Ha muerto Maradona a los 60 años de un paro cardíaco

Diego Armando Maradona ha fallecido esta mañana al sufrir un paro cardiorrespiratorio en su domicilio en el barrio de San Andrés en Tigre (Buenos Aires). Varias ambulancias se han desplazado hasta el lugar de los hechos pero no han podido hacer nada para salvarle.

Había sido operado el pasado 3 de noviembre de un coágulo en el cerebro, tan solo unos días después de cumplir 60 años el 30 de octubre.

El mismo día de su cumpleaños el equipo que entrenaba, el Gimnasia y Esgrima La Plata, jugaba contra el Patronato, pero él se empezó a encontrar mal al inicio del partido y tuvo que abandonar el campo. Maradona fue intervenido en una clínica de La Plata por un bajón anímico y anemia, pero tras las pruebas que le realizaron descubrieron que tenía un hematoma subdural que era necesario operar.

Se nos va uno de los mejores jugadores de fútbol de todos los tiempos, la mayor leyenda del fútbol y todo Argentina y todo el mundo llora ya la pérdida de este gran ídolo mundial que deja un hueco imposible de llenar.

Maradona fue el quinto de ocho hijos y comenzó su carrera en el Argentina Juniors (1976) donde jugó durante cinco temporadas. El 1981 fichó por el Boca Juniors, equipo con el que ganó la liga argentina.

Su primer Mundial fue el de España en 1982 y el Barça aprovecho su paso por Barcelona para ficharle por 1.200 millones de las antiguas pesetas. En dos temporadas consiguió ganar una Copa del Rey (1982-83), una Copa de la Liga (1983) y una Supercopa de España (1983).

Pero su etapa más gloriosa fue con el Napoles de 1984 a 1991, equipo con el que ganó dos Scudetti (1986-87 y 1989-90), una Copa de Italia (1986-87) y una Supercopa de Italia (1990), además de una Copa de la UEFA (1988-89). En este periodo de tiempo también alzó a Argentina como campeón del mundo en el Mundial de México (1986) y subcampeón en Italia 1990.

Sus problemas con las drogas hicieron que a partir de ahí su carrera cayera en picado, y su paso por el Sevilla (1992-93) y el Newell’s Old Boys (1993) ya no fue lo mismo.

Descansa en paz Pelusa, nunca te vamos a olvidar.

Share this post

Comentario (1)

  • Toni Galván Reply

    Y no hay nada más que añadir. Bueno sí, que nadie lo ha superado…

    25 noviembre, 2020 at 18:44

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies