Sanchis Reply

    Os habéis dejado el Iron-Fix! Un clásico a la hora de forrar los libros!!! ya puestos, el olor de los libros de texto el 15 de Septiembre también colocaba lo suyo. Eso sí que eran CIENCIAS NATURALES!!!

    13 septiembre, 2013 at 11:36
  • snorre Reply

    Para pegamentos, el UHU, que luego descubrí que era búho en alemán. También tenía su olorcito.

    13 septiembre, 2013 at 11:44
  • pacopil Reply

    El olor de los caramelos dracula de fresa y de frankenstein de sandia!!

    13 septiembre, 2013 at 11:48
  • geyper69 Reply

    El mejor olor y el que mas recuerdo es el del algodon de azucar que vendian en la feria,ni noria ni coches de choque ni caballitos,lo primero era siempre ir al puesto del algodon de azucar jajaja

    13 septiembre, 2013 at 12:04
  • Dana Romero Reply

    ¿Y la pintura de dedos?. Lo peor es que la insulina que se inyecta me huele igual.

    13 septiembre, 2013 at 12:04
    • Andrea Reply

      ¡Eso iba a poner yo ahora! las témperas aquellas en botecitos pequeños redondos, era levantar la tapa y… ¡qué olor! me acabas de llevara años atrás, a esa sensación de pintar con los dedos… solo recordaba con pincel, pero me ha venido un flashback de un folio en blanco, todo lleno de trazos de témpera y medio arrugadito porque eran algo acuosas…y mis deditos llenos de pintura!! tengo una paleta de sombras de ojos que al abrirla huele igual

      22 septiembre, 2013 at 12:31
      • Anónimo Reply

        Ay, lo recuerdo! Y hace 30 años! Las usaba en parvulitos y recuerdo un bote azul, mi favorito, me quedaba con el y no me lo podían quitar. Que tiempos.

        7 noviembre, 2013 at 20:47
  • El Prot Reply

    El de las cintas de cassette virgenes, especialmente el de la Sony EF-60. Siempre acompañaba a mis amigos a comprarlas y les suplicaba que me dejaran abrirlas.

    13 septiembre, 2013 at 12:06
    • un Reply

      Si señor, un olor que sigo encontrando, el de la mezcla de olores de plasticos y aceites minerales de la mayoria de aparatos electromecanicos me resulta de los olores artificiales más deseados de mi infancia xD. Nada como el olor a ozono, plastico y lubricante de los coches teledirigidos, escalectrics y demás trastos tán codiciados de niño.
      Pero si habia un olor que me dejaba ipnotizado era el de algunos balones de goma. La mezcla dulzona, profunda y algo picante altamente artificial del plastico o la pintura que usaban, me dejaba alelado xD

      15 septiembre, 2013 at 14:47
  • Ana Reply

    Y los minúsculos caramelos de nata, tardabas más en abrirlos q en comerlos. Y la ropa del cambio de temporada con olor a bolitas de alcanfor?

    13 septiembre, 2013 at 12:10
  • Artu Reply

    A quién no le pasa?? asociar la lejía con el pestazo que pegaba la consulta del médico o el practicante cuando se entraba a recibir un banderillazo de antibióticos en todo el trasero.

    13 septiembre, 2013 at 12:13
    • snorre Reply

      Es verdad, el olor de la consulta del practicante er horrible, ya anticipaba lo que te eperaba.

      13 septiembre, 2013 at 13:32
  • DangerRashziel Reply

    A mi me viene a la mente el olor de los Master del Universo, a plastico Mattel :P
    Y tambien recuerda mi nariz un olor adictivo pero que ya no se encuentra: era una especie de tubo con una masa que olía como óleo y hacia una pompa-globo que luego se endurecía y parecía plastico. Buscando por Google, vi que “Imaginarium” los vendia, pero no olerá igual ni de lejos
    http://enlasmanosdeyaras.files.wordpress.com/2013/04/1-img_2894.jpg?w=200&h=300

    13 septiembre, 2013 at 12:22
  • María José Reply

    El olor de los lápices de colores Alpino, el olor de los lápices normales, el olor a los libros recién comprados para ir a la escuela, el olor del pegamento de barra Imedio, el olor de los flotadores en verano … Jejeje… Muchos …muchos y distintivos olores.
    :)

    13 septiembre, 2013 at 12:36
  • JAntonio Reply

    El de los rotuladores Carioca. Y el de los Sugus!!!
    Y lo que usábamos en clase de pretecnología, como el panel que cortábamos con la puñetera sierra de pelos, o la arcilla, o el terciopelo con el que forrábamos la madera…

    13 septiembre, 2013 at 12:55
  • ELENA Reply

    Y el olor del Blandiblu? Esa cosa viscosa y verde metida en un bote de plástico.

    13 septiembre, 2013 at 13:00
    • David Reply

      Jajaa, ese olor lo tengo grabado en el coco… es único…

      13 septiembre, 2013 at 22:55
    • Carlos Reply

      Justamente ése iba a añadir

      14 septiembre, 2013 at 02:43
  • Pelícano Reply

    Dicen que por el olor es como se evocan mejor los recuerdos. En este caso casi tooooodos son estupendos puesto que pertenecían a la mejor época de nuestra vida: la infancia.

    Aparte de los que habeis dicho, os propongo otros no menos identificativos:

    * Los gusanos de seda.
    * El champú de Brea.
    * El de esas desagradables “peras” para sacar lombrices….. aaaagggg….
    * El de castañas asadas
    * El de las garrafas de “Fluor” que nos daban en el colegio como complemento a los dientes, nada que ver con los enjuagues de ahora.

    13 septiembre, 2013 at 13:08
    • Anónimo Reply

      El olor de ese flúor era adictivo, daban ganas de bebérselo!!!!

      25 febrero, 2016 at 02:14
  • papapitufo Reply

    El del alcanfort en los armarios para evitar la polilla .Aquel calcio que venía en botellas de cristal tipo a la de la leche de los americanos y que valga la ” rebuznancia ” era lechoso……¡¡¡ y que rico sabía ¡¡¡ El aceite de higado de Bacalao para abrir las ganas de comer……..¡¡¡ que asco ¡¡¡., el olor de las pequeñas tiendas con aquellos jamones colgados…… ¡¡ hummmmmmmmn ¡¡ El de la cera de depilar que calentaba tu madre en un cazo en la cocina….

    13 septiembre, 2013 at 13:20
    • JAntonio Reply

      Las pequeñas tiendas de barrio, los autoservicios…. qué recuerdos. Ahora no hay, o te vas al súper o a los chinos. Aquellas tiendas tenían un olor especial e indescriptible, porque vendían absolutamente de todo, desde charcutería y carne hasta detergentes, pasando por el pescado, el pan (pero pan de verdad), la verdura, los perfumes e incluso juguetes, y todo ello en un local pequeño con los pasillos súper estrechos.

      13 septiembre, 2013 at 13:47
      • lulu Reply

        Y el olor del bacalao en las tiendas de ultramarinos??

        18 septiembre, 2013 at 16:31
        • Quique Reply

          Ese estaba bien, lo malo es el olor a bacalao de algunas amigas de la abuela. ;)

          6 octubre, 2013 at 09:11
  • Bronn Reply

    – El de los cromos de fútbol (que era los que coleccionaba).
    – El de un pegamento de barra que olía a almendras amargas (no me acuerdo de la marca).
    – El de los rotuladores gruesos (los olías medio minuto y te quedabas a un paso de acabar en “Proyecto Hombre”.

    13 septiembre, 2013 at 13:26
    • Joan Reply

      He buscado ese pegamento de barra como un loco, pero no lo he hallado, y tampoco recuerdo la marca. Los rotuladores, por suerte, todavía se encuentran. Los Velleda todavía huelen que alimentan.

      21 junio, 2017 at 11:36
  • Estrellita Reply

    Ese olor del bocadillo en la hora del recreo, que llevaba en la mochila toda la mañana. Abrir la mochila para cambiar los libros y salia el olor que se habia impregnado en los libros

    13 septiembre, 2013 at 13:32
  • PILI Reply

    El olor a tiza, dibujar ó escribir burradas con ellas en la pizarra antes de que entrara la profe a clase,

    13 septiembre, 2013 at 13:51
  • Lilamora Reply

    ayyyyyyyyy, que recuerdos. me acuerdo de todos los olores

    13 septiembre, 2013 at 14:14
  • fjhm Reply

    Absolutamente genial este post

    13 septiembre, 2013 at 14:27
  • Montse Reply

    El olor a Quina San Clemente, que. daba unas ganas de comer!,

    13 septiembre, 2013 at 14:34
  • María Reply

    Yo estuve años pensando que se llamaba “viva porub” (soy de Granada) y menuda sorpresa cuando me enteré de como era en realidad. Por cierto, hace poco encontré mi carnet del club Chispas, que ilusión me hizo!!!!!!

    13 septiembre, 2013 at 15:17
  • Anónimo Reply

    El olor de las cangrejeras ( sandalias de plastico para andar por las rocas) cuando eran nuevas, claro

    13 septiembre, 2013 at 15:51
  • sonia Reply

    Asta el olor de la nivea k ye echaba tu madre en la playa…despues de haber pasado tus hermanos delante de ti….con lo empalagoso k era!!!!

    13 septiembre, 2013 at 15:59
  • lachicamolona Reply

    El olor de las farmacias, era entrar en una y olvidarme del recado de mi madre, me daba vergüenza entrar porque el olor que tenían me encantaba y fascinaba, me quedaba como tonta.

    13 septiembre, 2013 at 16:04
  • Begoña Reply

    Yo me acuerdo mucho del linimento sloan (o algo asi), tambien llamado el tio de los bigotes jeje.

    13 septiembre, 2013 at 17:20
  • pilar Reply

    En mi recuerdo está muy arraigado, por ser muy temprano, desde preescolar, el de la cola blanca Pelikan, esa que dentro tenía un pincelito de goma naranja.

    13 septiembre, 2013 at 17:24
    • maria jesus Reply

      con ese olor caractéristico a almendras amargas, con un déposito chiquitín para el agua y así poder utilizarlo, es muy divertido el hacer manualidades con aquello

      14 septiembre, 2013 at 11:19
  • dudipebilbao Reply

    El olor de las manley ¡¡ inolvidable¡¡. No sabía que ya no olían así, me llevaría un disgusto si al abrirlo lo han cambiado. Que pena.

    13 septiembre, 2013 at 17:29
    • Anónimo Reply

      Ya no huelen ni parecido……..de hecho, no me gusta nada de ada el olor de ahora…..

      13 septiembre, 2013 at 23:19
  • ALR Reply

    Ahora que iniciamos el curso escolar, para mi el olor de los olores de mis años de EGB era y es sin dudas el olor a nuevo de los libros y cuadrenos recién comprados prestos a ser estrenados….guardo todos mis libros y cuadernos de entonces, y hoy en día, siguen oliendo igual.

    13 septiembre, 2013 at 17:31
  • Ana Reply

    El olor de los polvorones y mantecados que vendían ‘al peso’ o en cajas que no iban precintadas ni nada… Ya no huelen igual aunque sean de la misma marca. El olor en general de la navidad.
    El olor de los ambulatorios: eso que es lejía, alcohol de las inyecciones, colonia de niños… todo esto, en locales pequeños y cerrados: nada que ver con los ‘centros de salud’ ventilados y luminosos de los últimos 20 años. Es un olor que me sigue poniendo de los nervios…
    El olor del talco Ausonia, que olía como a rosas…, tampoco huele ya igual ni con mucho.
    El olor de los lápices de colores ‘Alpino’. Hace poco encontré una caja que llevaba como tres años en uno de esos sobres de plástico grandes (la metí ahí en un traslado y lo olvidé) y fue como volver al pasado de golpe… que gozada. Madera de cedro.
    El olor del jabón verde de “Heno de Pravia” : hace como 20 años que no sé qué le hicieron, pero ya no huele igual. Antes metias una pastilla en el cajón de la ropa y olía todo el armario durante meses…

    Ufff. tantos olores… :)

    13 septiembre, 2013 at 18:10
    • NWOBHM Reply

      Bueno, entonces no se llamaban ambulatorios, eran las “Casas de Socorro” donde te remendaban y te ponín las inyecciones aquellas que parecían la vara de un picador.

      13 septiembre, 2013 at 18:47
    • lulu Reply

      Y el jabón magno, el negro… vaya como olía

      18 septiembre, 2013 at 16:33
  • David Also Reply

    El olor a un linimento para dar friegas si te habias dado un golpe llamado “Linimento Sloan”, y otro en barra que era “Lápiz Termosan “. Siempre en nuestro botiquìn!!!

    13 septiembre, 2013 at 18:16
  • isabel Reply

    el olor de los caramelos chimooo

    13 septiembre, 2013 at 18:18
  • lola lozano Sánchez Reply

    Cuántos olores y cuánta nostalgia!. Me habéis arrancado una sonrisa.

    13 septiembre, 2013 at 18:46
  • NWOBHM Reply

    Recuerdo el olor de la leche, que sorprendentemente olía a leche aunque estuviera envasada.

    13 septiembre, 2013 at 18:51
  • Jesus Reply

    Recuerdo la primera goma coleccionable que extraje de un tapón: una foto de Cerezo, jugador de la selección de Brasil en el Mundial de España 82 que acababa de celebrarse. Cuántos años y cuántos recuerdos, madre mía.

    13 septiembre, 2013 at 19:58
  • Sonia Reply

    Una de mi clase, cuando iba en cuarto, se fue al baño y se metió la goma Nata en el culo, luego la quitó y decía a todos “huele, huele, cómo mola el olor, verdad?”, y claro picabas, aspirabas bien y….. aaaarghhh

    13 septiembre, 2013 at 20:07
    • Anónimo Reply

      Vaya tela tu compi!! Jajaja lo que nos hemos reído mi marido y yo al leerte!!! xD

      14 septiembre, 2013 at 09:49
    • Cesar Reply

      Hace 5 minutos que he leído tu comentario y aún me estoy riendo jajaja!!

      26 enero, 2014 at 23:33
  • Marta Reply

    Las ceras Manley me encantaban!!!! Y tambien recuerdo el de la goma Milan nata y el de los pistones.
    Algunos otros buenos olores, a riesgo de repetir:
    El olor de los libros del cole nuevos (me encantaba también!) y el de los viejos también.
    El olor (y sabor) del apiretal!!!! Buenísimo!!! Siguiendo con medicamentos, el de la talquistina y el de las aspirinas infantiles (que yo también masticaba).
    El del pegamento de barra.
    El de los flotadores, colchonetas… y el de la crema solar (van unidos).
    Los restos de sacar punta al lápiz (como no nos podíamos levantar en clase yo llevaba una cajita en el estuche donde los acumulaba y se impregnaba todo el estuche).
    Las cartas de olor, que aún estan dentro de una carpeta oliendo como siempre.
    Los rotuladores gordos indelebles.
    El jabón verde de Heno de Pravia, que no hace mucho apareció una pastilla por casa de mi abuela y aún huele.

    Y como olor desagradable, que me pone enferma, el olor a cloro de las piscinas cerradas cuando íbamos a natación, ¡qué mal lo pasaba!

    13 septiembre, 2013 at 20:29
  • golo Reply

    Me quedo con los coleccionables de los tapones, recuerdo esos de Superman y unos de scooby doo que venían con la Pepsi, y sí, también los olía nada más arrancarlos con un tenedor porque no me dejaban hacerlo con un cuchillo.

    13 septiembre, 2013 at 21:05
  • Carlos Reply

    Me habéis hecho recordar el olor de las tapas de las botellas.
    ¡Sois fantásticos!

    13 septiembre, 2013 at 21:21
  • martin Reply

    el olor a Zotal cuando iba en verano al pueblo

    13 septiembre, 2013 at 22:22
  • David Reply

    El olor que más me teletransporta a mi infancia en el de un MOTOR RX-1 de SCALEXTRIC después de dar unas cuantas vueltas con un coche.
    También el de un tren Ibertren en escala 3N…

    13 septiembre, 2013 at 22:53
    • un Reply

      Así huelen los coches modernos como el twezze xD

      15 septiembre, 2013 at 14:57
  • Cristi Reply

    Cuantos olores, cuantos recuerdos… No he leído ningún comentario de un olor que me encantaba y todavía recuerdo…el olor de las droguerías, esas tiendas donde vendían colonias, detergentes,productos de limpieza, hasta juguetes!
    Otro olor que me encantaba y con el que sigo obsesionada es el olor de muñeca nueva, he buscado mil veces perfumes, colonias o otra cosa que huelan igual pero todavía no he encontrado nada :(

    13 septiembre, 2013 at 23:54
    • Meri Reply

      Hola Cristi! A mi me pasaba lo mismo con el olor de muñeca y ha encontrado al “parecido” . Por moñas que suene, hay una colonia de Hello Kitty, una cuyo envase es de cristal rosa en forma de cilindro bajito con un tapon de bola rosa como de goma, que huele similar a la goma de las muñecas. No es el olor exacto, pero se parece mucho, al menos al que yo recuerdo. Hay varias colonias de Hello Kitty pero solo esa tiene ese olor…las demás no huelen demasiado bien….

      15 septiembre, 2013 at 13:02
      • Cristi Reply

        Oh!!! Gracias por la recomendación. Ahora me tocará buscarla…

        15 septiembre, 2013 at 15:44
    • María José Reply

      He leído tu mensaje. Yo también estoy “obsesionada” con encontrar el olor a muñeca nueva, lo encontré en crema pero quiero encontrarlo en colonia y no lo encuentro. No sé que es lo que le daba ese olor tan peculiar.

      El olor de la crema que me huele igualito es el de la crema Heno de Pravia clásica, importante que sea la clásica (bote blanco, tapón amarillo), la venden en casi cualquier sitio.

      Porfavor si tienes algún descubrimiento escríbeme al mail, yo sigo investigando.

      21 agosto, 2014 at 21:14
  • Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás | Los antisistema son: Reply

    […] » noticia original […]

    14 septiembre, 2013 at 02:37
  • [Kuke] Reply

    Y el de los sobres sorpresa de soldaditos jejeje

    14 septiembre, 2013 at 03:06
  • RoyBatty Reply

    Me ha encantado. Echo de menos el olor de las botellas de Calcio 20 y también de la plastilina que por cierto compré el otro dia en el súper para olerla y era horrible y nada tenía que ver con la de antes.

    14 septiembre, 2013 at 05:27
    • jose lorente Reply

      De esas botellas de Calcio 20, recuerdo que mi hermano se tomó unas cuantas.

      15 septiembre, 2013 at 00:13
  • RoyBatty Reply

    El olor de las chapas de los refrescos y otras bebidas lo tengo muy metido y la sensación de encontrar chapas por el suelo bien planas y de marcas poco conocidas para luego jugar con ellas. Por supuesto también tengo muy vivo el recuerdo de jugar a canicas.

    14 septiembre, 2013 at 05:46
  • Rodrigo Arévalo Presedo Reply

    Y el del floumocil o como se escriba…

    14 septiembre, 2013 at 09:14
  • Fran Reply

    El olor de los parches de alquitrán (semi-líquido) de la calzada cuando regresabas a casa bajo un sol de justicia.

    14 septiembre, 2013 at 10:10
  • Gema big mac Reply

    Cuando acababas una colección de cromos y pasado el tiempo volvías a abrirlo. El olor a cartón y pegamento.

    14 septiembre, 2013 at 10:17
  • Gbs Reply

    Por favor!!!, el chicle Cheiw. ese olor no consigo sacarlo de la cabeza……

    14 septiembre, 2013 at 10:54
  • Silvia Reply

    Libros nuevos, libros forrados, pastillas juanolas, zapatos nuevos (cuero), bollycaos (y no la basura que hacen ahora), y un mal olor, la clase cuando dábamos educación física a primera hora de la mañana y salíamos a la 1.

    14 septiembre, 2013 at 11:18
  • Angie Reply

    El olor a lápices en el colegio; el olor a los libros de texto nuevos; el olor de la colonia de mi maestra de 1º de E.G..B……

    14 septiembre, 2013 at 14:28
  • Jonathan Reply

    Para mi los pistones eran restallones (soy Asturiano) y la verdad que era un olor que enganchaba.

    Muy buena la entrada, que recuerdos.

    14 septiembre, 2013 at 14:49
  • Graciela Reply

    Y q m deciis del blabdiblu (o como se escriba) ya nunca fabricaron otro igual!! Y el olor…era genial!
    Tb m encantaba la pintura de dedos ;)

    14 septiembre, 2013 at 16:11
  • eva Reply

    A mi me encantaba el olor a Reflex, y mi hermano se lo ponia en plan desodorante para
    cubrir el olor a cigarillo, como si nuestros padres fueran tontos…

    14 septiembre, 2013 at 17:41
  • peraltaspain Reply

    El olor del borrador de nata de milan inolvidable me encantaba, no me cansé nunca de olerlo.

    El pegamento imedio

    El blandiblub

    Las bombas fétidas cuantos “momentazos ” de risa en una cabina de telefono de aquellos años encerrados y diciendo ” marica el que se salga” despues de explotar una dentro. Dejo claro que no es un comentario denigrante hacia nadie por su condición sexual, simplemente eran comentarios de aquellos años típicos de niños

    14 septiembre, 2013 at 19:31
  • peraltaspain Reply

    Me encantaba el olor de la arcilla en clases de manualidades

    14 septiembre, 2013 at 19:32
  • peraltaspain Reply

    Enhorabuena por el post mas de este tipo por favor

    14 septiembre, 2013 at 19:39
  • sonia santiago Reply

    el olor del verano en Canarias era a bronceador (no protector solar) de aceite de coco, que compraban los guiris y luego los veis literalmente fritos con el aceite.
    Hace unos días le compré a mi hija un Oraldine junior, lo olí y se lo dí a oler a mis hermanas y las tres estábamos de acuerdo que olía a chicle niña.

    14 septiembre, 2013 at 20:19
  • Tazas y jarras Reply

    Estos olores de colegio que recordamos los que hemos vivido en los ochenta se quedan grabados, pero volver a recordarlos sin volver a olerlos puede ser difícil, porque la memoria olfativa no suele estar tan desarrollada como la auditiva o la visual.
    Saludos

    14 septiembre, 2013 at 21:15
  • Marisa Reply

    como te llegan los recuerdos a través de los olores,
    me acuerdo de los petardos que mis hermanos siempre molestaban con ellos, le decíamos trikitraca

    14 septiembre, 2013 at 23:01
  • Mi Ceres Reply

    Yo me tome varias botellas de Calcio 20 y Quina Santa Catalina.
    El Vicks Vaporub, sigue oliendo igual, mi hija lo usa para que no le piquen los mosquitos !Oye es lo más efectivo!
    Me encanta el olor del jabon casero hecho en casa

    15 septiembre, 2013 at 23:44
    • Carlos Reply

      Yo el Vicks lo uso cada noche al ir a dormir. Antes era mas fuerte y en botes de cristal. Yo tengo uno de mediados de los 70 y pese a los años huele mas fuerte que el actual en botes de plastico. Aun asi no puedo dormir sin ponerme un poquito debajo de la mariz

      23 agosto, 2016 at 20:32
  • Belén Reply

    Yo recuerdo el olor de la consulta del practicante del barrio el que se encargaba de ponerte las vacunas y las inyecciones. Es recordarlo y ponerme a temblar. Tambien el de los supositorios de glicerina y las pastillas juanola. La Nivea y el Aftersun al volver de la playa.

    17 septiembre, 2013 at 15:05
  • Anónimo Reply

    Y el olor de las pesetas rubias?

    17 septiembre, 2013 at 16:00
  • lulu Reply

    Y el olor de los libros nuevos cuando empezaba el curso… qué me decis?

    18 septiembre, 2013 at 16:26
  • Bego Thebest Reply

    Los colores del bolígrafo de 10 colores. En especial el de color verde claro q olia a aspirina

    19 septiembre, 2013 at 21:30
  • carlos Reply

    El de la bolsa de agua caliente cuando estabas enfermo.

    21 septiembre, 2013 at 13:56
  • Andrea Reply

    El olor a Nenuco!!!!!! desde que lo sacaron en formato ambientador me hicieron feliiiiz!!

    22 septiembre, 2013 at 12:35
  • Dani Reply

    El olor del gel de baño Moussel (aún lo venden y al menos a mi me sigue oliendo igual). Los rotuladores “Carioca”. El olor de las revistas Tele-Indiscreta, que salía cada Martes y esperaba ansiosamente pues coleccionaba todo lo de “V” y venía con esa revista. El sabor/olor de unos chicles esféricos color plata que por dentro eran de sabor ácido y color azul (si alguien recuerda el nombre de estos chicles,sería genial!). Y otros tantos más que están en la lista o que habéis nombrado ya.

    23 septiembre, 2013 at 11:11
  • Asilef17 Reply

    Para nosotros los pistones se llamaban mixtos, y si que me acuerdo perfectamente del olor. Y lo que me falta es el olor de la colonia Chispas y el sabor de los chupa chups de Kojak rojo (el que tenia un chicle dentroooo) o de las piruletas de corazones de la marca Fiesta los dos. Qué recuerdos…

    30 septiembre, 2013 at 16:20
  • Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás (II) - Yo fui a EGB Reply

    […] aquel primer post recordando diez olores de nuestra infancia que no olvidaremos nunca (y que puedes leer aquí), que nos olía que el tema iba a tener continuidad y, efectivamente, así ha […]

    2 octubre, 2013 at 18:40
  • Mila Reply

    el flur para los dientes!!!!!

    2 octubre, 2013 at 21:46
  • sakurita1982 Reply

    Yo recuerdo mucho el olor de Varon Dandi de mi abuelo y Brumel q usaba mi padre.

    2 octubre, 2013 at 22:36
  • Marisa Reply

    Yo recuerdo el antiguo aroma de la pastilla de jabón “Nivea” , después lo cambiaron y el aroma del After Sun ¡que bueno!

    4 octubre, 2013 at 00:37
  • Cómo hubiera sido el catálogo de IKEA en los años 80 - Yo fui a EGB Reply

    […] puedes ver: Las veinte botellas que has tenido que conocer si viviste en los 70 y 80 Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás I Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás II Diez sonidos que tendrías que reconocer si […]

    11 noviembre, 2013 at 17:15
  • Adela78 Reply

    Y alguien se acuerda dek Ceregumil? venía en un bote color miel y también era para el crecimiento. Me hartaron de Calcio 20 también a mi, del blanco. Me encantaba, estaba buenísimo!!

    11 noviembre, 2013 at 20:41
    • Elf Reply

      Ahhhh acabo de leer tu mensaje! Eres de mi club de las torturadas a base de “Ceregumil”! A mi me lo daban en una especie de tiras de plastico alargado con forma de jeringas.

      13 noviembre, 2013 at 06:26
  • Elf Reply

    El de las ceras ha sido impactante: ha sido ver la foto y venirme el olor. Otro que recuerdo muy bien es el de “Ceregumil”. No se si vuestras madres os torturarian con eso, pero la mia me hinchaba a Ceregumil y es un olor que nunca se me olvidara!

    13 noviembre, 2013 at 06:20
    • Sandra Reply

      eso precisamente he comentado yo más abajo… el ceregumil no faltaba en casa de mis abuelas..cada vez que iba era: niña te has tomado ya el ceregumil?.. daba igual si les decía que si jaja..ea pues una cuchará más no te va a matar jajaja

      22 junio, 2014 at 00:26
  • José Mª Reply

    Uno de los olores que más recuerdo de mi infancia, es el de el Champú Geniol con olor a fresa. Más de una vez me llevé una desagradable sorpresa al intentar darle un chupón… incluso sabiendo ya que era champú.

    13 noviembre, 2013 at 11:14
  • marymal Reply

    recuerdo q me escondia debajo de la cama con mi cajita de aspirinas infantiles….me encantaban¡ hasta que me pi
    llo mi madre, claro. Lo recuerdo como si fuera ayer y son casi treinta años¡¡¡

    27 noviembre, 2013 at 00:00
  • marymal Reply

    y que me decis de ese olor del autobus cuando te ibas de excursion? ese olor entre bocata de chorizo y el desayuno que habia tomado alguno de tus compañeros por la mañana y que como siempre…..se habia mareado. je,je.

    27 noviembre, 2013 at 00:10
  • Cómo hubiera sido el catálogo de Media Markt a principios de los años 80 - Yo fui a EGB Reply

    […] principios de los años 80 Las veinte botellas que has tenido que conocer si viviste en los 70 y 80 Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás I Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás II Diez sonidos que tendrías que reconocer si […]

    5 diciembre, 2013 at 20:09
  • Madrileña Reply

    ¡Estupendo artículo y también los comentarios! ¡Qué de recuerdos!! Incluyo algunos olores que también me hacen viajar en el tiempo:

    El olor de la mandarina del recreo, que se olía por casi todo el patio, se quedaba en las manos (y en los guantes de lana) todo el día… :)

    El olor de la abuelita (y mi sorpresa al descubrir que “otras” abuelitas olían igual)

    El olor del cola cao, del cocido y del salón de actos del cole. Como olor malo, el de el gimnasio de los mayores, que desde lejos ya te llegaba, puaaaj! También malo el de los ducados negros que fumaba uno de mis tios, qué visitias…!

    Saludos!!

    6 diciembre, 2013 at 21:09
  • Anónimo Reply

    un olor que siempre recuerdo es el del Agua del Carmen, las monjas en el colegio nos lo daban para todo, cuando alguna niña tenia mareo en el autocar o “mal cuerpo” que englobaba todo. Se tomaba mojando un terron de azucar y lo curaba todo.

    12 enero, 2014 at 18:58
  • Anónimo Reply

    Las pastillas de “Mejoral”….. inconfundible olor!!!!

    12 enero, 2014 at 21:17
  • LLUIS Reply

    Me habeis hecho retroceder 40 años en unos segundos, ostiaaaaa!!!!!!!!!!!

    13 enero, 2014 at 20:11
  • Marta ropa moderna bebé Reply

    Ooohhh!!!! Qué recuerdos!!!! Todos estos olores son muy característicos de mi infancia, y también me he acordado del olor del mítico boli de 10 colores me encantaba!!! :-)

    26 enero, 2014 at 19:20
  • Oli Reply

    Para mi el olor de los libros nuevos a principio de curso y que me decís de la mercromina? Toda mi infancia teñida derojo descolorido!

    26 enero, 2014 at 19:27
  • adriana Reply

    el olor a cocina de lenya, a boomerang (el chicle), a la crema Nivea de la abuela, a laca de senyora, al pelo de las munyecas nenuco, a talco, a talquistina.

    26 enero, 2014 at 19:47
  • Anónimo Reply

    Los recuerdo todos…. que grande….

    26 enero, 2014 at 20:23
  • Pili Reply

    ¡Sois los mejores! Jajajaja

    26 enero, 2014 at 21:09
  • Enrique Reply

    Yo las gomas de nata me las comia, tanto las mias como las de mis compañeros. Y el calcio 20 también me tome litros tanto yo como mis hermanos.

    26 enero, 2014 at 22:22
  • Anónimo Reply

    Madre mía, hay olores que nunca se olvidan, sobre todo, los de tu infancia.

    26 enero, 2014 at 22:47
  • ELENA Reply

    que bonito leeros que recuerdos, para mi sin duda el de los libros nuevos, el del protector nivea (es olerlo y verme en la playa) y el de la talquistina (que por cierto sigue oliendo igual).

    26 enero, 2014 at 22:56
  • raquel Reply

    Mi recuerdo es para un jarabe que me daban con gusto a canela k rico. Mas de una vez di un trago a escondidas.

    26 enero, 2014 at 23:07
  • Raposu Reply

    En mi experiencia, los únicos dos olores que podían competir con el del pegamento imedio por lo intenso y lo adictivo, eran el de la gasolina y el de la punta de los rotuladores permanentes, esos negros como un tizón, que si te manchaban no se limpiaban y que tenían la punta más gorda de todos los rotuladores existentes. :P

    26 enero, 2014 at 23:27
  • Tron Reply

    El olor de los botijos de plástico del pueblo… Se me saltan las lágrimas, snif

    26 enero, 2014 at 23:41
  • merche Reply

    ese olor de la crema despues de tomar el sol after soon , la compre hace tiempo en la farmacia y ya no olia igual , que pena ,

    27 enero, 2014 at 12:43
  • laura Reply

    El olor a serrín, cuando un niño se vomitaba en clase. (Le ponían encima el serrín para luego recogerlo)…. al menos en mi cole….

    27 enero, 2014 at 20:12
  • Raposu Reply

    Todos, y cuando digo todos es TODOS los que de peques hacíamos deporte de competición sabemos que todos los eventos en los que participábamos olían a Reflex.

    29 enero, 2014 at 16:37
    • Gata Reply

      Pues yo hice Judo y ese frasco de Reflex no lo teníamos.

      21 junio, 2014 at 16:32
  • Luis Reply

    Estos dias mi hija está tomando antibiótico Ardine (todavía lo siguien vendiendo) y ese peculiar olor ha vuelto a mi cabeza. Alguien mas lo recuerda?

    11 marzo, 2014 at 12:49
  • laurita Reply

    Ohhh, las ceras manley!!! Qué recuerdos, y las cartas de coleccionar… y el olor en las papelerias de toda la vida.

    21 junio, 2014 at 16:09
  • defeles Reply

    Las ceras de mi época eran de la marca DACS!!!

    21 junio, 2014 at 16:20
  • Gema Reply

    Qué recuerdos, tampoco se me olvida el olor tan característico de los libros de texto recién comprados, justo antes de empezar el cole. Todos los que somos hermanos pequeños siempre nos tocaba heredar los de nuestro hermano mayor, pero cuando cambiaban alguno y podíamos estrenar, recuerdo a mi madre forrármelos, y al abrirlos, notar ese olor a “nuevo”, que en las primeras semanas de colegio ya había desaparecido. Un saludo.

    21 junio, 2014 at 16:22
  • Gema Reply

    ¡Y el olor de los roltuladores! Colocaban casi tanto como el pegamento Imedio.

    21 junio, 2014 at 16:24
  • Anónimo Reply

    El olor a aftersun despues del rio o la pisci a, el bote blanco con letras verdes y forma de pera. Cuando lo veo lo compro y parece q retrocedo 30 años

    21 junio, 2014 at 16:37
  • Alfonso Reply

    El olor a vinilos de Madrid Rock.

    21 junio, 2014 at 16:37
  • Anónimo Reply

    El del Cristasol era de los buenos también

    21 junio, 2014 at 16:41
  • Edu M Reply

    Y que me decís del olor a Flúor? Nos ponían a todos en fila en el cuarto de baño y con un taponcito nos lo hacían tomar y 2 minutos en la boca enjuagando.. ¡Que tiempos!

    21 junio, 2014 at 17:08
  • Jesús Reply

    Y el olor alnentrar enbuna bodega? Si, las qur tenían tinajas grandes de vino y olían a eso, vino, goma de botella retornable y refresco.

    El olor de las gasolineras que qun perdura pero no es el mismo.
    El.olor de las estacionws de tren
    Increíble todo.

    21 junio, 2014 at 17:15
  • Marcos Reply

    Y que me dicen del olor del chicle Bazooka, las temperas y el primer día que abrías un libro de Santillana?

    21 junio, 2014 at 17:22
  • Iván Reply

    Que pasada… No había caído en la cantidad de olores que recuerdo…
    Para mi, el que más me marcó es el olor de mi guardería! Parece mentira!! :)
    También habían unos palitos que me daban para las llagas de la boca… Era una paletina de plástico blanca con un pequeño cilindro rojo en la punta… Lo recordáis?? :)

    21 junio, 2014 at 18:32
    • Irenilla Reply

      Se llamaban Oralsone, esas me las comía yo caramelos. Oh! Y el aerored, que pocas veces me mandaba mi madre a por el bote para ponerle en el chupe a mi hermana y le iba yo dando buches d escaqueo

      22 junio, 2014 at 06:19
      • Tuk Reply

        Mmmm los palitos de las llagas me encantaban. Y el aerored me lo compro a veces sólo para comerme alguno de vez en cuando mmmmm

        19 julio, 2015 at 16:04
  • chapulin Reply

    Y del champú GENIOL de fresa o huevo que me decís? Mmmm

    21 junio, 2014 at 18:34
  • Sandra Reply

    Pues a mi me daban Ceregumil..no sé si alguien lo recordará..pero mis abuelas sobre todo iban siempre con el ceregumil detrás mía. A mi me encantaba jajajajaja..

    22 junio, 2014 at 00:21
  • yolan Reply

    El olor del Tico-Tico de sandía! :D

    22 junio, 2014 at 01:23
  • Irenilla Reply

    Las muñecas Dulcelinas que me daban fatiga de lo fuerte que olían
    Las Barriguitas olían a felicidad.
    Los petazetas que olían más que sabían
    Un analgesico que mi madre nos daba cuando nos salían los dientes que se llamaba nani o algo asi y sabía como a anís
    El barrilito de vino dulce de mi abuela, que siempre nos daba un vasito antes de comer.
    Los azucareros de metal que tenían un olor característico.
    Las sardinas en arenque, que peste!
    Los rotuladores edding

    Que tiempos…

    22 junio, 2014 at 06:26
  • Morena Reply

    Alguien se acuerda de las caracolas rellenas de la marca bollilandia, qie buenas estaban!!!! Y los triangulos, jamas han vuelto a hacer dulces de sabor igual que los de antes. Ni siquiera el bollicao de ahora no tiene ese sabpr de antes.

    22 junio, 2014 at 11:55
  • Morena Reply

    Y los zumos pequeños en lata de la marca hero. Y los logotipos de frigo, avidesa, miko, yoplait, aiiiss cuantos recuerdos

    22 junio, 2014 at 12:01
  • Solina Reply

    El licor del polo (enjuague bucal)
    Y el olor del gasoi del autocar, cuando íbamos de excursión!!! Con solo olerlo ya me mareaba y no tardaba en echar la pota… :(

    22 junio, 2014 at 16:40
  • Anónimo Reply

    El olor a zz( Zeta, Zeta)para los piojos

    23 junio, 2014 at 07:48
  • Anónimo Reply

    El olor a los chicles chewis de fresa y esos negros con sabor a regaliz que aparecia un astronauta en el envoltorio. Por cierto el calcio 20 asqueroso.

    26 junio, 2014 at 20:44
    • Anónimo Reply

      Chicle Cosmos. Te tapabas un diente y parecias..Cuñaooooo!

      19 julio, 2015 at 16:06
  • Los pájaros de papel de Diana Beltrán Herrera | Criterion Reply

    […] pequeño siempre fui un poco desastre cuando tocaba hacer manualidades. La culpa seguro que era del olor del pegamento Imedio que me dejaba un tanto colocado Bromas aparte, guardo un respeto enorme a los artistas de las […]

    30 junio, 2014 at 20:03
  • Diez cosas que veíamos como normales y que hoy no serían ‘políticamente correctas’ - Yo fui a EGB Reply

    […] y que deberíamos recuperar Diez sintonías que todos tarareamos en situaciones muy concretas Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás […]

    22 enero, 2015 at 15:45
  • soi keo chuan live Reply

    Greece on the agenda. Big soi keo mien phi chinh xac som Brother house and just two
    weeks. Is that guy got rekt Does anyone speedrun minecraft?
    There is no laughing matter. Give us a picture of of him.
    When did United States, the Estadio José Rico Pérez in Alicante.
    The 100th should arrive in next June.

    27 febrero, 2015 at 06:11
  • Ana Reply

    Y el olor del ceregumil??”Para niños q no comen, para la tercera edad,,”

    18 julio, 2015 at 17:11
  • Mari Ángeles Reply

    Las pastillas de leche de burra, los sacis y los caramelitos de nata. Diez por una peseta. Los compraba en La Cacharritos… Sobre todo las pastillas de leche de burra, no hay una chuche igual!!

    18 julio, 2015 at 22:59
  • Paqui Reply

    El olor a a estuche de cremallera que metías pinturas rotos bolis mmmm me encantaban

    19 julio, 2015 at 01:21
  • Reyes Reply

    Que recuerdos!! En muchas cosas!!
    El olor de las ceras marley me encantaba.
    Otro olor caracteristico era esa casera de limon o naranja en botella de cristal al abrirla, nada que ver con las actuales, los sobres de tang, me pasaba horas oliendo ese sobresito y metiendo el dedo para saborear los polvitos de sabor naranja o limon.
    La orangina, otra cosa que ademas dificil de encontrar jamas volvio a saber igual que en la infancia.
    Me encantaba el olor del supergru, me hechaba un chorreon entre los dedos y hacia bolitas con el, solo para olerlo!.
    Y el olor del prescolar, ese olor caracteristico a cola blanca, juguetes e instrumentos de madera, ceras y temperas.
    Hoy en dia es casi imposible que esos olores persistan, muchas cosas que antes se usaban hoy en dia estan prohibidas, o no son rentables y por abaratar costes…… asi nos va, antes dibujabas con cera y era una maravilla, compra una cera de las de hoy y has gastado el lapiz completo para hacer que se pueda ver lo que has dibujado!.

    Y otra cosa de mi infancia, esas galletas infantiles de farmacia, que mi madre le compraba a mi hermano de pequeño, ummmm que olor!, q cosa mas rica!!, aun las venden, pero logicamente no me saben igual :s, como cambia el paladar con los años!

    Otro tipico, las bolsitas sorpresas, esas bolsitas pequeñitas similares a la bolsa de basura, con estampitas y chuches en si interior y con su olor dulce caracteristico.

    Y los cromos!, aun tengo un album repleto con todos los cromos coleccionables y no intercambiables.

    20 julio, 2015 at 07:42
  • Fani Reply

    El olor a leña quemada, a humo, a brasero, que desprendían las calles por la noche, cuando visitaba a mis abuelos al pueblo.. El olor a carbón que desprendía el metro de Barcelona cuando íbamos de vacaciones (desconozco si sigue oliendo así.. Hace mucho que no utilizo el metro, pues en Ibiza, donde vivo, no hay..) el olor de sandía en verano.. De las gafas de bucear.. El de las toallas de playa, impregnadas de sal.. El olor a pan de verdad que desprendía la panadería del pueblo y que inundaba toda la calle.. O el intensísimo jazmín, madreselva, galán de noche que perfumaban en verano las calles de mi barrio.. El de las sábanas de mi abuela, guardas entre bolas de alcanfor..

    20 julio, 2015 at 09:13
  • Marisol Reply

    Que maravilla jajaja…… y Que miedo ahora Que stoy recapacitando…..Que chip mas perfecto Que tenemos Por cerebro verdad…….menosmal Que no sabemos utilizarlo mas de un 10% del mismo, pq si no… tsssss.no Lo kiero ni imaginar.Mejor os recuerdo el boli bip q poniamos d scondidixis y ese olor al plastico derretido Jejejeje, y la epoca de no comernos el bocata para star delgadita y Lo remplazamos Por el arazul de zara mezclado con el medio limon y moja q Te moja waaahhaaajjjjaaaa, total pa na ala primera scapada corriendo hacer un pis y de tres bocaos bocata pa dentro,y como no esas esponjitas de xuxes q le poniamos la llama del mexero y q olor y q ricaaaa.

    10 noviembre, 2015 at 20:30
  • Lagartijo Reply

    A mi me gustaba mucho el olor de las heladerías al entrar. Ahora ya no huelen a nada

    27 marzo, 2016 at 19:19
  • Carlos Reply

    El olor de la consulta del practicante y el de lis libros de texto nuevos!!

    23 agosto, 2016 at 17:55
  • Maria Reply

    El olor de las casas de las amigas, distinto de la nuestra, cuando ibamos a buscarlas para bajar a jugar.

    El de mi clase, y del gimnasio del cole

    Los plastidecor

    El bocadillo de tortilla al sacarlo del papel albal en la excursión

    23 agosto, 2016 at 18:50
  • Sonia Reply

    El olor del Blandiblub al destaparlo, y el que te quedaba en las manos después de jugar con él ….y su textura fresquita…..

    23 agosto, 2016 at 21:43
  • Amparo Soler Catala Reply

    El olor a tulicrem para ser como iribar

    24 agosto, 2016 at 14:47
  • Amparo Soler Catala Reply

    La colonia joya de las abuelas

    24 agosto, 2016 at 14:52
  • Aceite ricino cabello Reply

    https://ferrann.com/blog/razones-usar-aceite-de-ricino-para-cabello/

    Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás – Yo fui a EGB

    15 noviembre, 2018 at 08:30

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies