Mamá, papá ¿Por qué nos hacíais esto?

No son malos, y muchas cosas las hacían por nuestro bien. Nos cuidaron, nos alimentaron y educaron de la mejor manera que podían, pero ¿Por qué eran así? ¿Por qué hacían a veces esas cosas que nos desquiciaban, avergonzaban o directamente enfadaban? Estamos seguros que no era con mala fe, pero nuestros padres en ocasiones eran nuestros enemigos. Con el tiempo nos hace gracia recordarlo, pero entonces eran cosas tremendas. Papá, mamá, solo os queremos preguntaros unas cosillas…

¿Por qué nos hacíais repetir las cosas que os hacía gracia delante de desconocidos?

¿Por qué teñíais los zapatos blancos de la comunión para seguir utilizándolos?

¿Por qué nos decíais “te has puesto rojo cuando era así (ante desconocidos)?

¿Por qué nos obligabais a besar a gente mayor que solo conocíais vosotros?

¿Por qué cuando esa gente mayor nos daba la paga no nos dejabais cogerla?

¿Por qué cuando estábamos en familia sacabais a relucir las historias y fotos más sonrojantes de nuestra vida?

¿Por qué siempre nos comparabais con el primo que sacaba mejores notas, y además delante de él?

¿Por qué nos vestíais igual a los dos hermanos, aunque fuese de otro sexo?

¿Por qué si llorábamos nos decíais aquello de “te voy a dar para que llores con razón”?

¿Por qué nos vestíais de tripulantes de Vacaciones en el mar o de princesitas para hacer la comunión?

¿Por qué nos amenazabais siempre que había puré diciendo “como no te comas todo sales con el plato a la escalera”?

¿Por qué siempre acababais las discusiones con un “mientras vivas en esta casa harás lo que yo te diga” o con un “cuando seas mayor comerás huevos?

Dedicado a todos los padres y madres de cualquier época, incluso a los de ahora que repiten esas cosas que les hacían sus padres y que tanto les molestaba…

También puedes ver:

Manual del perfecto niño/a de EGB
Manual del perfecto niño/a de EGB, parte 2
Manual del perfecto niño/a de EGB, parte 3
Cosas que hacían o decían nuestros mayores y que repetimos ahora (por si acaso)
¿Cuántas veces has hecho…?
Cosas que haces que delatan que fuiste a EGB
Lo que nos ponían las madres cuando hacía frío
Lo que nos daba miedo en EGB
Lo que merendábamos en los 70 y 80
Lo que daban de sí 100 pesetas


Share this post

Responder a Mar Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


 
 

Comentarios (141)

  • Patri Reply

    A mí lo que me daba rabia, es que mi madre, si me veía algo sucio en la cara, no se lo pensaba, y , delante de cualquiera, chupaba el dedo y me lo resobaba por la cara para quitarme los churretes con su saliva.

    2 marzo, 2013 at 09:02
    • Arantxa Reply

      Si si, jajjjjjjjj daba repelús

      2 marzo, 2013 at 09:35
      • Anusky Reply

        Si si!! el mio sacaba el típico pañuelo de tela blanco, lo chupaba y me daba en los churretes de la cara!! repelus total!!

        2 marzo, 2013 at 10:36
    • pitufina Reply

      Cuando he visto el título de este post en lo primero que he pensado ha sido en eso. Era lo peor, no se lo haré nunca a mis hijos!!!! jejejejeje

      2 marzo, 2013 at 11:25
    • Paula Reply

      Ups, eso lo hago yo ahora con mis hijos, ji ji.

      2 marzo, 2013 at 18:15
    • amparo Reply

      ami tambien me daba mmucha rabia lo de la saliba,que sin darse cuenta salias con la cara sucia,se ponian la saliba en los dedos y alaaa la cara limpia,pero sabeis lo peor de todo ¡¡¡¡¡que hoy en dia lo hago yo con mi hijo jaaa jaa jaaaa¡¡¡¡¡¡¡¡

      3 marzo, 2013 at 09:03
    • elisa Reply

      la mia lo hacia tambien, con el asco que me daba,

      3 marzo, 2013 at 09:10
    • Andaquebufanda Reply

      El que no tenga hijos que tire la primera piedra …………………….

      3 marzo, 2013 at 20:34
      • yerma Reply

        yo no tengo hijos…….. a mi no em daba asco que mi mama me limpiara con su saliva,sere rara? lo que si me daba rabia era cuando habia excursion o algo que hacer con mis amigas que siempre lo mismo ” preguntale a tu padre si peudes ir” luego iba a mi padre y contestaba” ah no se preguntaselo a tu madre a ver si te da permiso” y asi hasta el infinito o me iba ami abuela y ahcia de intermediaria y claro ella era la “jefa” asi que si queria ir iba jiji

        26 mayo, 2013 at 10:19
    • Andaquebufanda Reply

      Yo a mis hijos no se lo haré nunca ……. JA JA JA JA JA JA JA

      3 marzo, 2013 at 20:37
    • Mar Reply

      Jajaja a mí me pasaba lo mismo, eso de limpiarte la cara con el dedo chupado me suena arggg

      26 mayo, 2013 at 12:38
    • Oscar G.M. Reply

      Jajajaja Lo peor era cuando mi madre se daba cuenta que había salido de casa para ir al cole sin lavarme la cara y sacaba el pañuelo de papel, lo chupaba y lo usaba como una toallita húmeda de las de ahora… Daba bastante asquete, y lo peor era que no me podía resistir, porque me agarraba fuerte y amenazaba con furia porque al final íbamos a llegar tarde… como siempre…

      8 diciembre, 2013 at 10:24
    • naimar Reply

      ¡Qué gran invento las toallitas húmedas de bebés…!:p

      8 diciembre, 2013 at 12:34
    • Yolanda Reply

      Eso era exactamente lo mismo que me daba amí más rabia, y es lo que he pensado cuando he visto el título .

      30 agosto, 2014 at 15:39
    • Ángeles Reply

      A mí me daba repelús, pero ahora que soy madre lo encuentro muy práctico en situaciones de emergencia.

      20 mayo, 2017 at 10:06
  • catalinaparr Reply

    Y ahora preguntáis porqué vuestra residencia de ancianos no es de 5*….

    – Por la bufanda -que picaba- tapando la boca sin dejarnos respirar¡¡¡¡¡

    2 marzo, 2013 at 09:07
    • alicia Reply

      jajajajaj eso se lo he explicado yo hoy a mi hija de 5 años y no entendia la pobre pk a mi me hacian eso

      20 enero, 2016 at 23:19
  • Aroa Reply

    ¿Por qué si llorábamos nos decíais aquello de “te voy a dar para que llores con razón”?
    Anda que no me habrá dicho veces mi madre esto, jajajaj

    ¿Por qué nos amenazabais siempre que había puré diciendo “como no te comas todo sales con el plato a la escalera”?
    Eso me lo hizo una vez mi madre, pero sin puré, yo sentada en la escalera mirando la puerta de mi casa con la mirada del gato con botas de Srek y mi madre mirando por la mirilla jajaj, anda que si me llego a ir…

    ¿Por qué siempre acababais las discusiones con un “mientras vivas en esta casa harás lo que yo te diga” o con un “cuando seas mayor comerás huevos?
    La de los huevos se la dije yo a una niña a la que cuidaba, con la casualidad de que la muchacha era alérgica al huevo, pues cogió la niña y me salto “¡No, no comeré huevos porque soy alérgica al huevo!” me dejó planchada jajajjajaja.

    Os habeis dejado una mítica, cuando no encuentras algo y le preguntabas a tu madre, el diálogo siempre era el mismo:
    Tú: ¡Mamáaaaa ¿dónde está mi …………….. (cualquier cosa valía)?
    Mamá: En su sitio
    Tú: no lo encuentro
    Mamá: ¿Has mirado bien?
    Tú: Sí y no lo veo
    Mamá: ¿A qué voy yo y lo encuentro?
    Y lo encontraba, era sublime, yo siempre he pensado que las madres tenían un radar gps

    2 marzo, 2013 at 09:08
    • Aroa Reply

      perdón me comí la tilde de habéis, es que todavía no he desayunado, la copiaré 20 veces

      2 marzo, 2013 at 09:09
    • Pili Reply

      ¡¡¡Cierto!!! ¡y siempre lo encontraba todo!, era frustrante… :-(

      2 marzo, 2013 at 10:02
      • elisa Reply

        era asi pero la historia se repite a mi me pasa con mi hija de 20 años nunca ve nada llego yo y resulta que esta a la vista jejejeje

        3 marzo, 2013 at 09:12
    • Shachas Reply

      Jajajajajajajaja!!! Estoy llorando de la risa!! A mi me paso lo mismo, yo que quería ir de pirata y mi madre y mi abuela empeñadas en disfrazarme de princesita. Y yo que no, y ellas que si. Y me hicieron un traje AZUL de princesita, que la única foto que tengo es en una esquina de la casa con toda la cara llena de lagrimónes y una mala hostia del copón!
      Por descontado que odio el azul!

      2 marzo, 2013 at 12:38
    • Anónimo Reply

      y te soltaban eso de,,,,, que te muerde.

      2 marzo, 2013 at 12:55
    • Anónimo Reply

      Este último es brutal….. Y totalmente cierto……

      2 marzo, 2013 at 20:19
    • irene Reply

      jajajajaja y como encontrasen lo que estabas buscando decian si es un perro te come ,radar no pero yo creo que no mirabamos bien ,a mi si no comia todo me decian pues te lo pongo para cenar y si no lo comes para cenar para desayunar ,y ahora pienso madre mia si hubiese sido un filete quedaria tieso jajajajajaja ahora alguna frase de estas se la digo a mi hija JAJAJAJAJAJA

      26 mayo, 2013 at 10:02
      • Veronica Reply

        Mi madre m hizo eso con una trucha. Estuve un día y medio sin comer, al final hizo otra cosa para comer porque la trucha daba asco!!

        26 mayo, 2013 at 10:28
    • Isabel Díez Garrido Reply

      Y lo peor es que a veces ni tenías que preguntar por nada, te oía rebuscar y desde otra habitación exclamaba… ” ¡ en el tercer cajón al fondo ! y efectivamente, allí estaba. uuf…Que rabia me daba.

      26 mayo, 2013 at 10:07
      • Anónimo Reply

        Jajajaja! Parece que la estoy viendo! …. A la mía!.

        30 agosto, 2014 at 11:06
      • Nieves Reply

        Ja, ja ja. Sí. Y si no eso de que como preguntases ¿dónde? te contestaba “en la casita del conde”. O lo de “vosotros ver, oir y callar” cuando entrábamos a alguna tienda, aunque eso sólo era porque somos cinco hermanos y para entenderse con la dependienta si no…

        21 enero, 2016 at 05:56
    • Anónimo Reply

      es verdad tienes razón

      20 enero, 2016 at 12:36
  • barriguita Reply

    Yo tengo otra… ¿Eran necesarias tantas fotos de bebé en bolas bañándonos? No conozco a nadie que no tenga una… Y por supuesto cuando les presentas a tu novio/a ahí caen los álbumes de fotos y las fotos en pelotillas chapoteando en la bañera jajajajja

    2 marzo, 2013 at 09:08
    • Aroa Reply

      si lo la típica foto en pelotillas tumbada en la cama,

      2 marzo, 2013 at 09:10
  • Javier Ikaz Reply

    También les gustaba mucho hacernos fotos durmiendo, daba igual la edad que tuviésemos

    2 marzo, 2013 at 09:12
  • Iván Reply

    Me pasa lo que a Patricia. A mi me asqueaba que en lugar del dedo mojara con saliva un pañuelo de los de tela que siempre llevaban encima (a saber cuando había sido el último lavado) y frotaba y frotaba jajajaja

    2 marzo, 2013 at 09:17
  • Arancha Reply

    Jamás le perdoné a mi madre que me obligara a comer espinacas… 30 años despues sigo echandoselo en cara….

    2 marzo, 2013 at 09:24
  • Juani Reply

    A mi no me gustaba nada los peinados que me hacía mi madre de niña, cuando era peque con palmerita y cuando tenía unos añitos más me repeinaba tanto que salía de casa con el pelo pegado a la cabeza, con lo que me gustaba llevar el pelo suelto y retirármelo de la cara!!

    2 marzo, 2013 at 09:43
  • Marta Reply

    Que me pusiera los calcetines de deporte encima de las mallas (ahora leggings) y cuando le decía que no me gustaba respondía “es la última moda!haz caso a tu madre…” y viendo las fotos con el tiempo pienso en qué más cosas le habré hecho caso!

    Otra!cuando ibas a comprar ropa y te querían comprar lo más horroroso de la tienda…”Pruébatelo aunque sea sólo por darme gusto a mi…”
    ¡Qué gusto!?? ¡Asco!

    2 marzo, 2013 at 09:45
    • Elena Reply

      Oh sí, lo de la ropa y lo del corte de pelo a gusto de mamá…. siempre dando instrucciones a la peluquera de cómo cortarlo. Aunque lo peor de todo es que la última vez que lo hizo ¡¡yo ya tenía 30 años y dos hijas propias!!

      30 agosto, 2014 at 13:33
    • Cristina Reply

      Con eso aún me sigue sobornando la mía a mí!! Jajajja

      20 enero, 2016 at 12:55
  • eska Reply

    Lo peor, lo peor, lo peor de todo… es que cuando eres padre te sorprendes un buen día repitiendo esas mismas cosas a tus propios hijos, jajajajaja… y pasado el estupor inicial, incluso lo justificas XD

    2 marzo, 2013 at 09:56
    • Anónimo Reply

      Peor aún: te echan en cara que se lo digas a tus hijos!!!

      2 marzo, 2013 at 20:21
  • B Reply

    Jaja, por ahí anda una foto de mi hermano y yo vestidos igual…Con ropa que además nos hizo mi madre. Afortunadamente, lo de vestir igual fue sólo una temporadilla ;). Y anda que no habré salido veces con el plato a la escalera. Hubo una temporada que no comía nada y me sacaban cada 2 x 3. ¡Yo les decía que eran unos contrarios! Cómo son las cosas, será el Karma o algo, ¡ahora mucha gente me dice que la contraria soy yo!!:D

    2 marzo, 2013 at 09:57
  • graciela Reply

    Y a vosotros nunca os han dicho en la noche de Reyes? ” han pasado los Reyes y como aún estáis despiertos han pasado de largo y no os han dejado nada “

    2 marzo, 2013 at 10:00
  • Mezzluc Reply

    Me daba mucha rabia que se encontraran con alguna vieja pelleja que yo no conocía y me obligaran a darle dos besos. Pero más rabia me daba cuando me preguntaban: “Te acuardas de (nombre de la vieja)???”.
    Y yo, ni repajolera idea. Solía contestar la verdad, que no me acordaba, con la consiguiente bronca en privado por no haber dicho que sí.
    Y lo peor, el clásico comentario de la vieja que me enervaba al máximo: “Ellos p’arriba… y nosotras p’abajo!!” (risas de vieja).

    2 marzo, 2013 at 10:04
  • Jhenn Reply

    Yo la frase q jamas olvidare es la q m decia mi padre cuando me veia subida en algo peligroso (casi a diario):
    Encima de que te caes, te doy!!

    2 marzo, 2013 at 10:09
    • pitufina Reply

      jajajajajjaajjajajajaja. Esa era muy común también

      2 marzo, 2013 at 11:29
    • Rosa Latorre Reply

      Jajajaja … Es verdad!! Como eran…!

      2 marzo, 2013 at 17:51
    • Veronica Reply

      Cierto, ahora se lo digo a mi hijo. Jijiji

      26 mayo, 2013 at 10:31
  • Elena Reply

    Ahora mirar atras y pensar en cuantas de esas que tanta rabia nos daban hemos vuelto a repetir nosotros con nuestros hijos, creo que quitado lo de obligar a mis hijos a comer lo que a mi no me gustaba, exceptuando a uno de mis hijos que nolegusta nada, lo he repetido todo.

    2 marzo, 2013 at 10:23
  • Fernando Reply

    Yo odiaba los jersey de cuello vuelto y una vez llego a lesionarme el cuello,en su defensa debo decir que de pequeño era muy cabezon y tenia que hacer mucha fuerza para que entrara

    2 marzo, 2013 at 10:39
  • oliho Reply

    Lo peor era que se chupara los dedos y te limpiara con
    Ellos…. sin usar pañuelito

    2 marzo, 2013 at 10:52
  • javi Reply

    Tipica frase de padre y madre…”porque si y punto” o “tu sabes que tu madre no te miente” y la mejor “toma 5 duros y no le digas nada a tu madre” jajajaja

    2 marzo, 2013 at 10:57
  • Natalia Reply

    A mí me daban repelús todas estas cosas cuando era pequeña y decía que yo jamás se las haría a mis hijos… y ahora me sorprendo haciendo y diciendo lo mismo que mi madre ¡jajajajajajajajaja!

    2 marzo, 2013 at 11:00
    • Anónimo Reply

      asi somos nos repetimos mas que un plto de fabada a las 7 de la mañamna

      2 marzo, 2013 at 21:37
  • sami Reply

    Que le dijeran a todo bicho viviente “que la niña ya es mujer” delante de ti. Diossssss, que verguenza. Ni se me ocurrira hacer lo mismo con mi hija. Q crueldad…

    2 marzo, 2013 at 11:08
    • Rosa Latorre Reply

      Sí tía, sí. Era horrible!! Como podían tener tan poco tacto con nosotras?? Y encima en aquellos años y algo tan personal… Ya las valía…

      2 marzo, 2013 at 17:55
    • Anónimo Reply

      Es verdad. Eso era lo mas humillante para las niñas!!!

      3 marzo, 2013 at 16:32
    • Ana Reply

      Yo lo que odié de aquel momento (cuando mi madre dijo que “ya era una mujer”) fue que mis tías y mis primas mayores lo celebraron con gran alegría y yo con unas ganas tremendas de matar a alguien, ¿pero qué alegría era esa? Menudo rollazo era “ser mujer”. Y encima con las compresas de antes, que más que eso parecían lanchas…

      8 diciembre, 2013 at 21:21
  • Rosa García Reply

    Frase que sentenciaba cualquier conversación con tu padre, cuando le pedias llegar mas tarde: “hijo mío, cuando seas padre, comerás huevos” Y con voz profunda. Jajajajaja

    2 marzo, 2013 at 11:23
  • arantxa Reply

    cuando no queríamos comer algo o no acabábamos el plato…….. COMETE LO QUE LOS NIÑOS DE ÁFRICA NO PUEDEN……y tú inocentemente respondías PUES DASELOOOOOOOO

    2 marzo, 2013 at 11:30
    • Rosa Latorre Reply

      Sí sí sí sí es cierto!!

      2 marzo, 2013 at 17:58
  • Rosa García Reply

    Y cuando me vino la regla por promera vez mi madre llamó a todas mis tias para decirles ” que la niña ya había rodado por las escaleras” pufff. Que fatiga!! Y todas te daban la enhorabuena!!!! Pero donde le veia una niña tanta felicidad a ponerte mala todos los meses!???

    2 marzo, 2013 at 11:39
    • elisa Reply

      lo mio fue peor que me pegue el dia entero en una habitacion llorando, la primera vez que voy a una matanza en el pueblo de mi tia con toda la familia y vecinos que van a ayudar y me viene la regla ese preciso dia, no se le ocurre a mi madre otra cosa que ponerse delante de 30 personas a decir que ya no soy pollita que soy gallinita (encima comparando con una gallina), pos no vi matanza ni comi me encerre a llorar y llorar el dia entero y si alguien venia a consolarme mas lloraba JEJEJE

      3 marzo, 2013 at 09:26
  • Luis Reply

    Mi madre (que en paz descanse) si me decía eso “vas a ver como lloras a gusto” y eso de “en mi casa se hace lo que yo digo” o parecido… mi madre no me lo ha dicho nunca, pero mi padre sí…

    2 marzo, 2013 at 11:40
    • Luisa Reply

      A mi no me dejaban jugar con las muñecas nuevas que eran para “adornar” Siempre tenia q jugar con las viejas y destripadas. Jajaja

      3 marzo, 2013 at 16:39
  • María Reply

    Ja ja ja… a ni m tiñeron los zapatos d la comunión y quedarondesastrosos

    2 marzo, 2013 at 11:41
  • Sedjem Ash Reply

    Carnaval y quería por mis coj… ir de romano y por los ovarios de mi madre que tenía que ser de torero, pues por sus putos cojones fui de torero. Así que para joderla, en todas las fotos salí con cara de mala hostia. Tú me jodes la vida, yo te jodo las fotos. Desde entonces odio el rosa. Pero claro… mi madre quería que llevase el jersey hecho por ella misma y le dije por enésima vez que no fuera rosa. ¿Y de qué color lo hizo? Siiiiiiiii, señoras y señores ROSA.

    Me cago en su p… estampa. OOOOOOOOOODIO EL ROSA.

    2 marzo, 2013 at 11:49
    • Shachas Reply

      Jajajajajajajaja!!! Estoy llorando de la risa!! A mi me paso lo mismo, yo que quería ir de pirata y mi madre y mi abuela empeñadas en disfrazarme de princesita. Y yo que no, y ellas que si. Y me hicieron un traje AZUL de princesita, que la única foto que tengo es en una esquina de la casa con toda la cara llena de lagrimónes y una mala hostia del copón!
      Por descontado que odio el azul!

      2 marzo, 2013 at 13:09
  • Yol Reply

    ¿Se acuerda alquien de los buzos? Eran esos gorros de lana q nos ponían y q solo te asomaba la cara….agobiante cuando te lo metían por la cabeza y encima se te quedaban las orejas dobladas….jajaja

    2 marzo, 2013 at 12:15
    • Jaione Reply

      en mi casa se llamaban verdugos,era un horror,las orejas se te quedaban dobladas,asi que los tenias que quitar para ponerlas bien jajajaja que agobio!!!

      26 mayo, 2013 at 13:04
    • Jesus Reply

      Huy, claro que me acuerdo del buzo. Y encima cuando me ponían el buzo me ponían tambien unas manoplas, que no había manera de agarrar nada bien con ellas. Jaja.

      28 agosto, 2013 at 22:05
    • Anónimo Reply

      En mi casa a ese gorro le llamabamos el pasamontañas

      21 mayo, 2017 at 04:54
  • jose manuel Reply

    era una epoca maravillosa yena de inocencia y de buena fe los k hoy somos adultos ya de 39 o mas esa epoca
    Nos yena de nostalgia cuando todo se descubria con naturalidad y en su momento los juegos eran en compañia de tus amigos mas cercanos y no los videguegos con gente k ni conoces…….
    Para terminar vella epoca y sobretodo mi Opinion. La mejor….

    2 marzo, 2013 at 12:22
    • Ana Reply

      Imposible que tu hayas ido a EGB. Igual tu infancia fue en esos días…, pero o no ‘fuiste’ o tu Egb no incluía maestra de lenguaje…. ;)

      30 agosto, 2014 at 17:58
      • luis Reply

        jajaja zas!! en toa la boca

        31 agosto, 2014 at 02:03
  • Cheli Reply

    Cuando teníamos gimnasia y llovía…… Chandal con calcetines de deporte y zapatos……..incluso venía a los recreos a cambiarme….buf que vergüenza..

    2 marzo, 2013 at 13:30
  • montse Reply

    Lo de limpiar la cara con los salibazos era mortal… y la frase “mientras vivas en esta casa…” se la digo yo a mi hijo de 10 anyos…se me escapa!!!Me parezco a mis padressssssssssssssssss!!!

    2 marzo, 2013 at 14:45
  • inma Reply

    Yo no olvidaré esos jerseis de cuello alto que mi madre me metía a presión y que a punto estuvieron de hacerme perder las orejas… y encima igualitos a los de mi hermana.

    2 marzo, 2013 at 15:29
  • diana Reply

    mi madre, si las ve,me sigue quitando las legañas 29 años después y poniendo la misma cara de velocidad k ponía cuando yo era pequeña :((( ….. y en cualquier sitio

    2 marzo, 2013 at 19:45
  • Anónimo Reply

    “Ya les gustaría a los niños de África poder comer esto”…. A lo que evidentemente se respondía: “pues llevárselo a ellos”

    2 marzo, 2013 at 20:16
  • belén Reply

    Para mi lo peor, era ir con mi madre, encontrar alguna amiga suya y que le dijeran ( como si yo no estuviera presente ) -Ay, esta echa una pollita !. De verdad que es la palabra que mas odio.

    2 marzo, 2013 at 20:43
  • Abel Reply

    Me siento muy identificado con muchas cosas que comentais por aquí jeje. A mi tb mi madre me ha vestido igual que mi hermana mayor en más de una ocasión. O me ha disfrazado a la fuerza de pastorcito cuando yo no quería por Navidades.O cuando salía con mi madre para ir a casa de algún familiar y hacía mucho viento por lo que terminaba despeinandome, me metía en una casa puerta de alguna casa, y sacaba un peine del bolso y me peinaba otra vez, e incluso me echaba colonia jaja que preparada iba siempre para esos casos! También recuerdo en las reuniones o visitas familiares, cuando mi madre ponia tapas o algún aperitivo para mis tias o algun familiar, siempre a mi hermana y a mi nos controlaba con la mirada o nos daba con el pie por debajo de la mesa para que no cojieramos mucha comida ya que se suponía que era sólo para las visitas jeje.

    2 marzo, 2013 at 21:02
  • Anónimo Reply

    Como la tele no tenía mando a distancia, cuando empezaron a haber más de dos canales en la tele, te hacían ponerte junto a la tele a cambiar, y si no les convencia la primera ronda, vuelta a empezar con el zapping……

    2 marzo, 2013 at 21:55
    • Rosa Latorre Reply

      Y nunca probaste con el palo de la escoba???

      3 marzo, 2013 at 02:40
      • elisa Reply

        el de la escoba, el cucharon y la zapatilla voladora que la tirase de la distancia que la tirase siempre te daba y si rompía algo en el camino me decía claro no lo voy a romper lo que me extraña es que no rompa mas cosas si me tienes endemonia, o sea que si era yo la que rompía culpa mía y si era ella culpa mía , pero aun así echo de menos esa epoca y le agradezco a mis padres la mejor herencia que me van a dejar ” haber sido una niña feliz”, a pesar de que era tan trasto que siempre me recuerdo castigada aunque con mi madre cumplia pocos castigos

        3 marzo, 2013 at 09:43
      • Anónimo Reply

        El palo de la escoba no llegaba….

        3 marzo, 2013 at 12:08
  • Víctor del Corte Reply

    Pero tú qué te has creído? Que soy el banco de España?

    2 marzo, 2013 at 22:35
    • Anónimo Reply

      Ese se lo repito continuamente a mi hijo… Junto con : te crees que el dinero cae del cielo?

      3 marzo, 2013 at 12:09
    • Una_vieja_leyendo_ebria Reply

      “A ti te ha hecho la boca un fraile” era la frase de mi madre

      27 mayo, 2013 at 10:32
  • mariajesus Reply

    !!!!madre miiiiia!!!!!la historia se repite ,yo he echo lo mismo con mi hija hace apenas 5 o 6 años. que voy a reprochar yo si he echo lo mismooo. .jajajaaaaaa

    2 marzo, 2013 at 23:15
  • lola Reply

    MEGIS

    3 marzo, 2013 at 02:02
  • amparo Reply

    os acordais de las faldas de chebiot (no se como se escrribe) pero era un tegido que picaba mucho,pues a mi madre por desgeacia para mi tenia una amiga que le dava mucha ropa porque eramos muchas hermanas y teniamos que aprbecharlo todo,esas puñeteras faldas picaban como demonios y hoy en dia no lo quiero ni en pintura.lO ODIO¡¡¡

    3 marzo, 2013 at 09:23
    • elisa Reply

      yo odiaba los vestidos de frunces y puntillas que ademas mi madre hacia muy bien y de todas colores y prometí no comprarle a mi hija nunca un vestido así, pero la niña me salio traidora cuando se iba con la abuela de compras le decía mami no le compres a la niña ningún vestido y resulta que a la puñetera niña le encantan esos vestidos y lo elegía ella. y ahi va una frase de mi madre” quien no quiere caldo tres tazas”jeje

      3 marzo, 2013 at 09:49
  • Lo Reply

    Demasiado bien salimos…

    3 marzo, 2013 at 21:52
  • chari Reply

    Yo recuerdo las coletas q me hacia para ir al cole…las odiaba!!!y el vestido nuevo q solo te lo ponias los domingos..q tiempos aquellos quien volviera atras

    4 marzo, 2013 at 08:35
  • chiqui Reply

    uf…me da miedo porque yo a mis peques algunas de las frases se las repito….socorroooooooo

    4 marzo, 2013 at 14:03
  • Yoli Reply

    Lo de la saiva para limpiarte la cara era lo peor… pero yo tambien he caido en eso con mis hijos…. es que en los apuros…. ( si ya se no se justifica… jajajajaja) y lo de que te plantaran dos besazos en la cara las abuelas en el pueblo, ahi bien babosillos… arghhhh

    4 marzo, 2013 at 17:40
  • Nacho71 Reply

    Mamá…¿Por qué cuando hacía frío me abrigabas con los verdugos esos que te ponías en el coco y que te picaba el cuello pa to sus castas?

    4 marzo, 2013 at 19:36
  • m@ite Reply

    ¿no os han dicho nunca?.. A la hora de comer..si no te gustaba la comida ,.Si no te gusta te vas a casa de la vecina…y por supuesto nunca iba…
    pero una vez se me ocurrió decírselo a mi hijo que por aquel entonces tenia tres años..se bajo de la mesa…fue a la puerta..la abrió y se fue a llamar a la puerta de la vecina, le abre y le dice…¡¡¡ que me ha dicho mi madre que venga a comer contigo..!! (mi hijo fue muy precoz para hablar, jajajajaja)..y la vecina va y le dice..¡¡ venga pues pasa !!!.pues nada que el niño comió caldo con pelota, jajajajaja, en vez de pescado…

    6 marzo, 2013 at 07:31
  • Charo Reply

    jajaja…muy buenos todos, y lo de “el dinero no cae del cielo” y ” en la vida no todo es liso y llano” …cuantos recuerdos, tambien es cierto que ahora las repetimos a nuestros hijos, una vez mi hija estaba muy pesada pidiendome que le comprara algo y le digo, noooo que no tengo dinero, y ella me dice, “pues vete al cajero”…jajajaja cuanto me rei aquel dia!!

    7 marzo, 2013 at 20:53
  • Jesús Reply

    Ufff, muchas de esas frases son aplicables a mis padres !! Pero por suerte, nunca les gustó el universo almirantes y princesas para las comuniones y nos vistieron “de paisano”. Aunque éramos casi los únicos, a nosotros tampoco nos gustaba, con lo cual, solucionado el problema de verse diferente, jajaja.

    10 marzo, 2013 at 13:06
  • Anónimo Reply

    Y cuando estabas toda la tarde trasteando en casa, tu madre ya harta de regañarte, tras haberse quitado la zapatilla un par de veces..acababa diciendo..”ahora cuando venga tu padre le voy a decir la guerra que estás dando..” eso era fulminante, aunque luego llegaba tu padre y no le decía nada y si se lo decía nunca pasaba nada

    12 marzo, 2013 at 17:18
  • PHR Reply

    ¿Por qué siempre acababais las discusiones con un “mientras vivas en esta casa harás lo que yo te diga” o con un “cuando seas mayor comerás huevos?..es verdad está frase era mítica en casa de mis padre y la de tú sigue llorando que como vaya vas a llorar con razón..y si tu madre por ejemplo estaba en otra parte de la cas y tú por ejemplo aprobechavas para hacer cualquier cosa..la respuesta era deja eso que como vaya..parecía que tenian un radar..

    26 marzo, 2013 at 12:35
  • Ruth Reply

    Me convertí en madre hace casi 6 meses,teniendo 28 años de edad. Siempre pensé que las madres se van modernizando, pero….nooooo! El otro día una compi del curro llegó a trabajar con el pelo empapado y le dije: te vas a pillar una pulmonía! Y ella me dijo: eso mismo me ha dicho mi madre… Yo le contesté: bueno, es q ahora yot b soy madre!! Las dos nos echamos a reír. Nadie te dice que las frases típicas de madre vienen con el bebé!!

    11 abril, 2013 at 23:22
  • fernando díaz asensio Reply

    q bueno sois q recuerdos

    14 abril, 2013 at 03:39
  • María Reply

    “¿Por qué cuando estábamos en familia sacabais a relucir las historias y fotos más sonrojantes de nuestra vida?”

    Y todavía lo hacen. Jajajajaja.

    26 mayo, 2013 at 10:37
  • Irene Reply

    Como por edad muchos somos padres, ya está respondida la pregunta, la mayoría de las cosas las hacemos ahora nosotros. A mí, me encanta acabar una discusión con mis hijos con un: “Porque lo digo yo que soy tu madre”. Ay, qué a gusto me quedo, es mi venganza a mi madre. La mejor del mundo, eh.

    26 mayo, 2013 at 10:42
  • josemari Reply

    Por que nos limpiabais los churretes de la cara con vuestra propia saliva?

    26 mayo, 2013 at 11:08
  • noelia Reply

    Lo peor de lo peor fue en una dia de ramos con 5 añitos ponerme un vestido de primavera verano i debajo de éste un jersey de cuello de cisne blanco i los leotardos (los zapatos de primavera tambien por supuesto) no podia haber nada peor y nosotr@s sin poder quejarnos porque mi hermano tambien pilló, llevaba un peto azul de ropa no tejano i debajo el famoso jersey i los calcetines blancos hasta las rodillas!!! Dios mio!

    26 mayo, 2013 at 11:08
  • Maby Reply

    Para mí lo peor era besar a una colección de señoras mayores… Y no se lo he hecho jamás a mi hija, para eso ya estuvo su abuela, que la hizo pasar por ese trance un día.
    Aprovechemos para no hacer lo mismo con nuestros hijos, aunque algunas cosas creo que no podremos evitarlas, repetimos las mismas cosas generación tras generación, jejejeje.

    26 mayo, 2013 at 12:55
  • patricia Reply

    Por que cuando venía la menstruación por primera vez, llamaban a todo él mundo diciendo eso de que ” la niña ya es mujer”. Y claro esta te advertían de que no podías comer helados o cosas muy frías y que cuidado con lavarte la ca
    beza por que una bisabuela se murió de eso.

    26 mayo, 2013 at 13:40
  • Lauch Reply

    A mi me decían.. llora llora.. que así menos meas….

    26 mayo, 2013 at 16:31
  • Lindalawen Reply

    ¿No es “cuando seas padre comerás huevos”?

    26 mayo, 2013 at 18:05
  • mariajesus Reply

    de acuerdo, he repetido casi todo con mi hija…..””que le voy a hacer””la historia se repite jajajaaaaa.

    26 mayo, 2013 at 23:13
  • Raquel Reply

    A mí mi abuela me hacía bragas de ganchillo, me hacían dos trenzas con lazos, tenía que poner y quitar la mesa mientras mis hermanos mayores veían tranquilamente la tele, yo cambiaba los canales y hacía limpieza los sábados en casa con mi madre. También me decían que era una pollita y si ponía cara me decían que era una “saboría”. Lo que no podía soportar por nada del mundo es que me hicieran probarme ropa delante de las tías y si me quejaba me decían una frase que nunca he llegado a clasificar: “parece que te lo están repelando a la contra”. Vamos, que porque una no es muy de traumas, pero que tengo un filón. Espero no repetirlo con mis hijos. A mí me amargaron mucho la existencia.

    27 mayo, 2013 at 02:51
  • Cómo nos recibían las abuelas cuando íbamos al pueblo de vacaciones, sus manías - Yo fui a EGB Reply

    […] Cosas que no podían faltar en casa de los abuelos Cosas que no soportábamos de los mayores Cosas que hacían o decían nuestros mayores y que repetimos ahora (por si acaso) Diez cosas que nos parecían normales cuando eramos pequeños (y que ahora no tanto) Mamá, papá ¿Por qué nos hacíais esto? […]

    31 julio, 2013 at 17:31
  • Marta Reply

    Jajaja mi madre me decia:cuando tienes la regla no hay que tocar las plantas que se mueren….. De donde se sacaban ESA misoginiaaaaa

    25 noviembre, 2013 at 22:17
  • Pili Reply

    Coincido en muchas de las cosas que decís: lo de la saliva para limpiarnos lo más asqueroso, lo de “la niña ya es mujer” contado a todo el mundo, lo de “dale un beso a esta señora” y la señora iba toda pintarrajeada y embadurnada de cremas pegajosas (qué asco)…
    En mi casa, la frase que me decían cuando no quería comer algo que no me gustaba era “hambre de ocho días tenías que tener”. Y otra cuando me quejaba de que la mesa de comer era muy pequeña (lo era) y éramos 4, mi padre me decía: “si tuvieras tanto sitio en el cielo”… Y cuando tenía la regla mi madre no me dejaba ducharme, así que me lavaba estilo pueblo antiguo.. hasta que dejé de hacerle caso y no me morí ni nada :-)
    En fin, como no tengo hijos no perpetúo estas cosas, pero a los hijos de mis amigos, si no me quieren dar un beso nunca los obligo, eso sí.

    8 diciembre, 2013 at 10:37
  • Patricia Reply

    Ahora la moda es vestir igual a los niños…..YCONJUNTADOS CON EL PADRE Y LA MADRE!!!

    8 diciembre, 2013 at 10:42
    • AHV Reply

      Yo no visto a mis hijas como yo, son ellas (7 y 10 años) las que me piden ponerse las cosas que tienen igual que las mias. A mi me hace gracia.

      8 diciembre, 2013 at 16:14
  • Marta Roldán Reply

    A mi lo que más rabia me daba, a parte de lo de la saliva y los besos a desconocidos, si yo iba con mi madre a algún lado, y alguien me preguntaba a mi algo….respondía mi madre!!!! Al médico: que te pasa Marta? Y madre: pues la duele la cabeza y tiene mucha tos. A cualquier otro sitio: Marta, a donde vas con mamá? (Porque eso lo hacen millones de personas) y tu madre: pues nos vamos a comprar al mercado. Y encima luego mi madre me regañaba por no contestar yo!! ! Jajajajajajajajajajaja

    8 diciembre, 2013 at 10:43
  • Natalia Medina Reply

    A mí me decían: “si no te lo comes ahora, ya lo harás cuando te apriete el hambre”, me quitaban el plato de delante y me lo ponían en la merienda. Y no me quedaba más remedio que comérmelo porque a esas horas ya estaba tiesa del hambre, je, je. Más de una vez se lo he hecho a mis hijas ¡y la cosa es que funciona! Y lo mejor:¡en “Supernanny” también lo hacen!

    8 diciembre, 2013 at 11:34
    • AHV Reply

      Yo sólo se lo he tenido que hacer una vez a cada una de mis hijas, aprendieron pronto. En casa se come lo que hay, no estamos para lujos ni caprichos

      8 diciembre, 2013 at 16:16
      • Aitana PRO Reply

        Joder q dura madremia

        7 noviembre, 2017 at 18:07
  • Jose Antonio Reply

    Lo de darle besos a los carcamales que aparecían por casa cada fin de semana, LO PEOR DE LO PEOR. Una tarde de domingo me la pasé entera metido en mi cuarto con tal de no darle besos a nadie. Allí metido y rabiando, aburriéndome hasta la muerte, pero por mis narices que no le iba a dar besos a nadie…

    …al final me engañaron para que saliera y tuve que acabar dando los besos. Mecaaaagon…

    8 diciembre, 2013 at 14:47
  • maria jesus Reply

    En mi casa era cuando te llamaban y tu respondías aquello de ¡Voy!, y tardabas un rato en ir. A reglón seguido te volvían a llamar y cuando contestabas te decían “Te he llamado para que vengas no para oírte”. Y cuando estabas en la mesa, y te portabas mal te decía tu madre eso de “Te voy a dar con el cucharón que vas a parecer un bebedero de patos”.

    8 diciembre, 2013 at 17:35
  • rosana Reply

    A mi lo que me daba mucha rabia era que me obligaran a ponerme un vestido rosa, que cada vez que me lo ponia me veia ridicula con el y no me gustaba nada.

    30 agosto, 2014 at 10:32
  • Luna Reply

    Harás lo que yo te diga, soy tu madre y sé lo que te conviene

    30 agosto, 2014 at 10:54
  • Anónimo Reply

    A mis primos y a nosotros, nuestras madres, cuando les decíamos que nos dejasen dormir en casa de una amiga, nos soltaban dos frases: “cada uno en su casa, y dios en la de todos” y…. (esta nos daba mucha rabia) ” no te hagas la americana……” Según ellas eso no pasaba en la vida real. Era cosa de las películas americanas….. Me desquité. Por mi casa ha pasado gente que ni sé cómo se llaman…

    30 agosto, 2014 at 11:28
  • Mery Be Reply

    Yo sufría cuando mi padre decía los Domingos de ir a ver a mi abuela, me iban doliendo los moflete todo el camino sólo de pensarlo, y al llegar, esos pellizcos de amor con toda su fuerza bruta…
    Pero pienso que conforme estan los niños educados hoy en día, ¡¡muchos deberían tomar ejemplo de nuestros padres!! jajajaja, no veo el momento en tener hijos y hacerles lo mismo!!! xDDD

    30 agosto, 2014 at 11:53
  • Elena Reply

    A mí la rabia me la da ahora.
    Mi madre era un sargento de la Guardia Civil, una de esas que miran mal a un legionario y le hacen llorar. Pues bien, cuando riño a mis hijas por algo que si hubiera hecho yo en tiempos, me hubiera soltado una colleja de campeonato, va la señora y me suelta ¡¡pobrecita, déjala y no la hagas sufrir que no es para tanto!!

    30 agosto, 2014 at 13:49
  • mari Reply

    Lo de teñir los zapatos de la comunión era uno de los reciclajes de la época. Mi madre lo hizo con los míos y no duraron ni un telediario. Se cuarteron todos y los tuvimos que tirar.

    30 agosto, 2014 at 16:31
  • Juan Carlos Reply

    jajajajaja me siento identificado con un montón de cosas, pero lo que nunca se me olvidará eran esos pantalones de una tela muy gorda que picaban como mil demonios, los odiaba y aún así mi madre me obligaba a ponérmelos, menos mal que como protestaba tanto, busco una solución más o menos satisfactoria para ambos, ponerme una pantalón de pijama debajo, con los calcetines por encima “of course” para que no se movieran demasiado.
    Q recuerdos, madre te quiero¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    30 agosto, 2014 at 20:20
  • Carlos Reply

    A mí lo más me jodía era la prepotencia de creerse que ellos tenían la razón absoluta en todo y nosotros éramos unos ignorantes que no teníamos opinión ni criterio propio. Y la bomba ya era la frase “cuando seas mayor dirás: aaaaay, cuánta razón tenían mis padres.” Cosa que en muy pocas ocasiones he pensado de las cosas que me decían. En algunas cosas la clavaban, no lo negaré (obviamente eran más mayores que nosotros y tenían más experiencia en según qué cosas), pero ni de lejos tenían al razón en todas, como ellos pretendían.

    1 septiembre, 2014 at 20:12
  • Cristina Reply

    Yo no tengo hijos pero un día me sorprendí diciéndole a mi perro la frase que mi madre me decía a mí. Tú no te cansas de verme todo el día trabajando??? Jajajaj! Qué susto me llevé!

    20 enero, 2016 at 13:09
  • alicia Reply

    yo no entendere nunca pk le regalaron a la hija de unos amigos suyos mi juguete preferido pk la niña se encapricho de él.

    20 enero, 2016 at 23:22
  • Thor Reply

    A mí me pasó lo mismo, Alicia. Mi problema fue que un coche de juguete que me regaló mi abuela cuando tenía 3 o 4 años, “desapareció” de mi casa la primera Nochevieja que celebré fuera de casa (a los 16)

    A pesar de que estaba destartalado, nunca entenderé por qué, unos familiares que habían pasado la Noche en mi casa con su hijo de un año, se debieron encaprichar de él

    Recuerdo volver a casa, de día, y al echarlo en falta, recibir la noticia en boca de mi madre.

    16 marzo, 2016 at 01:02
  • Cecilia Reply

    A mí no me han pasado esas cosas, no sé si porque fui una niña buena y obediente que comía de todo, no daba guerra y, lo mejor de todo, no tenía carcamales para besar. En todo caso, lo entendería, por ser mis padres, pero cuando un día de pelete, preparada para salir, cojo el abrigo y viene mi suegra por detrás y a traición y me embucha y me levanta las solapas y me las sube hasta las cejas mientras me abotona hasta el primer botón del cuello y me dice: “ay, abrígate, que hace mucho frío, no vayas a coger algo”… ¿A QUE JODE?

    Fue el día en que empecé a pensar en la palabra “suegricidio”.

    28 mayo, 2016 at 00:48
  • Ángeles Reply

    Añadiría: ¿porqué nos poniais esos gorros (verdugos) que tanto picaban y no dejaban respirar?

    20 mayo, 2017 at 10:08
  • Julio Reply

    La pena es que hoy en día ya no se dicen esas cosas por temor a que los nenes se traumaticen,ahora hay que darles de comer salchichitas de pavo no sea que de mayores nos metan en una residencia

    20 mayo, 2017 at 13:26
  • Aitana PRO Reply

    Mi madre la mayoria de las cosas me las sigue haciendo

    7 noviembre, 2017 at 18:04

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies