Cosas asquerosas que todos hemos hecho alguna vez de pequeños y que nos encantaban

Hay una cosa en común en la mayoría de niños y es el gusto de hacer guarradas a la hora de comer, ya no sólo en comer cosas que puedan horrorizar a los mayores si no la manera de hacerlo. Estamos seguros de que las diez cosas que hemos elegido hoy os sonarán, y si no lo habéis hecho seguramente conozcáis a alguien que si lo hizo.

Hoy volvemos a ser niños y volvemos a probar aquellas cosas que nos encantaba hacer de de pequeños y que ahora nos parecen asquerosas. ¿Cuantas cosas de estas hiciste? ¿Qué otras recuerdas?

Comer una cucharada de Cola Cao (y la tos que nos entraba)

Hacer un agujero en la lata de la leche condensada para beberla sin que nadie se entere (pero se enteraban)

Chupar todo el azúcar de las gominolas antes de morderlas (nunca antes)

Meterte todo el paquete de chicles Bang Bang en la boca a la vez (unos globos enormes, y una caries enorme también)

Morder la goma Milan (claro es que ponía nata…)

Beber un sobre de azúcar (como si fuese Peta Zetas)

Comer hormigas (una crueldad que casi siempre empezaba como apuesta)

Untar el dedo en un bote de Nocilla (estaba riquísimo pero el dedo quedaba un poco así)

Quemar las nubes, o jamones, antes de comerlos (al parecer sabía mejor, pero era una excusa para usar un mechero)

Chupar el Blandi Blub (sin comentarios…)

También puedes ver:

Cosas que deseábamos hacer cuando fuésemos mayores y que no son para tanto
Doce cosas que todos hacíamos de pequeños y que ahora estarían mal vistas o prohibidas
Cosas que odiábamos de nuestra época de estudiantes
Aquellas cosas que nos tocaba hacer de pequeños (y que odiábamos)

Share this post

Comentarios (159)

  • carlos Reply

    ¿Y comer chorizo con Nocilla? Yo nunca lo he hecho pero sí sé quien lo hacía.

    1 diciembre, 2014 at 07:59
    • Amaya Reply

      Jajajaja yo lo sigo comiendo!!!! y nocilla con mortadela!!! y si coges chorizo pamplona y le espolvoreas colacao por encima.. ummmmm!!!! voy a hacerme uno ahora mismo!!!

      1 diciembre, 2014 at 11:19
    • Anónimo Reply

      Yo cuando no había nocilla ponía mantequilla con colacao y chorizo mortadela o cualquier embutido

      27 junio, 2015 at 14:45
    • Anónimo Reply

      Si,chorizo de pamplona con no villa estaba buenisimo.ahora me dos Repelo probarlo otra vez.jjj

      20 septiembre, 2015 at 12:18
  • MrMef Reply

    Poner la punta de un lápiz de color en un chicle al ir a empezarlo; mascando, mascando, el chicle se volvía del color de la punta de lápiz.

    1 diciembre, 2014 at 08:40
  • Pelícano Reply

    Esnifar tiza….. en serio

    1 diciembre, 2014 at 08:43
  • Petete Reply

    Mezclar cualquier refresco con otro (coca cola con fanta naranja o limon y demás combinaciones posibles)

    Lo del chocolate (o nocilla) con chorizo es más popular de lo que creia, eso si, yo personalmente no lo he probado, no sea que me guste y la liemos XD

    1 diciembre, 2014 at 09:24
    • arualavid Reply

      El otro día estaba trabajando con niños pequeños y, a la hora de la merieda, no pude evitar reirme al ver que hacían esas mismas mezclas de refrescos y te lo contaban como si hubiesen descubierto el mundo!!! :)

      1 diciembre, 2014 at 19:17
    • Elena Reply

      A mí sí me gusta y no os riais tanto de ello, que seguro que habréis hecho guarradas mayores…

      1 diciembre, 2014 at 19:34
    • Anónimo Reply

      A mi hija le encanta la Fanta de naranja con coca cola jajaja

      15 enero, 2015 at 11:14
    • toni Reply

      aunque parezca mentira comercializan fanta de naranja y coca cola mezcladas, jajaja

      27 junio, 2015 at 15:21
  • luisin Reply

    y comernos el pegamento..

    1 diciembre, 2014 at 10:05
  • raquel Reply

    Mojar pajotas, patatas,gusanitos,… En la cocaína o Fanta

    1 diciembre, 2014 at 10:13
    • pichi Reply

      En cocaína !!!!!???????? ÓMG !!!

      1 diciembre, 2014 at 10:48
    • Jose Antonio Reply

      ¿En la cocaína? Vaya infancia tuviste, ¿no?

      1 diciembre, 2014 at 11:09
      • kutxo Reply

        …o fanta. No te lo pierdas

        1 diciembre, 2014 at 22:12
        • Dani Reply

          Eso ya era para días muy locos…

          3 diciembre, 2014 at 19:04
          • Anónimo

            Pajotas en cocaína??? XD

            1 octubre, 2016 at 16:23
    • Rubén Reply

      Quien es tu camello?
      El de la fanta digo…

      4 diciembre, 2014 at 20:42
    • Nacho Reply

      Eso de mas mayores no????

      1 octubre, 2016 at 14:06
  • Inma Gomez De La Iglesia Reply

    Mojar gusanitos en la leche…..estaban buenísimos! ! O soy la unica rara jeje

    1 diciembre, 2014 at 10:13
  • Eva Reply

    Huntarse las manos con la cola, esperar a que se seque, y luego empezar a tirar de los “pellejitos” que salian.

    1 diciembre, 2014 at 10:15
    • Anónimo Reply

      Jajajaja yo tb lo hacia!!!!

      1 diciembre, 2014 at 11:44
    • Mamen Reply

      Yo también hacía eso!

      1 diciembre, 2014 at 13:21
      • golo Reply

        Y yo

        4 diciembre, 2014 at 22:50
    • Anónimo Reply

      En honor a la serie V se hacía todo lo posible por ser lagartos jajaja

      1 diciembre, 2014 at 13:30
    • Anónimo Reply

      Siiii eso nos encantaBa a todos …..

      2 diciembre, 2014 at 07:35
    • Raquel Reply

      Es la mejor parte de hacer una maqueta que va pegada con cola blanca. Tirar de la cola seca sobre tu mano que da la sensación como de “quitarte la piel”… Y lo peor es que lo sigo haciendo. Adoro mi carrera XD

      27 junio, 2015 at 22:55
    • margaac3 Reply

      eso lo hacia yo jajajjajjaaja, me encantaba…

      20 septiembre, 2015 at 18:05
  • Ainhoa Reply

    Mojar patatas. Gusanitos, pajitas… En cocacola, fanta…

    1 diciembre, 2014 at 10:22
  • Ainhoa Reply

    Echarle chococrispies a la nocilla de un sandwich, o ketchup a un sandwich de fuet (aun lo hago, esta rico)

    1 diciembre, 2014 at 10:23
  • Espe Reply

    Yo me comía la sacarina de mi abuela en pastillas…me encantaba.

    1 diciembre, 2014 at 10:41
    • Anónimo Reply

      Jejeje…yo tb lo hacia…más de una torta me llevé por eso

      6 diciembre, 2014 at 02:11
  • isabel Reply

    Chupar el papel de las pastillas de caldo estarlux, estaban buenísimas

    1 diciembre, 2014 at 10:55
    • Just Reply

      Siii, eso era sabor, Yo me comía hasta la pastilla.

      17 enero, 2015 at 21:17
  • Roger Reply

    Todas, menos (obviamente) la de las hormigas (porque soy un ser civilizado) y el blandiblub (porque mis padres se pensaban que eso era peligroso y se negaron a comprármelo)/

    1 diciembre, 2014 at 10:58
    • arualavid Reply

      Se ve que no soy un ser civilizado, porque yo sí las probé… aunque preferí las plantas, sobretodo los chuchameles!!!

      1 diciembre, 2014 at 19:20
  • Amparo Reply

    Menos lo de comer hormigas….

    1 diciembre, 2014 at 11:02
  • naladank Reply

    Yo si he comido hormigas…. Pero poco se metieron en un paquete de smack de kellogg. ¡Q amargas estan!

    1 diciembre, 2014 at 11:06
  • Mercury Reply

    Y nadie se chupaba la sangre cuando se hacía una herida ?? y lo de los mocos prefiero no comentarlo , jjejejeje

    1 diciembre, 2014 at 11:06
    • arualavid Reply

      Yo sigo chupándome la sangre si me hago una herida…. eso es un acto-reflejo!!! :D

      1 diciembre, 2014 at 19:22
  • Anónimo Reply

    chupar los sacapuntas.pasar la lengua por la cuchilla a un arriesgo de cortarme,ahora lo pienso y es raririmo,en fin,cosas de niñ@s…

    1 diciembre, 2014 at 11:20
    • Gemma Reply

      Se me han puesto los pelos de punta de imaginarmelo.

      2 diciembre, 2014 at 21:59
  • xavier Reply

    ¿chupar el blandi blub? que ascoo!

    1 diciembre, 2014 at 11:36
  • Sergio Reply

    Beber a morro de la botella de gaseosa de mi padre a escondidas.

    1 diciembre, 2014 at 11:36
  • zacarías Reply

    Lamer los restos de mayonesa de la batidora de mi abuela(desconectada, claro)

    1 diciembre, 2014 at 12:49
    • kilohercio Reply

      Me sé de uno que lo hizo con la batidora enchufada.

      27 junio, 2015 at 18:04
  • Mamen Reply

    Untar una rebanada de pan con sobrasada y poner encima onzas de chocolate el gorriaga.

    1 diciembre, 2014 at 13:23
  • cuca Reply

    Bocadillo de mortadela con huevo kinder muuuuy aconsejable

    1 diciembre, 2014 at 13:48
  • begoña Reply

    Mi pareja pepino con azúcar

    1 diciembre, 2014 at 14:00
  • Ness Reply

    yo la nocilla me la comía directamente con la cuchara jajajaj y a los bocatas les echaba colacao.

    1 diciembre, 2014 at 14:11
    • Joan Reply

      Yo también me como la Nocilla, o mejor Nutella con la cuchara. No una cuchara, no, dos i tres!

      2 febrero, 2016 at 10:44
  • Patrizia Reply

    Yo hice todo lo de la publicación, y el 90% de que ponen en los comentarios… Jaja y una cosa os digo, me pongo mala como mucho una vez al año jajajaj ahora estoy inmunizada de TODO! Jajaja vaya guarradas hacíamos

    1 diciembre, 2014 at 14:22
  • enkyminky Reply

    Jajajaja menos lo de comer hormigas y el blandiblub todas!!! Y morder los cubitos de avecrem, que estaban muy buenos . Una vez hice un mejunje de kikos
    machacados con mostaza y no se que más que estaba tremendo, lástima no recordar todos los ingredientes…

    1 diciembre, 2014 at 14:23
  • Rafamar Reply

    Comer un Dalky de chocolate con una barra de regaliz Zara.

    1 diciembre, 2014 at 14:24
  • Anónimo Reply

    CHUPAR EL PEGAMENTO DE BARRA!

    1 diciembre, 2014 at 14:28
  • Anónimo Reply

    Esnifar tiza

    1 diciembre, 2014 at 14:31
  • Antonio Reply

    ¿Comer el Cola Cao con cuchara una guarrería?. ¡Venga ya, yo lo sigo haciendo!. Y la Nocilla a cucharadas también :D

    1 diciembre, 2014 at 15:22
  • Antonio Reply

    Comerse los mocos y las uñas era muy habitual. Eso si da asco pensarlo ahora.
    Chupar y morder los bolis, lápices, los Plastidecor, etc.

    1 diciembre, 2014 at 15:25
  • Eva Reply

    Cuando no había nocilla la alternativa era mantequilla con colacao. Y los quesitos que?: apretar para que salieran por la parte superior y cuando ya nos lo habíamos comido casi todo meternos el aluminio en la boca para aprovecharlo todo! Que asco me da recordarlo sobre todo cuando había alguna muela empastada……puaaaagggg.

    1 diciembre, 2014 at 15:27
    • Miguel Reply

      jajajaja, yo también lo hacía. Estoy viendo el churrito salir.

      14 enero, 2015 at 10:40
  • Eva Reply

    Yo de pequeña metia el chupete en el azucarero. De mas mayor, tuvieron que dejar de comprar azucarillos porque me los comía.

    1 diciembre, 2014 at 15:29
  • oscar Reply

    Comer yogur natural con colacao o miel (la verdad es que me gusta todavia) y leche con galletas (pero dentro del vaso digo).

    1 diciembre, 2014 at 15:38
    • kilohercio Reply

      A lo de la leche con galletas yo lo llamaba “sopa de galletas”. Y todavía lo hago, me encanta.

      27 junio, 2015 at 18:07
  • Miguel Ángel Reply

    comer mantequilla con colacao en un bocadillo no estaba bueno ni nada.

    1 diciembre, 2014 at 15:40
    • JAntonio Reply

      ah pero eso no es asqueroso, de hecho esa mezcla estaba y sigue estando buenísima

      1 diciembre, 2014 at 15:45
    • Daniel Reply

      En mi casa eramos muchos, la nocilla no daba para largo y terminabamos merendando bocadillo de azucar y aceite. Algunos vecinos lo preferian con sal

      3 diciembre, 2014 at 09:34
    • montserrat Reply

      colacao con mantequilla???….noooo,mejor un plato hondo con dos dedos aceite y mezclarlo con tres cucharadas de colacao.y a
      rebañar el plato de esa pasta aceitosa con pan,es que mi madre nunca compraba nocilla!!!

      5 diciembre, 2014 at 00:43
  • JAntonio Reply

    Quitar el envoltorio a una pastilla de Avecrem, chuparla un rato… volver a ponerle el envoltorio y meterla otra vez en la caja… ahora que lo pienso jajajaj que asco!!

    1 diciembre, 2014 at 15:43
  • Minxie Reply

    No digaís que no éramos LA CAÑA… Hacíamos DE TODO lo inimaginable y estamos ENTEROS OIGA… y no pasa absolutamente nada, ¡FUIMOS SUPER-FELICES!.

    Yo sigo comiendo pastillas de caldo (están riquísimas) y el cola-cao y la Nutella A CUCHARADAS, como debe ser. También sigo chupándome la sangre si me corto un dedo y realmente es que es lo mas normal del mundo llevarse el dedo a la boca ¿no?…

    De mi experiencia particular destaco que cuando jugábamos muchas veces comíamos aspirinas infantiles masticables sin venir a cuento porque nos encantaba el sabor afrutado que tenían antes.

    Yo comía flores. No sé la razón pero siempre me atrajo comer algún pétalo. Extraño pero cierto. Jazmines y margaritas sobretodo.

    Nos encantaba oler el PEGAMENTO IMEDIO, lo malo los pellejitos que luego se quedaban en los dedos al usarlo, imposibles de quitar con nada, ni mordiéndolos.

    Mi madre SIEMPRE nos mojaba el chupete en azúcar y eso no era algo que entonces se viese mal, al revés y nunca he tenido caries en mi infancia. Y morderlo TODO… bufff, eso sí que es verdad (bolis, lápices, etc…) siempre me ha parecido curioso ese afan por morderlo todo.

    El Blandiblub me apasionaba y los tuve TODOS, de todos los colores, el de ojos, el de gusanos…. Todavía no he superado su desaparición y no creo que lo pueda hacer nunca (y no me digaís que el de los Chinos se asemeja porque no tienen nada que ver). Lo peor es que se ensuciaba de TODO lo imaginable y lo inimaginable también y a mí ya me daba mucho asco cogerlo. No se podía lavar, pena por eso. Me chiflaba su olor y su textura. Daría lo que fuese porque lo volviesen a comercializar.

    Y gusanitos con nocilla… Si lo pensaís al final no ha resultado nada descabellado, hay bastantes chuches saladas que van bañadas con chocolate.

    1 diciembre, 2014 at 16:03
  • Ro Reply

    Masticar chicle y hacerte con el unas uñas largas.
    Poner en un vaso cola-cao azúcar y unas gotas de leche, madre mía como me ponía.

    1 diciembre, 2014 at 16:23
  • Alberto Reply

    Yo me comía las esquinas de la pared del pasillo de mi casa.

    1 diciembre, 2014 at 16:26
    • Anónimo Reply

      Jjjjjjjjjjjaaaaaaaa buena dieta jjjjjjaaaa

      2 diciembre, 2014 at 19:39
    • Anónimo Reply

      x deficit de calcio.;igual q comer tizas.Yo tb comia hierbas y flores

      10 diciembre, 2014 at 23:14
    • Anónimo Reply

      Buenooo…yo mordisqueaba el canto de la puerta del baño mientras estaba sentada en la taza! Hasta queme llego la torra demi madre…uffff hahaha

      24 febrero, 2017 at 11:24
  • Anónimo Reply

    Enhebrar hilo en una aguja y con cuidado ir cosiendo la piel de las yemas de los dedos. Los 5. Luego abrirlos y cerrarlos y parecias un palmipedo
    Hacerse heridas falsas con pegamento blanco, pintarlas de granate y morado para q fueran mas reales.
    Pasarse chicles de unos a otros
    Guardar el mismo chicle para toda la semana pegado en algun sitio. Yo pegaba el mio debajo del frutero hasta q mi madre lo encontro. Eran epocas de privaciones: un chicle a la semana y listos!

    1 diciembre, 2014 at 16:55
    • Anónimo Reply

      OK.r

      2 diciembre, 2014 at 19:41
  • Ixabel Reply

    Y comer los restos de “masa cruda” del cuenco y la cuchara cuando la mami preparaba un bizcocho o rosquillas!! ahora yo no se lo doy a mi hija por el tema del huevo, que es que ya salen problemas y enfermedades de todos lados, pero vamos, que yo me ponía como un kiko con masa cruda. :D

    1 diciembre, 2014 at 17:15
  • Juan Carlos Reply

    No nos gustaba comer las galletas que salian rotas en el paquete..

    1 diciembre, 2014 at 17:30
  • Juan Carlos Reply

    El chicle lo dejabas pegado encima de la mesilla para el dia siguiente….

    1 diciembre, 2014 at 17:33
  • estefania Reply

    Yo recuerdo una guarrada que mis hermanas y yo hacíamos y era mojar las patatas fritas en coca cola y luego comertelas.

    1 diciembre, 2014 at 17:42
  • Susana Vela Bordetas Reply

    Yo, lo del colacao, la nocilla y las gominolas lo sigo haciendo:D lo demas no lo he hecho nunca, lo de los jamones o nubes, quemadas me parecian asquerosas, no se si las llegue a probar, si que probe congeladas, tb asqueroso, pero se puso de moda e incluso en la papeleria las tenian en el conjelador, junto con los flash y los helados y los chic@s iban a comprarlas ;D

    1 diciembre, 2014 at 17:57
  • Antonio Reply

    Es verdad, yo también mojaba las patatas fritas de bolsa en Coca Cola !!!! :D

    1 diciembre, 2014 at 18:12
  • Pedro Carrillo Reply

    Yo me hacía unos bocatas de pan Bimbo untados de Tulipán y rodajas de plátano…..

    1 diciembre, 2014 at 19:14
  • arualavid Reply

    Chupar las cucharillas con restos de café de “los mayores”, y con mucho sigilo, no fuese a ser que te pillasen!!! (como si eso fuese posible)

    1 diciembre, 2014 at 19:24
  • Sonia Reply

    He hecho todo menos lo de comer hormigas y chupar blandiblú… Mi vicio era comer patatas con caldo de kimbo, era asqueroso pero estaban tan ricas…

    1 diciembre, 2014 at 21:01
  • Daniel Reply

    Chicle + Pipas

    1 diciembre, 2014 at 21:58
  • Toni Reply

    Lo bueno que era llevar el lunes bocadillo de los canelones del domingo!!
    Qué recuerdos
    Mi hermana mojaba el bocadillo de chorizo en la leche, y yo me deleitaba con mis galletas María untadas de paté.

    1 diciembre, 2014 at 23:11
  • Kulebra Reply

    Mi prima chupaba los morros de los botellines de cerveza de sus padres. Cuando ya no había cerveza y los padres no estabandelante, claro.

    2 diciembre, 2014 at 01:05
  • keninha Reply

    A mí me encantaba echar cachitos pequeños de salchicha en los yogures de limón. Eso sí era nouvelle cousine!
    Flipante lo de coserse la yema de los dedos… qué raros sois! xp

    2 diciembre, 2014 at 02:22
    • Raul Fernandez Reply

      Jajajaj! madre mia ,salchicas.
      Por cierto, sin más que por mero apunte informativo, cousine es “prima” en francés, cocina se dice “cuisine”.

      1 octubre, 2016 at 11:27
  • Lidia Reply

    Yo en un vaso de leche con nesquick lo llenaba y llenaba de galletas maria y más polvo e neskik hasta que se hacia masa sólida tras cortarlas mucho con la cuchara y me lo comia a cucharadas….no es muy guarro pero bueno…

    2 diciembre, 2014 at 06:44
    • Anónimo Reply

      El ensopao de toda la vida jjjjjjjjjaaa

      2 diciembre, 2014 at 19:46
    • xavi Reply

      Eso es un cafe migado?

      2 febrero, 2016 at 18:08
  • Juan Antonio Reply

    Tomar polvos de tiza la noche antes de un examen con agua para que diera fiebre y no ir al examen

    2 diciembre, 2014 at 11:03
  • Niko Reply

    ¿¿ comer hormigas’??? eso no es de generación EGB, eso es de guarros!!!

    2 diciembre, 2014 at 15:07
  • Niko Reply

    Conozco a uno que se comía las pastillas de AVECREN enteras!!!

    2 diciembre, 2014 at 15:09
  • Aurora Garcia Reply

    Yo cogía el bote de nata en spray y me llenaba la boca de nata hasta que casi me salía por la nariz!!! jajajaja…

    2 diciembre, 2014 at 20:13
  • ainara Reply

    Yo me cosia las yemas de los dedos con aguja e ilo…… mi abyela de vez en cuando me preparaba unos bocatas….. me untaba mantequilla en el pan y me ponia luego unas cuantas onzas de chocolate….. no veais lo bueno que me sabia……y tambien me comia la masa de los bizcochos en crudo……

    3 diciembre, 2014 at 02:53
  • pablo Reply

    Yo sigo maravillado con la cara de poseso del chico de la izquierda del anuncio del Blandiblub.

    3 diciembre, 2014 at 11:31
  • Anónimo Reply

    Yo todavía hago lo del Colacao, jeje.

    Para disolverlo en leche fría, en verano, echaba los polvillos, unas gotas de leche y hacía una pasta, que iba aligerando poco a poco con la leche. De paso me imaginaba que estaba cocinando de verdad XD

    Lo de rebañar los restos de masa era lo que más me gustaba :)

    3 diciembre, 2014 at 15:43
  • AF Reply

    A nadie le gustaba el bocata de margarina con sal ?. y chupar del bote de limón exprimido?. De todas formas también me apuntaba a comer nocilla a cucharadas y sigo…… Quemar nubes i patatilla por supuesto ,pero sin comerlas!!

    3 diciembre, 2014 at 18:39
  • Mi Ceres Reply

    Mi vicio era meter un dedo en la leche condensada La Lechera, y todavía de vez en cuando lo hago, es que esta de ricooooooooooooo¡

    3 diciembre, 2014 at 21:44
  • Irene Reply

    Jajaja! No me acordaba de lo de coserse los dedos! Qué bueno, yo también lo hice y era guay! Yo he hecho la mayoría de las cosas, pero no lo de comer hormigas….puaaj!. Por cierto, nadie se comía las pastillas de lacteol, que venían en tubitos de plástico y que eran para la diarrea o el dolor de barriga? Tenían un tacto como de talco, y un sabor riquìsimo. Mi hermana y yo nos zampábamos los botes a espaldas de nuestros padres!!

    4 diciembre, 2014 at 01:55
  • maria jose reyes marin Reply

    Yo no he hecho nada de lo q comentais. A mi me gustaba pegarle fuego a,los,hormigueros para q salieran todas las hormigas y mojar las roscas y picatostes en la coca cola.

    4 diciembre, 2014 at 02:19
  • Minxie Reply

    Para Irene: Diossss…. me acabas de dejar sin palabras…. El lacteol… ¿Cómo he podido olvidar que nosotros también nos lo comíamos sin venir a cuento?… Esos tubitos de plástico y las pastillas blancas… Y lo único que me queda confuso es si el bote del CALCIO 20 era transparente o violeta… Yo recuerdo la misma botella larga de cristal pero en color violeta. Si alguien lo puede cerciorar me quitaís un peso de encima. Y gracias a Irene por el super-mega flash de memoria.

    4 diciembre, 2014 at 15:40
    • Luisco Reply

      Creo que la botella era transparente. El jarabe de color blanco estaba delicioso. Y qué me dices de esa especie de chupachups con sabor a fresa que se compraban en la farmacia para cuando tenias llagas en la boca?.
      Ah, y comerse los cerditos (esas gallletitas saladas que venian en bolsa) poco a poco, primero las patitas, luego la cola, la nariz y al final el cuerpo.

      4 diciembre, 2014 at 23:25
      • Anónimo Reply

        Ahora soy yo el que ha tenido un flashback gracias a Luisco. Recuerdo esas cosas que vendían en la farmacia para las heridas en la boca. Tenían un palo de plástico plano, y el “caramelo” era cilíndrico y rojo, ligeramente gomoso y estaba muuuy bueno.

        16 enero, 2015 at 00:27
    • Anónimo Reply

      el bote del calcio 20 era transparente y el que dices violeta no se si te referiras a uno tono azul mecanico que era de agua de azahar.

      5 febrero, 2015 at 23:05
    • paqqui Reply

      era transparente y recuerdo que venia divujado una lombriz larga una botellita de cristal

      28 junio, 2015 at 08:15
  • Lara Reply

    Yo sigo comiéndome el Colacao a cucharadas…

    4 diciembre, 2014 at 19:06
  • Marta Reply

    Yo sigo comiendo el nesquick a cucharadas cada mañana, despues de ponerme en la leche, una cucharada directa a la boca.
    En unas colonias con el cole nos llevaron a una excursion por la montaña y nos enseñaron lo que se suponía que eran huevos de hormiga, nos preguntaron quién se atrevía a comérselos y yo fui la única. Eran como piñones, pero no sabían a nada…
    Me apunto “recetas” de las que habéis dicho para probarlas, lo que también está muy bueno es plátano con mayonesa.

    4 diciembre, 2014 at 22:29
  • anonimo Reply

    Tirar un pedo en la cama y meter la cabeza dentro de la sabana para olerlo entero

    5 diciembre, 2014 at 13:42
  • Minxie Reply

    Los chupa-chups para las aftas dr la boca se llamaban ORALSONE pero a mi nunca me las curaron por muchos que usé :-( y otra guarrada superior era jugar a ser como los mayores recogiendo colillas del suelo y haciendo como que las fumabas Alucino con que estemos vivitos y coleando….

    7 diciembre, 2014 at 01:15
  • miguel angel hidalgo Reply

    YO SI ME ACUERDO que mordia la capucha del boli en clase,cuando me ponía nervioso y en la clase de religión me dedicaba a comer pipas con compañeros,y pasabaos un cachondeo,y también lo de tocar timbres puertas y salir corriendo,.

    7 diciembre, 2014 at 09:33
  • laura Reply

    A veces mis hermanos y yo, metíamos las aceitunas en un vaso de coca cola y jugábamos a que éramos mayores tomando algún cocktail xD dios… También me gustaban las aspirinas infantiles así “a palo seco” xD ese saborcillo agridulce… jajajajaajajja

    8 diciembre, 2014 at 22:13
  • Manuel Reply

    Después de cerciorarme de que nadie lo hacía o al menos nadie lo cuenta, lo suelto. Nosotros lo que hacíamos era campeonatos de quien aguantaba más un puñado de sal de frutas ENO en la boca.

    9 diciembre, 2014 at 09:19
  • Sara Reply

    Yo lo del cola cao sigo haciéndolo cada mañana y ya tengo 37 años!!

    10 diciembre, 2014 at 12:44
  • Fer Reply

    Lo de la leche condensada era tremendo, mi madre tuvo que dejar de comprarla, porque aunque la escondiera acabábamos encontrándola :)
    Y lo de chuparse una herida…Es lo más natural del mundo, la saliva tiene propiedades coagulantes y todos los animales se lamen las heridas… Si, sigo haciéndolo.
    Hormigas y mosquitos he comido, por accidente… EL amargor de estas se debe al ácido fórmico.

    10 enero, 2015 at 16:18
  • Cosas que se echan de menos de cuando éramos niños - Yo fui a EGB Reply

    […] Cosas asquerosas que todos hemos hecho alguna vez y que nos encantaban Cosas que deseábamos hacer cuando fuésemos mayores y que no son para tanto Doce cosas que todos hacíamos de pequeños y que ahora estarían mal vistas o prohibidas Cosas que odiábamos de nuestra época de estudiantes Aquellas cosas que nos tocaba hacer de pequeños (y que odiábamos) […]

    14 enero, 2015 at 06:00
  • Montaña Reply

    Si compro leche condensada para hacer algún postre, siempre siempre meto el dedo o cojo una cucharada para mí.
    Lo de tomar una cucharada de colacao a pelo lo sigo haciendo aunque a veces me vaya por mal lado empiece a toser y lo ponga todo perdido. Incluso si tengo tiempo ando jugando con los grumitos.
    Y conocí a una persona que como guarrindonguería, echaba nocilla a las lentejas.

    14 enero, 2015 at 20:46
  • Anónimo Reply

    Mi madre, muy de vez en cuando, nos hacía bocadillitos de galletas Maria con mermelada de fresa que se dejaban de un día para otro para que se reblandecieran. Estaban buenísimos. Y otra cosa que está de rechupete es comerse un donuts de azúcar y un quesito a bocaditos, alternándolos, y sesos rebozados fritos y espolvoreados de azúcar… No son guarrerías, pero dudo que se hagan ahora.

    15 enero, 2015 at 22:28
  • Anónimo Reply

    mi madre cuando estaba enferma me daba una yema de huevo cruda en un vaso con muchas cucharadas de azucar ,

    5 febrero, 2015 at 23:13
    • mamen Reply

      Mi abuela me echaba también jerez dulce con las yemas y el azúcar , pero ella me lo preparaba porque no comía y según ella eso daba vitaminas y provocaba el hambre…..ahora me comería a Dios por los pies, si me viera, ahora no me hace falta ese potinje jeje, pero a mí me sabía bueno!!

      27 junio, 2015 at 16:19
  • Anónimo Reply

    Yo quitaba los pistilos de las campanillas de las flores y los chupaba. Todo un arte porque si lo hacías mal no salía y te la cargabas… sabía dulce jajjajjaj

    27 junio, 2015 at 11:18
  • emma Reply

    a mi hermano le encantaba la tortilla de ketchup, me dio por probarla y …..asco total pero la comí. Nocilla con chorizo, mezcla de fanta y coca-cola, aunque lo de la leche condensada era mi deporte nacional jajajaj

    27 junio, 2015 at 11:46
  • Roger Reply

    Todos menos el de las hormigas (vaya marranada, por suerte siempre me han dado asco los insectos) y el del blandiblub, porque nunca me compraron.

    Otra cosa: tomar tranchetes rellenos de polvo de colacao: diarrea asegurada.

    27 junio, 2015 at 13:25
  • Teresa Reply

    Yo las he hecho todas menos chupar el Blandiblup. Y algunas aún las hago.

    27 junio, 2015 at 14:02
  • Monica Camoins Cobo Reply

    Lo mio era el bocadillo de cola cao, voy para 44 y aun me encanta y lo hago ;P abro el bocata y le echo mucho aceite (que quede bien pringado) le espolvoreo el cola cao y azucar por encima y con la misma cuchara lo aplasto todo para que quede bièn impregnado del aceite, esta de vicio y otra cosa que tambièn hacia era pelar las pipas y echarlas en un vaso de gaseosa, le dejaba un rato y luego me lo tomaba todo junto, estaba buenìsimo

    27 junio, 2015 at 14:21
  • Monica Camoins Cobo Reply

    y tambien me hacia mis galletas principe, con dos galletas maria y les echaba nocilla y las pegaba o con quesitos y azucar

    27 junio, 2015 at 14:27
  • Anónimo Reply

    Comer gelatina de cocacola con Tostarica
    Bocatas de patatas chips
    Mezclar chicles con Juanolas. Eso solo lo hice una vez porque el chicle se convertia en algo parecido a serrín y era asqueroso
    Mojar las Juanolas en su cajita, mezclarlo con el capuchon del boli e ir chupando esa pastita… mmmmm

    27 junio, 2015 at 16:29
  • susana Reply

    la nube quemada o jamoncito como yo lo llamo estaba a mi gusto asqueroso, solo lo hice una vez, lo demas menos morder la goma, comer hormigas y lo de la lata de leche condensada no lo he hecho ni¡unca( la leche condensada no me gusta, si lo hacia mi hermano jajaja)chupar blandi blu no lo recuerdo, creo que tp lo he hecho, todo lo demas si, y lo sigo haciendo, sobre todo lo de la cucharada de colacao jajaja

    27 junio, 2015 at 17:05
  • Anónimo Reply

    Lo del colacao alguna vez lo sigo haciendo yo solía llenar el vaso de leche con colacao y azúcar y luego una montaña de galletas no había quien se lo comiera a no ser obligados Jajajajjaj pero mi hermano ora peor mojaba la galleta en fanta naranja que asco me daba y que recuerdos…

    27 junio, 2015 at 17:09
  • Mary Reply

    Yo lo del colacao la leche condensada y la nocilla es lo que e hecho aunque aún sigo comiéndome la cucharada de colacao pero ya sin azúcar que antes lo mezclaba todo y las nubes me siguen gustando quemarlas así están más ricas Jajajajjaj pero la verdad que muchas guarradas y que Buenos recuerdos

    27 junio, 2015 at 17:19
  • María Reply

    Mojar las galletas maria. O pan en agua y comertelas estaban buenisimas

    27 junio, 2015 at 17:38
  • Anónimo Reply

    Y chupar los bolis bic hasta que se les salía la tinta y te pringabas entera

    28 junio, 2015 at 00:58
  • paqqui Reply

    calcio 20 era una botella transparente recuerdo que venia dibujado una lombriz o culebra larga era muy dulce y empalagoso

    28 junio, 2015 at 08:25
  • José calderon Reply

    Y nadie ha probado el bocata de nocilla con papas??!

    28 junio, 2015 at 09:41
  • El niño vampiro Reply

    Yo lo de meter el dedo en el tarro de Nocilla lo hacía en el súper. En aquellos tiempos todavía no estaban protegidos por un plástico, y arrasaba con todos los tarros.

    20 septiembre, 2015 at 11:20
  • Isabel Isa Isa Reply

    Creo que falta el spray de nata, quien no se ha metido el spray en la boca para ver cuanta nata cabía, tengo que confesar que alguna vez compro un bote de spray y sale la niña que hay en mi :) . Algunas de las guarradas que aquí aparecen las he hecho pero no todas.

    20 septiembre, 2015 at 12:47
  • santi Reply

    Sigo haciendo muchas de ellas con 34 años :P

    20 septiembre, 2015 at 13:49
  • Juan Reply

    Añadiría comer bechamel con colacao o con ketchup. :)

    20 septiembre, 2015 at 14:02
  • Silvia Reply

    Mi hermana y yo nos empinábamos el bote de Pranzo. Era un jarabe para que nos entraran ganas de comer… Comer no sé… pero daba un sueño brutal. Y como nos tomábamos un bote sin pensarlo luego nos íbamos durmiendo por las esquinas. Es que sabía a fresa… Jajajaja.

    20 septiembre, 2015 at 14:08
  • Claudia Reply

    Yo mojaba las patatas en coca cola (todavía lo hago) y los sandwich de nocilla con jamón de york, qué buenos!

    20 septiembre, 2015 at 21:56
  • Albert Reply

    Yo quemaba nubes con una prima mia y nos encantaba

    2 febrero, 2016 at 11:21
  • marian Reply

    a mi hermano le gustaba el bocadillo con chorizo,queso y mayonesa, a mi me parecía asqueroso

    2 febrero, 2016 at 16:08
  • Anónimo Reply

    Yo lo sigo haciendo y voy a cumplir 40, menos lo de las hormigas (me dan pánico todos los bichos) y lo de la goma.

    2 febrero, 2016 at 19:19
  • Natalia Reply

    Beber a morro y a escondidas de la botella de Calcio 20

    2 febrero, 2016 at 22:40
  • Natalia Reply

    También meterse una cucharada de sal de frutas en la boca para que salieran espumarajos

    2 febrero, 2016 at 22:44
  • Natalia Reply

    Otra cosa guarrindonga era llenar una cucharada de leche en polvo, pegarla al paladar y recubrirla con saliva para irla chupando. Duraba un buen rato.

    2 febrero, 2016 at 22:46
  • La Mar Salada Reply

    Y Q me decís de los yogures naturales con cola cao?? Pecataminuta.. Mmmmm rico rico

    3 febrero, 2016 at 00:01
  • Anónimo Reply

    decir Constantinopla comiendo un polvoron

    3 febrero, 2016 at 18:28
  • Anónimo Reply

    recetas EGBeras jejeje

    3 febrero, 2016 at 18:31
  • Xavi Reply

    Lo de meter el dedo en el bote de nocilla, lo sigo haciendo……que rico

    1 octubre, 2016 at 10:30
  • Cristins Reply

    Pero esa va pasando a las generaciones siguientes porque mis hijos mezclan igual que se hacía antes y se comen el cola cao

    1 octubre, 2016 at 10:56
  • Cristina Reply

    Pero esa va pasando a las generaciones siguientes porque mis hijos mezclan igual que se hacía antes y se comen el cola cao

    1 octubre, 2016 at 10:56
  • Ugui Reply

    Hacer catapulta con la comida en la cuchara jajajaja.
    O hacer burbujas con la pajita en los refrescos.

    1 octubre, 2016 at 12:35
    • nahoki Reply

      Lo de hacer burbujas con las pajitas lo hice infinadad de vences y sorber para apurar la bebida en cuestion

      2 octubre, 2016 at 02:49
  • nahoki Reply

    A veces en navidades coger uno o dos polvorones y echarlos en un tazón de leche con colacao removerlo todo y tomárselo estaba muy bueno el mejunguillo resultante pero llenaba y daba unos do,ores de barriga impresionantes

    2 octubre, 2016 at 02:54

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies