no somos nostálgicos, más que nada porque no hay nostalgias como las de antes
Header

Cosas que no podían faltar en casa en los 70 y 80

octubre 29th, 2012 | Escrito por Javier Ikaz en Costumbres EGB

Esas decoraciones, esos objetos que los veías en todas las casas, bien porque estaban de moda, bien porque no había mucha originalidad, el caso es que todos, quién más quién menos todos hemos tenido estas cosas en casa.

Macramé y bordados

Ya fuesen los hijos con sus clases de macramé en clases de pretecnología o la abuela con sus bordados para todo, el caso es que la casa estaba llena de tapetes, reposacabezas, cubre lo que sea, y casi siempre con ese blanco tan sucio…

Los más originales hacían fundas para el papel higiénico o bolsas para el pan (aunque lo suyo era la tela).

Libros

En el catálogo de Círculo de lectores debía haber en un principio dos páginas porque había dos libros que no fallaban en cada casa, el de la tragedia de los Andes…

…y el de López Ibor que escondían los padres para que sus hijos no aprendiesen muy deprisa…

Muebles

Una cosa era el mueble-bar, algo lógico que ocupaba un poquito del armario del salón, pero es que en alguna casa se llegó a poner un bar-mueble…

Aquellas sillas-cajones que parecían cofres llenos de tesoros… y calcetines desparejados…

Figuritas

Lo normal era ir a una boda y que los novios te ragalasen palomas de porcelana con dos piñones y demás maravillas, pero es que había gente que compraba perros de gran tamaño para colocar en lugares estratégicos de la casa ¿Por qué?

O aquellos regalos de comunión, junto a un diario con cerrojo…

Aunque si de verdad eras una persona de gusto exquisito no podían faltar aquellos muñecos regionales…

…aquel toro (enamorado de la Luna) sobre la televisión…

…o una bola de nieve junto a las fotografías de bautizos, comuniones y bodas de la familia que, poco a poco iba creciendo.

También era muy chic eso de decorar alguna balda del salón con un juego de vasijas de barro del pueblo del abuelo… Aunque, eso sí, dos cosas no podían faltar en una casa…

… el llavero familiar…

…y un juego de aquellas sillas tan cómodas para subir al monte el domingo.

También puedes ver:
Cosas que no podían faltar en los coches de los 70 y 80

(Fotografías de los blogs: Mercedes y sus muñecos, Todo colección, Tejiendo y creando, El blog de Kufisto…)


Please follow and like us:

Puedes seguir cualquier respuesta de esta entrada a través de las RSS 2.0 Puedes dejar una respuesta, o trackback.

93 Respuestas

  • salvador vidal dice:

    La panera metalica y el paraguero.
    Los antideslizantes de la bañera y esa tira de goma que quitaba la electricidad estatica de los coches y evitaba los mareos,decian?

  • Patri dice:

    en casa seguimos teniendo el sillón cajón XDD

    • mari dice:

      Mis padres siguen teniendo la «descalzadora» así es como la llamamos a la silla-cajón, está en el dormitorio suyo y creo que nunca nos hemos sentado a quitarnos lo zapatos, y el crucifijo encima de la cama, que cuando mi hija tenía dos años nos preguntó que quien era «ese señor que se estaba tirando por ese tobogán tan raro».

  • Silvia dice:

    Buenísimo!! Y quien diga que no tenía nada de eso en su casa, !miente!

  • Estrella dice:

    Falta la bailaora encima de la tele, al lado del toro.

    Lo de los muebles es una cosa curiosa, creo que todos nuestros abuelos han tenido el mismo modelo de cama, por ejemplo.

  • michel dice:

    Los sillones de «eskai» (o como se escriba ese material imitación cuero marrón o rojo) que en verano se pegaban a la piel y daban un calor tremendo. Los cuadros de un ciervo perseguido por perros o alguna otra escena de cacería. Las paredes decoradas con papel, en vez de pintadas directamente,….

    • Heidy dice:

      Al sillón de eskay se le daba la vuelta al cojín, según fuera verano o invierno. Por un lado era como de tela con dos botones gordos del mismo color y por el otro como de pana o similar

  • vayatela dice:

    Entre las casas de mis padres, mis suegros y de los abuelos, creo que puedo reunir todo el repertorio. Yo tampoco he entendido nunca lo de la figura del perro, ni en las casas, ni aquel que ponían en la bandeja trasera de los coches, que movía la cabeza, y le ponían debajo el tapete de ganchillo…muy fuerte también.

  • Anónimo dice:

    rrecordais los pantalones de globo?

  • francis dice:

    Ummm y los perfumes de la Avon, quien no tenia en casa esos frascos deperfume en forma de zapato o la lampara de lagrimas.

  • Arasia dice:

    Y esos cuadros de caza que adornaban nuestros salones. En el mío sigue habiendo uno ;)

  • Charo dice:

    Genial!!! yo he tenido casi todo, salvo el perro y la silla del camping. Por cierto el libro sobre la sexualidad todavía anda por casa de mis padres!!!

  • miriam dice:

    y en los coches: cada crista con persianas y cortinitas !!!!!

  • chuti dice:

    De todo esto había en mi casa!! Y tambien los típicos cuadros religiosos que estaban hechos con ¿ tiras?y si los mirabas desde el lado izquierdo veías una imagen y si mirabas desde el derecho veías otra

  • mdv dice:

    Y los gallos de Portugal que te «pre decían» si iba a llover…. jajajaja

  • JUAN dice:

    Aquel radiocassette Philips traido por algún pariente de Ceuta

  • Cordobareinamora dice:

    Muchos de estos cachibaches todavía podéis encontrarlos a la venta en el mercadillo de los sábados del recinto ferial de Fuengirola

  • Juan Luis dice:

    y el papá no corras de los coches, con el san pancracio presidiendo el salpicadero….mítico!

  • Olga dice:

    ¡Cuánto «pongo» junto!

  • silvia dice:

    y aquellos equipos de música integrados en una especie de mueble? yo recuerdo especialmente el tocadiscos con su tapadera de plástico ahumado

  • daniel dice:

    y el espejo en el recibidor de la casa que era una especie de sol con el cristal en medio

  • Los chaquetones tipo colombo ocazadoras con cuello de borreguito

  • En el subgénero objetos de cocina aporto la yogurtera (eso eran yogures!) y una piedra bien redonda y pulida para ablandar la carne..

    Por cierto, vosotros también haciais tiesteros de macramé para venderlos por el vecindario?

    • marsal75 dice:

      siii!! la yogurtera!!! mi madre hubo una epoca que solía hacerlos por si conseguía que comiera alguno.. que al final se los comía mi padre porque nunca he soportado el yogurt natural

    • Heidy dice:

      Nunca llegó a funcionar mi yogurtera, recuerdo que la conseguimos de bingo de la feria, junto a un perrito piloto y unos cascos con radio incorporada y con antena plegable.

  • bb dice:

    Pues yo no tenía nada de esto, y no miento.

  • Ana dice:

    Y el teléfono góndola?, pero lo más en teléfonos eran akeyos q imitaban a los teléfonos antiguos.

  • marsal75 dice:

    Ufff el sillón ese color beige donde si levantavas el culo podías llenarlo de pequeños tesoros! mis padres tenían dos en su habitación y al final uno de ellos pasó a la mía. Yo guardaba dentro todas las mochilas que tenía y neceseres (que había una prima de mi madre que siempre me regalaba eso) y encima todos los muñecos que tenía sobre la cama cuando me iba a dormir.

    Tambien recuerdo un par de «pongos» que solía ver en muchas casas: los budas de la suerte (que no sé porque siempre faltaba alguno) y un cestito de ceramica de cerezas que casi parecían reales

  • Clara dice:

    os acordais de aquellas agendas telefonicas que simulaban la rueda del telefono y cuando la girabas se abria por la letra de abecedario?

  • Trini dice:

    Y el cuadro supergrande de la mujer con el cántaro en el cuadril, el cuadro ovalado de flores , miles de figuritas de porcelana y jarrones chinos, centros de flores de plástico por todas partes… en fin, todo bien recargadito, que no quedara ni un hueco sin adorno eh?

  • Heidy dice:

    Y de aquellos objetos «artesanos» que traíamos del colegio por el día de la madre, como la pastilla de jabón con lazo y alfileres http://img6.imageshack.us/img6/7126/003wbp.jpg

  • Nini dice:

    y los abanicos gigantes colgados de la pared??

  • Toni dice:

    La estantería de madera con forma de casa y muchos apartados pequeños colgada en la pared , el espejo con el dibujo rayado por detrás, y la colección de llaveros.

  • eva dice:

    yo le hice un macetero de macramé a mi madre (creo que se llama así), me enseñó una prima, también le hice uno a una amiga de mi madre de Suecia, tengo una foto de su casa en Suecia con el macetero.

  • ana li dice:

    ¿ Y qué me decís de las alfombrillas tipo pelusa que se colocaban alrededor del lavabo y del vater y por supuesto en la tapa del mismo,preferentemente en color rosa.?

  • Pingback: ¿Quién no hizo alguno de estos trabajos de pretecnología en los 70 y 80? - Yo fui a EGB

  • carlos dice:

    Por supuesto que teníamos los graduados escolares de la EGB enmarcados en nuestras habitaciones (como si hubieran sido de Cambridge, ¿que no?) También estaba de moda en los 70 forrar las paredes de la escalera con unas tira de plástico que imitaban la madera y que se solapaban unas con otras formando un zócalo. Y también unas pequeñas estanterías de plástico que se compraban por catálogo y que imitaban muebles barrocos. Y es que todo era de imitación… Y en los 80, por lo menos en mi casa se puso de moda el estucado de las paredes (o es gotelé? vaya, eso de llenar la pared de granitos de escayola) que sustituyó al empapelado que teníamos antes, como alguien ha mencionado más arriba… Las cadenas musicales y los reproductores de video (el Beta Y el VHS ) las cámaras de fotos instantáneas… la nevera de corcho para ir al campo… el sifón de agua carbonatada.

  • Trapella dice:

    De esa época recuerdo un burrito de plástico que al levantarle el rabo sacaba cigarrillos por el culo. En casa de mis tios el fraile que señalaba el tiempo con una varita, pura magia. Los cuadros del contraluz de una pareja en una puesta de sol o el de los caballos al galope que te regalaban al comprar el comedor. La bola del mundo mueble bar, la ardilla disecada sujetando una piña que por lo general compartía protagonismo junto al toro y la bailadora. Cuando pienso en aquella época me viene a la mente eskai con flecos, jilgueros y canarios, dorados, alabastro de pega, la pala mata moscas, xibecas y gaseosas.
    Siempre envidié la lampara fuente dorada de los padres de mi amigo, tenía unos hilos transparentes por los que bajaba una especie de aceite o vaselina que junto con el acompañamiento de luces arco iris era de lo mas quico que he visto.

  • paco dice:

    yo recuerdo un poco antes como un salvapantallas de colores que se le ponian a los televisores que habia,en blanco y negro,y se le ponia ese plastico y ya era en color,je,je y las cartillas de caligrafia para aprender a escribir!!!

  • carlos dice:

    Y la Enciclopedia Larousse, y los portaretratos de mujer, niño, y niña en el coche de papá.

  • ANONIMO dice:

    YO HICE UN MACETERO DE MACRAME COMO EL DE LA FOTO
    EN LA CLASE DE PRETECNOLOGIA PARA REGALARSELO A MI MADRE
    POR EL DIA DE LA MADRE.-
    TAMBIEN RECUERDO LOS TAPICES COLGADOS EN LAS PAREDES, ESTABAN
    DE MODA POR AQUELLOS TIEMPOS.-

  • Eva dice:

    Y los elegantes ¿? ceniceros de pie que tenían un pulsador para abrirlos ( también estaban los sencillitos sin pie); las cestas con tentadoras frutas de plástico, quién no ha intentado morder una; y mi preferida porque me parecía lo más, la lámpara de sobremesa con hilos como espaguetis que cambiaban de color, no se qué material era.

  • Anónimo dice:

    la panera metalica y la huevera redonda que se kedaba plana

  • Pingback: Cosas que no podían faltar en los coches de los 70 y 80 - Yo fui a EGB

  • Carmela dice:

    mi madre se ha ido llevando cosas de estas al pueblo, algunas como el gayo, el llavero familiar y los juegos de café siguen por aquí, pero es que lo mejor de todo es que estas cosas es lo duras que eran, madre mía, que no se rompen ni pa tras! Otra cosa que casi todo el mundo conserva es alguna pieza del juego de platos duralex que había en marrón, verde y en blanco.

  • barriguita dice:

    los huevos decorativos!! 3, uno al lado del otro, de más grande a más pequeño. los vi en casa de mis abuelas, mis tíos, mi madre (en varias versiones en ésta última jajaj)

  • Eva dice:

    LA MESA CAMILLA!!!!!! con sus faldas y el tapete de ganchillo, y el brasero debajo.

  • Pingback: Cosas que no podían faltar en casa de los abuelos - Yo fui a EGB

  • danicmgg dice:

    El llavero de la foto es clavadito al de mis abuelos

  • óscar dice:

    Que me decís de la bolsa de tela para ir a comprar el pan. Mi madre creo que aún la tiene.

  • Elora_Danan dice:

    No sé si alguien lo ha mencionado ya, pero echo en falta los cuadros con escenas de caza. En mi casa eran unos ciervos perseguidos por dos perros. Mi madre lo repintó y boró a los ciervos y a los perros para pintar encima una cascada. Lo dejó aún peor de lo que ya estaba…

    ¿Y el tapiz con los tigres?

  • Pingback: Rotulandia: en busca de todos esos rótulos que aún se conservan de la etapa EGB (I) - Yo fui a EGB

  • elviliano dice:

    Se os han olvidado poner las figurillas de Avón, mi madre tenía todo el aparador lleno, y las sigue teniendo, ajjajajjaja

  • psr dice:

    junto al toro no podia faltar la figurita de la sevillana con faralaes o el torero

  • grilo dice:

    ¿os acordais de las cortinas de hilos de plástico en la puerta de algunos establecimientos? era imposible no darse con ellos en la cara jajaja…..esas cortinas era para evitar entrasen las moscas (mosca=insecto ochentero por antonomasia, rivalizando con los gusanos de seda)…

  • grilo dice:

    en la puerta de la tienda de mi barrio habia una cortina de esas, con los hilos en una especie de macarrones de plastico de colores, enganchados entre sí…….si te alcanzaba algún latigazo te entraba una mala leche……

    • Sonia OQ dice:

      estan hechos con lo que se ponia en los blacones aquel plastico enre los barrotes uno si uno no, hajaja para que no se calleran los niños ni tiraran las cosas para abajo.

  • danicmgg dice:

    El macetero de la primera foto fue uno de mis trabajos de la asignatura de Plástica.

  • Sonia OQ dice:

    uuff os faltan muchas cosaass, la figurita de escayola pintada a mano en forma de virgen maria infantil, la muñeca traida de la mil colgada de la pared del saloni, la camara de fotos que ponia RECUERDO DE y pasanban diapositivas de donde habias estado de vacaciones, la cajita de madera para limpiar los zapatos, con su cepillo, paño y diferentes betunes, los calendarios en la cocina que daban en las cajas de ahorros todos los años……,

  • JAntonio dice:

    Yo tenía una silla-cajón de esas redondas idéntica a la de la foto, roja y todo, y con ese visillo-faldón y todo jajja. La tenía llena de caramelos. Me encantaba ese mueble, para mí, en aquellos años, era como un cofre del tesoro.
    Otra cosa que había en casi todas las casas era un cuadro con un bodegón o con una mujer sujetando una canasta o una vasija de barro. Y, por supuesto, el brasero eléctrico debajo de la mesa camilla!!!! mis vecinos usaban uno de brasas y no se cómo no ardió la casa…

  • Mari dice:

    jajaja… casi todo lo teníamos en mi casa: los tapetes, el mueble bar, el sofá de flecos y Viven y el libro de la sexualidad. Aquello si que fueron best sellers y no los de Dan Brown.

  • asun dice:

    Sí, sí y sí!

  • ArtC dice:

    Para libros que no podían faltar, los de Collins y Lapierre -¿Arde París?- y en verano los cacharros para el enchufe ‘Fogo’ con sus pastillitas azules, el terror de los mosquitos!!!

  • Toni dice:

    Y la foto de la Jura de bandera encima de la tele!! Yo aún recuerdo la imagen de volver a casa de permiso y encontrarla enmarcada !!!

  • Maria Chicano dice:

    Más de un objeto estaba en casa de mis padres, pero sobre todo hay uno que en mi casa nunca falto.
    El toro y el más grande que había porque los hacía mi tio. Que recuerdos !!

  • Abyla dice:

    No sé si era solo moda en mi ciudad pero en ninguna casa «elegante» podían faltar el cuenco de alabastro con sus huevos de colores que pesaban, valga la redundancia, un huevo. El conjunto de caballitos, azules preferentemente, sobre el televisor o cualquier estantería del mueble bar.. No quiero olvidarme de la parejita de «besucones» dos muñequitos que se ponían uno frente al otro en posición de besarse, los había de todas las nacionalidades, los míos eran holandeses y estaban en un columpio de metal. Las figuritas miniatura de cristal para un mueble tan inútil como feo, hablo de las rinconeras, solo servían para coger polvo y acumular figuritas pequeñas. El taquillón de la entrada con cuadro o espejo en forma de sol dorado, el ánfora con argollas en las asas que se ponía en la entradita y que nuestras madres en un alarde de creatividad rellenaban con unas varas largas con forma de plumeros de colores a juego con el fondo del papel pintado.¡ Y viviendo en casas como esas nos hemos criado sanos mentalmente y todo, lo que son las cosas!

  • sarapilimiguel dice:

    Macramé y bordados..el llavero familiar..que horteradas.

  • Ana dice:

    Salvo la ‘barra de bar’ en el comedor (que era ‘lo más’ en los 70. Vi pisos tan diminutos que no tenían mesa para comer en el comedor…pero sí barra. Con sus taburetes altos, su espejo con estantería para botellas y demás delante…) lo he tenido todo!!!!
    Nuestro muñeco era un «Fermín», esto es, pamplonica sanferminero. Hace meses pregunté por él (yo estaba trabajando en una ‘mítica’ empresa navarra) y la respuesta es que hacía años que se lo habíamos regalado a alguien…se suponía.
    Bolsas para el pan (me siguen pareciendo una idea estupenda); colgador de macramé (planta viva tipo helecho o pothos), butacas/puff con el asiento abatible para meter cosas, de skay y con tachuelas, perro de escayola de adorno (lo tiene mi hermano en el trastero, a ver si baja a fotografiarlo), sillas plegables de lona y similar para la terraza (me siguen pareciendo prácticas), colgador de madera para las llaves; botijos/jarrones/ceniceros de barro (me quedé con alguno), conjuntos ‘de tocador’ (sólo servía para algo la supuesta polvera, esto es, la cajita), tazas ‘de comunión’, mucho ganchillo (eso sí: de blanco-sucio nada: blanquísimo y almidonado)…
    Y los dos libros. Como anécdota: a través de la mencionada antes empresa navarra, en abril tuve la ocasión de hacerme unas fotos post-conferencia con el protagonista de «Viven», el doctor Roberto Canessa.
    No somos nadie… ;)

  • Anónimo dice:

    si prece que estoy reviviendo la niñez…

  • Currojimenez74 dice:

    Os estais dejando un gran clásico que no podía faltar en aquellas casas setenteras: las fotos de los niños de comunión y/o medio en bolas con apenas un año enmarcadas a tamaño cartel de película, también conocidas como «pósters». A mí me encantaba colarme en casas de amigos, vecinos y desconocidos para ver mis fotos preferidas: esas novias con su pelazo largo y la raya en medio estilo virgen maria y los novios con sus bigotes a lo JM Iñigo y patillas de boca en hacha y, cómo no, la de los muchachotes de la casa marcando el paso luciendo el cetme en posición belicosa, ya estuvieran en la Legión, la marina o aunque se hubiesen pasado la mili pelando papas en la cocina.
    Ahora todo son fotos «posh» tamizadas con Photoshop…¡una pena!

  • Victor dice:

    Y las neveras de plástica zona verde por fuera y blancas por dentro con asas marrones????

  • Amparo dice:

    Me gustaba todo eso y lo sigo teniendo y usando prácticamente casi todo!!benditos setentas!!!ahora que tenemos? Que recordaremos con tan agradable melancolía?

  • Pingback: Https://ferrann.co/blog/corte-de-cabello/



Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

no

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies