no somos nostálgicos, más que nada porque no hay nostalgias como las de antes
Header

Cierra Círculo de Lectores y nosotros recordamos 15 libros que había en todas las casas

noviembre 7th, 2019 | Escrito por Jorge Díaz en Libros y lecturas EGB

Llegó a tener, en los años 90, más de un millón y medio de suscriptores por lo que era raro el hogar que no tenía libros de Círculo de Lectores. Hoy nos hemos enterado que, tras 57 años de actividad, cierra definitivamente como lo ha anunciado el Grupo Planeta, único propietario desde hace 5 años.

En realidad llevaba en crisis ya muchos años, el número de socios había descendido drásticamente al igual que el volumen de ventas y su cierre se veía venir, pero eso no impide que nos entristezcamos al echar la mirada atrás y recordamos lo felices que éramos hojeando las páginas de su catálogo y decidiendo que libros pedir.

Supongo que porque fueron los bestsellers de la época o simplemente porque eran las recomendaciones del Círculo de Lectores para los socios más indecisos, lo cierto es que había una serie de libros de su catálogo que se encontraban en todas las casas en los años 80 y 90 y es muy probable que sigan en la librería de tus padres. Nosotros hemos recopilado estos 15 títulos, veamos cuantos de ellos tuviste.

Caballo de Troya (J.J. Benítez)

Fue el libro polémico del momento que cuestionaba toda la vida de Jesús tal y como nos la habían contado y parece que nadie se resistió a conocer cual era la versión de este periodista ya que se convirtió en todo un bestseller mundial y la historia ha dado para diez novelas.

Chacal (Frederick Forsyth)

Fue la primera novela del británico Frederick Forsyth en la que el grupo terrorista francés OAS contrata un asesino profesional para cargarse a Charles de Gaulle, el presidente de Francia.

Libro de la vida sexual (López Ibor)

Era el libro prohibido que todos nuestros padres tenían escondido en casa y que los niños buscábamos a escondidas imaginando que tras aquel sugerente título y esa foto de portada encontraríamos auténtica pornografía, pero nada más lejos de la realidad, la mayoría de las explicaciones eran mediante dibujos. ¿Aprenderían mucho nuestros padres?

El nombre de la rosa (Umberto Eco)

Una de las grandes novelas históricas con infinidad de niveles de lectura y secretos en torno a los crímenes que suceden en una abadía italiana. Hoy todos pensamos en Sean Connery al hablar de Guillermo de Baskerville, su protagonista.

Esta noche la libertad (Dominique Lapierre, Larry Collins)

Con Mahatma Gandhi en su portada este libro fue otro de los imprescindibles en las librerías EGB describiéndonos la caída del imperio británico en La India y el nacimiento de La India hasta el asesinato de Gandhi. Hay que ver que cosas más interesantes leían nuestros padres.

Hijos de la droga (Christiane F.)

Preocupados por que sus hijos no cayeran en los peligros de la droga todos nuestros padres se volcaron en conocer la historia de aquella adolescente alemana Christiane F. que con solo trece años cayó en la droga y en la prostitución. Tras el estreno de la película se hizo tan famosa que vivió como una auténtica estrella del rock y afortunadamente, a pesar de todos sus excesos, sobrevivió.

IT (Stephen King)

A Stephen King ya le conocíamos como el maestro del terror y habíamos visto ya varias películas basadas en sus novelas, pero de repente aquel libro tan gordo titulado It es el que había que tener. Mira por donde, un montón de años después, sigue de total actualidad.

La Profecía (David Seltzer)

Confieso que era la portada que más miedo me daba de la librería de mis padres y es que la foto de aquel niño trajeado en medio de un cementerio era terrorífica y protagonizó muchas de mis pesadillas nocturnas. Jamás de atreví a abrir aquel libro.

Los renglones torcidos de Dios (Torcuato Luca de Tena)

Con la premisa de que el autor para documentarse se hizo pasar por un enfermo mental y estuvo interno 18 días en un psiquiátrico, era muy difícil resistirse a este libro. Hasta la portada del libro es retorcida.

Papillon (Henri Charrière)

Una historia terrible, la del protagonista de esta novela condenado a trabajos forzados en la Guayana francesa por un crimen que no cometió. ¿A que te estás imaginando a Steve McQueen y Dustin Hoffman tratando de fugarse de aquella cárcel?

Raíces (Alex Haley)

Una de las series de TV míticas de finales de los años 70 fue Raíces y su protagonista Kunta Kinte se convirtió en todo un icono contra el racismo. Fue tal el éxito de la serie que nuestros padres debieron pensar que este era uno de esos libros que no podía faltar en su salón.

Sinuhé, el egipcio (Mika Waltari)

Recuerdo que me fascinaban los jeroglíficos de la portada de este libro y hasta jugaba a dibujarlos, inventándome mi propio significado. Es curioso como una portada de un libro puede llegar a convertirse en el decorado de tu infancia.

Tuareg (Alberto Vázquez-Figueroa)

Otra de las imágenes que tenemos grabadas a fuego es la del tuareg de este libro de Vázquez-Figueroa y esa mirada tan triste.

¡Viven! (Piers Paul Read)

Una de las noticias que más dio que hablar fue la de aquel avión estrellado en los Andes, con 45 pasajeros formados por un equipo de rugby uruguayo y sus amigos y familiares, y de como 16 de ellos sobrevivieron durante 72 días, teniendo que llegar a recurrir a comerse los propios cadáveres de sus acompañantes para sobrevivir. Llámalo morbo o lo que quieras pero este libro se podía ver en todas las casas.

Yo, Claudio (Robert Graves)

No falla, serie famosa que daban por la tele, libro que tenían nuestros padres en casa, como es el caso de Yo, Claudio. Que nervioso me ponía ese tic que le hacía mover la cabeza.

¿Cuántos de estos libros también teníais en casa?


Please follow and like us:

Puedes seguir cualquier respuesta de esta entrada a través de las RSS 2.0 Puedes dejar una respuesta, o trackback.

6 Respuestas

  • ibon dice:

    la mirada del libro de tuareg es la de mark hammon ( protagonista de Flamingo Road en los 80 y ahora sale en una serie tipo CSNI o algo así )

    • Ludwig dice:

      se llama Mark Harmon y la serie que protagoniza es «Navy» (sobre el NCIS de la Marina de EEUU)

    • Mario dice:

      Fui socio.
      Pero lo dejé porque 1._en casa ya no cabían más libros y 2._ la economía no estaba para comprar cada mes

      • José M. dice:

        A mi hermana, en los años 80, le paso lo mismo. Fue socia, pero cada X tiempo, tenía sí o sí, que hacerles una compra.

        Luego se dio de baja, luego en los años 90, se dio de alta, por una oferta a ex-socios. Al final, llenabas la casa de libros; y luego eran caros; … te decían que erán más baratos que una tienda, y que tenían de diferentes áreas ( política, históricos, misterios, diccionarios…). Pero al final no merecían la pena.

        Mi hermana compró algunos como «El cometa Halley», «Caballo de Troya», «It», ….

  • ... dice:

    Una lista de 15 se queda corta para esos libros que eran «fijos» en los catálogos…, aunque es raro no encontrar en esta lista «El Señor de los Anillos», «El Hobbit» , «El Silmarillion», «Momo»… :)

  • José M. dice:

    Tengo yo, aunque parece increíble el mismo libro de «Caballo de Troya»; ojo que he tratado de leerlo y un lío; …



Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

no

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies