Rayuela

Diez cosas que no hacemos desde que éramos pequeños y que deberíamos recuperar

Son cosas totalmente inofensivas que todos hacíamos de pequeños y que, sin saber muy bien por qué, un día dejamos de hacerlas.

Hoy reivindicamos volver a recuperarlas, dejar salir ese niño que todos llevamos dentro y no cortarnos un pelo. Estas son nuestras diez cosas que no hacemos desde pequeño y que deberíamos recuperar, ¿alguien se anima?

Cruzar el paso de peatones pisando solo las líneas blancas

paso-peatones

Entregar todos los informes con un clip en forma de corazón

corazones-clips

Pisar una lata para hacernos un tacón

tacon-con-lata

Capar todos los capuchones de boli que te encuentres

capuchon boli capar

Pensar que nuestro mayor deseo se cumplirá si encestamos una pelota de papel

pelota-papel

Hacer un agujero al bote de leche condensada y dejarlo como si allí no hubiera pasado nada

La-lechera

Decir que el juego esta cerrado con llave y candado y que has tirado la llave al fondo del mar cuando quieres que alguien se aleje

candado

Hacer confetti con el taladro de papel y que empiece la fiesta

confetti

Subirte al tobogán

tobogan

Poner el termómetro en la bombilla ese día que necesitas quedarte en la cama

termometro

También puedes ver:
Doce cosas que todos hacíamos de pequeños y que ahora estarían mal vistas o prohibidas
Cosas que deseábamos hacer cuando fuésemos mayores y que no son para tanto
Diez sintonías que todos tarareamos en situaciones muy concretas
Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás
Diez olores de tu infancia que jamás olvidarás (II)

Share this post

Comentarios (32)

  • Gonzalo Reply

    Veo tu “Subirte al tobogán” y lo mejoro con “Escalar el tobogán por el lado contrario”

    10 noviembre, 2014 at 18:41
    • ana madueño Reply

      lo de los pasos de ebra lo sigo haciendo gracias a mis hijos. y que me decis de espiar desde el pasillo las pelis de miedo que veian nuestros padres?

      10 noviembre, 2014 at 19:41
      • dani Reply

        Me has matado con lo de las pelis en el pasillo…

        11 noviembre, 2014 at 02:19
    • lali Reply

      Eso mismo hice yo, tengo una bonita cicatriz del borde del tobogan en mi espinilla! Pero qué bien me lo pasaba!

      11 noviembre, 2014 at 04:59
    • julia Reply

      LOS VEO Y SUBO CON TODO al “colgarse boca abajo de las piernas en las barandillas” o cualquier columpio del parque. Lo del tobogán… cualquiera puede hacerlo, pero lo otro… ay!! quién pudiera!!!! ya lo dijo sherlok holmes: hacerlo un rato de vez en cuando mejora el razonamiento!! a la vez que relaja al estirar la espalda :) y no se qué más jiji

      12 octubre, 2015 at 23:25
  • Rosa Reply

    Yo no me hago tacones con las latas porque ya no me cabe el pie U.U

    Pero lo del confeti con el talado de papel, no he dejado nunca de hacerlo jajaja

    10 noviembre, 2014 at 18:54
  • xavier Reply

    No se el tio del tobogan un poco mayorcito .no?

    10 noviembre, 2014 at 19:33
  • Diego Reply

    Tener tiempo para estar aburrido.

    10 noviembre, 2014 at 20:06
  • HIART Reply

    Mas de un golpe me he dado bajando por los toboganes de ahora q son tipo tubo.Y en los columpios de estos de dar con los pies aunq ahora tengo mas culo q antes pero en algunos entro y lo paso mejor q antes jajajjajajaj

    10 noviembre, 2014 at 20:48
  • ester Reply

    Este verano les intente contar a mis hijos y mis sobrinos como se jugaba al truque y me miraban como pensando “mi madre esta loca saltando”

    10 noviembre, 2014 at 21:31
  • mari Reply

    ET dio muchas ideas para pirar clase con la luz y el termómetro

    10 noviembre, 2014 at 21:31
    • julia Reply

      yo solo lo probé una vez, y no me funcionó, y eso que ya estaba enferma :( aun no me he enterado si es cierto que funcionaba XD

      12 octubre, 2015 at 23:30
  • emma ruiz Reply

    Eso del termómetro se acabo. Cosas de la era digital.

    10 noviembre, 2014 at 23:16
  • Inmaculada Reply

    Subirte a los columpios y darte impulso para bajar al suelo

    11 noviembre, 2014 at 01:14
  • Pelícano Reply

    Correr, correr y correr y no cansarte nuncaaaaaa…. Y saltar bancos y muros y sentirte ligero como una pluma

    11 noviembre, 2014 at 09:36
  • Sara Reply

    Uy, pues yo a mis recien estrenados cuarenta aun me subo a los toboganes por detrás y por delante, cruzo los pasos de peatón pisando solo las rayas blancas, camino por la calle sin pisar las grietas y hago montoooooooooones de confeti!!!
    Claro, tener un niño de tres años y medio igual tiene mucho que ver… jajajaja!

    11 noviembre, 2014 at 12:19
  • Martin Mcfly Reply

    Pasar una hoja en blanco en clase para que los compañeros te hiciesen una dedicatoria.
    Forrar la carpeta con fotos de tus idolos juveniles.
    Enviar una nota secreta a la chica que te gustaba.

    11 noviembre, 2014 at 12:56
    • julia Reply

      madre mia las dedicatorias!! eso era una industria escolar, producción en cadena!! jajaj yo q sigo la página no me daba cuenta, no recuerdo ninguna pero ay me sabia un montón, menos mal que guardo cartas de una excursion de “Esculeas Viajeras” (con otras CCAA) y ahi abundan, así que va una de dedicatorias, a elegir las más conocidas o mejores :D

      12 octubre, 2015 at 23:35
  • Charly Reply

    meter una botella de agua vacía entre el guardabarros y la rueda de la bicicleta para imitar el sonido de una motocicleta

    11 noviembre, 2014 at 14:43
  • miguel Reply

    Yo sigo haciendo lo del paso de cebra y lo de los bolis.

    11 noviembre, 2014 at 17:05
  • MARIA Reply

    YO ALGUNA VEZ TOCO ALGUN TIMBRE Y ME VOY CORRIENDO … NO SE AVER ESTA MAL PERO ME HACE SENTIR JOVIAL JAJAA TAMBIEN ANDAR Y CORRER BAJO LA LLUVIA PISAR CHARCOS Y SEÑALAR CON EL DEDO JAJAJA

    11 noviembre, 2014 at 17:13
  • Arthur Reply

    Pues yo metí un termómetro en una leche con colacao caliente y reventó, y la hostia que me dio mi madre también.

    11 noviembre, 2014 at 18:06
    • Rubén Reply

      A mi me pasó lo mismo pero con el mechero. Tenía prisa en que subiese la temperatura. Aquel día si que fui bien calentado a clase, la virgen!

      12 noviembre, 2014 at 11:56
  • pakito Reply

    Yo Sigo Saltando sobre los colchones que están tirados al lado de los contenedores de basura

    11 noviembre, 2014 at 20:11
  • carlos Reply

    Y escalar todo lo que levantaba algo del suelo, meterse en los portales de las casas, que antes estaban todos abiertos sobre todo las de las casas viejas, para explorar las escaleras. ¡Escribir la carta a los Reyes Magos!. Aprenderse poesías de Gloria Fuertes o de Maria Elena Walhs. Pasar de hacer los deberes para leer a escondidas tebeos ocultos bajo los libros. Leer dentro de la cama con una linterna.

    11 noviembre, 2014 at 21:05
  • miguel angel hidalgo Reply

    pues mira cosas que no se hacen cuando eramos pequeños,jugar a las canicas ,a la peonza,al escondito,al balón prisionero,que eso jugaba mucho en gimnasia,a beso,verdad,o atrevimiento,quien no se acuerda,cuando te tocaba besar a la chica que elegias,eso se ha perdida,y en el caso chicas recuerdo cuando jugabais a la comba,la goma,todo eso queda para recuerdo porque se ha perdido todo eso.

    13 noviembre, 2014 at 17:38
    • julia Reply

      es una pena, hay cosas que vuelven pero las menos, sobretodo juguetes que vuelven, pero lo que es juegos… no sé, hay muchos que se los enseñan a sus hijos y estos unos a otros… pero con tanto juguete y con las peliculas y las tecnologias… :( :( yo jugué tanto a la goma que no se como me olvidé. Y el hulla hop (el aro le llamabamos nosotros)!! nosostros decíamos Beso verdad o consecuencia :)

      12 octubre, 2015 at 23:39
  • Marta Reply

    ¡Colecciones de cromos! Aunque yo el año pasado me hice una para recordar viejos tiempos y ahora he visto otra en el quiosco que me hace tilín, así que seguro que acabaré comprándola. Los nervios de abrir los sobres a ver qué sale e ir al Mercat de Sant Antoni de Barcelona un domingo a conseguir los últimos que te faltan, ¡es indescriptible!

    15 noviembre, 2014 at 23:47
  • Diez cosas que veíamos como normales y que hoy no serían ‘políticamente correctas’ - Yo fui a EGB Reply

    […] que ahora estarían mal vistas o prohibidas Diez juguetes que hoy estarían mal vistos o prohibidos Diez cosas que no hacemos desde que éramos pequeños y que deberíamos recuperar Diez sintonías que todos tarareamos en situaciones muy concretas Diez olores de tu infancia que […]

    21 enero, 2015 at 16:26
  • Inventan un papel burbuja de embalar que no explota, ¿dónde está la gracia? - Yo fui a EGB Reply

    […] puedes ver: Diez cosas que no hacemos desde que éramos pequeños y que deberíamos recuperar Doce cosas que todos hacíamos de pequeños y que ahora estarían mal vistas o prohibidas Cosas que […]

    6 julio, 2015 at 18:41
  • julia Reply

    Tomarte hasta 3 helados en el mismo día!!! :D

    12 octubre, 2015 at 23:41
  • Ximena Reply

    Yo trabajo en un cole. Lo de tirarme por el tobogan y a veces lo de subir por la rampa (solo cuando no entro por la escalera de acceso) lo sigo haciendo

    13 octubre, 2015 at 07:57

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies